KickStarter en 2013: cifras y proyectos estrella

Resumen anual de KickStarter en 2013. Cifras y proyectos estrella, de Pebble a Oculus Rift

KickStarter es lo mejor que le ha pasado a Internet en los últimos años. Ideas ingeniosas, proyectos geniales enfocados a minorias, propuestas arriesgadas que nunca verían la luz a través de los cauces normales, se hacen realidad, y lo más importante, tienen éxito gracias a KickStarter.

Porque lo más relevante del crowdfunding no es que la gente de la calle se convierta en mecenas para patrocinar un proyecto que le gusta. Lo más importante es que esos proyectos demuestran tener fundamento, al convertirse en grandes éxitos. Demuestran que tenían razón.

Desde Peeble a Oculus Rift, desde Blue Ruin, que ganó en el Festival de Cannes, a Inocente, que ganó un Oscar:

Inocente

Ideas por las que nadie, en sus respectivas industrias, apostaba. Pero la gente de la calle las apoyó con su dinero, y su posterior éxito certifica que los profesionales entrajados que deciden qué proyectos salen adelante y cuales no, también fallan.

¿Qué es KickStarter y cómo funciona el crowdfunding?

KickStarter ha enviado a sus patrocinadores un email con el enlace a una web interactiva en donde resume sus logros durante el recién finiquitado 2013.

Las cifras son impresionantes:

Más de tres millones de personas han patrocinado proyectos en 2013, por un valor de 480 millones de dólares. Más de 1,3 millones de dólares recaudados al día.

Los mecenas provienen de 214 países situados en todos los continentes.

81.090 personas patrocinaron más de 10 proyectos. 975 personas han financiado más de 100 proyectos.

19.911 proyectos se financiaron exitosamente. Muchos miles más consiguieron salir adelante sumando aportaciones y recursos propios.

KickStarter también muestra los proyectos que más hondo han calado en 2013.

Pebble, el reloj inteligente con pantalla de tinta electrónica. Oculus Rift, las gafas de realidad virtual. Y Ouya, la consola con Android, son los éxitos tecnológicos más conocidos.

Pero hay otros muchos que no buscan la comercialización o el beneficio económico, como la traducción a los emoticonos Emoji de Moby Dick, que ya reposa en la Biblioteca del Congreso americano:

Moby Dick en Emoji

 

O el primer helicóptero impulsado por la fuerza humana:

Helicóptero impulsado por humanos

Y hay otros muchos éxitos mundanos que no habrían visto la luz sin ayuda de KickStarter: una exhibición fotográfica en el Muro de Berlín, cines independientes salvados del cierre, fotógrafos olvidados rescatados de la oscuridad... Incluso el primer satélite puesto en órbita por particulares.

Así es KickStarter.

Esperamos, por el bien de las ideas valientes que merecen escapar al olvido, que su éxito sea aún mayor en 2014.