Skip to main content

Móviles con pantalla plegable: una idea menos novedosa de lo que crees

móvil flexible

26/02/2019 - 12:34

Aunque parezcan tema muy reciente, los móviles con pantalla plegable llevan entre nosotros más tiempo de los que crees. Hacemos un repaso a algunos de los móviles con pantalla plegable que durante años han ido marcando la senda hasta los modelos más modernos.

Aunque el Mobile World Congress de 2019 aún no ha acabado, ya podemos asegurar que este año será recordado por los móviles con pantallas plegables. Esta innovación en el mercado de los smartphone parece ser el último grito pero, en realidad, se trata de una característica que llevamos muchos años viendo en distintos dispositivos, unos eran simples prototipos y otros consiguieron hacerse un hueco en el mercado.

El camino que han tenido que recorrer las compañías de smartphones hasta llegar a presentar los últimos móviles con pantalla flexible que estamos viendo esta semana, como el Samsung Galaxy Fold o el Huawei Mate X, ha sido muy largo. Ya se sabe que antes de dar con la fórmula correcta debes pasar por muchos intentos fallidos.

En este reportaje vamos a hacer un pequeño homenaje a todos esos dispositivos que se han quedado en el cajón del olvido pero que sirvieron para construir el camino hacía los modelos que hoy están acaparando todos los flashes.

Móviles plegables de 2019: todos los que han sido presentados y están por venir

Los inicios que simulaban el papel

Los primeros prototipos con pantalla plegable intentaron que éstas fueran tan flexibles como las hojas de un cuaderno. Se trataba de dispositivos compuestos por un panel de tinta enrollable y una pequeña placa base a la que iba conectada. Al principio fueron las universidades las que impulsaron el estudio y fabricación de estas pantallas durante la primera década del siglo XXI.

Después de apostar por paneles de TFT y LCD, por fin se animaron a probar con los OLED. Aunque la idea principal estaba muy clara, las formas de conseguirlo fueron muy diversas. Un ejemplo de ello es el modelo PaperWindows que consistía en una especie de folio en blanco sobre el de se proyectaba la pantalla del ordenador. Creado por el Human Media Lab de la Queen's University de Canadá

PaperPHone

Precisamente esta empresa es la responsable de uno de los primeros móviles con pantalla flexible que se recuerdan, el PaperPhone. A modo de libreta, como podéis ver en este vídeo, se podían seleccionar las distintas opciones del sistema operativo doblando las distintas secciones de la pantalla que tenía un tamaño de unos 9,5 centímetros y estaba.

Nokia también se apuntó a las pantalla flexibles

Nokia Morph

Podría ser de los más extraños de esta lista. Nokia pensó que el futuro serían los gadgets que se transformaban por sí solos, pero no acertó mucho. El Nokia Morph se basaba en el uso de la nanotecnología para ser flexible, además de transparente y que se autolimpiara. Podría pasar de pantalla plana a doblarse alrededor de la muñeca y funcionar como un reloj inteligente entre otras muchas cosas, pero se quedó en un simple concepto. 

Las pantallas curvas de LG y Samsung

La compañía LG es otra de las empresas que ha estado durante años experimentando con las pantallas flexibles. Uno de sus primeros intentos y que no se quedó en un simple prototipo fue el LG G Flex que se vendió en 2014 por 799 euros.

LG Flex

No se trataba de una pantalla flexible al uso, pero era curva. Samsung también llegó a presentar un modelo parecido, se llamaba el Galaxy Round. La pantalla del LG G Flex era de 6 pulgadas con tecnología POLED y resolución 1280 x 720 píxeles y una densidad de píxeles de 245 ppp. No convenció mucho, como puedes ver en el análisis que realizamos. Resultó ser de muy baja calidad para los casi 800 euros que costaba.

Samsung

Otro tipo de pantalla curva que sí llegó a miles de hogares, fueron las creadas por Samsung. La compañía coreana, aún incluye esta característica en el diseño de sus modelos que forma ya parte de su estilo como marca. Así podemos verla en modelos tan recientes como el Galaxy Note 9

ReFlex, el primer móvil realmente flexible

Pasamos a otro de los prototipos que se quedaron por el camino pero que ya empezaba a prometer bastante. Se trata del ReFlex, un móvil presentado en 2016 que usaba la flexibilidad de su pantalla para interactuar con los videojuegos. También es una creación del Human Media Lab, está claro que les debemos un hueco en la historia de los móviles.

"Las pantallas flexibles son ya una realidad cada vez más palpable, pero hasta ahora pocos se han atrevido a mostrar sus enormes posibilidades en un producto plenamente funcional", escribíamos estas palabras por aquel entonces en ComputerHoy.

ReFlex presentaba por primera vez una pantalla a todo color de alta resolución y con las cualidades multitáctiles de cualquier otro móvil corriente. La pantalla de este dispositivo no se podía doblar por completo como han conseguido Samsung y Huawei con sus últimos modelos, pero sí se podía flexionar hasta un cierto punto para activar los comandos. Las aplicaciones en los juegos, como Angry Bird, se activaban según cuánto fuéramos capaces de doblar la pantalla.

El panel era de LG, OLED con una resolución de 720 píxeles y usaba el sistema operativo Android 4.4 KitKat, aunque lo que lo diferenciaba del resto de móviles era el sensor de flexión y el motor de retroalimentación háptica.

El artículo en el que informábamos de este nuevo dispositivo terminaba con esta frase: "Los responsables de ReFlex, el primer móvil flexible del mundo, confían en que este tipo de smartphones lleguen a los consumidores en los próximos cinco años"

Huawei Mate X gana el premio ComputerHoy.com al mejor smartphone del MWC 2019

Y así, podríamos daros muchos más ejemplos de compañías que han estado durante años intentando conseguir ser las primeras en presentar una pantalla flexible realmente práctica. Hasta que hemos acabado dando el salto a los móviles que se han presentado este mes de febrero. Sí, los móviles con pantallas flexibles parecen haber llegado por fin al mercado, pero aún está por ver el éxito que consiguen entre los consumidores. ¿Conseguirán que sus precios de 2.000 euros para arriba merezcan la pena?

Tags:

#gif