Skip to main content

MSI Bravo 15, análisis y opinión

análisis MSI Bravo 15
A.A.H.

Lo mejor

  • CPU muy potente
  • Grande, pero no muy pesado
  • Teclado y touchpad
  • Puertos

Lo peor

  • El USB-A 2.0
  • Sin Windows preinstalado
  • Potencia de altavoces
  • Ruido de ventiladores
Bravo 15

Bravo 15

El MSI Bravo 15 es un portátil gaming de entrada con procesador y GPU de AMD. Cuenta con una pantalla a 144 Hz y teclado con retroiluminación.

17/10/2021 - 09:01

Vamos con el análisis del MSI Bravo 15, un portátil gaming de entrada que apuesta por un hardware 100% AMD y por una pantalla de 144 Hz para exprimir ciertos géneros como los shooters competitivos. ¿Qué tal se porta el combo del Ryzen 5 5600H con la Radeon RX5500M? 

Siempre que cae un portátil gaming en mis manos es una alegría. Me encanta jugar a videojuegos, he estado mucho tiempo en HobbyConsolas y me apasiona el mundillo tanto técnico como lúdico, por lo que un portátil gaming es la conjunción perfecta.

Estos últimos meses hemos analizado muchos portátiles gaming que cuentan con lo último de AMD e Intel en procesadores, pero que también tenían las GPU más potentes de Nvidia, las RX 3000 como, por ejemplo el Asus TUF Dash F15 -análisis- o el Lenovo Legion Slim 7i -análisis-.

Sin embargo, con esta propuesta de MSI ponemos los pies en el suelo con un equipo que está creado para un usuario que busque un portátil gaming de entrada y no necesite jugar en ultra a todos los juegos. 

Dicho esto, vamos con el análisis del MSI Bravo 15 con las tripas de AMD.

MSI Bravo 15
Dimensiones359 x 254 x 21,7 mm | 1,96 kg
Sistema OperativoFree DOS
ProcesadorAMD Ryzen 5 5600H
Memoria RAM16 GB
Almacenamiento512 GB SSD PCIe3
Tarjeta gráficaAMD Radeon RX5500M
Tamaño de pantalla15,6" | Panel IPS-Level | Refresco de 144 Hz
Conectividad inalámbrica / redesWi-Fi 6 | Bluetooth 5.1
Conectores de datos / A/VRJ45 | 2 x USB-C 3.2 | 2 x USB-A 3.2 | USB-A 3.0
869 euros en PC Componentes

Apartados del análisis del MSI Bravo 15:

Líneas agresivas con una pantalla de 144 Hz

El MSI Bravo 15 es un portátil con un diseño que nos recuerda a generaciones pasadas. 

Es un portátil gaming con todas las de la ley, lo que significa que es bastante gordote, cuenta con un chasis en el que el plástico es el material dominante y tiene unas líneas agresivas.

Cumple a rajatabla los estándares de los portátiles gaming de hace un par de años y oye, eso es algo que puede gustar a cierto segmento de jugadores ya que, definitivamente, no es un equipo que llame poco la atención.

En la tapa tenemos el logo del ave fénix que utiliza MSI para su familia Bravo y un diseño peculiar con líneas agresivas que también encontramos en los 'tubos de escape'.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Y es que, en la trasera tenemos dos generosas salidas de aire tanto para CPU como para la GPU y, si damos la vuelta al equipo, podemos ver una gran rejilla por la que entra el aire fresco.

Es curioso, pero esa rejilla no es simétrica ni está puesta de una forma muy ortodoxa en la tapa inferior, pero bueno, lo que importa en este caso es la funcionalidad, no la estética.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Si nos vamos a los laterales, encontramos las diferentes conexiones y he de decir que el portátil está bastante bien armado.

Tenemos 1 USB-C 3.2, dos USB-A 3.2, un USB-A 2.0 (no entiendo por qué se siguen usando USB 2.0 en 2021, la verdad), el HDMI, un RJ45 para Ethernet y el combo de jack de 3,5 mm.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Me habría gustado un USB-C más en lugar del USB-A 2.0, pero bueno, al final del día he podido conectar periféricos sin problema tanto para trabajar como para jugar, así que puedo decir que el portátil tiene puertos suficientes.

144 Hz en un panel IPS-Level

Cuando abrimos la tapa vemos la pantalla de 15,6" y unos marcos un poco extraños. Los laterales son extremadamente delgados, pero en la parte superior tenemos un marco que va aumentando su anchura hasta la parte central, donde tenemos la webcam.

Tenemos cinco gomillas de silicona para proteger la pantalla cuando el portátil está cerrado, algo que nos ha parecido un buen detalle, pero entre el marco superior y el inferior tenemos la sensación de que hay mucho plástico alrededor de la pantalla.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Pero bueno, si vamos al propio panel, tenemos algo que no se sale de lo establecido para la gama de la que estamos hablando.

Se trata de un panel FullHD que MSI dice que es IPS-Level. Esto se suele decir de paneles TN, sobre todo, que cumplen ciertas características para asemejarse a un IPS. 

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Sin embargo, ni la reproducción de color, con solo el 45% del espectro NTSC, ni los ángulos de visión, con una clara pérdida de contraste y brillo a 45º, cumplen los estándares de un IPS.

Si la vemos de frente y en un entorno en el que no haya luces apuntando a la pantalla, el panel se ve de forma más que correcta y tiene una sorpresita: 144 Hz.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Es un refresco que se agradece mucho en el día a día, pero que en los juegos solo vamos a poder aprovechar en títulos antiguos o en otros más modernos poco exigentes y con valores gráficos en medio o bajo. 

Creo que es un buen panel en términos generales dentro de la gama en la que estamos y, realmente, el público objetivo va a disfrutar de los juegos, pero en lo personal habría optado por un panel a 60 Hz con una mejor representación del color en lugar de apostar por esos 144 Hz.

100% AMD para un conjunto robusto en el gaming de entrada

En el interior tenemos un corazón que es puro AMD, aunque no de la última generación. El procesador es el Ryzen 5 5600H, un procesador de 6 núcleos y 12 hilos con una frecuencia de 3,3 GHz.

La frecuencia turbo es de 4,2 GHz y está construido en 7 nanómetros con la arquitectura Zen 3. Vaya, que es un procesador muy nuevo y apto para cualquier tipo de tarea de ofimática, edición fotográfica, juegos y vídeo, si estuviera acompañado por una GPU potente.

Podemos optar por 8 o 16 GB de memoria RAM DDR4 a 3.200 mAh y la GPU es la RX5500M

Cuenta con 4 GB de memoria GDDR6, por lo que el ancho de banda es excelente, pero las especificaciones de la propia gráfica son de una GPU de entrada y, como se puede ver en la tabla, a nivel de GPU el Ryzen es muy potente, pero la RX5500M no tanto.

En tareas como las que digo de edición de foto, ofimática, trabajos de la universidad y como ordenador más 'casero', el equipo va perfectamente, ya que el procesador es muy rápido y el SSD, aunque no es de última generación, no nos pone demasiadas piedras en el camino.

Hay que tener en cuenta, eso sí que viene sin Windows y tendréis que comprarlo aparte. Nuestra versión venía con un Windows 10 no original instalado. 

Prueba de juegos y temperatura

Pero bueno, ¿esto en qué se traduce a la hora de jugar? Cuando vemos las estadísticas de rendimiento, vemos que la GPU es la que más sufre, siendo la CPU un componente que va sobrado en prácticamente todos los juegos.

Hemos probado los títulos en la configuración recomendada para nuestro equipo, generalmente con gráficos en 'medio' y algunos valores en 'alto', pero como vais a ver, no nos aprovecharemos de la alta tasa de refresco del panel.

FPS de mediaTemperatura máxima CPUTemperatura máxima GPU
Control2874º61º
DOOM Eternal3887º64º
Overwatch8790º66º
Destiny 25079º64º
Death Stranding4590º65º

Si juegos como Overwatch se juegan en medio-bajo, hablamos de unos 120 Hz, pero seguimos sin poder exprimir los 144 Hz de la pantalla. 

El resto de juegos son perfectamente disfrutables, aunque algunos más exigentes como Control o DOOM Eternal deben ajustarse personalmente para obtener tasas más altas. 

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Puede ser que seáis ese tipo de jugador que solo juega MMO o títulos de estrategia, como el inminente Age of Empires IV y para ese tipo de juegos, este portátil va genial. 

Si los títulos son algo más complejos y recientes, está claro que la RX5500M se queda corta.

Y sobre los altavoces, tenemos una pareja en el frontal de la parte inferior que tienen una potencia de 2 W cada uno.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

El rendimiento es correcto y si vamos a trabajar en ofimática escuchando música o vídeos, podremos hacerlo sin problema. 

Sin embargo, no será posible jugar con los altavoces integrados porque el ruido de los ventiladores hará que no escuchemos bien el contenido.

Teclado sin sorpresas a la hora de jugar o escribir

Aunque estamos hablando de un portátil de entrada, lo cierto es que MSI ha hecho un muy buen trabajo en lo que a teclado y touchpad se refiere.

Tenemos un teclado con retoiluminación en rojo que es, también, bastante retro en el segmento de los portátiles gaming, pero que en el día a día resulta muy cómodo.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Me gusta el sonido y el rebote de las teclas y si sois de los que echáis de menos el teclado numérico cuando no está, no tenéis nada de qué preocuparos en esta ocasión.

Eso sí, no tenemos lector de huellas y lo entiendo por el precio, pero al final es algo que nos hace la vida muy cómoda.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

El touchpad tiene un tamaño adecuado y es preciso. No hay ninguna queja en este sentido y, aunque para jugar es mejor un ratón, para todo lo demás es un conjunto muy cómodo.

Unas cuatro horas si no jugamos debido a su batería de 52 Wh

La batería cuenta con tres celdas y una potencia de 52 Wh. Aunque el procesador está construido en 7 nanómetros, tiene un TDP de 45 W y no es un equipo que consuma poco, precisamente, lo que unido a una batería pequeña arroja un resultado que puede quedarse justo.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Con un uso normal de ofimática con la pantalla a un 60% de brillo, varias pestañas abiertas y apps como Spotify o Slack, consigo entre tres horas y media y cuatro horas de autonomía.

Jugando, sin embargo, no llegaremos a superar la hora y media. Es un portátil para ir acompañado de la fuente en todo momento.

Recuerdos del pasado, pero con un rendimiento coherente

Al final, el MSI Bravo 15 es un portátil gaming de entrada con todo lo que ello conlleva. La pantalla no es la mejor que podrían haber montado y el diseño no es el fuerte, así como el rendimiento en juegos que tiren mucho de GPU.

analisis msi bravo 15
A.A.H.

Sin embargo, el teclado y el touchpad me han gustado mucho, creo que el procesador y la memoria RAM ofrecen muy buenos resultados y la disipación de calor también es la adecuada.

Creo que para un usuario con presupuesto ajustado es una muy buena opción como ordenador portátil todoterreno, pero encajaría mejor en el escritorio de un usuario amante de los juegos de estrategia o MMO.

Bravo 15

Bravo 15

El MSI Bravo 15 es un portátil gaming de entrada con procesador y GPU de AMD. Cuenta con una pantalla a 144 Hz y teclado con retroiluminación.

Para ese tipo de juegos, el rendimiento es perfecto y es un portátil al que le podéis echar muchas horas. Eso sí, son unos 900 euros y viene sin Windows, algo que también debéis tener en cuenta.

Nota técnica

80

Etiquetas:

#Tecnología

Y además