Skip to main content

LG Q60, análisis y opinión

LG Q60

Lo mejor

  • Diseño atractivo
  • Ligero y las cámaras no sobresalen
  • Conectividad NFC
  • Buena autonomía

Lo peor

  • MicroUSB en 2019
  • Carga muy lenta
  • Rendimiento algo bajo
  • Calidad de foto nocturna

11/07/2019 - 09:55

Este es nuestro análisis del LG Q60, un nuevo terminal de gama media de LG que se lanza como el más potente de la última hornada de la compañía surcoreana. La gama media está muy apretada y es tremendamente complicado competir, y si queréis saber si este móvil es, o no, para vosotros, no os perdáis nuestra review.

Ha tardado más de la cuenta en llegar, ya que la compañía surcoreana presentó su nueva línea de teléfonos en febrero, y no ha sido hasta hace unas pocas semanas cuando el LG Q60 aterrizó en nuestro territorio, pero ya lo tenemos aquí. Es el ''mayor'' de los terminales de gama media presentados el pasado febrero, tanto por características como por precio.

El LG K40 era el terminal de entrada y el K50 mejoraba algunas características con un diseño con notch y mejor batería. El LG Q60 recoge lo que plantea el LG K50 y añade una tercera cámara. Ahora bien, ¿es algo que le ayudará a ser una opción interesante en la gama media? En características técnicas nos encontramos un híbrido entre la gama media y la gama de entrada, de manera que el precio es un condicionante fundamental.

Muchos usuarios no necesitan los procesadores más potentes o la mejor resolución de pantalla, ya que utilizan el móvil para navegar por páginas web y utilizar las redes sociales, y lo que buscan es una buena experiencia en el día a día, por lo que vamos a detenernos, en este análisis, en todos estos parámetros del móvil para que veáis si se adapta a lo que necesitáis de un teléfono y si su compra merece la pena.

  LG Q60
Pantalla Panel IPS 6,26''
Resolución de 1.520 x 720 píxeles
269 píxeles por pulgada
Procesador MediaTek Helio P22
RAM 3 GB 
Almacenamiento 64 GB
Ampliable microSD hasta 1 TB
Android Android 9.0 Pie
Capa de personalización LG UX7
Cámaras Principal: 16 Mpx f/2.0
Gran angular: 5 Mpx f/2.2
Secundario: 2 Mpx f/2.4
Batería 3.500 mAh sin carga rápida
Chip NFC
Dimensiones 161,3 x 77 x 8,7 mm
Peso 172 gramos
Precio de salida 240 euros

Apartados del análisis de la Mi Band 4

Diseño atractivo, de lo mejor de este teléfono

Comenzamos con, posiblemente, el mejor apartado de este terminal, el diseño. Nuestra unidad cuenta con un color azul verdoso en la parte trasera y laterales, y ciertamente, es un móvil que sorprende en la mano y llama la atención por la calle.

Cuenta con un frontal con notch de tipo gota y unos marcos de un tamaño considerable, tanto en la parte superior (5 milímetros) como en los laterales (4 milímetros). La barbilla no se queda atrás, con su 1,1 centímetros de grosor. Estamos hablando de la gama media, por lo que no es algo demasiado a tener en cuenta.

LG Q60

Parece que estamos ante una pantalla 2.5D, pero lo cierto es que se trata de un ''truco'' de pintura para conseguir este efecto. El cristal llega hasta los marcos del teléfono y no se dobla en ningún momento. Es la carcasa trasera la que realiza esa curva con pintura de 1mm en color negro.

LG Q60

Los laterales son metálicos (es otra pieza independiente) y en ellos encontramos el botón de encender/bloquear en la parte derecha, nada más. En el lateral izquierdo encontramos los botones de bajar y subir volumen y un tercer botón, que no es configurable, para Google Assistant (podemos eliminar la función de acceso rápido al asistente de Google, pero entonces el botón perdería todo el sentido). Además, en este lateral encontramos una ranura para la SIM y otra para la SIM dual y la microSD.

LG Q60

Las malas noticias están en la parte inferior, donde tenemos el micrófono, el jack de auriculares, el altavoz... y un puerto microUSB. En pleno 2019, contar con un puerto de estas características en un móvil de más de 200 euros es un traspiés y más cuando USB-C lleva ya tres años en el mercado y es el verdadero estándar hoy día.

Si damos la vuelta al Q60, nos topamos con una parte trasera de poliuretano con brillo que, en nuestro color, crea un efecto muy atractivo cuando incide la luz. En la parte superior tenemos un módulo de triple cámara y el flash LED.

LG Q60

El LG Q60 tiene detalles interesantes, más allá de que la estética guste más o menos (personalmente, ya digo que es un móvil bonito). Por ejemplo, el módulo de las cámaras no sobresale del cuerpo, por lo que la funda es solo necesaria si queréis proteger el terminal, pero no obligatoria si lo único que buscáis es que las cámaras no rocen en la superficie de apoyo. 

Que tenga el jack de 3,5 milímetros en la parte inferior es la posición más natural y cómoda en el bolsillo, y lo cierto es que me gusta que el botón de bloqueo y los de encender/bajar volumen estén en lados opuestos.

Eso sí, hay cosas que no nos gustan tanto, como un lector de huellas dactilares que se encuentra en una posición algo elevada, teniendo que estirar el dedo más de la cuenta para poder desbloquear el terminal. Además, hay un lapso de un segundo entre que ponemos el dedo y se desbloquea el terminal, algo que, seguramente, tendrá más que ver con el procesador que con la calidad del sensor... una sensación que se repite en varios apartados.

LG Q60

Otro elemento que nos ha gustado es que, pese a su tamaño, es realmente ligero. Claro, no está construido con materiales excesivamente pesados, y ese abuso del plástico permite mantener un peso de 172 gramos, algo que, a día de hoy, incluso se agradece. De hecho, al tener una pantalla grande, pero ser un móvil poco pesado, el terminal ''fluye'' por la mano sin el temor a que se caiga y se haga pedazos.

Pantalla grande HD+ que se defiende

Si pasamos al frontal, nos encontramos una pantalla que, como decimos, cuenta con un pequeño notch de tipo gota. Estamos ante un panel IPS de 6,26'' (un tamaño considerable) que cuenta con una resolución de 1.520 x 720 píxeles, lo que se conoce como HD+, y una relación de aspecto 19:9. Arroja una densidad de 269 píxeles por pulgada y lo cierto es que el frontal no está demasiado bien aprovechado, con un 78,8% de ratio pantalla/cuerpo.

LG Q60

Como es IPS, no tiene ningún tipo de pantalla ambiental para ver notificaciones sin necesidad de gastar batería, pero se agradece que, en la parte superior, exista un LED de notificaciones que nos avisa si tenemos algo. Es un detalle que se ha perdido en muchos modelos, pero que LG ha decidido mantener en este Q60.

Análisis LG Q60

Estamos ante una pantalla complicada. Por un lado, los colores se muestran algo apagados, ya que no tiene un gran contraste, y no es el mejor dispositivo de su gama para ver, por ejemplo, series o disfrutar de videojuegos debido a ese tratamiento del color. 

Sin embargo, lo que sí nos ha gustado es el brillo. Una de nuestras quejas en el análisis del LG K40 era que el brillo era demasiado escaso y que, aunque el brillo automático se comportaba bien, en exteriores era complicado ver la pantalla. Eso no ocurre en este móvil de LG, con un brillo mayor con el que no hemos tenido excesivos problemas a plena luz del día. Tenemos un brillo con una media de 443 lux y una desviación de 16 lux. Podríamos decir que es un brillo bastante uniforme en todo el panel.

Análisis LG Q60

Hay muchas opciones para controlar la pantalla. Por ejemplo, podemos poner una ''segunda pantalla'', que es el término de LG para esconder el notch, seleccionar si queremos esquinas redondeadas o en ángulo recto, tenemos modo de lectura con filtro de luz azul y podemos ganar algo de espacio en la pantalla suprimiendo los botones digitales y cambiándolos por gestos. Pero echamos en falta un modo de calibración de color para tener colores más saturados y vivos. De nuevo, es una carencia que viene debido al poco contraste de la pantalla. Eso sí, la respuesta táctil es perfecta.

Dicho esto, salta a la vista que no es el móvil que, en su gama y precio, viene con una resolución más alta. El iPhone XR cuesta tres veces más y tiene un panel con una resolución muy similar. Sin embargo, las diferencias son notables. A la hora de ver la calidad de un panel, no solo entra en juego la resolución, también el contraste, los ángulos de visión y el tratamiento del color, y debemos decir que la pantalla de este teléfono se queda por debajo de la gran parte de competidores en su segmento.

LG Q60

Malas noticias: Mediatek. Buenas noticias: NFC

Llegamos al hardware y nos encontramos con algo muy similar a lo que ocurre en la pantalla. Y es que, LG ha montado unos componentes que son más propios de la gama de entrada de 2019 que de un terminal de más de 200 euros. Qualcomm tiene un batallón de procesadores para todas las gamas que resultan más solventes que los de Mediatek, y este caso es un claro ejemplo de ello.

Nos encontramos con el procesador Helio P22, el MediaTek MT6762 de ocho núcleos con una frecuencia máxima de 2,0 GHz y núcleos Cortex A53. Es un procesador fabricado en 12 nanómetros con la GPU PowerVR GE8320. Está acompañado por 3 GB de memoria RAM y, antes de pasar a la experiencia de usuario, os dejamos una comparativa con móviles con el mismo procesador y la misma gama en la que compite este Q60:

  LG Q60 LG K40 Xiaomi Mi A2 Lite Redmi 6 Motorola One Xiaomi Mi A2
Procesador Helio P22 Helio P22 Snapdragon 625 Helio P22 Snapdragon 625 Snapdragon 660
RAM 3 GB 2 GB  4 GB 4 GB 4 GB  4 GB
AnTuTu 72.338 71.553 77.853 75.794 80.883 131.224
3D Mark SlingShot GL3.1 500 359 477 378 481 1.284
GeekBench
Single
Multi
756
3.461
764
3.357
876
4.394
818
3.578
851
4.222
1.648
4.690
PCMark 2.0 4.087 3.815 4.787 4.813 4.934 5.938

Los números son reveladores y una muestra más de que MediaTek no puede competir de tú a tú contra Qualcomm en esta gama. Eso sí, sus procesadores consumen muy poco, lo que es una ventaja en términos de autonomía, pero en términos de rendimiento no.

LG Q60
LG Q60

Con el Q60 de LG podemos jugar títulos sencillos a nivel gráfico, e incluso a un juego como PUBG en la calidad gráfica baja. En el día a día, la cosa cambia. Por ejemplo, para navegar o consultar las redes sociales como Instagram, Twitter o WhatsApp, no hay problema alguno. El móvil se desenvuelve con soltura y, aunque hay algún ''tirón'' en el teclado cuando escribimos muy rápido, lo cierto es que la experiencia es correcta.

LG Q60

Eso sí, si eres un usuario avanzado, en cuanto intentamos hacer algo más, el rendimiento empieza a flojear: cuando tenemos cuatro aplicaciones en multitarea o usamos el móvil a una velocidad ''normal'' (cambiando constantemente entre aplicaciones, saliendo al dash, entrando en otra app, etc.), se nota que ''le cuesta''. No ofrece la mejor experiencia de usuario posible, algo que es culpa tanto de la capa de personalización como del propio procesador.

Y claro, un procesador Helio P22 en un móvil de entrada, podemos entenderlo, ya que se trata de un SoC muy barato para las empresas y es una gama en la que se busca ofrecer lo más barato para un uso muy concreto (comunicación). Pero en un terminal de esta gama, la cosa cambia y el usuario no solo busca un uso más intensivo, sino que también tiene otras opciones en el mercado con procesadores como la serie 660 de Qualcomm (el Mi A2 o el Redmi Note 7 sin ir más lejos, ambos con el Snapdragon 660). 

LG Q60

Eso sí, hay detalles que debemos agradecer, como el NFC. Es algo a lo que solemos darle mucha importancia en nuestros análisis, y lo cierto es que en móviles de gama media/entrada no abunda. El NFC nos sirve para emparejar dispositivos, pero también para poder realizar pagos con el móvil y, sin ir más lejos, con su chip NFC me ha salvado durante unas semanas a la hora de ir a hacer la compra (ya que se rompió mi tarjeta bancaria). Pese a los ''palos'' al rendimiento, nos gusta encontrar este chip NFC.

Batería para más de un día sin apuros... con carga lenta

Como en casi todos los apartados de este análisis, tenemos luces y sombras en lo que a la batería se refiere. Si nos fijamos en los números, tenemos una batería de 3.500 mAh que no desmerecen debido a lo poco que consume tanto la pantalla como el procesador.

LG Q60

Es decir, una de las ''ventajas'' del Helio P22 y una pantalla HD+ es que no gastan demasiada batería, lo que permite alargar esos 3.500 mAh hasta el día y medio sin problema alguno. Con esto, tenemos una autonomía utilizando aplicaciones del día a día (redes sociales, Google Docs, navegador web y YouTube Music) de casi un día y medio sin problema. Es un muy buen punto a favor. Además, ni la batería ni el móvil se calientan en ningún momento.

Una de las mejores baterías externas que podéis comprar

Eso sí, no es lo más recomendable del mundo empezar un nuevo día sin cargar la batería. Y es que, LG ha optado por un cargador microUSB 2.0, y esto tiene su miga. No solo se trata de un conector que impedirá que guardemos y copiemos datos a toda velocidad en un sistema externo, sino que además no cuenta con sistema de carga rápida. 

Tenemos un cargador de 5V y 1,2A que nos ofrece una carga muy lineal, como podéis ver en el siguiente gráfico:

Análisis LG Q60

Y sí, nos topamos con que la carga completa de la batería lleva 2 horas y 45 minutos. Es una cantidad de tiempo a la que no estamos acostumbrados y que, desde luego, vuelve a encontrarse muy lejos de lo que ofrece la competencia en el mismo rango de precio. Tarda más de 70 minutos en llegar al 100%, y lo curioso es que, si conectamos un cargador que no es el suyo, nos dice que conectemos el original para una carga rápida (que es inexistente, como se puede ver).

LG Q60

Por tanto, una batería que cumple en lo que a autonomía se refiere, pero con una carga que nos obliga a parar en boxes por la noche si no queremos estar pegados al enchufe al día siguiente.

Tres cámaras que aportan versatilidad

Las cámaras son uno de los factores decisivos a la hora de comprar un smartphone, y lo cierto es que, en lo referido a número de sensores, no va mal servido. Tenemos un sensor principal de 16 megapíxeles con apertura f/2.0 y enfoque PDAF.

LG Q60

El secundario de 2 megapíxeles es para conseguir el efecto bokeh (el desenfoque de fondo) y tiene una apertura f/2.4. El tercero es el gran angular de 5 megapíxeles y equivalente a un objetivo de 13 mm en fotografía tradicional.

LG Q60

Nos gusta que no sobresalgan del cuerpo, por lo que podemos llevar el móvil sin ningún tipo de funda, ya que no se van a rayar, y la verdad es que se agradece la versatilidad del gran angular. Pero la calidad de las fotografías deja mucho que desear, tanto en interiores como atardeciendo... o a plena luz en un día soleado.

Antes de ver qué tipo de fotografías toma este LG, demos un paseo por la interfaz. Se trata de una interfaz muy simple que cuenta con el disparador para hacer fotografías, un botón grande para grabar y el acceso rápido a la galería. Unos iconos de árboles nos dejan seleccionar el objetivo principal y el gran angular, y podemos activar y desactivar fácilmente la inteligencia artificial (que solo potencia los colores). Tiene una opción para leer códigos QR y Google Lens integrado.

LG Q60

Ahora bien, si pasamos a los resultados, lo cierto es que no sorprenden. Las fotografías presentan un elevado nivel de ruido y una compresión excesiva que impide hacer aumento digital o reencuadre a posteriori ya que, a la mínima, empezamos a ver artefactos por doquier.

Análisis LG Q60
Análisis LG Q60

El sensor principal se defiende en condiciones lumínicas perfectas para subir a redes sociales, pero en cuanto esas condiciones se pierden, lo cierto es que la cámara no rinde bien, en absoluto, con mucho ruido, un obturador algo lento que hace que las fotos queden movidas y una interpretación de colores y balance de blancos que no satisfacen. 

Análisis LG Q60
Análisis LG Q60

Ahora bien, ¿qué tal el modo retrato? En términos de calidad de imagen, nos encontramos el mismo problema del ruido, y lo cierto es que no es un alarde de opciones en este modo, pudiendo elegir el nivel de profundidad de campo... y listo. 

LG Q60

La cámara principal cuenta con 13 megapíxeles y puede ofrecer el modo retrato por software. Os dejamos una comparativa entre una fotografía normal y otra con el modo retrato activado:

LG Q60

LG Q60

Antes de terminar con este apartado, debemos mencionar que podemos grabar vídeo a una resolución máxima de 1.080p y 30 frames por segundo. No hay ningún tipo de opción de cámara lenta o modos de iluminación.

Android 9 con capa de LG y muchísimas opciones

Android a la última. Parece mentira, pero aún seguimos viendo algunos móviles con Android 8 a mediados de 2019. Afortunadamente, el Q60 llega con la última versión del sistema operativo de Google y una capa de personalización que, quizá, para muchos toca demasiado, pero que es muy interesante. 

LG Q60

Es indiscutible que un terminal con Android One, o un Pixel, funciona a la perfección por lo limpio que está el sistema operativo y la sensación de fluidez que se consigue. Sin embargo, las capas de personalización aportan elementos de los que carece Android stock, y si venís de cualquier móvil que no sea un LG, puede que os parezca un sistema algo farragoso al principio.

Lo cierto es que tiene la personalización tradicional de LG, lo que es bueno en el sentido de que hay cosas que, en mi opinión, se hacen mejor que en Android, pero también otras en las que podría ser mejor. Por ejemplo, me gusta que el apartado de configuración esté dividido en pestañas con los ajustes de diferentes elementos del sistema. Es algo que agiliza el paso por los menús.

También me gusta que, dentro de sus posibilidades gaming, tenga una especie de modo juego que permite realizar ciertas acciones como buscar una guía en YouTube, ajustar la calidad visual, sacar capturas de pantalla fácilmente o cortar las notificaciones.

LG Q60

Y la opción para compartir archivos de manera inalámbrica también es clara y útil. Sin embargo, volvemos a decir que la personalización es excesiva, y a lo mejor una capa tan pesada no es la mejor idea cuando montas un procesador como el Helio P22.

LG Q60

Cuando llevamos unos minutos usando el móvil e intentamos escribir rápido en WhatsApp, se traba. Hay animaciones que ''rascan'' al producirse y más momentos de los que nos gustaría en los que el móvil se queda un segundo ''pensando'' lo que tiene que hacer.

Sonido que destaca para bien con cascos y sin ellos

Hay algunos elementos que LG siempre cuida y nos alegra que, aunque haya tantos puntos débiles en este análisis, se hayan mantenido. El sonido es uno de los puntos fuertes del terminal. No tiene sonido estéreo con dos altavoces, pero lo cierto es que su altavoz tiene una buena colocación para ver series y películas, y la experiencia en cuanto a sonido es satisfactoria.

No cuenta con una gran potencia, pero sí con un sonido cálido que nos permite disfrutar sin cascos sin problema. Además, si conectamos unos cascos al jack de 3,5 milímetros, podemos elegir entre el sonido ''estándar'' o el DTS, creando un efecto surround bien conseguido.

LG Q60

Hay diferentes opciones a la hora de configurar el sonido en el ecualizador, y en este sentido es un móvil que no se porta nada mal. Se aleja del típico sonido a lata de los altavoces de móviles de la competencia.

Nuevo jugador en una gama ultracomplicada

Llegamos al final del análisis del LG Q60 con una sensación más agria que dulce. Es un móvil que parece sacado de otro tiempo y que parece no conocer la saturación del mercado al que está enfocado. La gama media es de las más interesantes, ya que cada pocas semanas llegan nuevos dispositivos con características muy vistosas, y es muy complicado para todos los jugadores.

LG Q60

Lo cierto es que, si bien tiene elementos interesantes, hay que buscar para encontrarlos. El diseño es un punto a favor. Es un móvil con un tamaño considerable que, sin embargo, pesa muy poco. El color y el efecto de la trasera es vistoso y me encanta el LED de notificaciones.

También está el NFC y la pantalla tiene un brillo que permite disfrutar del contenido a plena luz. Tiene jack de auriculares y el sonido es muy bueno. Y nos encantan esos detalles de la gran LG de hace unas generaciones.

LG Q60

Sin embargo, en el hardware, calidad del panel de la pantalla y las cámaras no está a la altura de un móvil de su gama, ya que hay alternativas a mejor precio y con mejor experiencia de usuario. 

Esta alternativa de LG, por unos 50 euros menos, habría sido un móvil muy a tener en cuenta gracias a la versatilidad del gran angular y a la autonomía (pese a la carga lenta). Por 240 euros, pueden más sus carencias que sus virtudes.

Nuestra valoración

Diseño

7/10

Pantalla

6/10

Hardware

6/10

Software

7/10

Cámara

7/10

Batería

7/10

Conectividad

8/10

Sonido

8/10

Nota técnica

68

Relación calidad/precio

Ver ahora: