Skip to main content

Huawei Mate 30 Pro, análisis y opinión

Huawei Mate 30 Pro

Lo mejor

  • Potencia y fluidez
  • Calidad de pantalla
  • Calidad cámara trasera en foto y vídeo
  • Autonomía y carga rápida

Lo peor

  • Sin servicios de Google de serie
  • Diseño muy resbaladizo
  • Pantalla sólo FullHD+
  • Sonido de altavoz (mono)

12/12/2019 - 19:00

Huawei ha lanzado finalmente al mercado su móvil top de 2019, el Huawei Mate 30 Pro, con el hándicap: no venir con Google Play Services instalados. ¿Merece la pena? En este análisis te contamos nuestras opiniones sobre el hardware y el software de este teléfono.

Hoy vamos a hablar del Huawei Mate 30 Pro, el buque insignia de Huawei en 2019 que se ha visto salpicado por el veto estadounidense de Trump que impide que el móvil pueda venir de serie con los servicios de Google. ¿Será eso un problema de cara a su éxito en el mercado?

Lógicamente, partimos de la base de que en este análisis tenemos que penalizar el apartado de software porque no es lo que un usuario Android espera. Si bien Android es un sistema operativo libre, las implementaciones que vemos en occidente del mismo corresponden a una versión que trabaja sobre los servicios de Google. Si te estás preguntando qué significa eso, antes de seguir echa un vistazo a este reportaje.

En el Mate 30 Pro, lo que tenemos de serie son los servicios móviles de Huawei que ofrecen menos funcionalidades  que la plataforma de Google, así como tampoco tenemos la tienda Google Play y en lugar de ello encontramos una tienda de aplicaciones –AppGallery– en la que notamos grandes ausencias y que limita la experiencia.

  Mate 30 Pro
Pantalla 6,53" Flex OLED
Notch ancho
FHD+ (2.400 x 1.176px)
18,5:9
HDR10
Procesador Kirin 990
RAM y memoria 8 GB de RAM
256 GB de almacenamiento
Android EMUI 10 sobre Android 10 AOSP
Cámara
trasera
40 Mpx f/1.65 (Hasta 409.600 ISO)
40 Mpx f/1.8 (ultra gran angular)
8 Mpx OIS f/2.4 (zoom 3x)
TOF 3D
__________
Cámara lenta 7.680fps
Grabación 4K60fps
Cámara frontal 32 Mpx f/2.0
Batería 4.500 mAh
SuperCharge 40W
Carga inalámbrica rápida 27W
Carga inalámbrica inversa
Dimensiones 158,1 x 73,1 x 8,8 mm
Peso 198 gramos
Precio 1.099 euros

Contenido del análisis del Huawei Mate 30 Pro:

Innovaciones en diseño, ¿dónde están los botones de volumen?

En términos de diseño, podríamos decir que Huawei ha dado una vuelta de tuerca más y ha conseguido hacer una pantalla que cubre todo el frontal hasta los laterales y que tiene un pequeño marco inferior y superior con notch ancho con reconocimiento facial de tipo infrarrojo.

Huawei Mate 30 Pro

El llegar con la pantalla hasta ese lateral se debe gracias al diseño curvo de esas zonas que cae más que en móviles como los Note 10 de Samsung o sus predecesores P30 Pro o Mate 20 Pro. El frontal es de los que más porcentaje aprovecha de pantalla del mercado, en la línea de móviles con cámara frontal integrada dentro de la pantalla –con la diferencia de que este móvil no tiene un orificio para el sensor, sino una ceja completa–.

Huawei Mate 30 Pro

La parte trasera del mismo luce un sistema de cuatro cámaras en diseño circular que sale ligeramente, y está rodeada por un círculo en la propia carcasa trasera que hace diferencial el móvil, puedes gustarte o no, pero ciertamente si ves eso, sabes de qué móvil se trata.

Huawei Mate 30 Pro

La parte inferior tiene la bandeja nanoSIM y nanoSD además del altavoz y micrófono principal y el conector USB-C, mientras que en la parte superior se encuentra el emisor IR y el micrófono secundario.

Huawei Mate 30 Pro

Y por último están los botones físicos, o mejor dicho, el botón físico: este Mate 30 Pro solo integra botón de encendido en el lateral derecho. El botón doble de volumen, tan tradicional en smartphones, pasa a ser suplantado por una implementación táctil en los laterales de la pantalla. Es decir, no hay botón físico de volumen.

Entonces, ¿cómo subes y bajas volumen? Haciendo doble toque en el lateral de la pantalla, funciona en ambos lados del panel, y aparece el control de volumen y deslizando el dedo en el lateral vas notando vibraciones de manera háptica con lo que notas cómo sube o baja el volumen físicamente.

Es una tecnología que funciona mejor de lo que nos esperábamos, aunque ciertamente se trata de un móvil alto y la zona de activación de ese doble toque está demasiado alta. El único problema lo tendrás cuando quieras subir o bajar el volumen con el móvil en el bolsillo, o con guantes en las manos, o cuando el teléfono esté tumbado sobre una mesa.

En conjunto, el diseño de este móvil Huawei es bastante ergonómico, muy simétrico, con los laterales redondeados, pero se ve acompañada de una pantalla tan infinita por los laterales que, junto con su acabado en cristal en la parte trasera y frontal que se encastran en el pequeño marco lateral, hace que el móvil sea bastante resbaladizo. Hasta el punto que incluso en un soporte de coche que hace presión en los laterales con goma, el móvil se va resbalado, imaginad la sensación en la mano.

Diseño todo-pantalla que llega literalmente hasta los laterales

Hablemos de la pantalla que en esta ocasión aún siendo de la gama Mate se queda en resolución FullHD+ 2.400 x 1.176 píxeles en formato 18,5:9 que da una densidad de 409 ppi. Es un panel OLED compatible con contenidos HDR10 y representar el espacio de color DCI-P3.

Huawei Mate 30 Pro

Por defecto viene configurada en un modo Vívido con colores muy saturados y que consigue llamar la atención pero no es fiel a las imágenes originales por lo que recomendamos dar el salto a modo Normal desde el primer día si buscas que la pantalla muestre resultados realistas.

Huawei Mate 30 Pro

La pantalla es compatible con contenidos HDR10 rondando los 950 Lux con la pantalla completa en blanco. Sin embargo, hemos conseguido medir picos de brillo en zonas puntuales blancas y resto negro de más de 1.500 Lux. Es una pantalla con gran nivel de brillo y hace que se pueda usar el móvil sin problema incluso a plena luz del sol.

La regulación de brillo automático funciona bien y baja a niveles óptimos por la noche sin dejar ciego a nadie cuando usas el móvil. Tiene además un modo oscuro, que cambia el fondo la interfaz y aplicaciones a fondo oscuro, lo que ahorra energía adicional en pantallas de tecnología OLED. Y nos parece curioso que no solo cambie el fondo de aplicaciones propias sino que también lo hace con algunas aplicaciones de terceros.

Huawei Mate 30 Pro

También existe la opción de usar un modo noche que tiñe de tonos más cálidos la pantalla reduciendo la emisión de luz azul y mostrar el reloj y notificaciones desde la opción Pantalla Siempre encendida.

Algo que no nos gusta tanto de la pantalla es cómo en los laterales, donde están las curvas que llega a 90º, se distorsiona el color. Es algo que con tonos de color no se nota demasiado  pero cuando tenemos la pantalla con color blanco, en un navegador o página web, salta a la vista un degradado a gris azulado en ambos laterales. 

Huawei Mate 30 Pro
Huawei Mate 30 Pro

La pantalla es en términos de hardware, potencia de luz, fidelidad de color una de las mejores del mercado. Echamos en falta una mayor resolución, algo de lo que los Mate hacían gala, y quizá el salto a una mayor frecuencia de refresco como hemos visto en móviles como OnePlus 7T o Pixel 4 (ambos con opción a 90Hz) entre otros dispositivos.

El uso del tema oscuro consigue aliviar esta sensación de degradado en los laterales y es que, si se quiere apurar la pantalla en esas zonas y mantener el terminal sea ergonómico, este es el peaje a pagar.

Android sí, servicios de Google de serie no

Para lanzar al mercado este móvil sin los servicios de Google, Huawei ha implementado los suyos propios que si bien son una alternativa viable, para correo, contactos, posicionamiento e incluso tienen una tienda de aplicaciones alternativa, App Gallery. El problema es que están muy por detrás de lo que un usuario final entiende como Android.

Huawei Mate 30 Pro

Como problemas principales nos encontramos con la ausencia de grandes y populares aplicaciones como son Instagram, WhatsApp, YouTube o Spotify, así a botepronto. De hecho tienes que buscarte la vida con tiendas de aplicaciones alternativas tipo APKPure para poder instalar alguna aplicación y luego, si esa aplicación depende de servicios de Google no funcionará correctamente, si funciona.

Leer más: Limitaciones a la hora de usar Mate 30 Pro sin Google Play Services

En resumen, nos encontramos con problemas para poder tener nuestras aplicaciones en un móvil gama top de más de 1.000 euros y es algo por los que la gran mayoría de usuarios no querrá pasar. De hecho, tras un día de intentar llevarme bien con el móvil tal y como viene de serie tuve que buscar métodos para poder instalar los servicios de Google y usar el móvil como cualquier Android actual. 

Este método os lo enseñaremos en un vídeo dedicado. Pero es en resumidas cuentas, consiste en cargar mediante una copia de seguridad que modificamos la app Lzplay que abre temporalmente permisos para poder instalar los servicios y apps de Google, que posteriormente podremos actualizar desde Play Store, funcional cuando acabamos el proceso.

Una vez instalados los Google Play Services, Play Store y resto de aplicaciones Google, la experiencia se vuelve más normal. No todo es perfecto, ya que al haber instalado los servicios de Google de manera anormal el sistema detecta que ha sido modificado y no pasa los NetSafety Check, algo necesario para que algunas aplicaciones funcionen, con lo que te encontrarás con situaciones tales como que Netflix no es compatible o no podrás usar Google Pay.

El Mate 30 Pro hace uso de EMUI 10 que corre sobre Android 9 y esta capa de personalización es una evolución natural de lo que hemos visto en las últimas generaciones de móviles Huawei. Como grandes destacados podemos mencionar un modo oscuro que cala más allá de las aplicaciones de sistema y permite que arañemos algo más de autonomía al hacer que la pantalla OLED consuma menos.

Es interesante mencionar que Huawei ha creado un método con el que poder usar el Mate 30 Pro desde el ordenador, aunque solo está disponible para sus ordenadores Windows. Se conoce como Multi-Screen Collaboration y es algo útil si eres de los que trabaja delante del ordenador y no quiere coger el móvil cada vez que recibe una notificación.

Kirin 990 y 8 GB de RAM, el móvil Android más potente de 2019

Si hay algo que Huawei lleva años rozando pero se le acaba escapando entre los dedos es el rendimiento de los SoCs top del mercado. La generación anterior, Kirin 980 ya hacía frente de tú a tú a la generación Snapdragon 855 en varios apartados pero caía notablemente por detrás en el terreno gráfico, o la posibilidad de grabar vídeos 4K 60 fps. El Kirin 990 que monta este Mate es un gran paso adelante y finalmente podemos decir que Huawei se ha puesto al día.

Huawei Mate 30 Pro

En términos de rendimiento, estamos ante un móvil que tiene mucho que decir. Es el móvil top de la compañía para 2019, por delante de su hasta ahora buque insignia el Huawei P30 Pro y es que la gama Mate siempre ha ido un paso por delante en cuanto a la inclusión de nuevas tecnologías y SoCs.

El Mate 30 Pro es un móvil que demuestra en el día a día y en pruebas sintéticas ese paso adelante en términos de rendimiento al que nos referimos. Finalmente se coloca en la gama top Android. De hecho, en la mayoría de pruebas de benchmarks ha quedado situado el más rápido de 2019.

Benchmarks Mate 30 Pro

(Kirin 990)
Mate 30 Pro
Modo Rendimiento

(Kirin 990)
realme X2 Pro

(SD855+)
Pixel 4 XL

(SD855)
OnePlus 7T Pro

(SD855+)
Galaxy Note 10+

(Exynos 9825)
Huawei P30 Pro
Modo rendimiento

(Kirin 980)
GeekBench 4 Single 3.853 3.927 3.535 2.862 3.573 4.538 3.318
GeekBench 4 Multi 12.034 12.343 10.256 9.432 11.079 10.351 9.921
GeekBench 5 Single 760 785 640 524 760 790 692
GeekBench 5 Multi 2.930 3.085 2.211 1.927 2.679 2.054 2.514
Antutu 8 422.843 461.141 460.121 423.906 447.243 445.281 395.601
PCMark 8.632 10.429 12.458 9.465 10.598 8.533 9.247
3DMark OpenGL 5.675 6.042 5.255 4.640 6.154 4.999 4.276
3DMark Vulkan 5.462 5.564 4.752 4.130 5.330 3.667 4.271

Como vemos, podemos decir que, por primera vez en un móvil Huawei, este Mate 30 Pro es capaz de rendir en la línea top de Snapdragon de Qualcomm –superándolo en la mayoría de pruebas–.

Huawei lleva años recortando terreno y si bien el Kirin 970 supuso una apuesta importante por la inclusión de IA y la mejora en rendimiento, caía lejos del Snapdragon 845, Kirin 980 se acercó aunque aún quedaba por detrás de Snapdragon 855.

Otra de las mejoras que hemos visto ha sido también en la velocidad máxima de la memoria interna. Es una mejora notable frente al Huawei P30 Pro y se sitúa en cabeza en términos de lectura secuencial y aleatoria y también en escritura aleatoria mientras que en escritura secuencial sólo le pasa el Note 10+.

Benchs memoria interna y RAM Mate 30 Pro
(UFS 3.0 - LPDDR4x)
OnePlus 7T Pro
(UFS 3.0 - LPDDR4x)
Note 10+
(UFS 3.0 - LPDDR4x)
P30 Pro
(UFS 3.0 - LPDDR4x)
Lectura secuencial
- Media
- Máxima
1,14 GB/s
1,67 GB/s
753,72 MB/s
1,27 GB/s
866,54 MB/s
1,65 GB/s
682,97 MB/s
913 MB/s
Lectura aleatoria media 23,68 MB/s 13,13 MB/s 10,5 MB/s 13,3 MB/s
Escritura secuencial
- Media
- Máxima
213,63 MB/s
245,40 MB/s
223,95 MB/s
284,75 MB/s
275,82 MB/s
433 MB/s
175,99 MB/s
116,70 MB/s
Escritura aleatoria media 38,09 MB/s 13,13 MB/s  23,73 MB/s  30,95 MB/s
Copy RAM máx. 11,78 GB/s 10,08 GB/s 16,45 GB/s 9,37 GB/s

Huawei ha integrado memoria UFS 3.0 que podrás ampliar con tarjetas de memoria propietaria NMCard. La memoria interna es muy rápida y ello ayuda en el día a día a la hora de abrir aplicaciones el tiempo de carga de juegos o apps pesadas e incluso a la hora de instalar apps.

Este es un punto que se da por sentado pero está claro que cada fabricante integra memoria pero no están gestionadas de igual manera, aquí Huawei ha mostrado también superioridad en prácticamente todos los puntos.

En términos de rendimiento de red, también estamos ante uno de los más elevados tanto en redes Wi-Fi de 2,4 y 5 GHz y si hablamos de redes móviles, si no tenemos en cuenta los modelos 5G, también es de los más rápidos del mercado y es que aquí se nota la experiencia en este mercado por parte de Huawei.

Como vemos, en este apartado no hay mucho que decir, las cifras hablan por sí solas, y la experiencia a la hora de usarlo en el día a día lo corrobora. Es cierto que no da la sensación de fluidez extra que consigue el Pixel 4 XL –puedes leer su análisis aquí– o la última generación OnePlus debido a la pantalla de 90Hz, pero podrás hacer todas las acciones al mismo ritmo que con ellos.

Cámara top, de lo mejor de 2019

Llegamos a otro de los grandes puntos de este móvil y es que Huawei sigue orbitando en la tendencia de integrar sensores más grandes y varias cámaras con las que ofrecer al usuario la flexibilidad de hacer fotografías que vayan desde gran angular o macro hasta un zoom híbrido 5X prometiendo gran calidad en modo retrato, apertura e incluso por la noche.

Huawei Mate 30 Pro

Este Mate 30 Pro monta un sensor principal trasero de 40 Mpx f/1.65 que permite llegar a un ISO máximo de 409.600, el sensor gran angular también tiene esa resolución y la apertura equivalente es f/1.8 y tiene autofoco. El sensor telefoto tiene una resolución y apertura menor: 8 Mpx con estabilización óptica y f/2.4 ofreciendo un zoom óptico 3X y consiguiendo un zoom híbrido 5X ligeramente mejor que el Mate 20 Pro del año pasado pero por detrás del Huawei P30 Pro.

Huawei Mate 30 Pro

Este pack de cámaras traseras se completa con un sensor TOF 3D que captura datos de profundidad y permite hacer desenfoques de fondo más reales y progresivas en modo retrato y apertura además de un recorte más realista.

Los resultados (podéis descargar las fotografías en calidad original aquí) son los que caben esperar de un móvil de más de 1.000 euros. Es de las mejores cámaras del mercado, si bien no la mejor en todas las situaciones; en cualquier caso, se pueden conseguir fotografías con muy baja luz dignas de cámara DSLR y trípode. Es un móvil con el que la mayoría de gente puede conseguir buenas fotos sin tener mucho cuidado o mimo al tomarlas.

Aquí podéis ver la evolución de zoom entre gran angular, 1X, 3X, 5X (híbrido) y 20X (digital):

Evolucion zoom Mate 30 Pro
Evolucion zoom Mate 30 Pro
Evolucion zoom Mate 30 Pro
Evolucion zoom Mate 30 Pro
Evolucion zoom Mate 30 Pro

Sin embargo donde más destaca este móvil y donde verdaderamente está la gran evolución frente a modelos Huawei anteriores es en el terreno del vídeo. Este Mate 30 Pro es el primer Huawei que permite la grabación de contenidos 4K 60 fps y es que hasta la fecha ninguno era capaz debido a las limitaciones del ISP de los anteriores chips Kirin.

Con el Kirin 990 ya se puede gestionar tanto esa grabación a máxima resolución y tasa de imágenes por segundo así como también grabación a superslowmotion.

En nuestras pruebas hemos visto cómo se pueden conseguir grabaciones sin limitación de tiempo en resolución FullHD y 240 fps o bien en esa misma resolución a 960fps (1/32X) durante una ventana de tiempo de 0,2 segundos. Podremos disparar la grabación o dejar que el móvil reconozca el movimiento de una parte concreta de la pantalla.

El punto diferencial llega en dos modos de grabación a cámara superlenta que superan con creces al resto de smartphones del mercado. La resolución de los vídeos de salida es 720p pero permite capturar en esa misma ventana de tiempo hasta 1.980fps (1/64x), lo que viene a ser ver la acción a mitad de velocidad que los modos de cámara ultralenta del resto de móviles.

Foto Mate 30 Pro

Podéis descargar los originales desde la carpeta de Google Drive en la que compartimos las fotos y vídeos capturados por el Mate 30 Pro.

Existe un modo de grabación que ralentiza aún más la escena, graba en resolución 720p a nada menos 7.680fps (1/256X), que viene a ser un octavo de velocidad que la cámara ultralenta llamémosle estándar. Este modo funciona bien para acciones que sucedan muy rápido, tipo explosiones.

Aunque también dejamos claro que se trata de un modo en el que el móvil está interpolando imágenes, es decir, crea imágenes entre distintos fotogramas y se falsea algo el efecto. Hay algunas tomas en las que ese efecto crea ciertos artefactos y rompe en parte la magia de la ralentización. Para andar sobre seguro, diría de quedarnos en el modo 1.920fps.

La cámara frontal tiene un sensor de 32 Mpx f/2.0 que ya vimos en el P30 Pro y que si bien ofrece buenos resultados con un modo HDR que compensa contraluces, carece de autofoco. No es algo que la mayoría de usuarios vaya a notar pero tiene una distancia mínima de enfoque y teniendo en cuenta que otros móviles del segmento como el Note 10+ sí que ofrecen esa función no estaría de más que Huawei hubiera apostado por renovar también este sensor.

Selfie Mate 30 Pro

Se pueden conseguir buenas fotos con un modo retrato con recorte y efectos de luz precisos gracias, en parte, al sensor IR de la parte frontal. Sin embargo, no hay gran diferencia entre el P30 Pro y el Mate 30 Pro en este campo. 

En resumen, tenemos una cámara trasera muy versátil que ofrece muy buenos resultados en la mayoría de ocasiones. Lucha de tú a tú con el Note 10+ o el iPhone 11 Pro en la mayoría de ocasiones aunque los modos automáticos están ligeramente mejor balanceados en esos terminales. Además, con el Mate 30 Pro también podrás personalizar y ajustar la fotografía mediante controles manuales y podrás conseguir la toma que quieres.

Otro punto fuerte: autonomía y carga rápida

Huawei lleva años ofreciendo móviles con una gran autonomía y no solo eso sino que ha sido una de las empresas pioneras los sistemas de carga ultrarrápida. El sistema SuperCharge 40W es de los más rápidos del mercado y este Mate 30 Pro hace uso del mismo montando una batería de 4.500 mAh.

Huawei Mate 30 Pro

Esto, unido a la gestión de aplicaciones que hace EMUI, consigue una autonomía fuera de serie. Sí, estamos ante un móvil que con un uso normal llegará sin problemas a la mitad del segundo día.

Mate 30 Pro 4500

Y más allá de eso hay que comentar que como estamos ante un móvil que carga muy rápido, te olvidas de tener que cargarlo por la noche y es que cuando llegas a modo de batería baja con conectarlo media hora llegas a más del 70% y la carga completa en poco más de una hora. 

Carga Mate 30 Pro

Además de eso es un móvil que puede cargar de manera inalámbrica tanto el propio móvil de manera rápida, Huawei ha lanzado un cargador de 27W, como también cargar dispositivos mediante carga Qi desde el propio Mate 30 Pro.

En términos de carga es un móvil muy completo y solo echamos en falta una mejora adicional en el rendimiento de carga para situarse a la altura de móviles como el Realme X2 Pro que consigue casi reducir a la mitad el tiempo de carga de este Mate 30 Pro.

Aunque, claro está, que estamos hablando de una mejora que seguramente tenga implicaciones en la salud de la batería en el largo plazo frente a este sistema de carga Huawei más que probado en varias generaciones de smartphones.

Conectividad Wi-Fi, 4G, BT 4.1 e IR y sonido potente, pero mono

Si hay algo que debería mejorar de este Mate 30 Pro en el apartado de conectividad y sonido es el sonido. Con el Mate 20 Pro vimos cómo la compañía ofrecía sonido estéreo, es decir, sonido tanto desde el altavoz inferior como desde el de llamadas. Que sí, que no era un sonido estéreo puro, con la misma potencia de ambos altavoces, pero sí que se consigue ese efecto de espacialidad.

Con el Mate 30 Pro la compañía ha dado un paso atrás ofreciendo sonido mono, en la línea de lo que el P30 Pro ofrecía. No es mal sonido en términos de potencia, pero estamos ante un altavoz que no reproduce tanta frecuencia de medios-graves que otros móviles que hemos analizado.

Huawei Mate 30 Pro

El móvil no es compatible con redes 5G, y si es algo que actualmente no nos preocupa debido al estado actual del despliegue, cuando te gastas este dinero en un móvil, quieres lo mejor del mercado y está claro que la falta de conectividad móvil 5G podría ser un punto negativo a tener en cuenta.

En términos de conectividad como reza el titular estamos ante un móvil con conectividad Wi-Fi ac con soporte de redes de 2,4 y 5 GHz, soporte de redes 4G con compatibilidad de descarga de hasta 1.400mbps y algo donde se queda algo atrás es en conectividad Bluetooth ya que no llega al último estándar 5.0 así como tampoco integra conexión minijack.

Huawei Mate 30 Pro

Otro de los puntos que dejan algo frío es que si bien es compatible con tarjetas de memoria, no lo es con el formato estándar microSD sino solo con el formato nanoSD que solo fabrica, de momento, Huawei.

Es un móvil que está en la línea de lo que ofrece la competencia y quizá sea este apartado, además del del software y la ausencia de Google Play Services, donde Huawei tenga más margen de mejora.

El móvil que podría ser el mejor Android del año si no se viera penalizado por el veto de Trump

Estamos ante un móvil top, en términos de rendimiento y con apuestas valientes en diseño como lo son esa pantalla de laterales curvos o la eliminación de botones de volumen. Sin embargo, es un claro ejemplo del peso que tiene el software para poder sacar provecho a un terminal.

Un mínimo que se le supone a un móvil Android, y no por ello tiene que ser lo óptimo, son los servicios Google. Está claro que Android es la base y luego se pueden implementar distintos servicios. La teoría es muy bonita y la libertad que ello implica, pero, a la hora de la verdad, cualquier usuario occidental al que le hables de Android tiene en mente un móvil con Play Store y con soporte de toda una serie de aplicaciones de manera nativa.

Huawei Mate 30 Pro

Es por ello que sí, el Mate 30 Pro viene con Android, pero no como cualquier usuario espera. Huawei ha hecho un esfuerzo por ofrecer un sistema de migración de aplicaciones desde el móvil original del usuario a este Mate 30 Pro, pero no es perfecto. De hecho, incluso así, no podemos recomendar la compra de este móvil al usuario medio ya que la experiencia que recibe no es la que espera en términos de aplicaciones, así como también compatibilidad de las mismas.

Tienes que ser un usuario avanzado que se busque la vida por internet para poder hacer uso de aplicaciones tan básicas hoy día como son WhatsApp o Instagram, entre muchas otras. En definitiva, te tiene que gustar (mucho) cacharrear con el móvil.

Huawei Mate 30 Pro

¿Por qué? En nuestro artículo de las limitaciones del Mate 30 Pro sin servicios de Google lo dejamos claro: aún teniendo que pasar por un proceso en el que de cierta manera se "simula" una licencia de Google para poder usar Play Store, nos encontramos con cosas que no funcionan o simplemente son incompatibles.

Esto solo se podría solucionar con una OTA por parte de Huawei con la instalación de los servicios de Google de manera nativa aprovechando la última prórroga del veto de Trump, o incluso con una solución definitiva si finalmente EE.UU. levanta el veto para que Google pueda hacer negocio con Huawei (y viceversa).

A la hora de elaborar nuestras opiniones, en la nota de este análisis hemos tenido en cuenta este punto en el apartado del software y si Huawei solucionase en el futuro, tendría un 9 en ese apartado –EMUI 10 funciona de manera fluida y tiene funcionalidades muy interesantes–, pero nos hemos visto obligados a situar la puntuación de este apartado en un 5 por motivos evidentes. Hablamos de un móvil que tendría una nota de un 95/100 si no se hubiera visto envuelto en la polémica de la guerra comercial, y por cuestión del software se ve penalizado hasta un 88/100, muy alejado de sus principales competidores.