Skip to main content

realme 8 Pro, análisis y opinión

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Lo mejor

  • Pantalla con muy buenos colores
  • El SD 720G sigue rindiendo muy bien
  • Carga de 65 W
  • Es de plástico, sí, pero muy ligero

Lo peor

  • Sensor monocromo no muy útil
  • Pantalla que no da el salto a los 90 Hz
  • Sin sonido estéreo
  • Desbloqueo algo lento

04/04/2021 - 09:02

Tras unas semanas de uso como móvil principal, os contamos nuestra opinión del realme 8 Pro en este análisis en el que os contamos nuestra experiencia en el día a día, los datos de los test sintéticos y lo que pensamos sobre esta nueva generación de la gama media de realme que se centra en la cámara y olvida, un poco, dar un salto en otros aspectos.

realme ha sido uno de los soplos de aire fresco más agradables de los últimos años en la gama media. Y lo ha sido porque ha obligado a reaccionar a una Xiaomi que empezó a dormirse en los laureles en la época del Mi A3. Y sí, Xiaomi despertó (y de qué manera), pero realme ha seguido fiel a su planteamiento.

Y no es más que el de ofrecer el mejor dispositivo posible a un precio lo más ajustado que se pueda, algo que tiene como resultado móviles tremendamente equilibrados en prestaciones que no destacan por un componente vitaminado, sino por el conjunto.

Tras unos realme 6 Pro -análisis- y realme 7 Pro -análisis- que sorprendieron por ese equilibrio a precios cada vez mejores, llega un realme 8 Pro que es muy continuista en software, pero que sorprende en diseño, cámara y, sobre todo, tecnología de carga rápida por 279 euros. Y ojo porque no llega solo, sino acompañado por un realme Watch S Pro que ya hemos analizado y por unos auriculares true wireless con ANC por apenas 50 euros.

 realme 8 Pro
PantallaPanel SuperAMOLED de 6,4" | El 90,8% del frontal es pantalla | Resolución de 2.400 x 1.080 píxeles | Brillo máximo de 1.000 nits | Muestreo de 180 Hz | Refresco de 60 Hz
ProcesadorSnapdragon 720G
Memoria RAM6 / 8 GB LPDDR4X
Almacenamiento128 GB UFS 2.1
Cámaras principalesPrincipal de 108 Mpx f/1.9 | Gran angular de 8 Mpx f/2.2 | Macro de 2 Mpx f/2.4 | Profundidad de 2 Mpx f/2.4
Cámara frontal16 Mpx f/2.45
Batería4.500 mAh | Carga de 50 W | Cargador incluido de 65 W
Sistema operativoAndroid 11 + realme UI 2.0
Dimensiones y peso160,6 x 73,9 x 8,1 mm | 176 gramos
PrecioDesde 259 euros

Análisis del realme 8 Pro por apartados:

Sacrificando el cristal para conseguir un peso muy contenido y personalidad

Empecemos hablando del diseño, ya que es una de las mayores novedades en esta generación de la gama media de realme. Estamos empezando a ver una democratización del cristal en la gama media, pero sigue sin ser lo habitual en muchos modelos y realme no solo no da el salto a ese material, sino que, además, apuesta por un plástico con un diseño que busca llamar la atención.

,

Con un enorme 'Dare to leap' en la parte trasera y un plástico con miles de puntitos en relieve, la trasera del realme 8 Pro es... diferente. Me gusta que no se quedan las huellas y que, además, es muy agradable al tacto. Es suave, no resbala en una superficie y sí, no es lo más discreto del mercado, pero tampoco lo pretende.

El módulo de cámara también es extraño y tiene las cuatro cámaras sobre una pieza de plástico brillante, pero cada una está en su propia isleta. Me gusta, realmente, pero tengo que decir que el polvo se acumula entre las lentes y es algo complicado de limpiar.

El perímetro también es de plástico, pero liso y con acabado mate, nada de acabados 'glossy' (lo cual, se agradece). En el lateral derecho tenemos la botonera, que cambia de posición respecto a la generación anterior. Y es que, en el realme 7 encontramos los botones de volumen en el lateral izquierdo y el de bloqueo en el derecho.

En el lateral izquierdo tenemos un módulo para DualSIM y nanoSD, todo a la vez. En la parte superior está un micrófono y en la parte inferior tenemos otro micrófono, el único altavoz, el USB-C y un jack de 3,5 mm que la gama media se resiste a abandonar.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Los laterales redondeados y las formas suaves hacen que el móvil sea muy, muy cómodo entre manos aunque, eso sí, es un poquito grande si tenemos en cuenta los 6,4" de pantalla. El motivo es porque el panel ocupa solo el 83,3% del frontal debido a una barbilla que llama la atención y que, de haberse reducido, habría hecho que el móvil no superara los 160 mm que tiene de alto.

El ancho es de 73,9 mm y, por esa parte, es un móvil agradable para usar con una mano y el grosor se queda en 8,1 mm. Ahora bien, ¿me parece una mala idea usar plástico? 

analisis realme 8 pro

La gama media no abandona el jack de 3,5 mm

A.A.H.

Bueno, todo depende. Es cierto que el cristal da una sensación más premium, como la del Mi 11 Lite -impresiones-, pero también se ensucia más, es más delicado ante caídas y, evidentemente, pesa más por lo general.

El plástico del realme 8 Pro ayuda a conseguir un peso de 176 gramos que no está nada mal y que ayuda a esa sensación de comodidad en la mano. Además, el cristal frontal tiene una ligerísima curvatura en los laterales y en la barbilla, lo que potencia la sensación de comodidad a la hora de usar la navegación y control por gestos.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Eso sí, prefiero un acabado más discreto, como el de la generación anterior. De hecho, los realme 7 y 7 Pro me parecieron preciosos y este me parece... diferente y llamativo, dejémoslo ahí.

Ecos del pasado, del realme 7 Pro, para ser concretos

El diseño es rompedor y lo cierto es que es de lo que más me ha gustado del terminal, y la pantalla, aunque también es interesante, creo que debería haber dado un pasito adelante. Y no es que sea una mala pantalla, todo lo contrario y ahora entraré en ese tema, pero tenemos una frecuencia de 60 Hz. 

¿Es malo contar con una pantalla de 60 Hz? Si se hace bien, y realme lo ha hecho bien a nivel de sistema, no, pero no solo la competencia ha dado el salto a los 120 Hz en el Redmi Note 10 Pro -análisis-, sino que el realme 6 Pro ya tenía esos 90 Hz, algo que desapareció en los realme 7... pero que esperábamos de vuelta en este terminal.

Dicho esto, y aunque echo de menos una mayor tasa de refresco, realmeUI 2.0 hace un buen trabajo a nivel de animaciones para aprovechar lo máximo posible esos 60 Hz. ¿Esperaba más? Sin duda, pero... ¿es una mala experiencia de usuario? Ni de lejos.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Destripado el elefante en el garaje, vamos con el resto de características del panel. Tenemos un SuperAMOLED de 6,4", un tamaño algo contenido para los tiempos que corren que cuenta con resolución FullHD+. 

Esto se traduce en 2.400 x 1.080 píxeles y una densidad de 411 píxeles por pulgada en formato 20:9. Es una resolución más que buena y no vais a distinguir los píxeles, además de potenciar el aspecto y diseño del dash de realmeUI.

analisis realme 8 pro

Los ángulos de visión son destacables y no cambian ni los colores ni el brillo

A.A.H.

Los ángulos de visión son muy, muy buenos y los colores, aunque algo saturados, me gustan. Si preferís cambiar la configuración de color o activar/desactivar el modo OSIE para potenciar los vídeos, podéis hacerlo desde la configuración de la pantalla. También se puede configurar un modo de confort visual que adecua los colores de la pantalla en función de la luz ambiental para cuidar algo la vista.

Si nos vamos al brillo, tenemos una muy buena pantalla que se ve realmente bien en exteriores. Hemos medido un brillo máximo de 820 Lux de media, una cifra más que suficiente para ver el contenido en la calle cuando el Sol pega fuerte. Además, es una media muy consistente con una desviación de solo 4,84 Lux. 

analisis realme 8 pro

El orificio en pantalla debería ser algo más pequeño y estar más esquinado

A.A.H.

Eso sí, no hay un modo de altas luces que sí vemos en otros paneles, como los de Samsung por lo general, que aumentan el brillo en situaciones extremas. Por su parte, el sensor automático funciona de manera rápida y precisa y no he tenido que toquetear este ajuste en ningún momento durante las semanas de uso.

Tenemos modo 'siempre en pantalla', navegación por gestos, gestos con la pantalla apagada y un montón de ajustes tanto funcionales como estéticos. hablando de gestos, hay uno que me ha gustado mucho. 

analisis realme 8 pro

Si mantenemos el gesto de 'volver atrás', nos vamos a la aplicación anterior

A.A.H.

Podemos navegar rápidamente entre apps abiertas simplemente deslizando de lateralmente la barra inferior, pero si hacemos el gesto de volver atrás y lo mantenemos sin separar el dedo de la pantalla, se pone el icono de la aplicación utilizada inmediatamente antes que en la que estamos. De esa manera, volvemos rápidamente a ella. 

Una de esas opciones es la de la velocidad de las animaciones de apertura y cierre de las mismas. Esto es lo que comentaba, las ayudas del sistema para paliar la falta de más refresco por segundo. 

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Yo tengo la velocidad rápida y un modo experimental (al que se accede fácil y legalmente desde el menú de configuración) de transiciones más suaves.

Por último, la sensibilidad es muy buena, algo que notamos en los toques en pantalla para hacer scroll en apps como Twitter o Instagram, pero también en juegos en primera persona como CoD Online.

analisis realme 8 pro

Si preferís unos colores menos intensos, está ese modo suave

A.A.H.

Aunque para ver contenido me ha parecido una pantalla muy, muy buena en su gama, creo que el sonido no llega a su altura. Tenemos solo un altavoz, el que está en la parte inferior, y el volumen que os recomendamos como máximo es entre el 70 y el 80%. Más allá de eso, el altavoz chirría y la experiencia no es agradable.

Creo que le falta un pequeño empujón en los graves, pero en términos generales, estamos ante un buen altavoz que nos va a permitir disfrutar de juegos y vídeos. Eso sí, echo de menos el audio estéreo para estos contenidos.

analisis realme 8 pro

Hay una muy buena densidad de píxeles por pulgada y los colores son superatractivos

A.A.H.

Eso sí, si conectamos unos auriculares por cable o Bluetooth, vamos a poder activar diferentes modos de sonido, así como un ecualizador para controlar al máximo la experiencia. Eso sí, si no queréis comeros la cabeza, podéis dejar que el sistema elija entre el modo película, juego o música de manera automática.

Snapdragon 720G que sigue rindiendo bien con realmeUI 2.0

Creo que no vamos a saber al 100% qué parte de culpa tiene la actual crisis de los microprocesadores en la decisión de utilizar el Snapdragon 720G, pero mi apuesta es que si los modelos superiores no escasearan, el terminal contaría con otro SoC.

Y es que, estamos hablando de la misma pantalla que vimos el año pasado, pero también del mismo procesador que en el realme 7 Pro. Y no, no es algo malo porque el móvil rinde bien, pero sí algo que puede pasar factura cuando la competencia tiene chips como el impresionante Snapdragon 860 en el Poco X3 Pro.

analisis realme 8 pro

Es un móvil realmente cómodo en la mano gracias tanto al peso como al grosor y el diseño

A.A.H.

Si prestamos atención al chip, tenemos un procesador de ocho núcleos en el que dos van a 2,3 GHz y otros seis a 1,8 GHz. En nuestro terminal contamos con 8 GB de memoria LPDDR4X y la GPU es la Adreno 618.

Os dejamos los test sintéticos comparando con móviles con procesadores similares:

 realme 8 ProRedmi Note 10 ProOppo Reno 4 Oppo Reno 4ZOppo reno 4 ProRedmi Note 9TRedmi Note 9 ProRedmi Note 9Srealme 7
ProcesadorSD 720GSD 732GSD 765Dimensity 800SD 765Dimensity 800USD 720GSD 720GMTK G95
Geekbench 4 Single2.647-2.8872.5252.844-2.6392.6382.551
Geekbench 4 Multi6.902-7.3758.6967.237-6.9976.9787.612
Geekbench 5 Single568-616518598601567564537
Geekbench 5 Multi1.707-1.8032.1611.7651.7941.7681.7091.678
3D Mark2.596-3.2783.284--2.4992.466 2.810
AnTuTu287.264290.775325.121309.446323.134294.894262.461249.809291.085
PC Mark8.9998.1867.9987.7207.8038.7807.7727.4739.690
analisis realme 8 pro
A.A.H.

En cuanto a números, sí, no está nada mal y es superior a otros con el mismo procesador... e incluso con SoC más modernos, pero sigo pensando que un chip más moderno habría mejorado el consumo de batería o, por qué no, podría haber propiciado un móvil 5G con un chipset como el SD 765.

Dicho esto, el terminal puede con todo. Las tareas del día a día no presentan problema alguno, tampoco la multitarea y las aplicaciones más pesadas, como los juegos, también se mueven con soltura. 

He jugado a Fortnite y Genshin Impact y son los únicos que consiguen poner un poco más al límite la Adreno 618, pero no he notado calentamiento tras sesiones de una media hora, más o menos.

Antes de pasar al sistema, veamos la velocidad de su memoria. Monta 128 GB de memoria UFS 2.1 y no es el estándar más rápido, pero tampoco la mejor implementación, logrando una velocidad más lenta que la de los rivales.

Rendimiento de memoriarealme 8 ProRedmi Note 10 ProRedmi Note 9 ProPoco X3Oppo Reno 4ZRealme 7
Escritura secuencial167,72 MB/s209,29 MB/s102,88 MB/s200,24 MB/s157,41 MB/s145,95 MB/s
Lectura secuencial239,25 MB/s415,19 MB/s420,32 MB/s495,76 MB/s488,54 MB/s233,69 MB/s
Escritura aleatoria14,78 MB/s19,38 MB/s19,29 MB/s14,73 MB/s23,50 MB/s17,19 MB/s
Lectura aleatoria11,84 MB/s17,25 MB/s14,06 MB/s19,03 MB/s15,51 MB/s14,89 MB/s
Velocidad de copia en memoriia4,89 GB/s4,83 GB/s4,75 GB/s4,76 GB/s6,10 GB/s4,9 GB/s

Ahora bien, si nos vamos al sistema, he de decir que me ha parecido una capa muy optimizada. Se trata de la segunda versión de realmeUI y corre sobre Android 11.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

La verdad es que el sistema se ha ido mejorando desde que tuvimos el móvil entre manos por primera vez hace unos días para las primeras impresiones hasta hoy gracias a dos actualizaciones.

Se ha mejorado la estabilidad del sistema, se ha potenciado la fluidez, se han mejorado las transiciones y creo que está bastante optimizado para el SD 720G. No me he encontrado problemas, no he tenido cierre de aplicaciones ni ninguna cosa extraña que afecte a la experiencia.

Sobre la capa, tenemos Google Discover, una barra de notificaciones típica de Android, posibilidad de contar con cajón de aplicaciones, los gestos funcionan bien y hay muchos colorines en las opciones del sistema. Es una capa que quiere ser muy amigable, algo que comparte con ColorOS, pero que ni es complicada... ni va a tirones.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

 Además de las opciones típicas de Android, contamos con una barra inteligente en el lateral (como la barra Edge de los Samsung) y un apartado llamado realme Lab que, básicamente, nos permite probar funciones beta del sistema sin tener que activar modos desarrollador ni nada 'peligroso' para usuarios casuales. 

