Skip to main content

Fossil Gen 6, análisis y opinión

Fossil Gen 6
R.Andrés

Lo mejor

  • Pantalla
  • Opciones de personalización
  • Sensores
  • Carga rápida

Lo peor

  • Con Wear OS 2.0
  • Batería para 1 día
  • Precisión del GPS
  • Precio

27/11/2021 - 12:00

Analizamos el Fossil Gen 6, el último reloj inteligente de Fossil que llega con algunas propuestas interesantes y un estilo deportivo y elegante. Lo probamos a fondo y te damos nuestra opinión.

Fossil es una marca con un gran prestigio en el ámbito de la moda y la relojería tradicional, pero hace ya algunos años que viene apostando por una línea de relojes inteligentes que mantienen ese equilibrio entre la calidad y el diseño de moda y las ventajas de usar tecnología.

Una de las señas de identidad de Fossil es que sus relojes inteligentes, en realidad, parecen relojes analógicos tradicionales, diferenciándose por su elegancia de aquellos modelos con un aspecto más futurista. Al fin y al cabo, si de algo saben en Fossil es de diseño y moda.

El precio de venta de la unidad que hemos probado es de 298,35 euros que lo lleva a posicionarse entre los relojes inteligentes de gama alta del mercado. ¿Será el diseño su única baza? Lo descubrimos en este análisis del Fossil Gen 6 y te damos nuestra opinión.

Fossil Gen 6
Sistema operativoGoogle Wear OS 2.0
Procesador y memoriaQualcomm Snapdragon Wear 4100+ | 1 GB de RAM | 8 GB de almacenamiento
PantallaAMOLED a color | 1.28 pulgadas | 416 x 416 píxeles | 326 ppp
Esfera y correaEsfera de acero inoxidable de 44 mm | Correa de silicona negra de 22 mm
Batería300 mAh | Carga por contacto y pines magnéticos
ConectividadBluetooth 5.0 | NFC | WiFi
SensoresGPS | altímetro | giroscopio de 3 ejes | brújula | sensor óptico de frecuencia cardíaca | sensor óptico de SpO2
Resistencia3 ATM (resistente a salpicaduras y lluvia. No apto para ducharse o nadar).
Precio 298,25 euros

Análisis de Fossil Gen 6 por apartados:

Deportivo y bien rematado con una pantalla que no defrauda

Los relojes inteligentes de Fossil no se alejan mucho del aspecto de los relojes de pulsera tradicionales, con los que comparten la estética y elementos físicos. En realidad, a menos que te fijes en la esfera, apenas se aprecian diferencias entre este Fossil gen 6 y un reloj analógico.

Tiene una caja de acero inoxidable con acabado en negro como el resto del reloj ya que Fossil nos ha cedido el modelo con la correa de silicona negra. Esta misma caja de color negro también está presente en las versiones con correa de cuero y textil de camuflaje.

,

También está disponible una versión en acero con correa metálica a juego y en tamaños de 42 mm y 44 mm.

La correa es intercambiable de 22 mm mediante el estándar de pasadores que resulta muy sencilla de desmontar sin necesidad de usar ninguna herramienta.

La correa de silicona negra de este modelo es suave y flexible, por lo que resulta muy cómoda en el día a día, pero atrapa considerablemente el polvo y el sudor y el agua dejan de unos antiestéticos cercos blancos en determinados rincones en el interior de la correa.

La caja de acero se siente muy robusta dejando un peso de 73 gramos con correa incluida, por lo que no resulta pesado durante los entrenamientos. En el frontal llama la atención un falso anillo dentado que le aporta un aspecto más deportivo, pero que no tiene una utilidad real.

Fossil Gen 6 ofrece una resistencia al agua de 3 ATM, lo que implica que resistirá sin problemas salpicaduras y sudor o lluvia ligera y se queda en el umbral de poder nadar con él en agua dulce, aunque no realizar inmersiones. Por lo tanto, no es el reloj más recomendado para realizar actividades acuáticas.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

 En el lateral derecho tiene tres botones configurables y en el botón central encontramos una corona que gira permitiendo desplazarse de forma fluida por las opciones de los menús.

Si le damos la vuelta encontramos una tapa inferior de policarbonato en la que se ubican los sensores ópticos que miden el ritmo cardíaco y la saturación de oxígeno en sangre (SpO2).

Rodeando estos sensores encontramos unos curiosos contactos de carga. Cuando se acerca la base circular del cargador, esta se fija de forma magnética a la trasera del reloj manteniendo los pines de carga en contacto con los dos surcos circulares de la trasera. Esto permite girar la base de carga 360º sin que el reloj deje de cargarse.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

La pantalla táctil circular AMOLED a color de 1,28 pulgadas es la gran protagonista del frontal, aunque es cierto que Fossil podía haber aprovechado un poco más el espacio reduciendo los generosos marcos que la rodean.

Tiene una resolución de 416 x 416 píxeles dejando una densidad de 326 ppp. Es más que suficiente para obtener unos gráficos bien definidos sin ver los píxeles, lo cual contribuye a una mayor sensación de calidad.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

El Fossil Gen 6 cuenta con ajuste de brillo automático que se ajusta bien a los distintos niveles de luz, aunque no es demasiado rápido cambiando la intensidad. En cualquier caso, no hemos tenido problemas para ver la información de la pantalla en exteriores o a pleno sol.

Cuenta con un modo de pantalla siempre encendida que sí presenta algunos problemas en entornos luminosos ya que modifica sutilmente la esfera para reducir las zonas a iluminar eliminando, por ejemplo, el relleno de los dígitos y esferas, al tiempo que reduce drásticamente el brillo para ahorrar más batería.

Dado que la pantalla reconoce gestos y toques, al mínimo movimiento se activa mostrando la esfera estándar y ajustando el brillo para ofrecer, ahora sí, una correcta visualización de la información.

,

El Fossil Gen 6 se basa en el sistema operativo Wear OS de Google por lo que dispone de acceso a los miles de paquetes de esferas de terceros disponibles. Aparte de eso, Fossil trae algunas esferas integradas.

En general, la respuesta táctil es buena, aunque a veces el pequeño tamaño de los iconos puede provocar pequeños fallos en la precisión de los toques. La corona permite desplazarse por la interfaz, el Fossil Gen 6 también responde a gestos táctiles deslizando los dedos sobre la pantalla para pasar por los Widgets de las funciones.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Si se desliza la pantalla hacia abajo, se acceden a los accesos rápidos del reloj desde donde se puede poner el smartwatch en silencio activando el modo Cine, cambiar el perfil de consumo de batería, etc., mientras que si lo deslizas hacia arriba se acceden a las notificaciones.

También reconoce los gestos de deslizamiento laterales. Al deslizar el dedo hacia la izquierda se van sucediendo los distintos Widgets de función desde los que se pueden activar los registros de ritmo cardíaco, inicio de actividades, cronómetros, información meteorológica o las opciones que hayas configurado desde la app de Wear OS.

Versatilidad y sencillez de Google Fit con promesas de actualización a Wear OS 3.0

Una de las principales ventajas que encontramos en el Fossil Gen 6 es que funciona con Wear OS. Esto le abre las puertas de Google Play pudiendo acceder a un enorme abanico de software de terceros con los que prácticamente puedes conseguir cualquier cosa.

Lo único que necesitas es tener instaladas en tu smartphone Android o iPhone (al menos) dos aplicaciones imprescindibles: la app de Wear OS, para sincronizar y configurar el comportamiento del smartwatch; y la app de Google Fit que se encargará de representar de forma gráfica todos los datos de monitorización recogidos.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Por supuesto, al estar basado en Wear OS, el reloj permite usar apps de terceros que, de hecho, incluso trae preinstaladas algunas como Nike Run Club para sincronizar los datos con ella.

El punto negativo es que en origen el Fossil Gen 6 nos ha llegado con Wear OS 2.52 y habrá que esperar hasta la segunda mitad de 2022 para recibir la actualización a Wear OS 3.0.

Al no estar limitado a una determinada app para la representación de datos, el número de actividades deportivas que pueden monitorizarse es muy, muy amplio. Pueden seleccionarse los más habituales desde el propio reloj accediendo al widget de Entrenamiento y seleccionando las actividades físicas y deportes en la larga lista.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Fossil Gen 6 y smartphone se sincronizan mediante Bluetooth 5.0 de forma que la comunicación es constante y fluida gracias al procesador Snapdragon Wear 4100+ acompañado de 1 GB de RAM.

Esto hace que el reloj pueda recibir las notificaciones del smartphone. Nos ha gustado mucho que el reloj sea capaz de mostrar, por ejemplo, el contenido completo de un correo o un mensaje con mucho texto e incluso una miniatura de las fotos que te envíen, y no solo las primeras palabras, pudiendo responder a los mensajes desde el propio reloj.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

También permite hacer y atender llamadas directamente desde el reloj inteligente gracia a su micrófono y altavoz que, además, le sirve para enviar comandos de voz al Asistente de Google e incluso a Alexa de Amazon que también se integra en el reloj. Los pagos móviles corren por cuenta de Google Pay.

El reloj estará siempre alerta monitorizando las constantes vitales, pero no cuenta con un modo de reconocimiento automático de entrenamientos. Es decir, si sales a correr reconocerá que te estás moviendo y contará distancias, tiempos y constantes, pero no tendrá en cuentas datos específicos como tiempos de vuelta, ritmo, etc.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

El Fossil Gen 6 integra GPS, por lo que es capaz de registrar las rutas de las actividades y enviarlas a Google Fit para representarla sobre un mapa. La precisión de este GPS integrado ha sido algo inestable y en varios puntos de la ruta no ha marcado correctamente el recorrido.

Además, Google Fit no cruza los datos de posicionamiento con los de las constantes registradas, por lo que pierde profundidad de datos durante el entrenamiento y gran parte de la ventaja que se obtiene al integrar un GPS.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Los sensores, tanto el nos han dado resultados bastante cercanos a los que hemos obtenido con el Fitbit Charge 5 que analizamos hace unas semanas y, de nuevo, encontramos que Google Fit ofrece una representación bastante básica y escueta de los datos recogidos.

El sensor de saturación de oxigeno en sangre realiza mediciones puntuales cada cierto tiempo o al iniciar una actividad. Por su parte, la medición básica del ritmo cardíaco se activa junto al registro de actividades, pero también permite ampliar su uso instalando apps de terceros como Cardiogram que aprovechan el potencial de este sensor.

Para un uso básico Google Fit ofrece información más que suficiente representándola en gráficos e históricos fáciles de interpretar. El inconveniente es que Google Fit puede llegar a ser demasiado escueto para los usuarios más entusiastas.

El punto positivo es que la app propone distintas iniciativas para motivar al usuario a hacer actividades físicas. Caminar a un determinado ritmo mientras Google Fit marca el compás a golpe de metrónomo entre muchas otras.

Carga rápida eficiente que hace que la poca autonomía no sea un problema

Uno de los grandes problemas de los relojes inteligentes con Wear OS es la escasa autonomía que ofrecen frente a la enorme cantidad de funciones haciendo que resulte desesperante poder hacer tantísimas cosas con el reloj, pero coartado por una duración de batería muy limitada.

Nuestra experiencia de uso con el Fossil Gen 6 ha sido mucho más satisfactoria de lo que lo fue con el Samsung Galaxy Watch 4 Classic que analizamos aquí.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Con la pantalla activa apagada (solo se muestra la esfera cuando se levanta el brazo o se toca el smartwatch), el brillo en automático, algunas notificaciones activadas y una actividad deportiva ligera al día, el Fossil Gen 6 ha estirado su batería hasta el día y medio de uso.

Cuando la actividad deportiva ha implicado el uso del GPS, su autonomía se ha reducido llegando al final del día, pero sin la carga necesaria para afrontar la monitorización del sueño durante la noche.

Es aquí donde entra en juego el factor que condiciona por completo la experiencia de uso del Fossil Gen 6: una carga rápida que permite recuperar la carga suficiente para afrontar la noche en cuestión de minutos.

Fossil Gen 6
R.Andrés

Más concretamente, el cargador rápido que se incluye junto al Fossil Gen 6 nos ha permitido cargar el 50% de su capacidad en solo 17 minutos, mientras que para alcanzar el 100% hemos tenido que esperar 45 minutos. Estos tiempos quedan muy lejos de la hora y 45 minutos que tarda el Galaxy Watch 4 Classic.

Contar con una carga de estas características te permite exprimir al máximo las funciones del reloj inteligente sabiendo que, aunque te quedes sin batería, en el tiempo que te das una ducha tras el entrenamiento el reloj ha recuperado su autonomía.

Reloj inteligente elegante para quienes no quieren un reloj inteligente

El título de este apartado puede parecer algo confuso, pero en esencia expresa las sensaciones que nos ha transmitido este reloj inteligente de Fossil, y puede ser su principal factor diferenciador con respecto a sus rivales.

Si eres un deportista empedernido y buscas mejorar seriamente tu rendimiento en los entrenamientos, probablemente este no sea el reloj que estás buscando.

Fossil Gen 6, análisis y opinión
R.Andrés

Sin embargo, para aquellos usuarios preocupados por su salud que quieren monitorizar su actividad diaria para adoptar hábitos de vida saludables con un reloj que te sirva tanto para acudir al gimnasio, como a una comida de trabajo o a una fiesta, el Fossil Gen 6 puede ser el reloj inteligente perfecto.

Su diseño elegante con un toque deportivo lo mantienen en la línea de los diseños clásicos, pero en su interior cuenta con todo lo necesario para registrar los datos necesarios para incentivar un ritmo de vida sana y activa.

Su precio es un factor condicionante a la hora de tomar una decisión de compra. Los 298,35 euros que cuesta lo sitúan al nivel de los smartwatches más top del momento como los Samsung Galaxy Watch 4 Classic que tiene un precio de precio de 359,13 euros, con la diferencia de contar con Wear OS 2.5 y no la última versión de Wear OS.

En definitiva, el Fossil Gen 6 es un reloj inteligente pensado para quienes quieren monitorizar su actividad física, pero sin renunciar a la elegancia que proporciona vestir un reloj de corte elegante y tradicional.

Nota técnica

79

Etiquetas:

#Tecnología, #Análisis

Y además