Logo Computerhoy.com

Google Pixel 7a, el móvil barato de Google que se mide con los mayores

- Actualizado:
Google Pixel 7a, análisis y opinión

Los Google Pixel son, con toda probabilidad, los móviles Android mejor valorados por los que de verdad disfrutan con la experiencia de un Android puro. Pero de todos ellos, tal vez el más atractivo es el Pixel 7a, la versión más asequible de la serie Pixel 7 que comparte muchas de las prestaciones de sus hermanos mayores, pero con un precio mucho más interesante.

Hace unos meses, Google presentó su nueva generación de móviles Pixel con el Pixel 7 Pro como buque insignia, el modelo base nos llegó un par de meses más tarde, pero finalmente también pasó por nuestra mesa de pruebas. Ahora la llega el turno al benjamín de la saga, el Google Pixel 7a.

El recién llegado comparte varios puntos en común con sus hermanos mayores, como por ejemplo el procesador, las líneas de diseño y materiales o la fluidez de su interfaz.

Salvo por el salto generacional de su procesador, que ya vimos en sendos  y Pixel 7 Pro, los nuevos Google Pixel 7a siguen los pasos de sus antecesores con muy pocos cambios a nivel de hardware, aunque sí a nivel de software. 

El Google Pixel 7a llega como una opción asequible para quienes no quieren renunciar a esta generación de Pixel y lo hace con un precio oficial de 509 euros.

Review del Google Pixel 7a, análisis, test y opinión de Computerhoy:

Ficha técnica del Google Pixel 7a

Google Pixel 7a
Pantalla

gOLED

6,1 pulgadas

Formato 20:9

Resolución 2400x1080 pixeles

Frecuencia de refresco 90 Hz, Soporte HDR

Procesador

Google Tensor G2

Cortex X1, 2 nucleos, 2.85Ghz

Cortex-A76, 2 nucleos, 2.35Ghz

GPU

GPU Mali G710 MP7 

Memoria RAM

8 GB

Almacenamiento

128 GB

Cámaras principales

Principal: 64 Mpx Estabilizador óptico para foto y vídeo

Gran angular: 13.0 Mpx

Cámara Frontal

13 Mpx

Batería

4.385 mAh

Carga rápida de 18W

Carga inalámbrica de 7,5 W

Sistema operativo

Android 13

Conectividad

NFC

Bluetooh 5.2

WiFi 802.11a/b/g/n/ac/ax

USB Tipo-C 3.1

Navegación por satélite GPS

5G

Dimensiones y peso

152,4 x 72.9 x 9 mm

193 g

Extras

IP67

Colores: gris oscuro, azul y coral

Precio

509 euros

Idéntico al resto de Pixel 7, pero algo más compacto

Si esto fuera el juego de encontrar las 7 diferencias entre el Pixel 7a y el Pixel 7 créeme que tendrías que afinar mucho el ojo porque, más allá de que el Pixel 7 es un poco más voluminoso o pequeños detalles como el micrófono integrado en el módulo de cámara trasero, sería muy complicado determinar cuál es cual.

Si a esto le sumanos que Google nos ha enviado el mismo acabado en cristal blanco brillante en los tres modelos, bien podrían confundirse entre ellos.

Al ser un poco más pequeño que sus hermanos, el Pixel 7a se acomoda bien en la mano, aunque también es algo más grueso que el Google Pixel 7, pero la diferencia es de apenas un par de milímetros, por lo que tampoco es un drama. Hablamos de unas dimensiones de 152,4 x 72,9 mm con 9 mm de grosor y 193 gramos de peso.

Google Pixel 7a, análisis y opinión

Debo reconocer que, al tener la trasera de cristal, me resultaría tan resbaladizo como lo fue el Pixel 6 Pro que analicé hace algunos meses, pero lo cierto es que el Pixel 7a ha mejorado mucho en ese sentido y no ha sido para tanto, aunque me hubiera gustado contar con una funda protectora para proteger el módulo de cámaras.

El marco de aluminio tiene un tacto agradable, pero no termina de gustarme la forma en la que se entrega en el borde de la pantalla dejando un filo algo agresivo. Lo más destacado de este marco son los botones, situados a muy buena altura dado su tamaño, pero confieso que me ha costado acostumbrarme a que sus botones estén a la inversa del resto de móviles del mercado, ya que el botón de encendido está en la parte superior, y el de volumen debajo.

Google Pixel 7a, análisis y opinión

No me malinterpretes, me parece la opción más lógica y la mejor implementada ya que probablemente usarás mucho más los de volumen que el de encendido, por lo que el orden es correcto, pero años usando a diario la combinación inversa pasan factura y me ha costado más de una semana acostumbrarme a ello y no apagar la pantalla cuando quería subir el volumen.

En el lateral opuesto solo encontramos la bandeja de la SIM con espacio para una sola tarjeta 5G, y en la parte inferior el USB C escoltado por las ranuras del altavoz estéreo inferior. Tampoco faltan la conectividad Bluetooth 5.2, NFC, GPS y WiFi 6e.

Llegan los 90 Hz a una pantalla con marcos simétricos y un sonido genial

En cuanto a pantalla, el Pixel 7a es el más pequeño de su gama y eso se refleja en una diagonal de pantalla más pequeña. Se trata de una pantalla gOLED de 6,1 pulgadas con resolución Full HD+ que deja una buena nitidez en textos y un tratamiento de color correcto.

Pese a que no tiene los marcos más estrechos del mercado, son los esperados en un móvil de esta categoría y el hecho de ser simétricos le aporta un cierto equilibrio estético.

Google Pixel 7a, análisis y opinión

No es una pantalla que destaque por mostrar un brillo excelente, pero sí es un panel con una iluminación muy uniforme que no muestra sombras en las esquinas y deja una media de 661 luxes. Esto hace que se quede algo justo en exteriores muy luminosos, aunque es suficiente.

El modo de brillo automático reacciona bien a los cambios, pero siempre se ha mantenido ligeramente por debajo de los valores de brillo que me gustaría.

Una de las novedades que aporta la pantalla de este Google Pixel 7a es la mejora en la tasa de refresco, que pasa de los 60 Hz a una tasa de refresco variable de 90 Hz. No obstante, dado que no es un panel LTPO, no permite un ajuste preciso de la tasa de refresco, y solo admite o 60 o 90 Hz configurándolo desde el menú de Ajustes.

Brillo de pantalla del Google Pixel 7a

En cuanto al sonido, el Pixel 7a entrega un sonido bien equilibrado, pese a no ser el más potente del mercado, es capaz de mantener el tipo incluso a su máximo volumen sin distorsionar y con una cierta presencia de bajos.

Su mayor valor se encuentra en el rango de los medios, donde dibuja un sonido nítido y bien definido. Los que antes empiezan a flojear son los bajos, que a partir del 75% empiezan a perder definición y profundidad para tomar un cierto matiz metálico. Por todo lo demás, su sonido se coloca al nivel de algunos móviles de gama alta.

Android vuela y Tensor quema. Nada nuevo bajo el sol

El procesador había sido la asignatura pendiente de Google desde los móviles Nexus de la marca. Era la única pieza que Google no controlaba y condicionaba el desarrollo de su sistema operativo o de las funciones de inteligencia artificial necesaria para el funcionamiento de aplicaciones tan importantes como la cámara.

La llegada de la primera generación del Google Tensor con los Pixel 6 abrió la puerta para que Google controlara todos los procesos de software y hardware, pudiendo afinar el funcionamiento de sus móviles tal y como hace Apple con sus dispositivos.

En este caso, el Pixel 7a monta el mismo procesador Tensor G2 que ya vimos en sus hermanos mayores, por lo que pocas novedades en este sentido. El procesador está fabricado en una litografía de 5 nanómetros con una CPU de 8 núcleos, con 4 núcleos de eficiencia diseñados para consumir poca energía en tareas rutinarias de poca intensidad, y cuatro más de fuerza bruta.

,
Google Pixel 7a Google Pixel 7Samsung Galaxy S23
Escritura secuencial163,78 MB/s158,24 MB/s409,59 MB/s
Lectura secuencial629,90 MB/s684,76 MB/s980,53 MB/s
Escritura aleatoria33,79 MB/s33,47 MB/s30,86 MB/s
Lectura aleatoria12,24 MB/s17,10 MB/s26, 09 MB/s
Velocidad de copia en memoria10,47 GB/s15,04 GB/s18,69 GB/s

Si por algo destaca el Google Pixel 7a del resto de móviles de su categoría es por la experiencia de uso que ofrece. No podía ser de otro modo ya que Google ahora sí controla todos los factores, y puede afinar el software a un procesador que la propia compañía ha diseñado para que correr Android 13, y promete hasta 5 años de actualizaciones para sus dispositivos.

El resultado es una interfaz que vuela, con animaciones muy cuidadas y opciones de personalización de menús y accesos rápidos que llega hasta el mínimo detalle. Detalles muy “Pixel” como el fundido a negro hacia el botón de encendido cuando se apaga la pantalla.

El Asistente de Google está especialmente afinado en los Pixel y esta no es una excepción llevando la inteligencia artificial de Google hasta el extremo con funciones como el reconocimiento de música desde la pantalla de bloqueo o un aprendizaje progresivo de tus hábitos de uso.

Google Pixel 7a, análisis y opinión

Otro de los puntos fuertes de los Pixel es la seguridad y la privacidad de los datos del usuario potenciado por el procesador Titan M2, que proporciona una capa de seguridad adicional aislando la copia de seguridad cifrada del sistema y alojando las claves en cifrado y los datos biométricos del usuario en su entorno seguro.

Este chip basado en tecnología RISC V cuenta con su propia RAM, almacenamiento y acelerador criptográfico, por lo que funciona de forma autónoma y aislada del resto del sistema.

A nivel de seguridad de usuario, encontramos un lector de huella dactilar bajo la pantalla situado en una posición muy cómoda que hace que el número de fallos quede muy reducido. Además, incorpora un sistema de reconocimiento facial que también funciona bien con buena luz, pero que pierde toda efectividad a oscuras.

Google vuelve a demostrar el potencial de un buen procesado de imagen

En el apartado anterior mencionábamos la importancia del procesador Tensor G2 en el buen rendimiento fotográfico, ya que en el reside “la magia“ que consigue sacar oro de cada megapíxel de los sensores fotográficos de sus cámaras.

De hecho, uno de los inconvenientes de hacer fotos con un Google Pixel 7a es precisamente ese, que lo que ves en la pantalla cuando pulsas el botón de disparo, finalmente no se corresponde con la foto que se guarda en la galería…por suerte para el usuario, porque es muchísimo mejor.

De hecho, desde la app de edición de la galería de Google Fotos se pueden hacer verdaderas virguerías como borrar elementos molestos de la foto, cambiar la intensidad y punto de desenfoque, añadir iluminación a los retratos con resultados sorprendentes.

,
CámarasApertura y estabilización
Traseras64 Mpx | Sensor de 1/37” | 1 μmOIS + EIS
Ultra gran angular: 13 MpxN.D.
Frontal13 MpxEIS | foco fijo

En lo que respecta al hardware, no hay grandes números a simple vista, ya que monta una cámara principal de 64 Mpx con estabilizador óptico y una cámara gran angular de 13 Mpx, mientras que en el frontal lo hace con una cámara de 13 Mpx. A grandes rasgos, una configuración bastante habitual en la gama media e incluso en la gama media baja.

Sin embargo, basta ver los resultados para darse cuenta de que lo que pasa en la trastienda de este móvil no es muy habitual. Con buena luz los resultados son equivalentes a los de un gama alta, con fotos nítidas y muy ricas en detalle.

El color es vivo y el balance de blancos está muy bien tratado dejando un rango dinámico amplio que consigue equilibrar las altas luces de las nubes en un día soleado, sin hundir las sombras.

El ultra gran angular por su parte, pierde algo de esa nitidez, sobre todo en los extremos, debido al recorte en la resolución, pero mantiene muy bien el tipo corrigiendo la deformación del angular y dejando unos resultados bastante lineales.

El tratamiento del color es muy uniforme en ambas cámaras, por lo que salvo por la amplitud focal, no hay diferencias en el ajuste del color.

Desde la app de cámara se puede seleccionar un zoom digital 2x directo que se resuelve bien, aunque pierde algo de nitidez, más allá de ese punto la pérdida de definición hace que no merezca la pena aventurarse a usarlo más allá del 3x.

Las fotos nocturnas o con poca luz son una prueba de fuego que diferencia a los móviles de gama alta de los de gama media a nivel fotográfico y aquí, es donde el Pixel 7a marca diferencias gracias a su buen comportamiento en el procesado y se queda muy parejo a lo conseguido por muchos móviles que casi cuestan el doble.

Los resultados son muy buenos para un móvil de esta categoría, y deja fotos en las que se prima la naturalidad y se cuidan las tonalidades de la luz. No se aplican filtros de enfoque de bordes que dejen un aspecto artificial, ni se intenta convertir la noche en día forzando los negros.

Sin duda, además de la inteligencia artificial aplicada en el procesado, partir de una buena base óptica utilizando el estabilizador óptico es una de las claves del buen resultado fotográfico del Pixel 7a. Por eso se obtienen mejores fotos con la cámara principal que con el gran angular.

También sucede en los retratos, donde la cámara principal brilla dejando unos selfies más que correctos con poca luz y con mucho detalle en el resto de condiciones de luz.

Solo decir que noto que la cámara principal tiende a una interpretación algo cálida de la piel, dejando un bronceado algo más subido de la cuenta. Sé que son buenas noticias para muchos, pero no por ello deja de restarle algo de realismo.

Con la cámara frontal, esa tonalidad en pieles se corrige un poco más haciéndola más realista y te devuelve a la realidad de que necesitas pasar más horas al aire libre.

El apartado del vídeo ha mejorado con respecto al Pixel 6a permitiendo grabar en 4K a 60 fps con una estabilidad sorprendente y un tratamiento del color muy bueno.

También permite hacer vídeos en cámara lenta e hyperlapse con buenos resultados quedando al nivel de algunos móviles de gama alta.

Suficiente para un día de uso, pero suspenso en carga rápida

Uno de los tradicionales puntos débiles de los móviles de Google es su autonomía y, pese a que no es el drama de hace años, los 4.385 mAh de batería que monta el Pixel 7a pueden quedarse cortos para algunos usuarios.

Con un uso intermedio en el que sí he hecho algunas fotos y he navegado, el uso medio de pantalla alcanzaba fácilmente las 5 horas de pantalla con el ajuste de brillo automático, llegando sin mayores problemas al final del día con un margen de más del 20% de carga. No es suficiente para afrontar un nuevo día sin cargarlo, pero ofrece cierta tranquilidad.

Sin embargo, cuando he hecho un uso más intensivo de redes sociales, juegos o la grabación de vídeos, la batería ha bajado de forma más notable y a media tarde ya ha necesitado una carga para llegar al final del día sin quedarme incomunicado.

Gráfico de carga del Google Pixel 7a

Google hace tiempo que se subió al carro de eliminar el cargador de la caja de sus móviles, pero al que le cuesta un poco más de subirse es al de una carga rápida que realmente lo sea, ya que el Pixel 7a solo soporta cargas de 18 W, aunque lo compensa incorporando una carga inalámbrica de 7,5 W.

Con esta potencia de carga y esa capacidad de batería, el Google Pixel 7a tarda 54 minutos en alcanzar el 50% de la carga, y 2 horas y 12 minutos en completar el 100%, por lo que la carga nocturna parece la mejor de las ideas.

Versiones, ofertas y precio del Google Pixel 7a

Aunque Google se empeñe en enviarnos solo los modelos con acabado en blanco nieve, el Google Pixel 7a también está disponible en acabados carbón, azul claro y coral, siendo este último exclusivo de Google Store.

Google solo ofrece una configuración para su Pixel 7 más asequible, disponible en 8 de RAM y 256 GB de almacenamiento interno que estará disponible a partir del 10 de mayo por un precio de lanzamiento de 509 euros.

La opinión de Computerhoy.com: ¿merece la pena comprar el Google Pixel 7a?

Tocamos los últimos acordes de este análisis del Google Pixel 7a habiendo descubierto en primera persona los motivos por el que el modelo de la gama A de Pixel acostumbra a ser el más vendido.

Sobre el papel no parece gran cosa: 8 GB de RAM, 256 GB de almacenamiento interno, 4.385 mAh de batería… nada que no te ofrezca cualquier móvil del rango de precios de los 500 euros.

Google Pixel 7a, análisis y opinión

Sin embargo, lo que realmente hace interesante a este móvil es lo que no se ve, y tantas veces tratamos de explicar quienes nos dedicamos a esto de probar artilugios tecnológicos: la experiencia de uso es la clave. En este sentido, el Google Pixel 7a ofrece la mejor experiencia de uso de Android puro, y es gracias a que Google controla tanto el hardware como el software.

Precisamente eso es los que le ha permitido conseguir un rendimiento fotográfico excelente basado en la inteligencia artificial que proporciona el procesador Tensor G2, que si bien no es el más brillante de la clase en cuestiones que requieran fuerza bruta, en la gestión de algoritmos demuestra ser un auténtico virtuoso.

Google Pixel 7a

Pocos móviles consiguen una experiencia Android tan completa como los Píxel, pero el Pixel 7a además llega con un precio ajustado y un nivel fotográfico alto, resulta muy complicado no recomendarlo.

El Google Pixel 7a es un móvil para despreocuparte. Despreocuparte a la hora de hacer fotos porque la inteligencia artificial va a hacer su trabajo, y despreocuparte del sistema operativo porque Google te va a ofrecer 5 años de actualizaciones y un funcionamiento impecable.

No obstante, cuando te toque cargar la batería, no te va a quedar otra que despreocuparte de él, porque, quieras o no, vas a tener que esperar un buen rato. El peaje a pagar merece la pena.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Android

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Nuestra valoración

Pocos móviles consiguen una experiencia Android tan completa como los Píxel, y si además nos llega con un precio ajustado y un rendimiento fotográfico tan alto, resulta muy complicado no recomendar este móvil.

Lo mejor

  • Diseño y tamaño
  • Android puro
  • Hace magia con la cámara
  • Buena autonomía

Lo peor

  • Sin pantalla de 120 Hz
  • Gestión de temperatura
  • Sin cargador
  • Carga “poco” rápida
84