Skip to main content

Galaxy Book S, el portátil de Samsung con 23 horas de batería y un procesador como el de tu móvil

Galaxy Book S

08/08/2019 - 07:58

Samsung ha presentado el Samsung Galaxy Book S, un nuevo ultraportátil que se aleja de Intel y AMD para ofrecer algo distinto: un procesador Snapdragon ''de móvil'' que está tan optimizado que promete 23 horas de autonomía. Lo hemos probado, y estas son nuestras impresiones.

Si Samsung ya había presentado el Active 2 y la Galaxy Tab S6... ¿qué sorpresa quedaba para la presentación del Galaxy  Note 10? Un portátil. Los surcoreanos han presentado el Samsung Galaxy Book S, un portátil que pasa de Intel y que promete una autonomía de 23 horas. Y sí, hemos podido ponerle las manos encima.

Samsung suele sorprender con nuevos dispositivos cuando presenta los nuevos terminales estrella, pero había dudas sobre qué podrían mostrar en la presentación de los nuevos Galaxy Note 10 (que ya los hemos probado) más allá de los propios teléfonos.

Al final, se han sacado de la manga un portátil que, legalmente, no podría definirse como un Ultrabook. ¿Por qué? Pues porque la patente del término la tiene Intel para los equipos con procesadores Intel U, y este tiene un procesador de Qualcomm. Sí, sí, el ''mismo'' que tienen muchos móviles, pero con Windows 10. ¿Ventajas? Batería para un día entero y, además, una respuesta inmediata.

  Galaxy Book S
Procesador Qualcomm Snapdragon 8cx
Litografía de 7 nm y 64 bits
Pantalla 13,3'' FullHD
Multitáctil
Dimensiones y peso 30,5 x 20,3 x 0,6 cm
0,96 kg
Almacenamiento 256/512 GB
Ampliable con microSD hasta 1 TB
Memoria RAM 8 GB LPDDR4X
Batería 42 Wh, hasta 23 horas
Puertos 2 x USB Tipo-C / Jack 3,5 mm
Redes nanoSIM LTE
Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac (2,4/5 GHz)
Sistema operativo Windows 10 Home/Pro
Otros Windows Hello, lector de huellas, altavoces AKG

Samsung Galaxy Book S, el portátil que sueña con ser un móvil

Los portátiles con procesador de Qualcomm no son nada nuevo. De hecho, ya hemos podido probar alguno, como el HP Envy x2, pero la experiencia no fue demasiado buena. Y no por culpa del equipo, sino por el propio procesador y la compatibilidad con Windows.

Es lógico, ya que es una arquitectura (ARM) totalmente diferente a la que está acostumbrado Windows, ya que  es un chip de móvil y no un Intel o AMD ''convencional'', y  esto se traduce en que muchas aplicaciones sufren fallos porque no están optimizadas.

Galaxy Book S

Qualcomm ya dijo que se iba a poner las pilas, así como Microsoft, para mejorar en  este aspecto, y a tenor de nuestra primera impresión con el Galaxy Book S, lo han logrado.

Básicamente, el Galaxy  Book S es un Ultrabook, pero con procesador Snapdragon 8cx. Se trata de un procesador de ocho núcleos que llega acompañado por 8 GB de memoria LPDDR4X.

Galaxy Book S

Los núcleos cuentan con una frecuencia máxima de 2,8 GHz y bajo consumo de 1,8 GHz. Es decir, es un Snapdragon 855 como el del Galaxy  S10 norteamericano, sin ir más lejos, pero optimizado para Windows.

Galaxy Book S

Y sí, es un portátil para ver el correo, ver YouTube, Netflix, disfrutar con Spotify y, sobre todo, para crear documentos, un portátil que va a estar en movimiento constantemente, ya sea en el maletín de un profesional o en la mochila de un universitario.

Galaxy Book S
El lector de huellas está en el botón de encendido

Según Samsung, el objetivo es dar al usuario un portátil que se comporte como un móvil. Cuando estuvimos probando el equipo, nos comentaron que el procesador, y toda la placa base, está ubicada al lado derecho del touchpad, en un rinconcito del equipo. El resto es batería. Baya, una placa base de un móvil y una batería enorme que se traduce en una autonomía de hasta 23 horas.

Un ''portátil que quiere ser un  móvil'' no solo se traduce en esa batería para todo el día, sino también en la inmediatez. Samsung dice que se inicia y pone en suspensión al instante. No lo hemos apagado, pero es cierto que vuelve de hibernación como si de un móvil se tratara, y el rendimiento, esta vez sí, es rápido, fluido y sin problemas de ''crasheos''.

Galaxy Book S
Galaxy Book S

Todo se abre como debe abrirse, y no notamos nada raro al navegar (por cierto, la pantalla es táctil y cada vez está más optimizado Windows para ese tipo de control) o abrir aplicaciones. Ahora bien, ¿qué tal para crear contenido?

Tenemos que esperar al análisis del Galaxy Book S, pero mi primera impresión (y esto sí lo digo en tono personal) es buena. Soy de los que ama el teclado de mariposa del MacBook Pro de los últimos años (pese a que falle muchísimo y lo vayan a reemplazar), y la sensación es parecida.

Galaxy Book S

Tiene un recorrido corto y es cierto que no tiene ese ''clic'' tan característico y, para mi, placentero del equipo de Apple, pero lo cierto es que he estado escribiendo cosas a boleo durante la demostración... y me imagino creando textos de una extensión  considerable en este equipo. 

Galaxy Book S

Y lo mejor es que me veo haciéndolo en cualquier parte. Además de por la autonomía, por la opción de introducir una tarjeta nano SIM para conseguir Internet y, sobre todo, por un peso que queda por debajo del kilogramo.

Galaxy Book S

Es un portátil muy, muy ligero que, con un cuerpo de magnesio y aluminio, llama la atención porque es, de hecho, más ligero de lo  que parece.

Galaxy Book S
Galaxy Book S

Precio y lanzamiento del Galaxy  Book S

La primera impresión del Galaxy Book S es buena, y cuando Samsung lo presentó, pensé que, por la novedad, el precio  iba a ser desorbitado. Al final, se queda en una  cifra que está muy  en la línea de otros Ultrabooks.

Galaxy Book S

Se pondrá a la venta a final de año y costará 999 dólares. Menos de 1.000 euros para un  equipo que parece ideal para revisar el correo, navegar, crear textos y consumir contenido. Pinta bien, sí, pero ahora queda ver si Windows 10 se le sigue atragantando al chip ARM... o si por fin  tenemos una experiencia a la altura.

De ser así, Intel y AMD deberían empezar a preocuparse.