Skip to main content

¿Merece la pena comprar el planchador de camisas y blusas de Lidl?

maniqui lidl

08/09/2021 - 14:55

El planchador de camisas de Lidl, uno de los electrodomésticos más deseados de la cadena alemana, está de vuelta. Pero, ¿merece la pena comprarlo? Estos son sus pros y sus contras.

Hace unos días, el planchador de Lidl volvió al bazar online del supermercado. Este curioso electrodoméstico se convirtió en uno de los más vendidos el año pasado y, aunque la primera remesa se agotó con rapidez, ahora vuelve a haber stock. 

En esta ocasión no es el maniquí de planchado de SilverCrest que conocimos en 2020, sino el planchador de camisas y blusas Cleanmaxx, un modelo con unas prestaciones similares y el mismo precio, 59,99 euros.

El maniquí de planchado es un electrodoméstico que empezó a comercializarse hace algunos años como una evolución de las planchas verticales. Simplifica la tarea de secar y planchar la ropa para que el usuario no tenga que hacer prácticamente nada, tan solo colocar las prendas, pulsar un botón y esperar. 

Nosotros tuvimos la oportunidad de analizar a fondo el maniquí de planchado del SilverCrest y, aunque no es exactamente el mismo modelo que ahora mismo está a la venta, como decíamos sus características y prestaciones son muy parecidas. 

Si te estás planteando hacerte con él ahora que vuelve a estar a la venta, seguro que te preguntas si merece la pena comprar el planchador de Lidl.

 Para ayudarte a tomar una decisión, vamos a repasar las ventajas y los inconvenientes de este electrodoméstico.

Ventajas del planchador de Lidl: facilidad de uso y ahorro de tiempo

Una de las principales ventajas del planchador de camisas y blusas de Lidl es la facilidad de uso. Una vez montado el maniquí, tan solo hay que colocar la prenda y ajustarla utilizando los clips de contrapeso. Después, no hay más que pulsar un botón y esperar a que el electrodoméstico seque y elimine las arrugas.  

En nuestras pruebas, el tiempo de planchado fue de entre 5 y 10 minutos, en función de las características de la prenda. Lo bueno es que ese tiempo puedes dedicarlo a hacer otras cosas, no como sucede con la plancha convencional. 

Otro de los puntos fuertes del planchador de Lidl es que ofrece buenos resultados. A nosotros nos sorprendió gratamente y nos dejó la sensación de que la prenda literalmente se plancha sola. 

Por lo tanto, es una solución interesante para las personas que no tienen mucha pericia con la plancha.

El consumo elevado de electricidad, el principal inconveniente

No obstante, este electrodoméstico no es perfecto y también tiene algunas desventajas. Por un lado, el maniquí de planchado que vende Lidl solo plancha prendas superiores y no sirve para pantalones o faldas. En Amazon se vende el accesorio para prendas inferiores aparte a un precio de 43,41 euros.

La principal desventaja del planchador que vende Lidl es que tiene un consumo muy elevado de electricidad, algo que hay que tener en cuenta ahora que la luz está por las nubes. En nuestras pruebas comprobamos que su consumo oscila entre los 1.650 W y los 1.960 W, es decir casi 2.000 W de pico, una cifra que está a la altura de centros de planchado semiprofesionales.

A la vista de las ventajas y los inconvenientes, podemos decir que el planchador de camisas y blusas de Lidl es una buena compra si no se te da bien planchar o no tienes tiempo para dedicarle a esta tarea. Ofrece buenos resultados sin necesidad de que inviertas tiempo en el proceso de planchado.

En cambio, si esta tarea doméstica no te supone una gran carga y prefieres ahorrar en la factura de la luz, quizá no es un electrodoméstico indicado para ti.

Y además