Skip to main content

La OCU pide hasta 150 euros de indemnización para los propietarios de ciertos modelos de impresoras domésticas

Impresora

04/05/2021 - 10:31

HP ha lanzado una actualización del firmware de sus impresoras que la OCU considera como engañosa y desleal. Pide una indemnización para todos los usuarios que se han visto afectados por esta actualización. 

La Organización de Consumidores y Usuarios de España se suma a la iniciativa tomada por instituciones similares en otros países europeos contra la empresa de tecnología HP (Hewlett Packard). Se la acusa de perjudicar a sus usuarios al cambiar el firmware de sus impresoras y no admitir cartuchos de otras marcas.

La venta de cartuchos es una de las principales fuentes de ingresos en el mercado de las impresoras. Estos dispositivos se venden a un precio muy competitivo para después vender todos los repuestos de tinta durante los muchos años de vida que se usa la impresora. Sin embargo, HP ya ha sido condenado en Estados Unidos y la Unión Europea por incumplir su promesa de compatibilidad entre sus impresoras y los cartuchos de otras marcas con los que ofrecía más opciones de compra al usuario.

HP "durante mucho tiempo ha anunciado que sus impresoras eran compatibles con cartuchos que no fueran de su marca, en la práctica no sucede así", explica la OCU en su comunicado. La compañía cambió el firmware de sus impresoras en una actualización sin previo aviso obligando a todos sus clientes a utilizar cartuchos de tinta de HP.

Tras actualizar la máquina, los usuarios se han encontrado con mensajes de error que impedían instalar cartuchos de otras marcas en la impresora. Algunos han podido instalar cartuchos de HP, más caros que otros modelos, o incluso, algunos se han visto obligados a comprar una nueva impresora. 

Tanto la OCU como las instituciones hermanas de Bélgica (Test Achats), Brasil (Proteste), Italia (Altroconsumo) y Portugal (DECO), las cuales se encuentran la mayoría bajo el marco de Euroconsumers en la Unión Europea consideran esta práctica engañosa, al haber promocionado otra cosa; perjudicial y gravosa para los usuarios que ahora deben gastar más dinero comprando los cartuchos de HP; anticompetitiva con las demás marcas del mercado y poco sostenible para el medioambiente.

Por todos estos motivos, HP ha sido condenada a una multa de 10 millones de euros por la Directiva sobre prácticas desleales en la Unión Europea. Esta Directiva permite que se apliquen cargos similares en cada país miembro, por eso la OCU y las demás organizaciones reclaman una compensación de 150 euros para cada afectado. En Estados Unidos HP llegó a un acuerdo con las autoridades y ha indemnizado a cada demandante entre 100 y 150 euros.