Gobierno español podría limitar gravemente el crowdfunding

Gobierno español podría limitar el crowdfunding en España

La web El Confidencial.com publica una información que, de confirmarse, pondría en graves apuros las iniciativas de crowdfunding que se lleven a cabo en España.

Según afirma dicha web, el gobierno va a recortar gravemente el margen de maniobra del crowdfunding, al obligar a los proyectos a fijar un presupuesto máximo de un millón de euros.

Las aportaciones de los mecenas sólo podrán llegar a un máximo de 3.000 € en un único proyecto, o 6.000 € en total, en el plazo de un año.

Estos límites se recogerán en el apartado denominado Plataformas de Financiación Colectiva dentro de la nueva Ley de Fomento de la Financiación Empresarial.

Siempre según la información ofrecida por El Confidencial, el gobierno pretende obtener un control total sobre estas plataformas de financiación ciudadana.

Qué es el crowdfunding y cómo funciona

Las webs de crowdfunding deberán registrarse en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y en el Banco de España. Además deberán tener un capital de 50.000 € o un seguro de responsabilidad civil con un mínimo de 150.000 € anuales.

Los proyectos de crowdfunding que quieran recaudar dinero deberán hacerlo mediante la emisión o suscripción de valores o participaciones en sociedades de responsabilidad limitada, o mediante la solicitud directa de préstamos.

Si no se obtienen los correspondientes permisos o se infringe la ley, habrá multas de 25.000 a 200.000 €, y la prohibición de operar en Internet durante un plazo de hasta cinco años.

De confirmarse esta información, que de momento es sólo un rumor, y de aprobarse esta ley, el crowdfunding quedaría gravemente limitado en nuestro país.

Son comprensibles las medidas para controlar las plataformas de crowdfunding, que a fin de cuentas mueven dinero de los ciudadanos. Pero limitar los proyectos a 1 millón de euros y las aportaciones a 3.000 €, hasta un máximo de 6.000 € al año, arruina los proyectos más ambiciosos.

iLoveScience, crowdfunding español con proyectos de ciencia

Los mejores y más innovadores y arriesgados proyectos de crowdfunding, desde las gafas de realidad virtual Oculus Rift, el reloj de tinta electrónica Pebble, numerosos videojuegos y películas de éxito que incluso han ganado Oscars, tienen presupuestos de varios millones de euros, recogidos a través de pagos directos por PayPal, cuentas Amazon, o tarjetas de crédito, sin la intervención de los bancos o las entidades financieras.

La base del crowdfunding  es esa, proyectos arriesgados que la gente de la calle financia.

Los beneficios son inmensos: los emprendedores obtienen financiación al instante sin hipotecarse con intereses bancarios, se genera empleo, se forman nuevas empresas, y se innova con proyectos que pueden dar lugar a nuevos mercados. 

Limitar la recaudación y los pagos obliga a los proyectos más ambiciosos a renunciar al crowdfunding y volver al viejo sistema de pedir préstamos a los bancos o a los grupos de inversión.

Sólo beneficia a una parte: los bancos y los grupos de inversión. Pero, ¿qué entidad financiera en este país da un préstamo a un emprededor con un producto de riesgo, si no es a cambio de un fuerte control sobre dicho proyecto, destruyendo por tanto la libertad creativa de ese emprendedor?

Estaremos muy pendientes de la confirmación de esta información, y las implicaciones que podría tener sobre el crowdfunding en España.