Skip to main content

Revolution Pi, el mini PC industrial basado en Raspberry Pi

Revolution Pi

28/01/2020 - 22:49

Estamos acostumbrados a explorar todo tipo de proyectos de Raspberry Pi en entornos domésticos y educativos. Pero esta pequeña y maravillosa placa computacional también puede ser de gran utilidad en proyectos industriales. Así lo ha visto la compañía Kunbus, que ha presentado Revolution Pi, su plataforma de PCs industriales basados en Raspberry Pi.

Revolution Pi no es una Raspberry Pi con una nueva carcasa, como hemos visto en tantas ocasiones, sino una verdadera plataforma industrial basada en este mini PC. Adaptada para cumplir con la normativa EN 61131-2 y IEC 61131-2 de la industria, para conectarse directamente a la cadena de manufacturación de las fábricas.

Se compone de cinco módulos base y ocho módulos de expansión, que utilizan el sistema operativo Raspbian. Por tanto son compatibles con la mayoría del software que ya existe para Raspberry Pi, aunque dispondrán de software propio adaptado a sus características.

Revolution Pi

Los módulos base se llaman Revolution Pi Connect, Connect+, Core 3, Core 3+ y Core. Disponen de su propia carcasa y sistema de refrigeración, para rendir en condiciones extremas.

Cada módulo base comparte el mismo hardware que vamos a ver a continuación, pero tiene diferentes conectores Ethernet, USB, micro HDMI y micro USB, para adaptarse a distintas necesidades, dentro de las fábricas.

El hardware base es el siguiente:

  • Procesador Broadcom BCM2835, BCM2837 y BCM2837B0 con velocidad de reloj de hasta 1.2 GHz
  • Memoria RAM: 512 MB o 1 GB
  • Memoria Flash: entre 4 y 32 GB
  • Fuente de alimentación: 12 a 24V
Raspberry Pi

Raspberry Pi 4 Model B

Nueva Rapsberry Pi 4 Model B con procesador Broadcom de 4 núcleos a 1,5 GHz y dos puertos micro HDMI. Reproduce vídeos 4K a 60 fps en dos monitores. Con WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0 y USB Tipo C. Se vende con 1, 2 o 4 GB de RAM.

A estos módulos base, necesarios para ejecutar el software, se le pueden conectar varios módulos de expansión, llamados I/O Digital, I/O analógico, puertas de entrada y buses. Incluyen diferentes sensores analógicos y digitales, y conectores que usan las máquinas que se utilizan habitalmente en las fábricas, para conectarse directamente a ellas.

Revolution Pi parece una propuesta interesante, porque las compañías industriales se pueden aprovechar de la versatilidad y el pequeño tamaño y consumo de la Raspberry Pi.

Eso sí, estos Mini PC industriales no son baratos. Al menos, en el entorno Pi. Ya están a la venta en la web de Kunbus con precios que oscilan entre los 242 y los 362 euros de los módulos base, y los 115 y 322 euros de los módulos de expansión.