Skip to main content

Trump sigue usando su iPhone, y podría estar intervenido por China y Rusia

Donald Trump

27/10/2018 - 07:47

¿Qué teléfono tiene Donald Trump? Un iPhone. ‘’¿Y qué?’’, diríais algunos. Sí, si Trump fuera una persona ‘’normal y corriente’’, esto no tendría más misterio, pero resulta que el presidente de los Estados Unidos no puede ir por ahí con un iPhone. Y es que, no hay teléfonos inexpugnables, y el iPhone, desde luego, no lo es, lo que podría provocar que fuera intervenido, como parece ser el caso.

Cuando alguien llega a la presidencia de los Estados Unidos, el servicio secreto le entrega un teléfono completamente modificado para que pueda realizar sus gestiones a través de él de la manera más segura posible. Esto, claro, también se le ofreció a Donald Trump, pero el magnate, y actual presidente de EE.UU., lo ha rechazado en continuas ocasiones. Aunque menos mal que, al menos, dejó de lado el S3...

Trump utiliza su iPhone de un modo muy personal, lo que significa que tiene un teléfono completamente inseguro, y lo usa tanto para llamadas personales como de negocios o de asuntos de estado. Y el asunto es grave, ya que un nuevo comunicado de la Agencia de Seguridad Nacional afirma que tanto China como Rusia tienen intervenido el teléfono de Trump.

Aunque se trata de un iPhone corriente, el servicio de inteligencia realizó modificaciones en el software, pero no es tan seguro como el móvil que están intentando que acepte el presidente, y esto ha provocado, siempre según el nuevo informe de la inteligencia norteamericana, que China y Rusia estén al corriente de todo lo que dice Trump.

Los planes de Rusia no han sido revelados, pero parece que China estaría intentando aprender del entorno de Trump… e influenciar en el círculo cercano al presidente. Y no, no es el primer presidente que usa un teléfono inseguro, pero el que estuvo antes lo hizo con bastante más cabeza.

Obama también tenía un iPhone, pero solo como teléfono auxiliar. No llamaba con él y solo recibía correo de una cuenta segura. Lo utilizaba para realizar tareas cotidianas, pero siempre guardando un mínimo interés por su privacidad y utilizando el móvil que aporta el servicio de inteligencia.

A Estados Unidos seguro que le preocupa el móvil que usa Trump, pero parece que a China y Rusia le viene de perlas...