Skip to main content

7 funciones poco conocidas de la Raspberry Pi

Raspberry Pi

17/06/2019 - 21:30

Estas son algunas funciones poco conocidas de Raspberry Pi que puede que no conozcas, pero que resultan tremendamente útiles para expandir las posibilidades de la ''diminuta'' placa base.

Uno de los mejores dispositivos que hemos recibido estos últimos años es la Raspberry Pi. Se trata de una placa que, con un tamaño ínfimo (algo más grande que una tarjeta de crédito) es capaz de realizar muchas funciones distintas. A continuación, os contamos algunos de los mejores usos para la Raspberry pi.

Raspberry Pi es una placa con memoria RAM y procesador, además de una serie de conectores para expandir las capacidades y funciones de la placa, que los usuarios pueden utilizar para hacer pinitos de programación, robótica e inteligencia artificial. Además de para un uso de ''informática dura'', podemos hacer como usuarios varias tareas distintas.

En las siguientes líneas os mostramos algunas de las funciones poco conocidas de Raspberry Pi que, en unos pocos pasos, permiten transformar esa ''simple'' placa en algo mucho más capaz.

Proyector

Una de las funciones más útiles para Raspberry Pi es usarla junto a un proyector... o convertirla en un proyector. Se trata de un completo centro multimedia y, por tanto, podemos conectar la Raspberry Pi al proyector (tanto el HDMI como el puerto USB) para tener un media center completo en una pantalla gigante.

Sin embargo, también podemos convertir la Raspberry en un proyector. Hace unas semanas os mostramos un proyecto para crear un miniproyector en el que se introduce una Raspberry Pi. Se trata de Nebra Anybeam, y consiguió su objetivo en Kickstarter.

Raspberry Pi como tablet

Raspberry Pi puede con muchos sistemas operativos diferentes, y también es capaz de correr Android e instalar una pantalla táctil, entonces... ¿por qué no hacer una tablet con Raspberry Pi? Es algo que SunFounder RasPad también ha pensado, creando una tablet (con pantalla y batería) en la que solo hay que introducir una Raspberry Pi.

Cuenta con una pantalla de 10,1 pulgadas con multitouch y resolución 1.200 x 800 píxeles... y la batería para 4 horas. Lo demás, una Raspberry Pi que se podría actualizar fácilmente si sale un momento más potente con las mismas dimensiones. El precio es de 250 dólares.

Tablet con Raspberry Pi

Servidor personal NAS

Aunque hay que realizar una serie de pasos, es algo sencillo para cualquier usuario, y una de las mejores funciones y características de Raspberry Pi. Y es que, podemos crear un servidor NAS con una placa Raspberry Pi.

Es algo muy sencillo y solo necesitamos una Raspberry Pi, un sistema operativo y los discos duros que queramos conectar para tener ahí nuestros datos. Es decir, podemos hacer un NAS de bolsillo para tener nuestros datos en una nube privada a la que podemos acceder desde donde queramos y en el dispositivo que nos plazca.

Crear un servidor web con Raspberry Pi

Podemos crear un servidor web con Raspberry Pi. Evidentemente, por la potencia y capacidad de la placa, no podemos usar una placa como esta para alojar una web con miles de visitas, pero sí podemos alojar una web en una Raspberry Pi para hacer pruebas (una web pequeña, claro), un blog, un servidor de correo electrónico y diferentes usos personales sin tener que contratar un servidor.

Raspberry Pi 3 Model B+

Raspberry Pi 3 Model B+

Raspberry Pi 3 Model B+ es el microordenador más avanzado de Raspberry. Posee un procesador de cuatro núcleos de 64 bits a 1,4 GHz, 1 GB de RAM, WiFi dual de 2,4 GHz, LAN inalámbrica de 5 GHz, Bluetooth 4.2 / BLE, soporte de micro SD y Ethernet más rápido.

Consola retro

Esta función de Raspberry Pi no es un secreto. Hay juegos que no se pueden, por un motivo u otro, disfrutar en un sistema original, y la Raspberry Pi es una fantástica herramienta para poder recuperar software del pasado.

Réplica monitor Commodore con una Raspberry Pi

Un PC... o un portátil

Como decíamos, podemos instalar varios sistemas operativos en la Raspberry Pi, todo depende de las tarjetas microSD que tengamos. Podemos tener Android, diferentes distros de Linux o Raspbian, el sistema operativo ''oficial'' de Raspberry Pi, y podemos tener tanto un PC de sobremesa de forma muy sencilla para aplicaciones básicas... como un portátil.

Gracias a ser un sistema modular, podemos montar una pantalla, un teclado y una carcasa para crear un ordenador portátil.

Miniordenador Raspberry Pi

Y lo clásico, SmartTV

Por último, os dejamos la función más interesante de Raspberry Pi para un usuario ''de a pie''. Y es que, cualquier televisión puede convertirse en una SmartTV gracias a una Raspberry Pi. Podemos crear un sistema Plex, descargar aplicaciones para la televisión, instalar Kodi y media center similares, así como tener un dispositivo conectado a Internet en el televisor.

Así pues, sin meternos en usuarios más avanzados que puedan hacer pinitos en robótica o programación, estas son las funciones poco conocidas de Raspberry Pi que cualquier usuario puede poner en práctica.

Ver ahora: