Desarrollan combustible para aviones a partir de hongos

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Desarrollan combustible para aviones a partir de hongos

Un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Washington ha elaborado un combustible para aviones a partir de un tipo de hongo bastante común que se desarrolla en las hojas en descomposición, el suelo y la fruta podrida. 

Las investigaciones relacionadas con las posibilidades de los hongos para producir biocombustible llevan desarrollándose desde hace más de diez años, pero hasta ahora no se habían encontrado resultados interesantes debido a que los expertos se habían centrado en un tipo de hongo muy concreto de la selva tropical. 

El hongo que ha estudiado este grupo de científicos, cuyo nombre científico es Aspergillus carbonarius, produce hidrocarburos de manera natural, similares a los que se emplean en los combustibles de la aviación, en una cantidad mayor que otros ingredientes naturales, como las sobras no comestibles del maíz, de la avena o del trigo. 

Estos organismos producen los hidrocarburos como mecanismo de protección. El equipo demostró que reaccionan a los ataques bacterianos produciendo de este elemento. 

Los hongos Aspergillus estándar son productores de las enzimas necesarias para converitr la biomasa en azúcares, así como otros productos útiles. Por ello, el equipo decidió centrarse en la variedad Aspergillus carbonarius, para estudiar y valorar su potencial. 

Un avión comercial logra volar con aceite usado como combustible

Según explican estos investigadores, el empleo de los hongos para la producción de hidrocarburos y biocombustible es mejor que otros métodos, debido a que hacen el trabajo ellos mismos, sin necesidad de llevar a cabo ningún proceso químico complicado, que sí se requieren en el caso de otros sistemas de elaboración de biocombustibles

Además, los hongos tienen la ventaja de que pueden crear el combustible a bajo costo

Ahora, el equipo de científicos está trabajando en la optimización de la producción de hidrocarburos de los hongos a través de la ingeniería genética. Han obtenido mutaciones con un nivel de producción más alto y están mejorando estas cepas.

Los investigadores esperan que el proceso de producción de su biocombustible para aviones sea económicamente viable en los próximos cinco años.

[Fuente: Washington State University]