Skip to main content

RetroStone, nueva consola retro para jugar a videojuegos clásicos

retrostone consola retro

02/03/2018 - 16:29

En los últimos años, los videojuegos retro vuelven a estar de actualidad y los nostálgicos pueden disfrutar de los títulos de su infancia gracias a versiones actualizadas de las consolas clásicas, como la Nintendo Classic Mini NES o SNES

RetroStone es una nueva alternativa que te permitirá redescubrir juegos clásicos, así como programar, jugar y compartir tus propios videojuegos. Se trata de una consola portátil diseñada por el desarrollador de 8BCraft Pierre-Louis Boyer, que a finales de 2016 ya presentó la Raspi Boy, un dispositivo de juego portátil impulsado por una Raspberry Pi Zero con soporte para emuladores de Game Boy Color y Advance, Super Nintendo, Sega Megadrive, Atari o Mame. 

A diferencia del proyecto anterior, RetroStone no es un kit para montar la consola, sino que es un producto que ya viene ensamblado y completamente listo para empezar a jugar. Gracias a esto, el dispositivo está orientado a todo tipo de usuarios y no es necesario que tengan conocimientos de electrónica. 

Esta consola retro tiene una apariencia que recuerda a la Game Boy y se compone de una pantalla a color de 3,5 pulgadas, una cruz de control, cuatro botones de acción y dos botones de Reset y Start. En la parte posterior cuenta con otros cuatro botones (R1, R2, L1 y L2) para los títulos en los que sean necesarios. En lo que a conectividad se refiere, está equipada con salida HDMI para conectarla al televisor, cuatro puertos USB, puerto microUSB, Ethernet, ranura para microSD y salida de auriculares. 

Compra la Super NES Classic Mini al mejor precio en Amazon España

En el interior del dispositivo encontramos la RetroStone Pi, una placa SBC con un procesador H3 de cuatro núcleos a 1.2 GHz con 1 GB de memoria RAM. La placa es compatible con RetroPie, un software de emulación que se instala de una manera sencilla con soporte para juegos de Game Boy, Super Nintendo, Sega Megadrive, Atari, MaMe y otros sistemas. Los títulos se instalan mediante ROMs que se almacenan en una tarjeta microSD y la consola permite que jueguen hasta cinco jugadores a la vez. 

El desarrollador de RetroStone ha lanzado una campaña en KickStarter para obtener financiación para el proyecto, y ya ha conseguido más del doble de su meta económica. Puedes comprar la consola a un precio desde 129 euros, y si todo va según lo previsto la entrega de los pedidos se llevará a cabo a partir de junio de 2018.

Ver ahora: