Skip to main content

Motorola Moto G6, análisis y opinión

Lo mejor

  • Ninguna aplicación de fabricante
  • Carga rápida
  • NFC
  • WiFi AC

Lo peor

  • Cuerpo de cristal
  • Mucho marco
  • Ralentizaciones ocasionales
  • Rendimiento justo para juegos exigentes

27/05/2018 - 19:58

Hemos puesto a prueba del Motorola Moto G6 y esta es nuestra opinión. Es un móvil de gama media con muchas de las características imprescindibles para triunfar en 2018. ¿Merece la pena comprarlo? Te lo desvelamos a continuación.

Motorola -ahora propiedad de Lenovo- es una de las marcas más importantes del panorama internacional, aunque al igual que otras se enfrenta a un 2018 bastante movido. La llegada de Xiaomi amenaza buena parte de su cuota de mercado, sobre todo en las gamas básicas y medias.

Por eso, la compañía se ha esforzado y mucho con uno de sus nuevos terminales. Es el Motorola Moto G6, cuyo análisis elaboramos para explicarte qué tiene que ofrecer y qué tal es este móvil.

Es un teléfono bastante asequible, con un precio de lanzamiento de 249 euros y características que a priori son muy competitivas. En esta review vamos a repasar todas sus claves, prestaciones y aciertos, pero también los errores.

¿Merece la pena comprar el Motorola Moto G6? ¿Es buen móvil por el precio que tiene? Respondemos a estas y más preguntas.

Cuerpo de cristal, la controvertida moda de 2018

Este año es el año del cristal, y todas las marcas parecen subirse al carro de un material que aporta un toque premium al diseño, pero que es indudablemente frágil. Es uno de los problemas que hemos encontrado en este análisis del Moto G6 y que encontraremos en muchos más próximamente.

Estéticamente el vidrio es espectacular, pero a nivel de solidez sí es un paso atrás. Por lo tanto, es algo que debes tener muy en cuenta antes de comprar un móvil. En este caso es de cristal toda la tapa trasera y la zona frontal, mientras que los marcos y laterales son metálicos. Motorola lo ha llamado Cristal 3D por la curvatura que tiene en ambos laterales y que facilita bastante el agarre.

Más allá del material, Motorola reafirma su apuesta por una cámara inmensa en tamaño, característica de los smartphones de la marca desde hace un tiempo. Como es habitual, sobresale bastante con respecto al cuerpo del móvil.

El diseño transmite una sensación clara: pide a gritos una funda, que también servirá para proteger de las huellas su zona trasera, un auténtico imán de suciedad y muy dado a recibir arañazos. La superficie trasera resbala bastante si te suelen sudar las manos.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

Como nota positiva peronal de quien firma esto está la presencia del jack de auriculares -sí, tiene, menos mal- en la zona inferior. Otros lo han situado en el borde superior, algo que dificulta meter y sacar el móvil de bolsillo mientras oyes música.

También es curioso que el altavoz principal esté junto a la cámara de selfies, algo poco común. Es tanto el de llamadas como el general, así que si reproduces música la oirás por aquí.

El lector de huellas se sitúa en la zona frontal, donde estaría el botón de Home. Aunque a primera vista puede parecer muy pequeño, no debes preocuparte porque funciona a la perfección. Es rápido y exacto, aunque como veremos más adelante no es la única forma de desbloquear este teléfono.

Por último en cuanto a diseño, una de las primeras cosas que notamos en la review del Moto G6 es que pesa poco. El cristal es un material ligero, aunque no todos le sacan partido a la hora de aligerar peso. En este caso son sólo 167 gramos.

El salto a la pantalla de 18:9 de Motorola y sus problemas

Como no podía ser de otra forma, el Moto G6 tiene pantalla con formato 18:9, aunque no exactamente sin marcos. Nos explicamos: evidentemente por la relación de aspecto explota un poco más el cuerpo del teléfono, lo aprovecha más, aunque no llega a tener una proporción pantalla-cuerpo tan bueno como otros teléfonos.

Eso hace que la sensación no sea realmente la de un móvil sin marcos, algo que resta mucho a la experiencia de usuario. Esto ocurre por la propia forma del teléfono, por la presencia del botón home con lector de huellas y por el altavoz que está en la parte superior. Son muchos los elementos que rodean a la pantalla y eso hace que ésta no parezca tan alargada, aunque tiene 5,7 pulgadas.

Dicho esto, son sensaciones que hemos tenido a lo largo de este análisis del Moto G6, opiniones que dependen mucho del usuario, aunque plenamente justificadas. Lo que sí que es totalmente objetivo es que la resolución y calidad del panel están a la altura de la competencia: Full HD+ en panel IPS LCD y con 424 puntos por pulgada, que no está nada mal.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

La calidad de visualización es buena, con ángulos de visión decentes y buena luminosidad en exteriores. Quizás azulea un poco si ves la pantalla desde un lateral, pero es algo común a todos los móviles con estas pantallas.

En definitiva: ¿tiene buena pantalla este Motorola? Sin duda es así, ya que si le sumamos el Full HD+ al formato 18:9, es un muy buen móvil para ver series, películas y vídeos en general, aunque sí que podría ser más luminoso.

Un detalle es que se pueda elegir el perfil de color que quieres visualizar en los Ajustes. Si te gusta la pantalla con colores más vivos e intensos, puedes modificarlo manualmente. Curiosamente, para activar la pantalla nocturna tienes que ir a la app Moto, donde también puedes configurarla para que se active cuando recibes notificaciones.

Una versión bastante ligera y limpia de Android Oreo

Antes de proceder con la valoración del software del Moto G6, hay que aclarar una cosa: no es un móvil Android One. La decisión de Xiaomi con el Mi A1 y Android One ha marcado al resto de la industria, y es que el usuario pide móviles "limpios", con o sin esta versión del sistema operativo.

En este caso, el G6 equipa Android 8.0 Oreo con capa de personalización del fabricante, bastante ligera por cierto. No es un smartphone con Android One pero la diferencia es apenas perceptible. No hay muchas aplicaciones preinstaladas -aunque algunas sí que hay, como por ejemplo Outlook- ni demasiadas herramientas superfluas.

En lugar de crear sus propia apps, Motorola ha preferido utilizar las de Google. Es por eso que por ejemplo no tiene Galería, sino que directamente utiliza Google Fotos para visualizar las imágenes, una buena decisión.

Además, que sea Oreo la versión que viene instalada tiene dos ventajas: puedes beneficiarte de todas las características de esta versión de Android -como por ejemplo el autocompletar con contraseñas guardadas en Chrome- y deja al Moto G6 muy bien situado para recibir la actualización a Android P cuando llegue el momento.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

Si lo que buscas es un móvil que funcione bien, de forma fluida y con pocos o ningún error. No tendrás problemas si te decantas por el que tenemos entre manos. Por suerte a nivel de rendimiento la situación ha mejorado mucho en el mercado en general, y el rendimiento del Moto G6 es todo lo bueno que se podría desear de un móvil de 249 euros.

No obstante, el software es mucho más que eso: tiene que ver con las opciones de personalización, con todo lo que puedes hacer o no dentro de un smartphone. Ahí Motorola siempre ha estado bien, y lo sigue estando.

Casi todas las acciones que no vengan incluidas en Android por defecto están en la app de Moto. En ella puedes configurar el móvil para que la pantalla se mantenga encendida cuando la estás mirando o para activar automáticamente la pantalla nocturna.

Estos son los móviles más vendidos ahora mismo en Amazon España

Como extra está la posibilidad de configurar el sonido con el ecualizador de Dolby Audio. Ya de por sí su presencia ayuda a que se oiga mejor, aunque si además eres un manitas y configurar los perfiles, podrás presumir de lo bien que se oye tu smartphone.

Y por último, un importante detalle: el desbloqueo facial. Este móvil lo tiene pero ¡ojo! No es el mismo Face ID del iPhone X o el del S9, sino que utiliza una foto para reconocer tu rostro. Normalmente funciona bien cuando miras la cámara en estático, pero no si estás caminando o si te sitúas a más de un metro de la cámara de selfies.

Es un sistema menos fiable que el lector de huellas, aunque puedes utilizar ambos de forma simultánea.

Buen rendimiento, pero sin alardes

Este móvil equipa una configuración bastante habitual en 2017 y 2018: procesador Snapdragon 450 y 3 GB de memoria RAM. Hasta ahora esta combinación ha demostrado que es capaz de proporcionar un rendimiento bueno en líneas generales.

En este caso ocurre exactamente lo mismo, y es que la experiencia de usuario es buena en líneas generales. Puedes utilizar aplicaciones como WhatsApp, Twitter o YouTube sin ningún tipo de problemas. Incluso puedes cambiar de una a otra sin lag, aunque se ralentiza en algunas ocasiones.

Durante el tiempo que hemos probado Moto G6 para su review ninguna vez hemos tenido que cerrar todas las aplicaciones porque el móvil estaba lento, aunque ocasionalmente sí que se nota que tarda un poco más de lo esperado en abrir aplicaciones. Nada insoportable en un móvil de este precio.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

Donde sí que se le ven más carencias es en juegos. En los que son gráficamente más exigentes directamente tienes que configurarlos con gráficos bajos si quieres disfrutar de forma medianamente aceptable de ellos. Un ejemplo es PUBG Mobile, cuyos gráficos en este smartphone se alejan de lo que ofrece un móvil con otra GPU.

Simplemente Adreno 506 -la GPU que viene con este procesador- es buena para muchas cosas, pero no para juegos con gráficos 3D. Se puede jugar, pero no al 100%.

Con esto no queremos decir que sea un móvil lento ni mucho menos. Funciona bien hasta que puntualmente tarde un segundo más en abrir una aplicación, por citar un ejemplo.

Además, cuenta con 32 GB de almacenamiento interno. Esta cantidad es por ahora suficiente, aunque es recomendable utilizar una microSD. Este dispositivo permite ampliar su almacenamiento con tarjeta, y deberías hacerlo si vas a grabar muchos vídeos o guardar contenido multimedia.

  Moto G6 Xiaomi Redmi Note 5 Nokia 6 (2018)
Pantalla IPS LCD de 5,7" IPS LCD de 6" IPS LCD de 5,5"
Resolución Full HD+ (424 ppp) Full HD+ Full HD+ (403 ppp)
Android 8.0 Oreo 8.0 Oreo 8.1 Oreo
Procesador Snapdragon 450 Snapdragon 625 Snapdragon 630
RAM 4 GB 4 GB 4 GB
Batería 3000 mAh 4000 mAh 3000 mAh
USB Tipo C Tipo C Tipo C
NFC No
WiFi AC AC AC
Almacenamiento 64 GB + MicroSD 64 GB + MicroSD 64 GB + MicroSD
Cámara Trasera Dual 12 + 5 MP 12 MP 16 MP
Cámara de selfies 8 MP 5 MP 8 MP
Vídeo Full HD Full HD QHD
Precio 249 euros 249 euros 268 euros

Cámara dual por un lado, flash frontal por el otro

La cámara dual es una de las apuestas de Motorola en este Moto G6, aunque en megapíxeles haya una reducción de 13 a 12 MP en la principal con respecto al Moto G5. No es importante, ya que también incluye un sensor adicional -de ahí lo de cámara dual- de 5 MP. La apertura en la cámara principal de f/1.8.

En este caso, ambas cámaras hacen fotos bastante buenas, especialmente en ambientes luminosos. Reproducen bien el color y captan bien todos los detalles y texturas. En la galería que adjuntamos a continuación se pueden ver algunos ejemplos.

De noche también son fotografías muy decentes para un móvil que cuesta apenas 250 euros, y sorprende la cantidad de luz que es capaz de captar, aunque hay que mencionar algunos problemas, como por ejemplo la gran cantidad de grano que se observa en cuanto las amplías un poco.

Otra pega es el funcionamiento del modo retrato. Teóricamente debe ser uno de sus puntos fuertes, contando con que tiene una cámara dual. Sin embargo, no funciona todo lo bien que cabría esperar. Enfoca bien el objeto que tiene en primer plano, pero de forma limitada. Los bordes de ese mismo objeto ya se ven borrosos, restando bastante a la imagen. Casi es mejor hacer la foto en modo macro si quieres que el fondo salga desenfocado.

Imágenes realizadas con la cámara del Motorola Moto G6

Este modo retrato no funciona haciéndote selfies. Es algo extraño y difícil de comprender, ya que teóricamente los selfies son la segunda gran apuesta en este Moto G6. Por eso tiene flash frontal y selfies panorámicos en los que caben tres personas sin problema alguno.

Al menos cuenta con un modo manual bastante sencillo y fácil de utilizar, como casi toda la interfaz de la aplicación de cámara. No dispone de muchos modos, más allá de HDR, panorámico y modo retrato, pero son suficientes.

Digamos como conclusión que si sabes hacer buenas fotos y te manejas con los valores manualmente, esta cámara te servirá, aunque las hay mejores para hacer fotos en modo automático.

Carga rápida y batería más que suficiente

Con 3.000 mAh de capacidad, cabe esperar que en este análisis del Moto G6 no hayamos sufrido para pasar de un día con un ciclo de batería. Y no lo hemos hecho, así que se puede decir que este móvil se sitúa en parámetros de autonomía normales.

Jugando ocasionalmente y sobre todo utilizando muchas redes sociales, no vas a tener problemas para llegar de la mañana a la noche y conservar en torno a un 20% de batería restante. Eso sí, alargar más de 24 horas la autonomía es bastante difícil.

No se puede decir que sea algo a destacar pero sí aceptable y suficiente, sobre todo porque es lo que suele ofrecer la inmensa mayoría de móviles disponible ahora mismo.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

Por otra parte, sí es de agradecer que Motorola incluya un cargador de carga rápida en el pack. Este smartphone es compatible con Quick Charge 3.0 gracias a su procesador Qualcomm Snapdragon, un punto a su favor.

No es el último estándar disponible, pero es rápido. Por ejemplo se puede cargar el 40% de la batería en sólo media hora o el 90% en hora y media según la prueba real que hemos realizado para la review de este Motorola Moto G6. Son cifras que te pueden salvar si tienes que salir de casa en poco tiempo y vas apurado de batería.

Todo lo necesario para una conectividad completa en 2018

¿Qué debe tener un smartphone en 2018 para que se considere que cumple en conectividad? Varias cosas: WiFi AC, USB Tipo C, chip NFC, 4G y Radio FM. Si además tiene Infrarrojos, pues mucho mejor.

La Radio FM es posible en este teléfono porque mantiene el jack de auriculares -algo imprescindible-, un elemento que para muchos usuarios sigue siendo necesario y que algunas marcas están surpimiendo.

En este caso el único tropiezo del Moto G6 es la ausencia de infrarrojos, algo que por otra parte pocos móviles incluyen ahora mismo. En el resto de apartados lo tiene todo, incluido el Bluetooth 4.2.

¿Qué otros mṕviles puedes comprar por 250 euros? Compruébalo en Amazon

Con este móvil puedes pagar gracias a las distintas apps de pagos móviles como Google Pay y conectar a las redes WiFi de 5 GHz. No es frecuente que en esta franja un dispositivo cumpla con todo lo que se puede esperar.

Habitualmente los móviles que tienen WiFi AC no tienen NFC o viceversa, o se quedan en MicroUSB. Es por eso que hay que hablar bien de Motorola en este apartado.

Uno de los móviles más completos en el segmento low cost

El veredicto de este análisis del Motorola Moto G6 es el siguiente: ¿merece la pena comprarlo? Sí, a su precio de lanzamiento de 249 euros. Si lo encuentras más barato, no lo dudes.

Tiene mucha competencia, sobre todo por parte de Xiaomi, aunque las diferencias entre un ultra low cost como el Redmi Note 5 y este Moto G6 son mínimas o incluso se inclinan a favor del Motorola, que por ejemplo tiene chip NFC.

Fotos del diseño del Motorola Moto G6

El rendimiento en juegos y en algunas aplicaciones puede ser un lastre para algunos usuarios, que quieren sobre todo que su móvil sea muy potente. Para compensar, este smartphone tiene cámara dual, un diseño bastante elegante y carga rápida.

En todos los apartados cumple bien o destaca, con pegas que son mínimas y no suponen un impedimento importante para disfrutar de una experiencia de usuario buena.