Skip to main content

Twitter mete en problemas a Elon Musk, que es investigado por fraude

Elon Musk, Tesla

20/09/2018 - 07:55

No está siendo un mes de septiembre demasiado cómodo para Elon Musk. El presidente de Tesla es, además, un usuario de Twitter de lo más activo, y demuestra que no se corta un pelo a la hora de contestar a usuarios de sus productos y a los curiosos, pero tampoco a la hora de insultar a alguien. Y Twitter puede costarle un disgusto por lo que dijo sobre privatizar Tesla.

Y es que, es el mismísimo Departamento de Justicia de Estados Unidos, o DOJ, el que ha emprendido una investigación sobre Tesla por fraude. Y esto llega justo cuando el magnate ha sido demandado por uno de los buzos que participó en el rescate de los niños atrapados en una cueva de Tailandia, y poco después de la polémica de la marihuana y de insultar gravemente a un periodista.

Pero volvamos a la privatización de Tesla. Tesla es una compañía pública desde hace ocho años, pero un mensaje reciente en Twitter hizo saltar todas las alarmas sobre una posible privatización. Tanto es así que se ha especulado sobre quién podría comprar Tesla, y también se envió un mensaje al día siguiente para ''tranquilizar'' a los empleados.

Parecía que todo iba a quedar ahí, en un nuevo desliz de Musk en Twitter, pero el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha iniciado una investigación criminal, concretamente, por fraude. Y es que, parece que Tesla recibió una citación justo después del desafortunado mensaje en Twitter que instaba a la empresa a entregar una serie de documentos al DOJ.

Parece que, desde Tesla, enviaron la documentación, y un matiz importante es que era una solicitud voluntaria, lo que quiere decir que no hubo ningún proceso formal entre medias. Sin embargo, parece que el DOJ sí iba en serio, y la investigación para ver qué pasa y si los tuits de Musk iban en serio, o no, está en marcha.

Además, el Departamento de Justicia no son los únicos tras el asunto, ya que también está ahí la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. Y es que, parece que una empresa pública no puede comunicar así su estrategia, ya que hay una serie de normas muy claras sobre cómo pueden hablar de la estrategia de cara a los inversores, y los mensajes de Musk provocaron que las acciones subieran, lo que llevó a la especulación.

Veremos dónde queda todo este asunto con Tesla, compañía por la que no dejan de desfilar ejecutivos. Al menos, parece que SpaceX sí le da alegrías a Musk.

Ver ahora: