Skip to main content

Asus Zenbook Pro 14 con dos pantallas, análisis y opinión

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Lo mejor

  • Pantalla Pantone bien calibrada
  • Rendimiento por encima de su clase
  • ScreenPad muy útil
  • Buena autonomía

Lo peor

  • Pantalla brillante
  • Ruido del ventilador
  • Sonido potente, pero sin ''graves''
  • Caro si no usas ScreenPad

09/06/2019 - 10:16

Este es nuestro análisis del Asus Zenbook Pro 14, un portátil muy singular que destaca por un gran rendimiento gráfico, para ser un Ultrabook, y una segunda pantalla en el touchpad que nos permite usar dos aplicaciones, o dos escritorios, al mismo tiempo. Como decimos, es un portátil especial, y os contamos qué nos parece en esta v

En el Computex del año pasado Asus presentó un 'experimento'', un portátil con dos pantallas, una de ellas en el touchpad. Fue un movimiento interesante si tenemos en cuenta que, en el CES del mismo año, Razer ya jugueteó con la idea de usar el móvil como touchpad de un portátil (el ''famoso'' Project Linda). 

El ZenBook Pro fue un portátil enfocado a un público muy singular, y unos meses más tarde, presentaron la renovación en forma de este ZenBook Pro 14. Parece que la compañía taiwanesa va a apostar por este diseño y ha expandido el concepto a otros modelos, como los VivoBook y los nuevos ZenBook Pro Duo, con dos pantallas en todo su esplendor.

Nosotros tenemos entre manos el análisis del Asus ZenBook Pro 14, la evolución del ZenBook Pro original con los procesadores Whiskey Lake de Intel, y antes de continuar con nuestra opinión, os dejamos las características completas de este Ultrabook de Asus

  Asus ZenBook Pro UX480
Pantalla Panel IPS
Resolución: 1.920 x 1.080
Relación de aspecto 16:9
Validación Pantone
Touchpad de 5.5'' FullHD
Procesador Intel Core i7-8565U
4 núcleos y 8 hilos
Frecuencia base: 1,80 GHz
Frecuencia Boost: 4,6 GHz
GPU Intel UHD 620
Memoria RAM 16 GB DDR4 a 2.400 MHz
Almacenamiento SSD 512 PCIe
Puertos Alimentación DC / USB 3.1 Gen 2 Tipo-C / USB 3.1 Gen 2 Tipo-A / USB 2.0 Tipo-A / Lector tarjetas microSD / Jack 3,5 mm / HDMI
Batería 70 Wh
Cargador propietario con carga rápida
Dimensiones y peso 32,3 x 22,5 x 1,79 cm
1,6 kg
Precio 1.660 euros

Se trata de un portátil que, por características técnicas, no difiere demasiado de otros Ultrabook que hemos visto estos últimos meses. La última hornada de Ultrabooks comparten procesador, características de pantalla y memoria RAM, pero en este equipo encontramos tres elementos distintivos.

Es más pesado que otros Ultrabooks, pero lo compensa con una GPU discreta, tiene un diseño inteligente y, lo que salta a la vista, tiene dos pantallas. No es un portátil para todos los usuarios, y si queréis saber si se adapta a vuestras necesidades, continuad leyendo nuestro análisis del Asus ZenBook Pro 14.

Diseño top con una bisagra muy especial

Asus ha cuidado mucho el diseño de sus Ultrabook. La compañía asiática cuenta con una línea de portátiles muy elegantes que, aunque comparten ''molde'' en lo que a diseño se refiere, siempre consiguen destacar. El aluminio y el bicarbonato son los materiales predominantes en el chasis.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

La tapa está fabricada en aluminio con un diseño cepillado con círculos concéntricos y el logo de Asus en la parte central. Es algo que hemos visto en otros ZenBook y atrapa las miradas y las huellas a partes iguales, al menos en nuestro color azul. 

Análisis Asus Zenbook Pro 14

En la parte inferior tenemos la tapa de aluminio con los altavoces (en la parte frontal) y las rendijas de ventilación. Hablando de ventilación, ya veremos más adelante cómo se comporta el ZenBook 14 en términos de temperatura, pero debemos mencionar la rendija de salida de aire caliente.

Análisis Asus Zenbook Pro 14
Análisis Asus Zenbook Pro 14

Está situada en la parte central trasera y nos permite usar el portátil con la tapa bajada con una pantalla externa. La salida de aire no se ve afectada si trabajamos de este modo. Sin embargo, si abrimos el portátil, debido al curioso diseño de la bisagra, el aire caliente se expulsa directamente a la pantalla.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

No es un problema en términos de disipación de calor, pero sí es algo que ''magnifica'' el ruido del ventilador, sobre todo cuando estamos realizando tareas pesadas. Ahora bien, ¿por qué ocurre esto?

Como podéis ver en las fotografías, cuando abrimos el ZenBook Pro 14, la bisagra hace las veces de ''soporte'' que eleva el teclado. Es apenas un centímetro, pero eso hace que escribir en una superficie plana sea más cómodo. 

Análisis Asus Zenbook Pro 14
Análisis Asus Zenbook Pro 14

Una vez abierto, debemos fijarnos en la pantalla que ocupa el 86% del frontal, en lo bien que están aprovechados los márgenes para incrustar un teclado con un tamaño adecuado y el gran touchpad de 5,5''. En la parte superior, bajo la pantalla, tenemos un bisel de color dorado que es solo para decorar.

Si nos vamos a los laterales, tenemos conexiones de sobra. En la parte izquierda, el conector de carga propietario, un USB 3.1 Tipo-A y un USB 3.1 Tipo-C, así como el HDMI. En la parte derecha, un USB 2.0 (sí, a estas alturas), el lector de tarjetas microSD y un jack de 3,5mm para el audio. 

Análisis Asus Zenbook Pro 14
Análisis Asus Zenbook Pro 14

El diseño es atractivo (pese a ser un imán para las huellas), el tamaño es muy contenido y el espacio interior está bien aprovechado, pero el peso no es el de un Ultrabook. Estamos viendo equipos como el LG Gram de 17'' o el Acer Swift 5 que pesan muy, muy poco con una diagonal de pantalla mayor, y el Asus ZenBOok Pro 14, con una pantalla de 14'', cuenta con un peso bastante alto, de 1,6''.

¿El motivo? GPU discreta, una segunda pantalla (que también tiene su circuitería interior, añadiendo peso) y un cristal que protege la pantalla, como en los MacBook. 

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Pantalla validada por Pantone

Hablando de la pantalla, no podemos sino quitarnos el sombrero ante el panel que ha decidido montar el fabricante. Se trata de una pantalla de 14'' con una resolución de 1.920 x 1.080. El panel, como comentamos, ocupa el 86% del frontal gracias a unos marcos de solo 5,2 milímetros de grosor. En la parte superior es algo más ancho debido a la cámara, los infrarrojos para desbloquear Windows 10 y el sensor de brillo.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

El panel es IPS y los ángulos de visión son de 178º, lo que significa que no hay ninguna distorsión del color en los ángulos de visualización normales para este tipo de dispositivos. El contraste es adecuado, el brillo es más que correcto y no hay ningún tipo de parpadeo en la imagen cuando bajamos el brillo, un problema que sí han tenido otros portátiles que han pasado por nuestro laboratorio.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Ahora bien, ¿en qué influye que la pantalla tenga validación Pantone? Si nos vamos a los fríos números, esto quiere decir que tenemos cubierto el 72% del espacio NTSC, así como el 100% del espacio sRGB. La pantalla viene calibrada de fábrica y el nivel de saturación, contraste y temperatura de color son de lo mejor que hemos visto en portátiles (junto a otros certificados Pantone como los Aero de Gigabyte).

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Es una pantalla que ''da gusto mirar'' tanto en el día a día por los colores tan atractivos que muestra como en juegos, y que destaca, sobre todo, a la hora de editar fotografías. Eso sí, ¿es perfecta? No, y no lo es por un motivo muy simple: el acabado brillante.

Análisis Asus Zenbook Pro 14
Los ángulos de visión son muy generosos, así como los reflejos
Análisis Asus Zenbook Pro 14

El acabado brillante tiene sus ventajas, como una mayor calidad de imagen aún con la misma definición, pero también sus desventajas. La más evidente es que cualquier fuente de luz se refleja de forma bastante fácil en la pantalla, lo que dificulta ver el contenido cuando estamos con una ventana a la espalda o a la hora de viajar en tren, por ejemplo.

Asus Zenbook Pro 14

Para más inri, Asus ha colocado un cristal por encima del panel. Esta es una ''seña'' de identidad de los portátiles y pantallas más premium, y aunque es una buena noticia para proteger el panel ante los golpes y posibles arañazos, además de permitir una limpieza más sencilla, lo cierto es que agudiza ese problema de los brillos.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Si pasamos por alto los brillos, algo que podemos hacer buscando los ángulos de visualización adecuados cuando hay una luz intensa frente a la pantalla, nos topamos con un panel excelente para todo tipo de tareas, y aunque no estamos ante un portátil gaming, lo cierto es que se comporta bien a la hora de jugar. No hemos notado ghosting ni ningún otro elemento extraño a la hora de disfrutar de videojuegos.

Eso sí, no es la única pantalla del equipo...

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Una segunda pantalla que es mucho más que un touchpad

Cuando analizamos un portátil como este, solemos continuar hablando del hardware que hay en el interior, pero si hablamos de la pantalla, es obligatorio pasar, directamente, a hablar del touchpad. No es un secreto que muy pocos fabricantes que no sean Apple consiguen ofrecer una buena respuesta con el touchpad.

Es un elemento a veces olvidado, pero Asus ha dado en el clavo. Y es que, la sensación del touchpad del ZenBook Pro 14 es perfecta. Tanto los multigestos, como la suavidad, los toques y el bloqueo automático responden como debería, y quitando los equipos Surface y Apple, es el touchpad en el que más cómodo me he sentido. Claro está, ''tiene truco''.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Y es que, se trata de una pantalla multitáctil como la que podemos encontrar en un móvil. Aunque tiene un acabado mate y rugoso, no como las pantallas de los móviles, la sensación a la hora de pasar el dedo es la misma, así como la respuesta. Este touchpad es la segunda pantalla de la que os hablábamos, un panel de 5,5'' con resolución FullHD (la misma que el panel principal de 14'').

Esta pantalla tiene cuatro modos de funcionamiento. Por un lado, podemos usarla completamente apagada, con ese acabado mate que no deja entrever que se trate de algo más que un touchpad. La respuesta sigue siendo excelente.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Por otro lado, podemos usarlo como pantalla extendida. Es decir, podemos pasar de una pantalla a otra el contenido para disfrutar de dos pantallas, aunque una sea minúscula y la app no se ''adecúe'' al tamaño (algo que sí haría si fuera una pantalla con un software diferente que hiciera que actuara como un móvil, teniendo Chrome en versión móvil, automáticamente, al pasar a esta pantalla).

Es, sin embargo, cómodo estar escribiendo en la pantalla principal y tener Gmail en la secundaria, por ejemplo, que se sigue usando como ratón.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

También podemos apagar la pantalla principal y tener el contenido en el touchpad. Si vamos muy justos de batería, es un posible uso, aunque no se nos ocurren otros escenarios. Y, por último, podemos usar el touchpad como ''ScreenPad''. Es el mejor uso que podemos darle y, básicamente, se trata de utilizar el touchpad como... bueno, como touchpad, pero también con extras, con algunas apps independientes a las de Windows.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Por ejemplo, tenemos una calculadora, el calendario que podemos sincronizar con el de Microsoft o un reproductor de música, entre otras que podemos descargar de la Store (como un modo muy interesante para Office que nos corrige palabras).

Análisis Asus Zenbook Pro 14

El funcionamiento es fluido en todo momento y es muy sencillo acceder a estas apps (deslizando el dedo desde la parte superior de la pantalla), y si nos acostumbramos, es un buen uso complementario para el touchpad. De hecho, como poseedor de un MacBook Pro con Touchbar, es una evolución en toda regla.

Pasar de un modo a otro es muy sencillo gracias a la tecla de función F6.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Ahora bien, más allá del touchpad, cuyas posibilidades son muy interesantes, tenemos un teclado con un buen tamaño que ofrece unas sensaciones de escritura más que correctas. Se trata de un teclado que cuenta con retroiluminación de tres niveles de intensidad que se ve bien a oscuras.

Es un teclado con mecanismo chiclet con un tacto agradable, así como un recorrido corto, pero cómodo, y un sonido muy atractivo. Es un placer escribir en el teclado del ZenBook Pro 14, aunque es cierto que echo en falta la tecla de intro completo. Eso sí, los milímetros que se levanta el teclado gracias a la bisagra, se notan, y es muy, muy cómodo escribir en una superficie plana.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Eso sí, si buscáis el lector de huellas, debemos decir que Asus ha prescindido de él en esta versión. Tenemos que conformarnos con el pin de Windows 10... o Windows Hello.

En conclusión, un Ultrabook es para escribir, más que para consumir contenido, y la buena noticia es que es sobresaliente en este aspecto, con un teclado cómodo que podemos usar durante horas sin echar en falta otros teclados y un touchpad que funciona como el de un MacBook, pero con los extras de la ''multitarea'' de ScreenPad.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Rendimiento de Ultrabook con capacidad para jugar

Ahora, sí. Era importante hablar de la segunda pantalla antes de pasar al hardware, porque así podemos explicar lo que lleva dentro... y por qué Asus ha decidido estos componentes. Nos encontramos con el Intel Core i7-8565U, un procesador de cuatro núcleos y ocho hilos que tiene una frecuencia base de 1,80 GHz y un boost de 4,6 GHz. Asus no ha aumentado el rendimiento base hasta los 1,99 GHz, como sí han hecho otros fabricantes que ''pasan'' del boost para ahorrar batería.

El procesador está acompañado por 16 GB de memoria DDR4 a 2.400 MHz y, claro, cuenta con la HD620 de Intel, la gráfica integrada. Sin embargo, ese apellido ''Pro'' es por algo, y para mover dos pantallas FullHD a la vez sin que el equipo se resienta se necesita algo más de potencia gráfica.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Ese es el motivo por el que Asus ha incluido una GTX 1050 Max-Q de 4 GB de memoria GDDR5, además de para poder mover aplicaciones pesadas que justifiquen ese ''Pro'' del nombre, claro. Se trata de una tarjeta gráfica que no es de última generación, pero que sí nos va a permitir disfrutar de videojuegos, así como de apps pesadas sin problema.

Antes de nada, os dejamos los benchmarks del Asus ZenBook Pro 14 y los comparamos con otros Ultrabook que han pasado recientemente por la redacción:

Modo máximo rendimiento Asus ZenBook Pro 14 Acer Swift 5 LG Gram Matebook 13 Surface Pro 6
Geekbench 4 CPU Single-Core: 4.918 puntos
Multi-Core: 13.910 puntos
Single-Core: 4.115 puntos
Multi-Core: 12.217 puntos
Single-Core: 4.843 puntos
Multi-Core: 12.304 puntos
Single-Core: 5.244 puntos
Multi-Core: 17.553 puntos
Single-Core: 4.195 puntos
Multi-Core: 13.014 puntos
GeekBench 4 OpenCL HD620 37.614 puntos 37.093 puntos 29.184 puntos 37.442 puntos 35.013 puntos
GeekBench 4 OpenCL GPU discreta 72.594 puntos - - - -
3D Mark 1.683 puntos - - - -
PC Mark 4.268 puntos 3.405 puntos 3.591 puntos 4.286 puntos 3.438 puntos
Cinebench R15  513 puntos 446 puntos 544 puntos 700 puntos 569 puntos
Cinebench R15 OpenGL 93,55 fps 44,24 fps 43,85 fps 56,72 fps 50,92 fps

Si hablamos de procesador, nos encontramos un rendimiento que va a la par de los Ultrabook más recientes de este 2019. El Intel Core i7 ofrece un gran rendimiento en aplicaciones de todo tipo y podemos procesar imágenes de Photoshop por lotes sin ningún problema. En ningún momento, con las aplicaciones que se suelen ejecutar en un Ultrabook, notamos que falte potencia o que no ''pueda''.

La GPU integrada también está en la línea de los otros portátiles, pero aquí hemos añadido dos pruebas extra. Por un lado, os dejamos la comparativa de GeekBench 4 OpenCL que mide la potencia de cálculo de la GPU para que veáis la diferencia entre la HD620 de Intel y la GTX 1050.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Por otro lado, 3D Mark, una prueba que solemos pasar a ordenadores gaming y que, si bien la puntuación no se puede comparar con la de portátiles más potentes (con gráficas mejores y procesadores de la serie H, y no de la serie U de Intel), no se puede ejecutar en otros Ultrabook sin gráfica discreta, ya que no tendría sentido alguno. En Cinebench también se nota la diferencia a la hora de contar con una GPU discreta.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Esto, como decimos, se traduce en que podemos ejecutar aplicaciones más pesadas, como edición de vídeo, de una forma más solvente a como se ejecutaría en un PC sin GPU dedicada. Claro está, también podemos jugar. Por ejemplo, aquí os dejamos un benchmark de Gears of War 4:

Asus ZenBook Pro 14

Y un gameplay con estadísticas para que veáis cómo se mueve el juego:

No es un equipo que vayamos a comprar si queremos un portátil gaming, pero se desenvuelve bien con juegos de todo tipo con gráficos en calidad media gracias a su GPU discreta. Y, repetimos, los colores son una auténtica delicia.

Para terminar este punto del análisis del ZenBook Pro 14, hemos de decir que la fluidez del sistema y la apertura de apps está garantizada gracias tanto al procesador como a la memoria, con una frecuencia alta, pero también gracias a un SSD PCIe que, si bien no es el más veloz que ha pasado por nuestras manos, sí cuenta con una gran tasa de MB/s en lectura y escritura.

Así, el SSD de 512 GB PCIe nos da 1.723,6 MB/s de lectura y 1.455,4 MB/s de escritura secuencial. Traducimos: los archivos comprimidos se descomprimen enseguida, no hay cuello de botella a la hora de descargar con fibra de 600 Mbps y la transferencia de datos con un SSD externo a través del puerto USB Tipo-C es inmediata.

Asus ZenBook Pro 14

De hecho, como es un equipo enfocado a la movilidad y rapidez, hemos querido ver la diferencia de velocidad entre el SSD interno y un SSD externo conectado por l puerto USB 3.1 Gen 2 TIpo-C. Los resultados son de  561,5 MB/s de lectura y 512,8 de escritura.

Si hablamos de temperatura, el procesador se mantiene alrededor de los 60º cuando estamos realizando tareas de ofimática y asciende hasta los 95º cuando estamos realizando una tarea más pesada, como jugar, pero enseguida vuelve a esos 60-65º. Es una temperatura alta de base, sí, pero no es algo que llegue a molestar en ningún momento debido a que el disipador activo (uno solo para CPU y GPU) se porta de maravilla.

Eso sí, suena bastante por lo comentado en el apartado del diseño: el aire expulsado ''choca'' con la pantalla, que sí se calienta notablemente en la parte inferior central debido a ese chorro de aire caliente, y el sonido ''rebota'' hacia nuestros oídos. Si tuviera una salida de aire lateral, sería un equipo más silencioso.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Batería correcta que se desploma si jugamos

Los Ultrabook son equipos muy ''especiales'' que deben estar equilibrados en todos los frentes, y la batería juega un papel fundamental en este sentido. Son portátiles pensados para la movilidad máxima, y aunque por peso el ZenBook Pro 14 no sea un Ultrabook, por autonomía y dimensiones sí lo es.

Estamos ante una batería de 70 Wh que, según Asus, nos ofrece 12,5 horas de autonomía. Claro, estos son números muy optimistas que solo se consiguen en unas condiciones muy concretas, pero lo cierto es que no estamos ante una batería ''pobre'', ni mucho menos. 

Análisis Asus Zenbook Pro 14

En nuestras pruebas, hemos alcanzado las 7 horas de batería con el brillo de la pantalla al 75% y utilizando programas como Photoshop de forma recurrente, así como dos ventanas de Chrome con varias pestañas cada uno (unas 5-4 por ventana) y Spotify. ¡Ah! Y con el ScreenPad activado. Si relajamos el ritmo y lo usamos sin Photoshop y el touchpad en modo no-pantalla, nos vamos a las casi ocho horas de autonomía.

Es una buena cifra que nos permite una jornada de trabajo sin problema, y la buena noticia es que el cargador no es demasiado grande y consigue una el 60% de la carga en 55 minutos, con un 100% en hora y media. Nos habría gustado poder cargar el portátil con el puerto USB Tipo C, algo que estamos viendo en portátiles más recientes que, pese a tener puerto propietario de carga, nos dan esa opción.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Altavoces con buen volumen a los que les falta pegada

Los Ultrabook son más para crear contenido que para consumirlo, por lo que no es vital que los altavoces sean los mejores del mercado, y entendemos que no hay mucho espacio, la mayoría de ocasiones, para introducir una buena pareja de altavoces.

