Jumping Sumo de Parrot: en vídeo el dron más saltimbanqui

Dos ruedas enormes, que protegen el pequeño cuerpo robótico y un propulsor que lo lanza hasta 80 centímentros en el aire. Así es el Jumping Sumo de Parrot, un pequeño nervio que nos ha revolucionado la redación. Pero ojo, este pequeño robot no es sólo correr y saltar: también saluda, se enfada, y gira sobre sí mismo. Un cohete.

Se maneja fácilmente con el teléfono, con sistemas operativos Android e iOS. Divide la pantalla en dos, siendo la parte izquierda para acelerar y retroceder, y la parte izquierda para los llamados "giros rápidos", que es cuando el drone gira sobre sí mismo en menos de un segundo en ángulos de 90 o 180 grados.

Conoce todos los detalles en nuesto análisis del Jumping Sumo de Parrot

Aunque a veces puede ser algo difícil de conectar, cerrando y volviendo a abrir oficial FreeFlight 3 debería funcionar. Funciona emitiendo una señal WiFi a la que se conectará el teléfono, y que nos permitirá acceder entre otras cosas a su memoria interna, donde se almacenan las fotos y vídeos que haya ido capturando.

El Jumping Sumo permite capturar imágenes de 640x480 píxeles, y vídeos de 30 fotogramas por segundo. Es algo limitado en duración de batería, pero por lo demás funciona como un tiro. Eso sí, al usarlo conviene recordar que estamos moviendo una pieza de tecnología y no un juguete radiocontrol: nada de saltos al vacío.