Gigabyte P57X V6, análisis y opinión

Lo mejor

  • Rendimiento gráfico
  • Chasis compacto
  • Unidad extraible en caliente

Lo peor

  • Cambiar RAM o SSD invalida la garantía
  • Altavoces integrados
  • Diseño sobrio

Nota de análisis

84
Amazondesde 2.059,05VER OFERTAS

Características y Ficha Técnica

Marca:
Gigabyte
Modelo:
P57X V6
Tipo:
Ordenador portátil
Dimensiones:
421 x 290 x 28,6 mm
Peso:
3 Kg
Sistema operativo:
Windows 10
Tamaño pantalla:
17" IPS mate
Resolución de pantalla:
1920 x 1080
Procesador:
Intel Core i7 6700HQ
Memoria RAM:
16 GB (2 x 8 GB) DDR4 2133 MHz
Cámara frontal:
Webcam HD
Tarjeta gráfica:
Nvidia GTX 1070 8 GB GDDR5
Disco duro:
SSD Lite-On M.2 256 GB + HDD 1 TB
Batería:
Li-polimero 75,81 Wh
Conectividad inalámbrica / redes:
802.11 b/g/n/ac, Bluetooth 4.1
Conectores de datos / A/V:
2x jack audio / 1x HDMI / 1x Displayport / 1x VGA / 1x Red RJ45 / 3x USB 3.0 / 1x USB 3.1 tipo C / 1x lector tarjetas SD / 1x alimentación
Precio de lanzamiento:
€ 1929.00
Gigabyte entra en escena

La llegada de las Nvidia Pascal ha supuesto una pequeña revolución dentro de los ordenadores y portátiles gaming, ya que con ellas por primera vez se elimina la diferencia entre gráficas para portátil y para sobremesa.

En este análisis del Gigabyte P57X vamos a ver un portátil de 17 pulgadas que incluye una tarjeta gráfica Nvidia GTX 1070. ¿Y la M? Como acabamos de decir, ya no existe, pero esto no es un simple elemento cosmético y marketiniano. Ahora la GTX 1070 que incluye este portátil es la misma gráfica que tenemos disponibles en los ordenadores sobremesa. ¿Cómo es posible?

La mejora en eficiencia energética que han traido las Nvidia pascal lo hace posible, de forma que el salto de potencia entre los portátiles y los sobremesa es aún más pequeño si cabe, y la excusa ya no será el rendimiento.

Los nuevos portátiles gaming Gigabyte llegan a España

Pero hablemos de Gigabyte, una marca de sobra conocida por fabricar componentes gaming como tarjetas gráficas o placas base, que ahora se adentra en el mundo de los portátiles gaming. Aunque para ser justos, no lo hace justo ahora, sino que ya lleva unos años ofreciendo este tipo de portátiles gaming de alto rendimiento, sólo que no ha sido hasta este año que la distribución de los mismos ha llegado a España de manera oficial.

Y lo hacen con portátiles con personalidad propia, y diferentes estilos, pudiendo tener equipos con un diseño más discreto como es el caso del que tenemos entre manos, o bien irnos a la estética más rompedora y gaming con la gama Aorus, con algunas características que harán las delicias de los más gamers.

Vamos a ver a continuación los diferentes aspectos de esta review del Gigabyte P57X, y que valor puede aportar para hacerse un hueco en el mercado. Como veremos más adelante, va a contar con motivos suficientes para ser una buena elección.

Diseño

Cuando hablamos de un portátil gaming de 17 pulgadas con una GTX 1070, es inevitable que se nos pase por la cabeza que este va a ser ineludiblemente grande y pesado. Afortunadamente esto queda lejos de la realidad que nos hemos encontrado.

Nos encontramos con un portátil con unas dimensiones bastante contenidas para lo que se puede esperar de un tope de gama como este. Sus dimensiones se sitúan en los 421 por 290 milímetros, mientras que el grosor del portátil se queda en 28,6 milímetros.

Grosor del Gigabyte P57X

El peso del P57W se emplaza en los 3 Kg justos, y junto con una fuente de alimentación de 200 watios bastante compacta, no estamos hablando de un portátil enfocado a la movilidad, pero no se trata de un monstruo insufrible de llevar a cuestas en una mochila.

Acer Predator 15, análisis y opinión

En lo referente a diseño, en esta review no nos vamos a encontrar con elementos demasiado estridentes, y tan sólo cabe destacar las dos líneas naranjas en la zona del teclado junto al lateral de la bisagra, también en este color de guerra de la división gaming de Gigabyte.

Galería de fotosImágenes del Gigabyte P57X V6ver las 13 fotos

Por lo demás es un portátil que pasa bastante desapercibido, con unos acabados en plástico mate que no llegan a ofrecer esa calidad visual que cualquiera espera de un portátil de estas características, aunque la solidez de su construcción está fuera de toda duda.

En la tapa trasera de la pantalla, lugar donde nos encontraríamos los emblemáticos logotipos de las divisiones gaming, aquí tenemos el nombre de la marca con un bajo relieve de letras cromadas.

Frontal del Gigabyte P57X

Y poco más cabe destacar del diseño en esta prueba del Gigabyte P57X, salvo las dos rejillas para los altavoces situadas en la parte frontal del portátil donde tenemos también los leds de estado. La parte trasera queda presidida por las dos salidas de aire para la disipación del procesador y de la tarjeta gráfica.

Cómo cambiar el disco duro a tu portátil

Todas las conexiones se encuentran disponibles en los laterales del P57X, estando agrupadas por funcionalidad. A la derecha tenemos las conexiones de vídeo VGA, HDMI, y un mini Display port junto a un USB 3.0 y un USB 3.1 tipo C. En el lado opuesto tenemos 2 USB 3.0, el conector de red RJ-45, lector de tarjetas SD y los jacks para audio y micrófono.

Hotswap del Gigabyte P57X

Un elemento que nos ha llamado mucho la atención es la unidad de DVD situada en el frontal, una posición a la que no estábamos acostumbrados. Pero la mayor novedad no es esta. Lo verdaderamente destacable de esta unidad es su sistema de extracción en caliente (hotswap), de forma que sin necesidad de herramientas podemos extraerla con facilidad.

¿Para qué? Os podéis preguntar. Incluido en la compra, este portátil viene con un adaptador para introducir un disco de 2,5 pulgadas en lugar de la grabadora. Este adaptador tampoco requiere de herramientas ni tornillos para colocar el disco, y de esta manera podéis ampliar la capacidad de almacenamiento, o sustituirlo para reproducir un DVD en el momento que consideréis oportuno.

Mantenimiento y accesibilidad

Lo primero que ha llamado la atención ha sido la colocación de precintos en algunos tornillos que invalidan la garantía en caso de apertura del equipo, un detalle que no ha tenido en consideración el mantenimiento necesario en este tipo de equipos si queremos tener durante más tiempo unas temperaturas de funcionamiento adecuadas. 

precinto del gigabyte P57X

De acuerdo que tenemos la bahía intercambiable, pero limitar todas las posibilidades de ampliación a una única unidad nos parece mejorable. De esta manera no podremos ampliar la memoria RAM o el disco principal SSD por uno con más capacidad o mayor velocidad aprovechando el nuevo protocolo NVMe. Lo que si podremos hacer, según Gigabyte, es cambiar la configuración de discos y memoria RAM  a nuestro gusto en el momento de la compra.

interior del gigabyte P57X

Y lo cierto es que no hay demasiados motivos para ello. La extracción de la tapa inferior es bastante sencilla, aunque tediosa. Para ello, en primer lugar debemos retirar la unidad de disco extraíble que hemos hablado anteriormente.

Consigue un SSD de 1 TB a un precio sorprendente

Será entonces cuando tengamos que retirar los 14 tornillos que sujetan la misma, aunque una vez hecho esto, retirar la tapa es muy sencillo y no requiere ninguna maña especial, de forma que tendremos acceso a todos los componentes principales del portátil.

Galería de fotosImágenes interiores del Gigabyte P57X V6ver las 15 fotos

En su interior todo está bastante ordenado, y es fácil identificar las partes removibles como pueden ser los módulos de memoria RAM y los discos de almacenamiento. Aquí también podemos ver el hueco que ha dejado la unidad óptica y la batería que como veremos más adelante en este análisis del Gigabyte P57X, nos va a sorprender.

Vemos también que los precintos no sólo quedan reservados a la tapa exterior, sino que también encontramos estos precintos en el anclaje de los disipadores, algo que si puede ser más entendible, ya que no necesitaremos cambiar la pasta térmica antes de que pase el periodo de garantía.

Pantalla

La evolución de las pantallas en los portátiles no ha seguido el mismo ritmo que en el caso de las de los smartphones, pero sí que se han aprovechado en gran medida de todos sus avances, y hoy en día la calidad de imagen es superior a la que teníamos hace unos años.

Este modelo equipa una pantalla de 17 pulgadas con una resolución Full HD, con la que no obtenemos una definición tan elevada como en otros modelos con pantallas de más resolución, pero se muestra más que suficiente para el uso que se le suele dar a un portátil. También está disponible un panel de resolución 4K, que no dudamos que de aquí a pocos años se convertirá en un estándar en los portátiles gaming como el que tenemos entre manos.

Si bien la resolución no sorprende, si lo hace su brillo, donde con sólo un 25% tenemos ya una buena visualización en entornos sin luz directa sobre la pantalla, mientras que subiéndolo al 50% tenemos un brillo suficiente para casi cualquier situación, gracias en parte a su acabado mate, que elimina gran parte de los reflejos producidos.

Tipos de pantalla, ¿cuál es el mejor?

Pero aquí no acaban las virtudes, ya que su panel IPS nos permite conseguir unos ángulos de visión excelentes con una elevada fidelidad de color, por lo que tanto el profesional que quiera editar vídeos o fotos como el más jugón encontrará en esta pantalla su mejor aliado.

Dispositivos de entrada y audio

Jugando entre un hardware extremadamente potente y una estética algo más anodina, tanto el touchpad como el teclado cuentan con un diseño más sobrio, sin ninguna estridencia ni alarde estético, aunque el funcionamiento de ambos es excelente.

Por un lado, el teclado cuenta con una retroiluminación en blanco, aunque no podemos cambiar el color de las teclas. Para eso tenemos los portátiles Aorus, su variante más gaming, donde cada tecla puede configurar independientemente su color, o incluso optar por estar apagada, algo que muchos gamers valorarán positivamente.

teclado del Gigabyte P57X

Si hablamos del teclado en sí, este tiene una buena calidad de tecleo, con unas teclas de tamaño adecuado y un tacto con suficiente recorrido para lograr una velocidad elevada de pulsación. Además incluye un modo Anti Ghost para evitar pulsaciones erróneas.

Los 5 mejores ratones gaming para los más jugones

El touchpad, tal y como estamos acostumbrados en equipos de última generación, tiene un generoso tamaño, y no cuenta con botones físicos, sino que están integrados en la superficie, por lo que el espacio para movernos es mayor, y su manejo con los diferentes gestos multitáctiles de Windows 10 se vuelve muy sencillo e intuitivo.

Altavoz frontal del Gigabyte P57

Quizás sea el apartado de audio el que necesite mejorar más para estar a la altura de los otros apartados vistos en esta prueba del gigabyte P57X. Disponemos de dos altavoces situados en el frontal, pero a diferencia de otros modelos que hemos analizado, no cuenta con un subwoofer, y el tamaño de los que están incluidos no es excesivamente grande, lo que redunda en un sonido algo enlatado y más pobre de lo que estábamos acostumbrados últimamente a ver en equipos gaming de última  generación. Afortunadamente estas carencias quedan solventadas si utilizamos unos buenos auriculares gaming.

Rendimiento y Temperaturas

Disponer de un equipo tan ligero y delgado que sea capaz de incluir en su interior una tarjeta gráfica como la Nvidia GTX 1070 es algo con lo que hay que quitarse el sombrero.

En parte es mérito de Nvidia por haber diseñado una tarjeta gráfica tan eficiente, pero no hay que menospreciar la labor realizada por Gigabyte con un disipador que mantiene las temperaturas a raya.

Optimiza tu ordenador para sacar el máximo de tus juegos

Esta review del Gigabyte P57X V6 nos demuestra una vez más la nula diferencia de rendimiento entre un portátil y un sobremesa. Lógicamente la integración de los componentes en un chasis tan compacto viene con un coste en términos de mantenimiento y posibilidades de actualización del hardware, pero en cualquier caso hablamos de una hazaña digna de mencionarse una y otra vez.

BenchmarksResultados
Cinebench R15 (CPU / GPU) 685 cb / 104,99 fps
3D Mark Time Spy DX12 5230 puntos
Unigine Heaven 4.0
(min / max / media /puntuación)
 9,5 fps / 205,0 fps / 142,7 fps / 3595
Battlefield 1
(min / max / media)
 79 fps / 107 fps / 94,65 fps
Battlefield 4
(min / max / media)
 104 fps / 176 fps / 141,13 fps
Dragon Age Inquisition
(min / max / media)
 61 fps / 105 fps / 91,67 fps
Fallout 4
(min /max / media) 
 58 fps / 62 fps / 60 fps
Starwars Battlefront
(min /max / media) 
 123 fps / 155 fps / 140,933 fps

En los benchmarks realizados los resultados lo dicen todo. Hoy en día la resolución Full HD ha quedado desfasada, y una tarjeta gráfica como esta GTX 1070, acompañada del procesador Intel i7 6700HQ, y 16 GB de memoria DDR4 son más que suficientes para conseguir más de 60 FPS en cualquier juego actual con el máximo nivel de detalles y filtros. Por supuesto, todo este rendimiento implica una compatibilidad total con contenidos VR.

Galería de fotosBenchmarks del Gigabyte P57X V6ver las 15 fotos

El SSD de 256 GB donde está alojado el sistema ofrece un rendimiento adecuado para un modelo basado en el protocolo SATA, mientras que el disco duro de 1 TB incluido nos servirá para dejar algo de espacio libre a esta unidad e instalar programas o juegos que no necesiten de su velocidad.

Temperaturas del Gigabyte P57X

En lo referente a temperaturas, su sistema de disipación funciona bastante bien, a pesar de no contar con un sistema de heatpipes más elaborado que sus alternativas aparentemente. Aquí la gestión de la energía de su placa base juega un factor importante para mantener el voltaje justo y necesario que necesita tanto el procesador como la tarjeta gráfica.

9 periféricos y accesorios gaming imprescindibles

Y aquí vemos como en los test de stress ronda los 90 grados de temperatura, pero en ningún momento llega a alcanzar throttling, lo que habla muy bien del sistema de disipación. Además, mientras jugamos las temperaturas son algo inferiores.

Batería

Uno de los apartados que más nos ha sorprendido, y que ya os anticipamos anteriormente en este análisis del Gigabyte P57X, ha sido la batería. A pesar de contar con un tamaño bastante compacto, e incluir un hotswap de discos, los ingenieros de Gigabyte se las han arreglado para introducir en el interior del chasis una batería con una capacidad de 75,81 Wh.

Batería del Gigabyte P57X

Esto no nos ha hecho lanzar las campanas al vuelo, ya que disponemos de una pantalla de 17 pulgadas, y un elevado brillo que repercute en un consumo eléctrico mayor que el que podríamos tener en portátiles de 15 pulgadas.

Cómo reducir el uso de datos y energía con Windows 10

Pero una vez más, la gestión de energía de este portátil de Gigabyte consigue mantener a raya el consumo eléctrico, de forma que hemos conseguido una autonomía situada sobre las 4 horas y media en uso multimedia, navegando y reproduciendo vídeos, un buen resultado que lo sitúa entre los portátiles gaming de 17 pulgadas con mejor batería.

Conclusión

Revelación sería la palabra que utilizaríamos para resumir la sensación que nos ha causado esta review del Gigabyte P57X. Una marca bastante desconocida en el mundo de los portátiles que ha llegado pisando fuerte en su llegada a España.

Desafortunadamente aún no cuentan con el mismo nivel de distribución de otras marcas más conocidas en estos lares como MSI o Asus, pero esperamos que poco a poco se extienda y tengamos otro contendiente más en la pugna por el mejor portátil gaming, una competición en la somos los usuarios los mayores beneficiados.

imagen del Gigabyte P57X

A pesar de todo, podemos encontrarlo en tiendas online como Pccomponentes o físicas como Mediamarkt por un precio aproximado de 1930 euros, una cifra bastante competitiva para tratarse de un portátil gaming con una GTX 1070, y la configuración que teníamos en nuestra prueba del P57X V6.

Los mejores portátiles gaming con Windows 10

Todos los apartados más importantes han sobresalido, con una buena calidad de la pantalla y un rendimiento general que ha resultado sobresaliente. Quizás algunos demanden una estética más llamativa o unos altavoces con una mejor calidad de sonido, pero son apartados que cobran menos importanciaen cuanto prueba el portátil.

Diseño y acabados
8
Dispositivos de entrada y altavoces
8
Mantenimiento y accesibilidad
7
Pantalla
8
Conectividad
9
Hardware y rendimiento
10
Temperaturas
8
Batería
9
Calidad / Precio
8