Sin embargo, en un caso como este, con un chasis grueso y una GTX 1050 que permite jugar, así como la espectacular pantalla, todo invita a pensar que Asus se habría tomado el perfil multimedia en serio.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Tenemos dos altavoces en la parte inferior frontal del portátil que están certificados por harman/kardon y que, si bien ofrecen un buen nivel de volumen, no tienen demasiada pegada en los graves

Estos Logitech son de los mejores cascos gaming para disfrutar de videojuegos y series

El espectro de sonidos agudos/medios está bien equilibrado, pero en los juegos y películas, así como en la música, en la que se necesita la contundencia de los graves, nos topamos con un sonido demasiado enlatado. Es una lástima, en este sentido, contar con una tan buena pantalla para videojuegos y películas que no esté acompañada por un sonido de calidad.

Como decimos, el volumen es alto (bastante alto, de hecho), pero la calidad del sonido no acompaña.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Hay bloatware, pero no choca con Windows 10

No es una sorpresa, y casi no haría falta mencionarlo, pero el Asus ZenBook Pro 14 cuenta con Windows 10 como sistema operativo nada más sacar el PC de la caja. Todo va como debe ir, y al no contar con una pantalla táctil, no hay nada que podamos mencionar ''especial'' sobre el funcionamiento del sistema.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Ahora bien, hay bloatware, claro que hay bloatware. Las compañías están acostumbradas a introducir su software en los equipos, aunque cada vez se ''relajan'' más y sus programas son menos pesados y son más útiles. En este sentido, buenas noticias: el bloatware de Asus no interfiere con el funcionamiento de Windows 10.

Asus ZenBook Pro 14

Tenemos McAffee, así como Dropbox y el software Asus Hello, pero es algo que podemos desinstalar sin ningún tipo de repercusión. No necesitamos un software adicional para controlar Windows, y Asus no incluye nada tipo ''lanzador'' o centro de control.

Lo que sí tenemos es, obviamente, las aplicaciones para la ScreenPad y la tienda de aplicaciones de Asus con apps de todo tipo y extensiones para el trouchpad. Algunas más útiles que otras, todo hay que decirlo, aunque no es algo cuestión de vida o muerte y sin apps complementarias, la ScreenPad es muy interesante.

En este sentido, es de agradecer que no haya software estorbando, y el que hay es útil, como HotKeys, que nos permite seleccionar qué función hacen... las teclas de función, si la tradicional o la de atajos del sistema.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Un Ultrabook diferente para un público muy concreto

Al final, como decíamos al comienzo del análisis del Asus ZenBook Pro 14, se trata de un equipo especial. Es un Ultrabook que tiene dimensiones y procesador de Ultrabook, pero que también hace gala de un peso bastante elevado y, a cambio, nos ofrece una gráfica discreta con la que poder jugar a videojuegos actuales y trabajar con aplicaciones pesadas. 

La batería nos permite disfrutar de una jornada de trabajo y la pantalla es una auténtica delicia gracias a la certificación Pantone. Ahora bien, lo mejor es la segunda pantalla, la ScreenPad.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Ese touchpad/pantalla ofrece unas posibilidades que, hasta ahora, no teníamos en ningún portátil. Es decir, podemos usarlo como touchpad, pero también como herramienta para usar aplicaciones concretas o como segunda pantalla para tener lo que queramos en esa segunda pantalla mientras trabajamos en la principal.

Análisis Asus Zenbook Pro 14

Es verdad que la pantalla brillante y el sonido del ventilador juegan en contra, así como la forma del ''intro'' en el teclado, pero estamos ante un equipo potente, con buen diseño y que tiene ese factor diferenciador de la pantalla en el touchpad. No es el Ultrabook perfecto, pero sí un portátil extremadamente equilibrado en todos los aspectos.

Si no vais a sacar partido al touchpad/pantalla, puede que no merezca la pena, ya que hay opciones a mejor precio, pero lo cierto es que es útil y se le acaba pillando el gusto.

Nota técnica

89

Ver ahora: