Skip to main content

En lugar de carga rápida, esta empresa tiene otra solución para el coche eléctrico

NIO ES8 (III)

24/11/2018 - 13:00

La empresa china NIO propone la sustitución de baterías de coches eléctricos en vez de la carga rápida que proponen otras compañías como Tesla. ¿Es factible? ¿En qué consiste? Lo vemos.

Cuando pensamos en contar siempre con una batería a punto en nuestro coche eléctrico, lo primero que se nos viene a la cabeza es encontrar fácilmente un punto de carga. Y, por supuesto, un tiempo de carga que sea el menor posible.

Aunque los puntos de carga rápida siguen evolucionando y desarrollándose cada vez más rápido, lo cierto es que podría existir otra solución que, aunque parezca mucho más drástica, podría llegar a ser factible.

Vamos a conocer la empresa NIO, una compañía china que busca revolucionar la forma en la que los usuarios tienen sus coches eléctricos siempre a punto, cambiando las baterías en lugar de cargarlas.

NIO: La empresa china que promete revolucionar el mercado de la movilidad eléctrica

Un miedo lógico. Eso es lo que sienten los potenciales usuarios de coches eléctricos a la hora de pensar en el tiempo que tardarán en cargar su coche y dónde lo harán cuando vayan de viaje. Con esta solución pensada por la empresa NIO podría solucionarse este quebradero de cabeza.

Comencemos por el principio: NIO es una empresa china que diseña y desarrolla vehículos eléctricos de alto rendimiento, además de algunos coches autónomos. Muchos la conocen por su participación en el Campeonato de Fórmula E de la FIA, la primera serie de carreras monoplazas eléctricos del mundo. En este campeonato tiene presencia el coche NIO EP9, en el que se intercambian las baterías del mismo a mitad de la carrera. Pues bien, precisamente ese sistema es el que quieren desarrollar y expandir para “el común de los mortales”.

Una idea que ya es tangible gracias a la instalación de la primera estación de carga de la empresa. Bueno, más bien de sustitución. Esta es la primera de más de 1.000 que pretenden abrir para poder dar el soporte necesario a su coche NIO ES8, un SUV sacado por la propia marca y que se presenta como gran rival del Tesla Model X.

Por si esto fuera poco, han metido un poquito más el dedo en la yaga a su competidor: su primera estación de sustitución de baterías la han abierto al ladito de un supercargador de Tesla.

¿Cómo funciona el punto de carga / sustitución?

El sistema no es tan complejo en cuanto a “modus operandi”. Estamos hablando de una especie de garaje en la que se introduce el coche, mientras que un robot automatizado se encarga del resto: retirar la batería del vehículo y cambiarla por otra con la carga al 100% en apenas 3 o 4 minutos.

Obviamente y visto desde el punto de vista positivo, este sistema tiene una gran serie de ventajas con respecto a la carga rápida que ofrece Tesla, por ejemplo. La principal es el tiempo, ya que la carga rápida todavía está en torno a unos 30 minutos para conseguir un 80% / 90% de la carga del coche, mientras que con este sistema consigues un 100% en apenas 3 o 4 minutos.

También hay que tener en cuenta el recalentamiento del coche cuando hablamos de carga rápida, algo con lo que hay que tener cuidado. Con el sistema de NIO, este hándicap también se evapora.

Un sistema que ya fracasó en su día

Todo esto está muy bien, pero no comencemos a pensar que esto es una revolución, la panacea de la carga en coches eléctricos. Recordemos que, tal y como contábamos hace unos meses, esta iniciativa de battery swapping (o intercambio de baterías) ya fracasó en su día de la mano de Better Place, una empresa que pretendía instaurar un sistema idéntico y que acabó quebrando.

¿Qué diferencia vemos con respecto al proyecto actual? Una mayor solidez y apuesta por parte de NIO, además de conocer que otras empresas como Tesla también están haciendo pruebas (más en silencio) con este sistema de cambio de baterías.

Esperemos que sepan solventar trabas tales como los altísimos costes logísticos de estos puntos o la probabilidad de accidentes eléctricos debido a las malas conexiones al cambiar una batería por otra. Además, esto supondría que todos los coches utilizasen las mismas baterías o que se fabricasen baterías hechas específicamente para este cometido. Algo de momento prácticamente imposible.

Veremos.

El NIO ES8 como principal competidor del Tesla Model X

En cuanto a NIO, tal y como comentábamos al principio, su nicho de mercado no son únicamente los puntos de carga o las baterías: también la fabricación de coches eléctricos.

Esta empresa dio el gran salto cuando en septiembre de este mismo año salió a Bolsa para presentarse como uno de los grandes competidores de Tesla. Y así ha querido demostrarlo sacando al mercado el modelo NIO ES8, un SUV que quiere rivalizar de forma directa con el Model X.

Hablamos de un coche diseñado en Alemania pero que de momento únicamente se vende en China. Es un poquito más pequeño que el Model X, pero también cuenta con 7 plazas, de hecho mide más de 5 metros de largo y más de 2 de alto.

Además, cuenta con dos motores, uno en cada eje, y una autonomía de 357 kilómetros, lo que podría ser un gran hándicap al compararse con el Tesla Model X (542 km), pero que gracias a la posibilidad de las baterías intercambiables podría solventarse. Al menos en el gigante asiático, claro está.

Tags:

#sync, #Destacado