Skip to main content

La UE quiere que todos los dispositivos tengan un USB-C, pero no todas las marcas están de acuerdo

Realme 5 Pro review

17/01/2020 - 11:04

A medida que ha ido avanzando la tecnología, las empresas tecnológicas han ido desarrollando nuevos conectores para sus dispositivos electrónicos. Sin embargo, la Unión Europea quiere unificarlos en uno sólo, una idea que no comparten otras compañías. 

Maroš Šefčovič, coordinador de la #EUBatteryAlliance en la Comisión Europea ha compartido esta semana un mensaje en Twitter, recalcando la importancia de primar la comodidad del usuario, así como la seguridad y la reducción de los residuos electrónicos. Esta intención no es nueva en la UE y llevan luchando por ella mucho tiempo. 

Desde hace años, los comisarios europeos defienden que si cada marca cuenta con su propio conector y su propio cargador, no sólo es un engorro para los usuarios, sino que también implica un derroche enorme para el medio ambiente. Se calcula que cada años se generan 51.000 toneladas de basura de cargadores antiguos. No sólo son los móviles, sino las tablets, ordenadores y los accesorios como los relojes inteligentes que ofrecen cada uno una solución distinta para cargarse y conectarse con otros dispositivos.

La presión que ha ejercido la UE durante todo este tipo consiguió hacer prevalecer por encima de otros muchos modelos el conector microUSB del que ahora se están despidiendo las marcas. Su heredero es el USB-C, más rápido y eficiente y que está ocupando el sitio del microUSB en la mayoría de móviles que se presentan actualmente. 

Aún así, no todas las marcas comparten la opinión de la UE. Apple se ha resistido todo este tiempo a abandonar el Lightning que les caracteriza. Sólo vimos un acercamiento de posturas cuando la compañía de la manzana lanzó el MacBook con los USB-C. Sin embargo, hemos tenido que esperar a los últimos iPhone 11 Pro, ha dado el salto a USB-C. 

No obstante, a pesar del cambio mostrado en estos últimos modelos, la marca ha mostrado su desacuerdo con la UE. Alegan que imponer un mismo conector para toda la industria “sería perjudicial para la innovación”. Apple justifica su postura con los 1.000 millones de dispositivos con conector Lightning, y otros tantos accesorios que usan ese mismo cable, obligarles a usar otro cargador les obligaría a usar adaptadores.

Por otro lado, las cualidades del USB-C hablan por sí solas a favor de esa estandarización. Hasta 100 W de potencia de carga puede llegar a alcanzar, ayudando a los sistemas de carga rápida que están implementando todas las compañías. 

Al final, la Unión Europea sigue insistiendo en este asunto porque percibe que las marcas no se están adoptando al USB-C en Europa más rápido que en otras regiones del mundo donde no han impulsado esta iniciativa y siguen llegando al mercado europeo muchos dispositivos que no cuentan con él.