Me parece una gran idea acercar mejoras más o menos estables a cualquier usuario que quiera utilizarlas.

analisis realme 8 pro

La barra 'Edge' es algo que muchos agradecemos

A.A.H.

Tampoco hay problema con las notificaciones, ya que se muestran correctamente y me gusta que sean coloridas, pero aquí sí tengo un problemilla no tanto con el sistema, sino con el orificio de la cámara. 

Y es que, realme podría haberse estirado un poco y reducir el tamaño de un orificio que es bastante grande -casi 4 milímetros- que, además, está muy separado de la parte superior, lo que provoca que la parte efectiva de pantalla disminuya un poco. 

analisis realme 8 pro

realmeUI 2.0 es muy, muy personalizable

A.A.H.

Sobre el desbloqueo, un pequeño tirón de orejas a realme. Tenemos tanto huella en pantalla como desbloqueo facial con foto y no son los métodos más rápidos en este terminal. No me han dado fallos, pero sí se tarda un poco más de la cuenta en desbloquear el teléfono.

Creo que el problema está en la animación de desbloqueo, algo que ya hemos visto en otros móviles y que también aparece en este terminal. 

Eso sí, me gusta que la cámara, aunque necesita luz para desbloquear con el rostro, tiene un ángulo de desbloqueo muy, muy generoso.

Buena autonomía, mejor carga rápida

Huawei era la compañía que marcaba el ritmo en cuanto a tecnología de carga rápida se trataba, pero el grupo BBK, al que pertenece realme, es el que ha cogido el testigo desde hace dos años a esta parte.

El realme 8 Pro cuenta con un cargador de 65 W en la caja, pero curiosamente la capacidad de carga del móvil es de 50 W. Y es curioso, sí, porque vemos que otras compañías eliminan los cargadores de las cajas o suministran cargadores de 15 W cuando el móvil soporta 25... y aquí tenemos el caso contrario.

analisis realme 8 pro

El cargador es de 65 W aunque el móvil ""solo"" soporta 50 W

A.A.H.

Con el cargador del realme 8 Pro vas a poder cargar un portátil compatible con carga por USB, así como otros dispositivos a la carga máxima que estos admitan, y en el caso del móvil tenemos el 100% de los 4.500 mAh en solo 45 minutos con un 50% en apenas un cuarto de hora.

Es impresionante cargar la mitad en 15 minutos, realmente, y la verdad es que no necesito más ahora mismo. Sí, los 4.500 mAh están lejos de los 5.000 de la competencia, pero la velocidad de carga compensa, así como la autonomía gracias a esas concesiones en la pantalla.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

El Spandragon 720G está muy optimizado y no es un SoC que consuma demasiado si no lo ponemos a reproducir juegos potentes. La pantalla a 60 Hz, a pesar del alto brillo, también ayuda mucho a tener controlado el consumo.

En el test sintético con el brillo al máximo (que os recuerdo es bastante alto), tenemos 8 horas y 50 minutos. 

carga realme 8 pro

En el día a día he tenido entre 7 y 8 horas de pantalla con Bluetooth siempre activo, varias horas de auriculares al día con Spotify, varias redes sociales que se actualizan constantemente y pantalla Always-on Display.

Los días que hago más fotos, eso sí, llego a las 7 horas de milagro, ya que en este apartado el móvil sí consume bastante energía.

analisis realme 8 pro

La botonera está en el lateral derecho

A.A.H.

No me parece, para nada, una autonomía mala, sobre todo teniendo en cuenta la capacidad de la batería. Y sí, se habrían agradecido los 5.000 mAh, pero a cambio tenemos esa carga rapidísima.

realme alardea de los 108 Mpx, pero realmente debería sacar pecho del 3x digital

Antes de la presentación del propio móvil, realme realizó un evento en el que mostraron tanto la aplicación como las características del sensor de 108 megapíxeles. Ese es, precisamente, el mayor salto de realme en esta generación, la utilización de un sensor con una gran cantidad de megapíxeles.

analisis realme 8 pro

Los módulos de cámara son muy atractivos, pero atrapan el polvo

A.A.H.

