Moto X Play, análisis y opinión completa

Lo mejor

  • Autonomía sobresaliente
  • Ranura Micro SD
  • Cámara trasera notable
  • Buen rendimiento 

Lo peor

  • Demasiado plástico
  • Sin adaptador carga ultrarrápida
  • Precio
Moto X Play

Moto X Play Motorola

Amazondesde 243,60VER OFERTAS

Nota de análisis

81
  • Especificaciones

    Sistema operativo Android 5.5.1
    Tamaño 5.5 pulgadas
    Resolución 1280 x 720
    Cámaras 21.0/5.0 mpx
    Capacidad 3630 mAh
    Memoria Interna 16 GB, 32 GB
Moto X Play, review en vídeo

 

Introducción

Motorola sabe muy bien lo que hace. Así lo ha demostrado desde su reaparición en España con el Moto G por bandera, uno de los mejores móviles low cost año tras año, del que ya os hemos hablado largo y tendido en ComputerHoy. 

Ahora llega el turno de renovar el Moto X, la gama alta de Motorola, que aterriza con dos versiones muy diferenciadas. Por un lado tenemos el Moto X Style, el buque insignia de la compañía equipado con una pantalla sobresaliente y unas especificaciones que no tienen demasiado que envidiar al nuevo iPhone o los nuevos Nexus.

Un escalón por debajo emerge el Moto X Play, un smartphone a medio camino entre la gama media y la gama alta que destaca como uno de los móviles con mejor rendimiento de batería de 2015: Motorola promete que llega sin problemas a las 48 horas, algo sobre lo que hablaremos más adelante.

Así es el nuevo Moto G 3ª generación

A priori, nos encontramos delante de un móvil con una autonomía sobresaliente, una cámara de vértigo y un rendimiento más que decente por menos de 400 euros, algo que está al alcance de muy pocos terminales.

A lo largo de este análisis del Moto X Play descubriremos si realmente merece la pena comprarlo, si cae irremediablemente contra su hermano mayor, el Moto X Style, o si puede ser una alternativa de garantías a los potentes terminales chinos como el OnePlus 2

 
Diseño
Galería de fotosMotorola Moto X Playver las 23 fotos

El Moto X Play tiene un diseño práctico, sin demasiadas estridencias, con un acabado mucho más fino que el Moto G pero lejos del aspecto premium de los verdaderos terminales de gama alta como el nuevo iPhone 6S o el Galaxy S6 Edge+ y parece que también un paso por detrás de su hermano mayor, todavía por llegar a España.

En lo que sí destaca es en la ergonomía al ser un terminal que se maneja perfectamente con una sola mano gracias a dos cosas fundamentalmente: el recorte de los marcos del teléfono y la curvatura de la parte trasera, que ofrece un extraordinario agarre.

En cuanto a las dimensiones se queda en un nivel intermedio, por debajo de las medidas del iPhone 6 Plus o el Sony Xperia Z5 Premium. Eso sí, en cuanto al peso andan a la par ya que el terminal de Motorola detiene la balanza en 169 gramos, algo provocado por la enorme batería que esconde en su parte trasera.

La batería no es extraíble pero sí la carcasa, que es intercambiable. Se agradece porque las versiones básicas -en blanco o negro- no tienen demasiada personalidad, pero la mala noticia es que todavía no ha llegado la posibilidad de personalizar online la carcasa del Moto X Play como sí es posible en otros países.

Al contrario de lo que cualquiera podría imaginar la ranura para introducir tanto la tarjeta nanoSIM como la microSD no se encuentra en la parte trasera sino en el marco superior, en una bandeja que se retira por medio de una diminuta herramienta.

En términos generales estamos ante un móvil con un diseño muy práctico, nada ostentoso, que no aspira a competir contra los primeros espadas de otras compañías porque para eso ya está el hermano mayor. Aunque a algunos usuarios les moleste el ahorro en forma del abuso del plástico, es un smartphone muy cómodo. 

Pantalla

Motorola Moto X Play 2015

La pantalla del Moto X Play se queda en 5,5 pulgadas y deja atrás el AMOLED para abrazar la tecnología IPS. El resultado es un panel que responde bastante bien en casi todas las situaciones, con un brillo más que decente en exteriores y amplios ángulos de visión.

Ofrece un densidad de 403 píxeles por pulgada (ppp), lo que se traduce en una excelente nitidez a la hora de visualizar textos e imágenes y reproducir vídeos. La mala noticia es que el terminal se queda lejos del 4K cada vez más presente en móviles de gama alta ofreciendo una resolución de 1080p, con buena definición y notable gama de colores.

Por defecto, la pantalla muestra una configuración de color "intensa" que a algunos usuarios les puede resultar un poco sobresaturada, pero se puede cambiar en pocos pasos por el modo natural.

Moto X Play

Nuestra opinión sobre la pantalla a nivel general es bastante satisfactoria pero, aunque no existen ningún motivo para sacarle los colores al móvil, la verdad es que la sensación general es que se queda lejos de los verdaderos móviles de gama alta.

La diferencia se nota, por ejemplo, en el tacto de la pantalla al utilizar un panel quizás demasiado grueso, o en una resolución que no llega a poner los pelos de punta como sucede en el caso del Galaxy S6

Otro de los puntos a mejorar es su resistencia al agua. Como hemos podido comprobar esta review del Moto X Play resiste sólo pequeñas salpicaduras sin llegar ni mucho menos a la sumergibilidad de la que presume por ejemplo el Xperia Z2 de Sony.

Software

Moto X Play Software

La apuesta de Motorola a nivel de software para sus smartphones es clara: Android puro y duro. Una excelente noticia para los amantes del sistema operativo móvil de Google, sin molestas capas de personalización ni demasiadas apps preinstaladas.

El terminal viene con Android 5.1.1 Lollipop y probablemente será uno de los primeros móviles en actualizarse a Android 6.0 Marshamallow, lo que supone otro importante punto a favor para su compra.

Estos son los nuevos wallpaper de Android 6.0 Marshmallow

Al trastear con el móvil durante dos semanas para este análisis del Moto X Play hemos detectado algunas apps preinstaladas por Motorola como Connect, que permite conectar otros dispositivos de la compañía al smartphone o Migración, que sirve para copiar los contenidos del antiguo teléfono al nuevo.

Pueden ser interesantes para determinados usuarios, pero la buena noticia es que todas estas aplicaciones nativas se pueden eliminar de una forma rápida y sencilla, sin necesidad de permisos especiales ni root.

Lo mejor que ha hecho Motorola a nivel de software con este móvil probablemente es la inclusión de Moto Display, una pantalla de bloqueo que se enciende automáticamente al recibir notificaciones y con la que es posible ver algunos detalles sobre ellas sin llegar a desbloquear el teléfono, lo que resulta tremendamente útil.

Asistente Voz moto X

Por otro lado, el Moto X Play incluye el asistente Moto, similar a Google Now o Siri, que funciona extraordinariamente para ciertos comandos de voz. En caso de no reconocer el comando el asistente pregunta a Google Now, por lo que se trata de una herramienta complementaria, no sustitutiva. 

Además, a través de las ubicaciones y la hora del día el móvil es capaz de activar diferentes perfiles para silenciar las llamadas o actuar como manos libres. 

Rendimiento

Sobre el papel el rendimiento del Moto X Play está un escalón por debajo del Style al montar un Snapdragon 615 en lugar del 808 que tiene el hermano mayor. Y la diferencia, la verdad, se nota.

No estamos -ni mucho menos- ante la peor configuración de un smartphone en los últimos años, de hecho es una de las más extendidas, pero para ser honestos el hardware se queda lejos de los móviles de alta gama. Estamos ante un procesador octacore compuesto por dos procesadores QuadCore Cortex A53 acompañados de una GPU Adreno 405.

¿El resultado? Cumple con muy buena nota nota a la hora de navegar y utilizar todo tipo de aplicaciones, incluidos videojuegos de última generación. Los problemas aparecen al llevar el smartphone al límite, con docenas de apps en segundo plano y música a todo volumen.

Ahí es donde sufre el terminal, con una significativa ralentización de las funciones del dispositivo como síntoma en buena medida acentuada por los 2 GB de memoria RAM de los que dispone frente a los 3 Gb del modelo superior de la gama  o los 4 GB de los que presume por ejemplo el OnePlus 2.

De todas formas, se trata de un problema residual para la mayoría de usuarios. El rendimiento del Moto X Play es aceptable, por encima de la mayoría de los móviles de gama media pero notablemente lejos del nivel de smartphones de gama alta.

Batería

Batería Moto X

El gran punto fuerte es su batería, no extraíble, equipada nada menos que con 3.630 mAh que según la marca ofrecen hasta 48 horas de uso sin necesidad de recargar.

De hecho, el terminal dispone de una autonomía mucho mayor que el tope de gama de Motorola, gracias a una batería más grande y un teléfono con varias especificaciones limitadas como la pantalla o el procesador que facilitan las cosas.

Para realizar la review del Moto X Play hemos llevado a cabo diferentes tácticas y perfiles de uso, con resultados siempre muy satisfactorios. Pero, ¿de verdad puede durar dos días enteros?

Con un nivel de uso medio el móvil alcanza sin problemas las 36 horas. A partir de ahí todo depende del usuario, ya que siguiendo consejos para ahorrar batería como desactivar el brillo automático uno se acerca a las 48 horas sin demasiadas complicaciones.

Batería Moto X Play

Con un uso más intensivo la batería del Moto X Play también arroja buenos resultados, llegando sin vacilaciones al final del día para alegría de los usuarios más exigentes.

El teléfono móvil soporta además la función de carga ultrarrápida, según Motorola la más rápida del mundo al ofrecer nada menos que 8 horas de autonomía con una pequeña carga de 15 minutos.

La mala noticia, sin embargo, es que el cargador que viene de serie no soporta esta función, lo que nos obligará a pasar por caja para poder utilizar todo el potencial del móvil. 

Y aunque cada vez es una función más extendida en los terminales de gama alta e incluso en algunos de gama media, no es compatible con la carga inalámbrica, algo que ni siquiera incorpora el Moto X Style.

Cámara

Cámara Moto X Play

Otro de los motivos para comprar el Moto X Play es la cámara, al menos en teoría, ya que la trasera llega hasta unos sobresalientes 21 megapíxeles que prometen unas fotos de vértigo y la trasera alcanza unos decentes 5 megapíxeles.

Los resultados son bastante dignos bajo buenas condiciones de luz, con una extraordinaria definición en las fotografías y un buen rango de colores. Por eso, se trata de uno de los mejores móviles para fotografiar paisajes o realizar retratos en exteriores durante el día, aunque no esperes llegar a la calidad de un iPhone 6S ni del LG G4, que también son más caros.

La respuesta de la cámara, además, es bastante rápida. La aplicación se puede abrir simplemente agitando el móvil incluso si está bloqueado y el disparador actúa sin contemplaciones. Eso sí, a muchos les costará acostumbrarse a una cámara que dispara fotografías si el dedo toca cualquier parte de la pantalla, lo que puede llegar a ser desesperante.

Galería de fotosPrueba de cámara: fotografías realizadas con el Moto X Playver las 13 fotos

La cámara incluye algunas funciones interesantes como el HDR automático que estudia la composición de cada escena para ofrecer siempre la mejor fotografía, con un colorido espectacular.

Sin embargo, las buenas noticias se difuminan a medida que se escapa la luz, ya que el móvil pierde muchos enteros de noche, en condiciones de baja visibilidad o ante objetos en movimiento. Y es que los megapíxeles no lo son todo en una cámara: a la del Moto X Play le falta un mejor estabilizador de imagen y sistema de autoenfoque.

Tampoco parece ayudar demasiado el Snapdragon 615 para el procesado de las fotografías. Y además se echan en falta más opciones manuales en la aplicación de la cámara por defecto.

Camara Moto X

El sensor frontal es de 5 megapíxeles y ofrece un nivel de calidad que se sitúa en línea del resto de terminales de gama media, suficiente para compartir selfies en las redes sociales pero nada del otro mundo. En cuanto al vídeo, es capaz de grabar a 1080p y 30 fps, pero no existe ninguna opción para rebajar la calidad a 720p. 

En definitva, un ejemplo más de que los megapíxeles no lo son todo. La cámara del Moto X Play es razonablemente buena, especialmente en exteriores y con buena iluminación, pero no llega a toser a la de los buques insignia del resto de fabricantes. 

Audio y conectividad

Moto X Play conectividad

Las apariencias a veces engañan. A primera vista, parece que dispone de dos altavoces en la parte frontal que prometen una experiencia sobresaliente a nivel de reproducción de música y audio, pero la dura realidad es que uno de ellos es el micrófono y el otro sólo es un altavoz mono.

Los resultados son decentes, sin llegar a ser extraordinarios. El altavoz del móvil tiene una potencia que se sitúa un poco por encima de la media y, aunque con el volumen al máximo el la música se distorsiona, con un uso moderado la experiencia resulta más que aceptable.

La buena noticia es que al enchufar los auriculares la calidad del sonido mejora notablemente con unos resultados notables según hemos comprobado con unos Beyerdynamic DT 770 Pro.

A la hora de hablar sucede un poco lo mismo. Hemos puesto a prueba al Moto X Play en todo tipo de llamadas, incluidas conferencias internacionales a Alemania, y los resultados a veces han sido razonablemente buenos y en otras ocasiones simplemente aceptables.

Moto X Play altavoces

De todas formas, los problemas de audio no son exclusivos al terminal de Motorola. Lo cierto es que es un apartado que parecen haber dejado de lado la mayoría de fabricantes, más enfocados en desarrollar cámaras muy potentes o pantallas con una resolución de vértigo por encima de ofrecer una experiencia de sonido de alta calidad.

La buena noticia es que la disposición de los altavoces impide tapar la salida del sonido incluso a la hora de poner el terminal en horizontal para ejecutar videojuegos.

A nivel de conectividad el terminal de Motorola es, por supuesto, compatible con el 4G de España, dispone de NFC y la versión que se vende en España viene con Micro-USB.

Conclusión

Moto X Play Opinion

Decíamos al principio de esta review del Moto X Play que Motorola sabe muy bien lo que hace. Este móvil, sin embargo, no termina de cuadrar del todo en esa afirmación ya que estamos ante un smartphone a medio caballo entre la gama media y la gama alta.

Se trata de un terminal que cumple con nota en los tres apartados en los que más suele fijarse una persona a la hora de comprarse un teléfono con un rendimiento más que aceptable, una cámara notable y una batería sobresaliente

Sin embargo cuesta enamorarse de un móvil que no aspira a convertirse en el móvil perfecto pero tampoco termina de destacar especialmente respecto a sus rivales, solo a nivel de autonomía. 

Moto X Play microsd

Por todo ello, el Moto X Play se configura como un móvil orientado a usuarios exigentes que no quieren gastarse una millonada al comprarse un móvil nuevo. Respecto a su hermano mayor, el Moto X Style, posee una pantalla peor y un procesador más lento, pero ofrece una autonomía mucho mayor y resulta más barato, al menos en Estados Unidos donde existe precio para los dos terminales.

La apuesta por la calidad/precio de Motorola para esta versión del Moto X tiene una competencia bastante dura, con un precio de partida de 395 euros que se sitúan por debajo del LG G4 y a la par del OnePlus 2, aunque en este caso no hay que preocuparse ni por el envío del terminal ni por la garantía, un punto que para muchos podría ser definitivo a la hora de comprar el Moto X Play.

Nuestra valoración

  • Diseño77/10
  • Pantalla88/10
  • Hardware77/10
  • Software88/10
  • Cámara99/10
  • Batería99/10
  • Conectividad99/10
  • Calidad/precio77/10