Logo Computerhoy.com

Malas noticias si tienes Windows 11 instalado en un PC sin chip TPM 2.0

Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Windows 11
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

Redactor Colaborador

Microsoft se va a poner más dura con los PCs antiguos que usan Windows 11. Si tienes uno, esta novedad te va a molestar.

Hasta ahora, Windows 11 se podía instalar en un PC que no cumple los requisitos mínimos, usando una serie de trucos. Microsoft no lo impedía. Pero desde la actualización de enero, algunos usuarios han comenzado a ver una fea marca de agua en el escritorio, recordándoles que no cumplen los requisitos mínimos. No se puede quitar.

El lanzamiento de Windows 11, hace algo más de un año, resultó muy polémico. Los requisitos mínimos eran más o menos accesibles, salvo por una condición: la presencia del chip de seguridad TPM 2.0.

Este chip solo está presente en los PCs vendidos en los últimos 5 o 6 años, dejando fuera a cientos de millones de ordenadores. Se puede instalar en la placa base, pero hay que gastarse dinero para comprarlo, y abrir el PC. No es una tarea sencilla.

Windows 11 y la marca de agua en los PCs antiguos

Como suele ocurrir siempre, los usuarios se las apañaron para esquivar este requisito, e instalar Windows 11 en PCs viejos sin chip TPM 2.0.

Así es como puedes hacerlo:

Chip TPM 2.0 en Windows 11

Hasta ahora, Microsoft había mirado hacia otro lado, y permitía estas instalaciones "no oficiales", aunque había advertido que no se hacian responsables de posibles fallos en ordenadores que no cumplan los requisitos.

Pero todo apunta que esto se va a acabar. Según informa el blog Windows Lastest, desde la actualización de enero de Windows 11, usuarios que tienen un PC que no cumple los requisitos mínimos han comenzado a ver una fea marca de agua en la esquina inferior derecha del escritorio:

Windows 11 marca de agua

Windows 11 sigue funcionando sin problemas, pero la marca de agua molesta bastante. Especialmente si haces capturas de pantalla o grabas vídeos. Y no se puede quitar.

Lo más extraño de todo es que también le ha aparecido a personas que tienen un portátil que compraron con Windows 11 preinstalado, así que cumplen los requisitos. El problema podría deberse a una actualización de la BIOS que haya desactivado el chip TPM 2.0. Se puede volver a activar desde la propia BIOS.

De momento esta marca de agua en los PCs antiguos con Windows 11 que no tienen el chip TPM 2.0 o no cumplen otros requisitos, no está apareciendo a todo el mundo. Pero lo más probable es que Microsoft la esté activando por oleadas, a medidas que los ordenadores reciben la actualización de enero.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Microsoft, Windows 11