Antes de pasar a detallar las cámaras, hablemos de la aplicación. Me ha parecido una app estable en el que tenemos las opciones básicas en carrusel, pero también un acceso rápido (un botón en pantalla, vaya) al modo 'Pro'.

Echo en falta que la opción de disparar en 108 megapíxeles esté en ese carrusel y no en el menú de 'más opciones', pero bueno, no soy mucho de tirar a resolución completa.

analisis realme 8 pro

El modo Pro es muy accesible

A.A.H.

Y, hablando de esto, el sensor principal cuenta con un tamaño de 1/1,52" y un píxel de 0,7 micras con una apertura de lentes de f/1.9. Tiene un buen tamaño y en modo automático desenfoca de forma muy fácil cuando acercamos el objeto a la cámara. 

A resolución completa hay una diferencia cromática respecto al modo automático a 12 megapíxeles y también notamos que hay que tener el móvil quieto unos segundos tras hacer la foto debido a que al Snapdragon 720G le cuesta procesar imágenes de tal calibre.

Antes de nada, os dejamos todas las fotos que hemos hecho en este enlace para que la veáis en resolución completa y sin compresión.

foto realme 8 pro
realme 8 pro fotos
foto realme 8 pro
realme 8 pro fotos
realme 8 pro fotos
realme 8 pro fotos

Lo bueno de un sensor de 108 megapíxeles es que podemos hacer un recorte notable en la imagen tanto para acercarnos a lo que queramos o para reencuadrar. Eso sí, es una foto que tiene un notable nivel de ruido. Al final, es algo normal en sensores pequeños con tantísimos megapíxeles.

foto realme 8 pro
foto realme 8 pro

Sin embargo, lo que más vamos a usar es el modo automático, que realiza un píxel binning que une nueve píxeles para formar un píxel virtual de mayor tamaño. Me gusta el rango cromático, me parece que el HDR automático hace un buen trabajo, el contraste y la saturación es el adecuado y creo que controla bastante tanto las altas luces como las sombras.

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

De noche y en interiores, el ruido también es evidente. No es algo que me moleste demasiado, pero creo que la app no tiene un modo demasiado avanzado de reducción de ruido. Son fotos usables perfectamente.

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

Ahora bien, lo que más me ha gustado es el zoom digital. Gracias a los 108 megapíxeles y una serie de técnicas por software, realme ha conseguido implantar un 3x que me ha parecido muy, muy bueno y un 5x que sigue siendo usable cuando las condiciones son óptimas.

realme dice que el 3x puede competir contra un 3x óptico y, precisamente, es algo que pondremos a prueba en un artículo en los próximos días, pero dejando a un lado la diferencia de ópticas y que en cuanto a perspectiva no es comparable a un 3x óptico, tenemos un muy buen nivel de detalle.

foto realme 8 pro
foto realme 8 pro
foto realme 8 pro
foto realme 8 pro
foto realme 8 pro

Este sensor principal está acompañado por un gran angular de 8 megapíxeles que se porta bien y que hemos visto en varios terminales estas últimas semanas. Tiene una apertura f/2.2 y, aunque hay algo de aberración cromática en algunas situaciones y los 8 Mpx no dan para hacer un recorte, es 'usable' en algunas situaciones. 

Como suele pasar en estos sensores, la colorimetría es diferente a la del sensor principal.

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

El tercer sensor es un macro de 2 megapíxeles que es para situaciones contadas y que, sinceramente, sustituiría por una foto a 108 Mpx con recorte:

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

El cuarto sensor no es uno de profundidad, sino un sensor monocromo que se encarga de mejorar, en teoría, detalles en los retratos, pero no es algo diferenciador. Sobre el enfoque del modo retrato, creo que podría ser algo más cuidado, ya que no es un desenfoque demasiado atractivo. Es práctico, sí, pero no es el que produce la profundidad de campo más atractiva.

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

En la parte frontal tenemos un sensor de 16 megapíxeles f/2.5 que no es el más luminoso, pero que se porta bien en lo que a colores se refiere.

analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro
analisis realme 8 pro

Si pasamos al vídeo, tenemos una resolución 4K30 como máximo. Hay un modo superestabilizado que limita la resolución a 1.080p y me gustan los colores, así como el modo en el que trata unas sombras que no me parecen subexpuestas.

Eso sí, se nota que a 4K30 hay una ausencia de estabilización electrónica y el vídeo, si estamos grabando en movimiento, tiembla bastante. 

Conectividad sin sorpresas con NFC y conectividad que no está a la última

Y terminamos desgranando la conectividad del realme 8 Pro porque es un apartado del que debemos hablar, pero que realmente no tiene nada destacable. Lo mejor del dispositivo es que tenemos NFC, el chip necesario para pagar con el móvil y para conectarnos fácil y rápidamente a auriculares, altavoces o un router.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

En cuanto a las redes inalámbricas, tenemos Bluetooth 5.0, Wi-Fi 5 y, obviamente debido a que contamos con el Snapdragon 720G, no es un móvil 5G

Creo que no estamos en ese momento en el que debemos empezar a penalizar que móviles de menos de 300 euros lleguen solo en versión 4G, aunque ya os avisamos que nos acercamos a ese momento.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

 Y es que, no es algo necesario para muchos, pero si vemos el resto del mercado, tenemos un móvil como el Redmi 10 5G que, comenzando por 199 euros, ya ofrece esa conectividad a la última. Repetimos que no es algo que penalice, por el momento, pero es algo a tener en cuenta si quieres un móvil para varios años.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

La conexión que sí tiene, la 4G y la Wi-Fi 5, funciona como esperamos, de manera estable y todo lo rápida que permite la red en cada momento. He podido jugar tanto en casa con Wi-Fi como fuera de ella con 4G a Stadia o Game Pass sin problema.

Eso sí, realme, igual que las pantallas de más de 60 Hz, el 5G debería ser algo a introducir en la nueva generación, ese realme 9 Pro de mediados de año... o de comienzos de 2022 si aguantan un año entero con esta propuesta en la gama media.

No destaca en lo que los rivales sacan pecho, pero es tremendamente equilibrado

Llegamos al final del análisis del realme 8 Pro y lo cierto es un móvil que me ha gustado mucho en estos días de uso. Es cómodo debido a su trasera rugosa, me gusta la pantalla para consumir contenido y creo que es un acierto la capa realmeUI 2.0 (con un par de actualizaciones mediante, eso sí).

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Es un móvil fluido, rápido y con una buena autonomía y mejor carga rápida. Me ha sorprendido la cámara, ya que en prácticamente todas las situaciones ofrece unos buenos colores y el 3x digital creo que funciona de forma más que decente, pero creo que había que dar un salto adelante y no solo un tímido pasito.

El realme 8 Pro es un buen móvil, eso es innegable, pero aunque la experiencia sea buena, tener 60 Hz en estos momentos es algo complicado de justificar y el procesador Snapdragon 720G también rinde genial en el día a día, pero uno más moderno habría mejorado el consumo o añadido 5G.

analisis realme 8 pro
A.A.H.

Y es que, el problema no es tanto del móvil como de la competencia, ya que por esos 279 euros hay móviles superiores en prestaciones y puede que hayan sido Xiaomi, Poco y Redmi los que han dado un salto mayor desde las generaciones de 2020 y realme haya pecado de conservadora.

En definitiva, un móvil estable y que los fans de la marca agradecerán, pero que nos parece (en el interior) demasiado similar al realme 7 Pro y las mejoras están ahí, pero puede que no sean suficientes como para justificar el precio.