Skip to main content

Huawei FreeBuds Studio, análisis y opinión

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Lo mejor

  • Gran sistema de cancelación de ruido
  • Extremadamente cómodos
  • Controles muy precisos por gestos
  • Sonido equilibrado y de calidad

Lo peor

  • Sin posibilidad de conexión por cable
  • Almohadillas no extraíbles
  • Modo de baja latencia solo con móviles Huawei
  • App AI Life solo está en Android

07/11/2020 - 08:30

Huawei quiere entrar en la Champions League de fabricantes de auriculares y acaba de lanzar sus primeros cascos circumaurales. Tras unos días de uso intenso tanto para hablar como para jugar y reproducir mucha música, os contamos nuestra opinión de los Huawei FreeBuds Studio en este análisis.

Toda compañía que se precie tiene sus auriculares inalámbricos. Hay algunas que cuentan con numerosos modelos, algunos de ellos difíciles de distinguir, pero otras quieren segmentar algo más sus familias.

Huawei es de estas últimas y cuenta con unos dos true wireless -los FreeBuds Pro y los FreeBuds 3-, unos auriculares Bluetooth deportivos -FreeLace Pro- y, ahora, unos auriculares circumaurales o de diadema, de los que cubren la oreja y no solo se apoyan en la misma.

Se trata de los FreeBuds Studio, unos auriculares que tienen varios argumentos para convencer como una cancelación de ruido activa de hasta 40 dB y un sonido Hi-Fi y cuya intención es competir contra algunos de los auriculares de diadema más reputados, los modelos de alta gama de Sony y Bose.

A continuación, os contamos nuestra opinión en este análisis de los FreeBuds Studio, pero antes, os dejamos la tabla con las características principales:

  FreeBuds Studio
Peso 260 gramos
Batería y carga 410 mAh | Carga por USB Tipo-C | 24 horas sin ANC, 20 horas con ANC | Carga completa - 60 minutos | 10 minutos de carga dan para 8 horas de música sin ANC y 5 con ANC
Controles táctiles Subir/Bajar volumen | Pasar canción | Play&Pausa | Activar asistente
Botones Emparejamiento Bluetooth | Modos de cancelación de ruido | Encender/apagar
Conectividad Bluetooth 5.2 1 L2HC solo con Huawei 1 | Dos dispositivos a la vez
Sensores y micrófonos Sensor de proximidad | Seis micrófonos
Driver 40 mm
Cancelación de ruido Activa para llamadas y reproducción | Suprime hasta 40 dB | Modo automático o manual
Frecuencia Desde 4 hasta 48 kHz
Precio 299 euros

Análisis de los Huawei FreeBuds Studio por apartados:

Extremadamente ligeros y cómodos con un diseño minimalista

Empezamos el análisis de los Huawei FreeBuds Studio hablando del diseño. Esto es algo muy importante en unos cascos de alta gama porque tan importante es ofrecer un sonido a la altura como parecer que puedes ofrecer ese sonido.

Como decimos, son unos cascos circumaurales. Esto significa que la almohadilla no reposa sobre la oreja, sino que la cubre. Esto ya genera una discreta cancelación de ruido pasiva gracias a unas almohadillas que cuentan con un material viscoelástico recubierto por piel sintética.

Son unas almohadillas muy cómodas, pero nos habría gustado que se pudieran quitar para lavarlas. A una comodidad 'premium' contribuye una diadema bastante flexible con un ligero acolchado que permite que llevemos los cascos durante horas sin sentir el peso. 

Pesan 260 gramos y no son los más ligeros del mercado, pero la diadema no aprieta, no me duelen las orejas tras unas horas de uso y el sistema de ajuste, aunque parece endeble porque no tiene un 'clic', lo cierto es que aguanta el día a día.

Ha sido una semana y media utilizando los cascos durante varias horas al día tanto para trabajar como para entrenar o disfrutar del tiempo libre y hay momentos en los que olvidas que los llevas puestos. 

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

No son los auriculares más fáciles de transportar ya que, aunque se pueden plegar los drivers, siguen ocupando un espacio considerable. Para viajar, Huawei incluye en la caja una bolsa rígida de transporte con un diseño elegante y con espacio para el cable de carga

Si nos alejamos de lo estético y funcional, nos encontramos tres micrófonos en cada auricular para las llamadas y la cancelación de ruido, así como el USB Tipo-C de carga en el auricular derecho y tres botones. Dos de ellos están en la parte derecha (apagar y sincronizar por Bluetooth) y el otro está en el izquierdo (activar la cancelación de ruido y el modo 'alerta'). El resto de controles son táctiles.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Lo que me habría gustado es contar con una conexión jack de 3,5 mm para cuando no queramos, o no podamos, usar la conexión Bluetooth, o al menos permitir el uso con el puerto USB Tipo-C a USB Tipo-C para transferir audio, pero no es así.

Gestos que funcionan muy bien y sensores de lo más precisos

Algo fundamental en unos auriculares de este tipo es el control. En mi opinión, de nada vale tener un muy buen sistema de audio si tenemos que estar pendientes del móvil para pausar una canción, pasar de tema o controlar el volumen. 

Son cascos que llevamos en el gimnasio, por la calle o que llevamos en casa sin tener el móvil a cuestas en todo momento. Por eso, necesitan ser lo más independientes posible. Hay compañías que han resuelto esto muy bien y la verdad es que Huawei también ha dado en la tecla.

Tenemos un sistema de gestos que no hay que configurar en una app y que funciona de manera nativa en iOS, Android, Windows o MacOS en cuanto enlazamos los cascos por Bluetooth. Se trata de un sistema que, mediante toques y deslizamientos en el auricular derecho nos permite controlar la reproducción.

Análisis Huawei FreeBuds Studio

Uno de los micrófonos que recoge información exterior para la cancelación de ruido

A.A.H.

Funciona de manera realmente precisa y no hemos tenido ni falsas pulsaciones ni nada raro. Para subir y bajar el volumen, simplemente tenemos que desplazar el dedo en el auricular derecho hacia arriba o hacia abajo. Para pasar de canción o volver a la anterior, hacemos lo mismo pero en el eje horizontal (una vez para ir a la siguiente canción y dos para ir a la anterior). 

Para pausar la canción o contenido basta con dar un doble toque y, hasta aquí, tenemos los controles típicos y necesarios. Como digo, funcionan muy bien y son intuitivos. Ahora bien, lo mejor es que podemos activar el asistente de nuestro equipo (Siri en Mac y iOS, Cortana en Windows y Google Assistant) con una pulsación prolongada.

Análisis Huawei FreeBuds Studio

La cancelación de ruido se controla con ese botón de on/off. En móviles Android podemos hacerlo desde la app

A.A.H.

De nuevo, no hay que configurar absolutamente nada en el dispositivo ni en una app y es alucinante la compatibilidad de los cascos. Huawei tiene su propio asistente y no se esperaba que diera soporte a otros, pero lo cierto es que lo hace y el resultado es muy bueno. Ahora bien, si tenéis un Huawei sí podéis configurar esa pulsación larga para algunas funciones de Huawei Music, pero no será el caso de la mayoría.

Y otra función que va en todos los sistemas es la pausa/reproducción de manera automática cuando nos quitamos los cascos o separamos un auricular de la oreja. Si hacemos esto, tarda unos dos segundos en parar la canción y si volvemos a colocarlo, al instante se inicia de nuevo. 

Análisis Huawei FreeBuds Studio

Cuando abrimos los cascos para quitárnoslos, el sensor lo detecta y se para el contenido. Al volver a ponerlos, se reanuda

A.A.H.

Es algo que funciona, como digo, en móviles y en PC tanto en YouTube como en Dailymotion, Spotify o servidores propios de vídeo. En definitiva, cualquier cosa que tenga un 'play'. Esto es útil porque es algo funcional, pero también nos ayuda a ahorrar batería.

Bluetooth 5.2 con muy baja latencia, aunque echamos en falta NFC

Sobre la conexión, también hay buenas noticias. Los FreeBuds Studio cuentan con Bluetooth 5.2. Es la última versión de este sistema y la ventaja frente a versiones previas es la que, precisamente, más interesa en este tipo de dispositivos.

Análisis Huawei FreeBuds Studio

La sincronización con móviles Huawei es algo más visual gracias a la notificación animada

A.A.H.

El Bluetooth 5.2 añade diferentes mejoras respecto a la generación anterior, pero para utilizarlas necesitamos un dispositivo emisor que cuente con el mismo estándar. No hay demasiados en el mercado, pero lo que sí tenemos son unos cascos con un estándar Bluetooth que consume poca energía (vital para ahorrar batería en dispositivos como este) y, sobre todo, una latencia mínima.

Esto último es importante en cascos inalámbrico no por la reproducción de música, ya que aquí la latencia importa menos, sino porque a la hora de jugar o ver vídeos no vamos a tener un retardo significativo entre la imagen y el sonido. En Call of Duty Online, el disparo suena cuando vemos el fogonazo y en un vídeo de YouTube, los labios y el sonido están perfectamente sincronizados.

Echamos de menos el NFC, algo que permitiría una conexión más fáciles entre dispositivos, pero debemos decir que el emparejamiento con dispositivos Huawei con EMUI 10.1 o superior es muy sencillo con la app AI Life.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Lo que sí me ha gustado bastante es que podemos sincronizar los auriculares con dos dispositivos a la vez para reproducir música en el Mac y, si nos vamos a hacer un café o a lo que sea con el móvil a cuestas, continuar desde ese dispositivo la reproducción sin tener que volver a emparejar los cascos.

Excelente cancelación de ruido con IA y un sonido equilibrado

Pasemos a lo que es vital en unos cascos de este tipo, gama y precio: el audio. Quien invierte dinero en unos cascos como estos FreeBuds Studio espera una calidad de audio a la altura. Son dispositivos que vamos a llevar durante muchísimas horas y está bien que sean cómodos, pero también deben ofrecer un sonido que se corresponda con lo que vamos a pagar por ellos.

Huawei cumple, con creces, en este apartado con un sonido de gran calidad que tiene en el equilibrio su gran virtud. Hay muchos cascos y auriculares, sobre todo de gamas algo inferiores, que abusan de los graves y una potencia desmedida en este espectro para sonar más contundentes. Es un 'mal' de muchos auriculares gaming y de los Beats antes de que Apple se hiciera con la marca.

Los auriculares buenos, los que realmente son apreciados por los más puristas, son aquellos que ofrecen un amplio rango de frecuencia y que potencian todos los espectros por igual. Los FreeBuds Studio cuentan con unos graves que, de primeras, no son tan contundentes como en otros dispositivos, con unos medios muy generosos y con unos agudos tremendamente definidos.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Son muy versátiles porque se ajustan perfectamente a cada género musical y, además, con el ecualizador de las aplicaciones (el de Spotify es muy bueno, por ejemplo) o con el que incorporan algunos móviles, tenemos más manga ancha para poder toquetear las frecuencias y dejar el sonido como queremos. Es decir, mejor partir de una base algo 'plana' que poder moldear que de una en la que los graves y medios están muy marcados y nos dejan poco margen.

Si tenéis un Huawei que no sea Lite y tenga EMUI 11, como el Mate 40 o el P40, podéis escuchar música en codec L2HC. Se trata de un codec de alta definición que nos permite escuchar música a 960 Kbps, una frecuencia tres veces mayor que la que solemos escuchar en Spotify cuando lo tenemos configurado en calidad máxima y que, realmente, se nota por la riqueza de los agudos. Es un sonido muy redondo que, repito, solo podréis disfrutar con uno de los últimos Huawei. Nosotros lo hemos hecho a través de Huawei Music en el Mate 40 Pro y sí, se nota.

Sin embargo, además de por la calidad de audio, quien se gasta 300 euros espera una cancelación de ruido a la altura. Sony es un rival difícil de batir y Bose también tiene una reputación ganada con todo el derecho. Huawei lleva unos años ofreciendo una buena cancelación en sus FreeBuds true wireless, pero en 2020 han dado un paso adelante tanto con los FreeBuds Pro como con estos Studio.

Hay dos sistemas de cancelación en este dispositivo, el pasivo que se consigue gracias a lo que aíslan per se las almohadillas y el activo, que es el que utiliza los micrófonos para captar el sonido externo y ciertos algoritmos para contrarrestar la onda sonora y hacer el vacío dentro del espacio que queda entre nuestra oreja y el driver.

Huawei promete una supresión de hasta 40 dB con la cancelación de ruido activada y lo cierto es que es un sistema que funciona muy bien. En un ambiente muy ruidoso, un gimnasio en hora punta, no escucho más que la contundencia de los woofers de la clase de aerobic, pero puedo escuchar mi música perfectamente. 

Esta cancelación de ruido se puede controlar, eligiendo entre varios perfiles si tenemos un móvil Android con la app AI Life, pero si no, el sistema se llama 'Dynamic Active Noise Cancellation' porque automáticamente y en tiempo real ajusta el nivel de cancelación de ruido activo dependiendo del ruido externo.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Cuando estoy en el despacho y los vecinos no están chillando, lo cierto es que la supresión es mínima y lo único que hace el sistema es suprimir un poco el ruido del teclado mecánico, pero sin crear un efecto vacío exagerado. 

Cuando salgo a la calle la cancelación sube de nivel y noto que se forma algo más de vacío (no molesta en ningún momento) y en situaciones extremas como el gimnasio que antes comentaba, sí tengo esa sensación de vacío cuando hay muchísimo barullo, lo que indica que el "motor" de cancelación de ruido está trabajando a tope. No es un vacío que moleste, pero al principio es raro porque la sensación es similar a cuando te pones unos tapones de cera para dormir.

Análisis Huawei FreeBuds Studio

Podemos elegir el modo de baja latencia o el de máxima calidad. Uno es mejor para jugar/ver vídeos, el otro para música

A.A.H.

Desde cualquier dispositivo que no sea un Huawei, vamos a tener esa cancelación dinámica, pero también un modo sin cancelación y otro de "alerta" que nos permite escuchar el ruido exterior de manera amplificada. Son las opciones típicas y que esperamos encontrar en un producto de esta gama y, realmente, los FreeBuds Studio cumplen a la perfección.

Si tenemos un móvil Android, podemos elegir entre el nivel de ANC dinámico, el cómodo, el general o el ultra. Tenemos otras opciones como la calidad de audio, podemos activar/desactivar la detección de uso y otras opciones que os mostramos en este vídeo:

También tenemos cancelación de ruido en llamadas para priorizar nuestra voz y en las llamadas y videollamadas que he hecho estos días, no he tenido ninguna queja por calidad del audio o cortes en la voz.

El archivo anterior es un ejemplo de cómo nos captan los micrófonos de los auriculares.

Bien en autonomía, aunque destaca por la carga rápida marca de la casa

Aunque en los modelos true wireless la autonomía no es algo que me preocupe demasiado debido a que la caja nos da para dos o tres cargas, generalmente, en unos cascos como estos sí es importante lo que 'aguantan' lejos del cargador.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Los FreeBuds Studio cuentan con una batería de 410 mAh que, según cifras oficiales, nos da para 24 horas de música sin la cancelación de ruido activada y para 20 con esa cancelación activada. En mis pruebas, lo cierto es que se comporta muy bien y, utilizando siempre la cancelación de ruido automática, he podido trabajar algo más de dos jornadas sin tener que pasar por el cargador.

Es una cifra más que aceptable porque me asegura música con cancelación de ruido en un vuelo largo, aunque si nos guiamos por cifras oficiales, está algo lejos de las 30 horas de los Sony equivalentes.

Ahora bien, la carga es otro punto interesante porque se realiza mediante USB Tipo-C y es marca de la casa: en 10 minutos tenemos para 8 horas de música sin cancelación de ruido o 5 con la cancelación activada.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

Lo que he hecho durante los días que no estaba probando la autonomía ha sido despertar y poner a cargar los cascos mientras veo las noticias diarias u organizo la agenda diaria. Esos 10-15 minutos han estado cada día y no he escuchado el 'pitidito' que te avisa de batería baja en ningún momento. 

Al final, esto es tranquilidad... y necesidad, porque no podemos usar los FreeBuds como cascos alámbricos y tampoco podemos cargarlos con un power bank a la vez que escuchamos música, pero si cogéis una rutina de carga, no os quedaréis sin batería.

Huawei llega para plantar cara a clásicos como BOSE y Sony

Como hemos ido viendo en el análisis de los FreeBuds Studio, estamos ante un primer producto del gigante chino en este segmento que no solo no sale mal parado, sino que cuenta con características para enamorar al usuario.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

La calidad de sonido es excelente y me gusta que gracias a un rango en el que no se exageran frecuencias, el usuario pueda personalizar a su gusto la experiencia con un ecualizador. La comodidad es extrema en todo momento y el diseño es elegante. Echo en falta un color blanco más allá de este dorado y el negro, pero ya son gustos personales.

Lo que da el 'do de pecho' es el sistema de cancelación activa. Junto al pasivo, tenemos una supresión total de hasta 40 dB, una cifra considerable que cuenta con ese sistema dinámico que, automáticamente, ajusta el nivel de cancelación dependiendo del ruido externo.

Análisis Huawei FreeBuds Studio
A.A.H.

La batería cumple, el sistema de gestos es preciso y fiable, pero, aunque echo en falta detalles como NFC, el jack para conectar los auriculares por cable y, sobre todo, que la app esté disponible para iOS, es algo que no consigue empañar una muy buena entrada de Huawei en el terreno de juego de los auriculares circumaurales.

El precio podría haber sido algo más ajustado para ser un primer producto, pero realmente ya estamos viendo ofertas y podemos decir que esos 299 euros son un precio "de mercado" viendo los competidores en el segmento. Los FreeBuds 3 y Pro ya apuntaban maneras y estos FreeBuds Studio consolidan a Huawei como una de esas marcas a tener en cuenta, también, en el segmento del audio.