Skip to main content

Sony Bravia AG9, análisis y opinión

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Lo mejor

  • Excelente procesado y calibración del color
  • Negros puros
  • Android 8.0
  • Diseño premium y elegante

Lo peor

  • Pantalla con acabado brillante
  • Integración con otros dispositivos
  • Sin soporte HDR10+
  • Precio por encima de sus rivales

05/10/2019 - 08:35

Analizamos el Sony Bravia AG9 de 55 pulgadas, el modelo de gama premium de la marca japonesa en el que se pone el acento en el respeto por la calidad cinematográfica de los contenidos y la precisión a la hora de mostrarlos. ¿Merecerá la pena apostar por el OLED más premium de Sony? Lo descubrimos en este análisis.

La tecnología OLED está alcanzando cotas de una calidad excepcional durante los últimos años, hecho que ha disparado sus ventas. Sony es uno de sus principales valedores de los televisores OLED con modelos como el Sony AG9 de 55 pulgadas que nos disponemos a analizar.

En nuestro análisis del Sony AG8 ya pudimos ver que Sony lo apuesta todo al negro que ofrecen sus paneles OLED con algunos modelos de una calidad excepcional. En esta ocasión el reto es todavía mayor ya que, según Sony, el AG9 ofrece una calidad superior. Nos disponemos a descubrirlo.

Este aumento de prestaciones que anuncia Sony en su Bravia AG9 con respecto al AG8 tiene su inmediato reflejo en un precio superior, ya que el televisor Sony puede encontrarse en las tiendas por 2.799 euros. ¿Existirá realmente una diferencia notable en términos de calidad entre el Sony AG8 y el Sony AG9 que justifique esa diferencia de precio? Trataremos de dar cumplida respuesta a esa y otras cuestiones a lo largo de esta prueba del Sony AG9.

  TV Sony KD-55AG9
Dimensiones 122,6 x 71 x 25,5 cm (con peana)
122,6 x 71 x 4 cm (sin peana)
Peso 22,3 Kg (con peana)  / 18,7 Kg (sin peana)
Tipo de pantalla OLED 10 bits
Tamaño de pantalla 55 pulgadas
Resolución de pantalla UHD 4K (3.840 x 2.160 px)
Relación de aspecto 16:9
Procesador de imagen X1 Ultimate
Formatos HDR Dolby vision, HDR10, HLG
Cámara / control por gestos y voz Control de voz integrado y en el mando
Soporte wifi / DLNA
Integración domótica Google Home (Google Assistant), Alexa
Conexiones 4 x HDMI (1x eARC), 1 x Óptica, 1 x LAN, 3 x USB (1x USB 3.0), 1 x Minijack, conectores de altavoz central
Wi-Fi ac y Bluetooth 4.2, Chromecast integrado
Precio  2.799 euros

Análisis del Sony Bravia OLED AG9 por apartados

Diseño totalmente renovado para el TV más top de Sony

Sony Bravia AG9 representa la renovación del anterior modelo AF9 de 2018. El cambio más visible en un primer vistazo ha sido el completo rediseño del televisor en el que se ha abandonado el extraño formato que heredó de los Sony A1 en el que se incluía un pie trasero inclinado que alojaba toda la electrónica.

El nuevo Sony AG9 muestra un diseño mucho más práctico y funcional que su antecesor tanto si va a instalarse sobre un mueble donde adquiere una apariencia sobria y elegante, como si va a colgarse en la pared, quedando muy plano y mejorando el acceso a los conectores traseros.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Lo que Sony sí ha mantenido en este rediseño de su AG9 de 2019 es el absoluto protagonismo de la pantalla. En el caso de la unidad que estamos probando tiene una diagonal de 55 pulgadas que parece flotar a solo unos milímetros de la superficie del mueble y en la que se ha reducido considerablemente la pronunciada inclinación del modelo anterior.

En el diseño del frontal se siguen las líneas que ya vimos en el Sony AG8, con un delgado marco negro metálico protegiendo todo el perímetro de la pantalla y un marco algo más grueso en la parte inferior en el que luce de forma discreta el logotipo de la marca.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Este marco inferior sirve de soporte para los micrófonos del asistente por voz, el sensor de luz ambiental y el LED de funcionamiento. Al encender el televisor nos encontramos con un marco frontal adicional en la pantalla de unos 8 mm.

El frontal cuenta con unas dimensiones de 122,6 x 71 cm por lo que, aunque no deja de ser un televisor grande por sus 55 pulgadas, los reducidos marcos hacen que su tamaño no resulte tan voluminoso.

Algo que no nos gusta de esta pantalla es su acabado brillante, un mal que afecta a todas las pantallas OLED de la marca, y que la convierte en un auténtico espejo en el que se reflejan todas las luces de la sala puesto que la luz no se dispersa como sí sucede con las pantallas con recubrimiento mate. Un aspecto a tener en cuenta que afectará a la calidad de visionado si vas a instalar la Sony AG9 frente a una ventana.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Sony ha optado por una elegante base de apenas 5 mm de grosor sobre la que descansa el televisor. Los acabados de esta base contrastan con los que vimos en nuestro análisis del Sony AG8, con un diseño mucho más austero. En este Bravia AG9 la marca japonesa sí ha hecho sus deberes y se aprecia el diseño premium que se espera de un televisor de su categoría y precio.

Buena prueba de ello es el acabado en metal cepillado de esta base, discreta y elegante, que afianza con firmeza el televisor ofreciendo una gran estabilidad al dispositivo, pero a costa de no dejar espacio para una barra de sonido en su base.

El montaje de esta base es realmente sencillo. Solo se requiere un destornillador con punta Philips, con los que apretar los ocho tornillos que fijan los anclajes a la base y a la trasera del televisor, y apenas cinco minutos. Aunque los 22,3 kg que pesa este modelo de 55 pulgadas no supongan un impedimento para una sola persona, dada su envergadura es recomendable hacerlo entre dos personas para evitar accidentes.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Como decíamos, el rediseño de la trasera de la Sony AG9 ha sido una de las novedades del OLED de referencia de Sony. El nuevo diseño sigue el mismo concepto que de módulo rectangular que sobresale 35 mm del panel que ya vimos en el análisis del Sony AG8, pero en esta ocasión el diseño sí está a la altura de su categoría, mostrando una cuadrícula decorativa que aligera la monotonía de una trasera en la que predominan las líneas rectas.

Este diseño totalmente plano resulta perfecto si se va a instalar colgada en la pared ya que se reduce la distancia entre la pantalla y la pared manteniendo una fácil conectividad.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La carcasa trasera está construida en policarbonato de buena calidad y resistencia. A través de las rejillas de ventilación de la trasera se pueden apreciar los subwoofers de apoyo orientados hacia la trasera, así como los puertos Bass Reflex. Estos detalles nos sirven para ponernos en antecedentes, ya que el sonido es la otra gran mejora que presenta este modelo con respecto al resto de OLED de Sony.

Los conectores de la Sony AG9 se concentran en la esquina inferior derecha (vista desde la trasera) y se distribuyen en forma de L quedando las conexiones coaxiales, LAN, sonido digital y tres puertos HDMI 2.0 (uno con función eARC) en la parte inferior y orientados hacia abajo para facilitar la instalación en la pared, mientras que los tres puertos USB (uno de ellos grabador), un cuarto HDMI, la ranura CI y conectores de audio, quedan más accesibles desde el lateral.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Tampoco le faltan las funciones de Chromecast integrado, Bluetooth 4.2 y Wi-Fi ac de doble banda en el apartado de conexiones inalámbricas.

Como suele ser habitual en los modelos de Sony, justo debajo de estos conectores encontramos los tres únicos botones físicos del televisor con los que podrás encenderlo o apagarlo, así como cambiar de canal, el volumen o la fuente de entrada sin utilizar el mando a distancia.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La gestión de cables y la estética se han cuidado hasta el último detalle en la Sony AG9 quedando todas ellas ocultas tras cuatro tapas de plástico que se mimetizan con el diseño de la trasera ocultando a la perfección todos los cables y conectores para llevarlos hasta la parte trasera de la base a través de un completo sistema de bridas y grapas para guiar y sujetar los cables. Sin duda es uno de los más cuidados y eficientes de cuantos hemos probado últimamente.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Si utilizas un smartphone ya tienes hecho la mitad del trabajo de puesta en marcha, ya que el Sony AG9 permite sincronizarse con tu smartphone para configurar tu cuenta en servicios de Google como YouTube, Google Play, etc.

Sony ha hecho un buen trabajo de actualización en el diseño de sus OLED de gama alta y en este Sony Bravia AG9 encontramos todo aquello que echábamos de menos en el AG8, logrando un diseño minimalista y elegante en el que la calidad de los materiales habla por sí misma.

El toque premium también se transmite desde el mando

Por fin Sony ha dado un paso adelante equipando a su televisor OLED más premium con un mando a distancia acorde con su categoría y ha optado por incluir el mismo mando que incluye en sus gama alta LCD LED como el Sony XG95 que ya analizamos hace algunos meses.

Lo más destacado del mando a distancia del Sony AG9 es el acabado metálico cepillado de su frontal que hace destacar los botones, pero que, una vez más, no cuentan con ningún tipo de retroiluminación para manipularlos en la oscuridad. En la trasera se ha utilizado un policarbonato con la misma textura rugosa que encontramos en la trasera del televisor que, si bien es cierto que no aporta el tacto más agradable, asegura un buen agarre evitando que se resbale y caiga al suelo.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La distribución de los botones es exactamente la misma que encontrábamos en los últimos modelos de la marca, en la que los botones de acceso a Home de la plataforma de Smart TV, ajustes y otras funciones que se ubicaban en el borde del pad circular central, ahora se han reorganizado separándose para situarse encima o debajo de este pad central.

Su uso en general es muy intuitivo y claro, por lo que solo se necesitan unos minutos para hacerse con los botones de acceso y configuraciones más comunes.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Destaca la presencia de sendos accesos directos a dos de las aplicaciones más importantes en este televisor: Netflix y Google Play Películas.

Justo encima del pad central, en una posición accesible, se encuentra el botón que activa el asistente por voz del mando. Un botón que bien podrían haberse ahorrado ya que el propio televisor incluye una pareja de micrófonos integrados que responden al famoso comando “Ok Google” del Asistente de Google. También cuenta con soporte para Alexa con el que puedes controlar las funciones básicas del televisor enviando comandos desde un altavoz Amazon Echo o compatibles.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

A nivel de ergonomía, el mando es absurdamente largo, contando con un gran espacio vacío en la parte inferior que bien se podría haber aprovechado mejor para incluir otros accesos directos (a YouTube o a Amazon Prime, por ejemplo) o simplemente haber reducido su tamaño.

En cualquier caso, resulta un mando a distancia muy cómodo de usar y con una disposición de botones realmente eficiente. Los botones quedan segmentados y agrupados en relación a su función, algo que hace su uso mucho más intuitivo.

Pantalla Master series centrada en la fidelidad del contenido

La Sony AG9 que estamos analizando es uno de los pocos modelos de Sony que reciben la etiqueta Master Series para su pantalla. De hecho, solo la reciben los tres modelos más top de la marca en sus diferentes categorías.

La denominación Master Series hace referencia a que su objetivo es ser lo más cercano posible a la calibración del monitor de referencia Trimaster BVM X300 de uso profesional (y con precio aproximado de 45.000 euros) que los directores y montadores utilizan en el montaje y etalonaje de sus obras.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Por lo tanto, las pantallas con la denominación Master Series de Sony deberían ser las más fieles a los parámetros de color que ha establecido el creador de un contenido durante el montaje de su obra dado que comparten la misma calibración que las pantallas de referencia en las que se ha montado y ajustado el color.

Esta es la teoría, pero ahora vamos a comprobar si Sony ha conseguido unos resultados que promete en la pantalla del Sony AG9 que estamos analizando. Cabe destacar que nos movemos en la gama OLED más alta de Sony, por lo que esta pantalla ya de por sí ofrece una experiencia visual por encima de la media de paneles OLED.

Análisis del Sony Bravia OLED AG9

En principio nos encontramos con un panel OLED TRILUMINOS de 55 pulgadas, con resolución UHD 4K (3.840 x 2.160 píxeles), 10 bits de profundidad de color y soporte HDR (HDR 10, HLG y Dolby Vision) en el que se utilizan cuatro subpíxeles (WRGB) para potenciar el brillo de la pantalla, aunque solo tres de ellos se encienden de forma simultánea.

Como no podía ser de otro modo tratándose de uno de los paneles más mimados por la marca nipona, la calidad de imagen que ofrece el Sony AG9 es espectacular. Esta calidad no solo viene definida por la nitidez inherente a la tecnología OLED, sino que también se aprecia un buen calibrado de color en origen sin ni siquiera haber accedido todavía a los menús de ajuste.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Valga decir que el Sony AG9 monta un panel fabricado por LG Display, que curiosamente es el mismo que montan los OLED C9 de LG. Sin embargo, el rendimiento final de ambos paneles es muy diferente. Su secreto: el procesador que se encarga de gobernar con mano férrea el funcionamiento de cada píxel del panel y los algoritmos de procesado de imagen de cada marca determina el resultado final.

En este modelo encontramos el procesador X1 Ultimate de Sony, el procesador más potente del catálogo de Sony y un viejo conocido que ya tuvimos ocasión de ver en acción en nuestro análisis del Sony XG95 dejándonos muy buen sabor de boca, y que en este panel OLED repite su excelente rendimiento.

Sony XG95

Sony XG95

Sony XG95 es un televisor 4K UHD de gama media alta con soporte para HDR. Su pantalla Master Series con iluminación LED directa y atenuación local permite mostrar unos negros mucho más profundos, mostrando un brillo y contraste difíciles de encontrar en otros televisores de su rango de precios.

Esta coincidencia en el procesador hace que Sony AG9 y Sony XG95 compartan menús de configuración y otras mejoras en el procesamiento de imagen que solo están disponibles en ese chip, por lo que todo nos resulta familiar y nos permite encontrar las pequeñas diferencias con el Sony AG8 que analizamos hace solo algunas semanas.

El X1 Ultimate es el procesador más potente de Sony y aplica algunos filtros adicionales a las imágenes que se muestran en pantalla con el fin de proporcionar una mayor nitidez

Análisis del Sony Bravia OLED AG9

El nivel de definición y contraste que ofrece el panel OLED de Sony se deja notar al someterlo a algunas pruebas, en las que se muestra una buena homogeneidad en la iluminación de toda la pantalla, sin rastro de viñeteo en las esquinas, defecto que también afecta a los paneles OLED aunque en menor medida que en los LCD LED con retroiluminación. Se mantienen los amplios ángulos de visión que ya vimos en el Sony AG8 conservando la viveza de los colores desde cualquier punto de vista.

El contraste se mantiene en los niveles más altos y sin rastro de contaminación lumínica de los píxeles adyacentes. Esto pone de manifiesto el buen hacer del sistema Pixel Contrast Booster que aplica el X1 Ultimate, que no solo amplía el rango dinámico de las imágenes aunque no estemos viendo contenido en HDR, sino que se incrementa sustancialmente la sensación de nitidez general del panel.

Análisis del Sony Bravia OLED AG9

El aumento en la potencia de procesamiento se deja notar también en el escalado desde Full HD y la reproducción de contenido SDR (Standard Dynamic Range). En este caso, la nitidez que proporciona el procesado del X1 Ultimate nos descubre detalles en las imágenes que habían pasado inadvertidos con otros televisores, haciéndonos dudar si el contenido realmente se estaba reproduciendo en Full HD y SDR o en 4K con HDR.

En lo que respecta al calibrado del color, Sony acostumbra a ser meticulosa en este aspecto, por lo que esperábamos que el ajuste de fábrica de su pantalla Master series estuviera a la altura de las expectativas.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

El tratamiento de los colores con el ajuste Estándar, el modo recomendado para contenidos variados como los programas de televisión, ofrece unos colores de piel naturales y equilibrados, sin intentos de saturar los colores para hacer la imagen más vistosa.

Si nos vamos a contenidos cinematográficos, aquí encontramos algunas peculiaridades que han marcado diferencias con respecto al Sony AG8, que representa su principal “rival” dentro de los OLED de la marca.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

En primer lugar, el Sony AG9 cuenta con un modo de calibrado de color certificado para Netflix que únicamente se activa cuando se está reproduciendo contenido de esa plataforma. Con él, tanto Netflix como Sony certifican que el tratamiento del brillo y el color es exactamente el que ha establecido el creador del contenido en la sala de montaje. Una vez más el panel Master series de esta AG9 gana puntos en cuando fidelidad en el tratamiento de los colores.

Escucha"Episodio #3: OLED - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Entre los modos de color del menú de imagen del Sony AG9 no encontramos tantos perfiles de ajuste como en otros modelos, algo propiciado por el cambio de procesador, pero tampoco los necesita. Precisamente, el objetivo de los paneles Master series es ofrecer la máxima fidelidad a los ajustes originales del contenido, no inventarse ajustes de color que no coinciden con la intención del creador.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

El modo Cine se ajusta al contenido de series y películas ofreciendo un color muy agradable sin caer los tonos demasiado apagados habituales en este tipo de modos. Se obtienen muy buenos resultados si se eligen los modos de color DCI o BT.2020, pero si realmente se quiere optar por la fidelidad de colores en los contenidos, la elección correcta es el modo de imagen Personal aplicándole una pequeña corrección al Gamma. Pero es un ajuste menor que apenas notaría cualquier usuario.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Para los más sibaritas, este modo ya ofrece una buena base sobre la que la comenzar el calibrado que, si cuentan con el equipamiento necesario, puede llevarse a cabo de forma sencilla gracias a la compatibilidad con la aplicación CalMAN for Bravia que facilita la conexión directa de un calibrador de pantallas con el televisor.

El Sony AG9 nos ha sorprendido gratamente al mostrar contenido en HDR donde, en nuestra opinión, el procesador hace un mejor tratamiento de la imagen que en otros modelos OLED de Sony.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La marca japonesa acostumbra a equilibrar con precisión el rango dinámico de los formatos HDR, sin caer el efectismo de subir al máximo los valores de brillo salvo en las situaciones en las que se requiere, y en esta pantalla se aprecia especialmente el trabajo que hacen los algoritmos con el rango tonal dándole ese aspecto impactante que tienen (y deben tener) las imágenes HDR, pero sin perder esa pátina de realismo.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Para la mayoría de usuarios, de nuevo, la mejor opción vuelve a ser establecer el ajuste del HDR en Auto. De ese modo, el AG9 activa el estándar HDR adecuado según la codificación del contenido sin que el usuario deba preocuparse de seleccionar el correcto.

Un aspecto negativo que hemos encontrado en el soporte HDR del Sony AG9 es la ausencia de soporte para metadatos dinámicos HDR 10+, un formato por el que ya han apostado muchas marcas y plataformas de contenido de vídeo como Amazon Prime.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La gestión del movimiento MotionFlow XR de Sony es una de las mejor implementadas por mantener a raya la aparición de artefactos y otros efectos –como el efecto telenovela—que puede aparecer en algunos contenidos.

En contenidos deportivos o de mucha acción, el procesado de movimientos es capaz de preservar la nitidez evitando la aparición de estelas, sin llegar a molestar en contenidos más relajados como al ver programas de televisión, películas o series, pudiendo llegar a desactivarse totalmente o a establecer en sus valores más bajos al ver otro tipo de contenidos.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Al conectar la Sony AG9 a una consola o a un PC, se activa el modo Juego que desactiva gran parte del procesamiento de la imagen reduciendo el input lag hasta los 27 ms, una latencia que resultará inapreciable en el uso cotidiano, permitiendo disfrutar de los juegos en resolución 4K a 60 Hz o a 1080p a 120 Hz.

Llama la atención la ausencia de sistemas de frecuencia de actualización variable (VRR) y modo automático de baja latencia (ALLM), sistemas que adaptan la respuesta del televisor para mejorar el rendimiento en juegos, que ya están incorporando muchos de sus rivales y que, a pesar de que todavía muy pocos dispositivos lo incluyen, debería venir integrado en el televisor OLED más premium de la marca.  

Acoustic Surface Audio+ o cómo convertir la pantalla en el altavoz central

Sony integra la tecnología Acoustic Surface Audio en sus modelos de gama alta. Este sistema de reproducción del sonido utiliza unos actuadores ubicados tras el panel, que transmiten las vibraciones a la pantalla convirtiéndola en un altavoz. Sí, el sonido proviene directamente de la pantalla.

En el Sony AG9 que estamos analizando este sistema mejora sus prestaciones ya que nos encontramos ante un Acoustic Surface Audio+, que añade una pareja de subwoofers de apoyo con 20W de potencia. Estos dos altavoces adicionales de mayor potencia aportan cuerpo al sonido reforzando los tonos más graves. Con ello se compensa con éxito una de las carencias más habituales en los sistemas de sonido que integran unos televisores con perfiles extremadamente delgados como es el caso de la Sony AG9 que protagoniza este análisis.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

En concreto, nos encontramos ante un sistema de sonido 2.2 que ofrece 10W por canal en los actuadores de pantalla y de 20W para cada uno de los subwoofers de apoyo con salidas Bass Reflex orientados hacia la trasera del televisor.

La experiencia de sonido se aprecia más rica en matices y, sobre todo, mucho más nítida que en modelos anteriores que hemos probado incluso a volúmenes altos, dando un rango de frecuencias más amplio entre los tonos graves y agudos.

Una de las sorprendentes virtudes del sistema de sonido Acoustic Surface Audio+ que Sony utiliza en su AG9 es que los diálogos provienen literalmente de la boca de los actores, por lo que se aprecia una mejor sincronía entre lo que se está viendo en pantalla y lo que el oído recibe.

mejores auriculares HiFi de gama alta

Sony WH-1000XM3

Sony WH-1000XM3 son unos auriculares Hi-Fi Bluetooth con cancelación de ruido que ofrecen una gran calidad de sonido gracias al códec LDAC que usa su amplia respuesta de frecuencias de entre 4 Hz y 40.000 Hz.

No menos sorprendente es cómo este sistema de sonido consigue separar los diálogos cuando ambos protagonistas comparten el mismo plano, y el espectador puede apreciar como el sonido realmente procede de cada extremo de la pantalla donde aparecen los personajes.

Por otro lado, esta es toda la direccionalidad del sonido que vas a encontrar ya que el origen frontal del sonido de la Sony AG9 no consigue emular un sonido envolvente virtual como el que conseguirías con un sistema sonido dedicado. Desde Sony prometen que el Sony AG9 que estamos analizando pronto será capaz de procesar audio en Dolby Atmos mediante una actualización, pero deberá reproducirse en una barra de sonido o equipo multicanal a través del HDMI eARC.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

No obstante, aquí Sony se saca un as de la manga y monta unos conectores para altavoces con los que conectar el televisor a un amplificador de sonido envolvente o sistema Home Cinema para convertirlo en el sustituto del altavoz central, integrándolo así en la configuración de sonido envolvente.

Android 8 continúa siendo una apuesta segura

A nivel de software el Sony AG9 utiliza Android 8.0 Oreo como base para su plataforma de entretenimiento y conectividad. Para impulsar dicha plataforma utiliza un procesador MediaTEK MT5893, el mismo que monta el Sony XG95, acompañado por 2,5 GB de memoria RAM y una capacidad de de 16 GB de almacenamiento interno.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

La llegada de Android 8.0 Oreo supuso la llegada definitiva de la fluidez a esta plataforma, algo que esperamos que se mantenga con la inminente llegada de la actualización a Android 9.0 Pie que el Sony AG9 que estamos analizando debería recibir en unos meses.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Todo el contenido de entretenimiento se concentra en la pantalla Home, un espacio totalmente configurable desde el que se accede a los contenidos de las aplicaciones más destacadas, así como recomendaciones de contenido, tutoriales y acceso a los principales menús de ajuste del televisor, etc.

La navegación por los distintos menús se lleva a cabo de forma fluida y sin retrasos o bloqueos. Si habitualmente utilizas un smartphone Android, el uso de esta interfaz te resultará muy familiar ya que la estructura de menús es muy similar.

La conectividad juega un papel importante en la plataforma Smart TV de Sony. Es realmente sencillo compartir contenido entre tu smartphone y el televisor gracias al Chromecast integrado.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

El acceso completo a las apps de Google Play abre la puerta a un gran abanico de opciones de entretenimiento pudiendo instalar todo tipo de juegos y apps de música, contenido en streaming e incluso redes sociales.

El rendimiento del Sony AG9 que estamos analizando ha sido satisfactorio con juegos tan exigentes como Asphalt 9 con resolución 4K, ejecutándolo sin problema y vinculando un mando de juegos mediante Bluetooth.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Las plataformas de video bajo demanda y de televisión han cambiado la forma de ver la televisión, pero si todavía queda algún programa que quieras grabar, el Sony Bravia AG9 que estamos analizando permite grabar contenido en un disco externo conectándolo a uno de los puertos USB de la trasera.

barras de sonido fichas

Sony HT-RT3

Sony HT-RT3 es un sistema de sonido compuesto por una barra de sonido, dos altavoces traseros y un subwoofer con una potencia total de salida de 600 W. Ofrece un sonido surround rico y su configuración es sencilla.

Algo que se echa mucho en falta en el Sony AG9 que protagoniza este análisis, y en general en todos los modelos de Sony de 2019, es la conectividad con otros dispositivos electrónicos habituales en cualquier salón para poder integrarlos y controlarlos desde el propio mando a distancia del televisor.

Hablamos de dispositivos como un decodificador de TV online (llámese Movistar+, Vodafone u Orange o cualquiera de las operadoras que está lanzando tarifas convergentes), sistemas de sonido envolvente, etc.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Es cierto que Sony ofrece esta función para algunos dispositivos de la marca, pero eso limita la conectividad y pone a este y otros modelos de la marca japonesa en clara desventaja frente a modelos de Samsung o LG, que sí permiten vincular y controlar estos dispositivos externos desde un solo mando a distancia facilitando la experiencia de uso en general.

Excelso en calidad de imagen, pero con margen de mejora en otros ámbitos

Con toda probabilidad nos encontramos ante uno de los mejores televisores OLED de 2019 en lo que a calidad de imagen se refiere.

El Sony Bravia AG9 es y parece un televisor premium lo cual no es algo que puedan decir otros modelos de la marca que, en su afán por el minimalismo, pecaron de austeros. El Sony AG9 tiene un diseño que no pierde ese cierto toque industrial que Sony ha dado a sus modelos de 2019, pero cuidando cada detalle en su desarrollo. Su gestión de cables y el sistema de tapas para ocultar los conectores es uno de los mejores ejemplos a este culto al detalle.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

A nivel técnico, el tándem que forman su panel Master series y el procesador X1 Ultimate son una apuesta segura a la hora de obtener una excelente calidad tanto en contenidos adaptados a resoluciones 4K y HDR, como a la hora de ver tus programas de televisión favoritos.

Tal vez la nota negativa la haya puesto la falta de soporte para HDR 10+, aunque el Sony AG9 que protagoniza este análisis lo compensa haciendo una excelente gestión de los estándares HDR que sí soporta, con unos colores muy bien calibrados y con un aspecto natural y realista.

Un televisor premium, como es el Sony AG9, debe ser pionero en la integración de nuevas tecnologías como los HDMI 2.1 o los sistemas de sincronización de frecuencias con consolas o dispositivos gaming, sobre todo teniendo en cuenta la tendencia al alza de las pantallas gaming de gran formato (BFGD). En este sentido, el Sony AG9 nace en desventaja con respecto a los que serán sus rivales en el mercado.

Sony Bravia OLED AG9, análisis y opinión

Nos ha sorprendido gratamente el sistema de sonido Acoustic Surface Audio+ por su consistencia al transmitir el sonido desde la pantalla, y nos quedamos con la esperanza de que, en futuras generaciones, Sony decida ampliar el número de modelos que incorporen este sistema de sonido.

Es posible que el lastre más pesado que arrastra el Sony AG9 sea su precio, ligeramente por encima al de sus rivales, pero perfectamente justificado por su calidad. Los 2.799 euros que cuesta este modelo lo sitúan a una diferencia de más de 800 euros con respecto a los 1.979 euros que cuesta el Sony AG8, el televisor con pantalla OLED inmediatamente inferior, pero que tampoco se queda atrás en prestaciones; y 500 euros por encima de los 2.299 euros que cuesta el LG E9 de 2019, principal adversario del Sony AG9 en la gama alta de los televisores OLED.

Sony AG9

Sony Bravia AG9

Sony Bravia AG9 es el televisor OLED 4K de gama premium que monta una pantalla Master Series para conseguir unos colores fieles a los contenidos originales. Utiliza el sistema Acoustic Surface Audio+ para emitir sonido desde la pantalla. 

No obstante, si el presupuesto te lo permite, el Sony AG9 no te dará más que satisfacciones por su exquisito tratamiento de las imágenes y un calibrado de color muy bien ajustado, que han resuelto con maestría poniendo todo su esfuerzo en mantener la máxima fidelidad al contenido original y una colorimetría realista.

Son tiempos complicados y de mucha competitividad para los televisores OLED de gama alta, que en 2019 se han convertido en la elección de muchos usuarios que han comprado un televisor de gama alta. El problema es que la excelencia no siempre es un valor que se cotice al alza, en tu mano está decantar la balanza hacia la calidad indiscutible de este Sony Bravia AG9 o los interesantes precios de otros modelos.