Skip to main content

Sony Xperia 1, análisis y opinión

Análisis Xperia 1

Lo mejor

  • Pantalla
  • Sonido
  • Cámara
  • Control con una mano

Lo peor

  • Lector de huellas lateral
  • Autonomía
  • Resbala mucho
  • Se calienta

21/07/2019 - 09:30

¿Vale la pena el Sony Xperia 1? El nuevo móvil de la compañía japonesa está enfocado a un público muy concreto. Se trata de un gama alta con todas las letras, pero no es para todos los usuarios. Si queréis saber si es para vosotros, os damos las claves en nuestro análisis del Xperia 1.

Para lo bueno y lo malo, Sony es una compañía que hace las cosas de un modo diferente. La empresa japonesa tiene bien arraigados esos valores culturales tradicionales, y cuando marcan una línea, es complicado que salgan de ella. Lo hemos visto en muchos de sus productos, y los móviles no podían ser menos.

Sony siempre, o casi siempre, ha sorprendido con ideas que han calado mejor o peor entre el gran público. No se les puede negar que buscan innovar, y los nuevos Sony Xperia son un ejemplo: móviles con un formato de pantalla ultrapanorámico que, en plena moda de los móviles todo pantalla o los notch, apuestan por marcos y un diseño extremadamente alargado.

Tras analizar el Xperia 10, llega el móvil tope de gama de Sony para 2019, un Xperia 1 que analizamos y que ya os decimos que llama la atención tanto en la mano... como por la calle. ¿Sus armas? Una pantalla imponente, tanto en tamaño como en calidad, y, por fin, triple cámara.

  Sony Xperia 1
Pantalla Panel OLED 6,5''
Resolución de 3.840 x 1.644 px
643 píxeles por pulgada
Brillo de 600 nits
Procesador Qualcomm Snapdragon 855
RAM 6 GB 
Almacenamiento 128 GB
Android Android 9.0 Pie
Personalización de Sony
Cámaras principales Principal: 12 Mpx f/1.6 PDAF OIS
Gran angular: 12 Mpx f/2.4
Telefoto 2x: 12 Mpx f/2.4 OIS
Flash DUAL
Cámara frontal 8 Mpx f/2.0
Batería 3.330 mAh
Carga rápida 18 W USB-PD
Chip NFC
Dimensiones 167 x 72 x 8,2 mm
Peso 178 gramos
Extras IP68
Dynamic Vibration
Dolby Sound
Precio de salida 950 euros

Es un móvil con contrastes, ya que es capaz de ofrecer algunas de las mejores características del mercado, pero también elementos que no solo no dan la talla en su gama, sino que quedan muy por detrás de móviles que cuestan 600 euros menos.

Pero no nos adelantemos. Vamos a ver si el Sony Xperia 1 vale la pena en este análisis. El principal spoiler es que la pantalla es espectacular, y podríamos decir que de lo mejor del mercado... pegándose con los Galaxy S10. 

El análisis del Sony Xperia 1 por apartados:

Análisis Sony Xperia 1

Diseño que marca la diferencia respecto al resto de la familia

Pero antes, empezamos nuestro análisis del Sony Xperia 1 hablando del diseño. La compañía japonesa ha apostado muy fuerte por un formato ultrapanorámico que tiene una incidencia evidente en el diseño. Estamos ante un móvil grande, muy grande, que con sus 167 milímetros ''abulta'' más en el bolsillo que un OnePlus 7 Pro (que, como os contamos en el análisis, no es precisamente pequeño).

Análisis Sony Xperia 1
Sony Xperia 1 vs OnePlus 7 Pro vs Xiaomi Mi 9t

Sin embargo, también se trata de un móvil más liviano y cómodo de utilizar que otros terminales más pequeños debido a que es más estrecho. Sus 72 milímetros de grosor hacen que lleguemos con una sola mano de un lado a otro de la pantalla, y si unimos a la ecuación que no es especialmente pesado, tenemos un móvil muy cómodo de usar.

Análisis Sony Xperia 1

Está claro que el diseño del Xperia 1 está condicionado por el formato de su pantalla 21:9. Es un móvil alargado, y lo cierto es que cuesta un poco acostumbrarse a ese diseño. Eso sí, una vez te haces a él, lo cierto es que se echa de menos. 

Análisis Sony Xperia 1

El Xperia 1 cuenta con cristal tanto en la parte delantera como en la trasera, con unos bordes 2.5 D que le sientan genial al dispositivo y le dan un  toque muy premium. La protección de la pantalla es Gorilla Glass 6, mientras que en la parte trasera tenemos Gorilla Glass 5. Lo cierto es que, durante las semanas de análisis del Xperia 1 no tuvimos ningún arañazo ni señal de uso.

Los bordes están acabados en aluminio, y aquí hay bastante que comentar. Por un lado, el lateral izquierdo está totalmente limpio, sin aberturas ni ningún botón. Todo se encuentra en el lado derecho. Tenemos el botón de subir y bajar volumen, el de bloquear/apagar y un botón físico para la cámara (que funciona como disparador y como acceso rápido a la misma).

Análisis Sony Xperia 1

Además, tenemos el sensor de huellas. Los sensores de huellas ubicados en el lateral no son los más populares, y lo cierto es que muy pocos fabricantes siguen optando por él.

Si eres zurdo, o quieres desbloquear el móvil con la mano izquierda, tendrás que forzar el gesto, y aún  siendo diestro y desbloqueándolo con el pulgar, no es lo preciso que nos gustaría. Sí es rápido, pero la precisión, como decimos, es otro cantar.

Análisis Sony Xperia 1

En la parte interior tenemos un potente altavoz, el micrófono para hacer llamadas y un puerto USB Tipo-C para la carga (máx. 18 W) y transferencia de archivos.

Análisis Sony Xperia 1
Análisis Sony Xperia 1

En la parte superior, la ranura de la SIM y la memoria microSD. Algo que me gusta es que está sellada contra polvo y agua y, además, no hace falta ningún tipo de herramienta para abrir dicha tapa, simplemente tiramos... y listo. ¡Ah! Si cambiáis la SIM, el móvil se reinicia, algo que sigue estando presente en Sony cuando el resto de marcas lo superaron hace tiempo.

Análisis Xperia 1

Por lo demás, la parte frontal está dominada por la imponente pantalla y por unos marcos tanto en la parte superior e inferior como en los laterales. Hablando de la parte superior, el altavoz de llamadas funciona como altavoz secundario para el sonido estéreo, y tenemos un un LED de notificaciones que, en lo personal, es algo que siempre agradezco.

Análisis Sony Xperia 1

Ahora bien, está claro que es un móvil grande, y no os vamos a mentir: se me ha caído. No soy muy ''manazas'' y no se me caen los dispositivos así como así, porque ya cuido que no pase, pero se cayó del bolsillo estando sentado. 

Análisis Xperia 1

El golpe lo amortiguó, perfectamente, el aluminio, pero hay que tener cuidado con esto. Es un móvil con un formato al que no estáis acostumbrados y lo más fácil es que haya algún susto tanto porque se caiga del bolsillo como por algún gesto forzado. Además, es extremadamente resbaladizo, y en una superficie plana (como una mesa) va ''caminando'' poco a poco hacia los bordes.

Como extra cabe comentar que este diseño sin minijack y con todas las entradas selladas tiene certificación IP68, es decir, podrás estar tranquilo si tienes agua cerca pero no nos vale para bucear.

Sony sabe ''hacer'' pantallas

Este año hemos visto muy, muy buenas pantallas. La del OnePlus 7 Pro con su resolución QHD+ y sus 90 Hz, la del P30 Pro y, sobre todo, la de los Samsung Galaxy S10 han dejado el listón altísimo. Sin embargo, Sony ha llegado para poner encima de la mesa la que puede ser la mejor pantalla en un móvil en 2019.

Y es que, tanto por resolución como por características, es una pantalla a la altura de los más exigentes. Estamos ante un panel con resolución 4K (se ''queda'' 3.840 x 1.644 píxeles) con formato 21:9, de ahí esa resolución extraña en la vertical. Es HDR BT.2020, cubre el 100% del espacio de color DCI-P3 y cuenta con los ''motores'' de Sony Triluminos Display y X-Reality Engine, los que usa la compañía japonesa en sus televisores.

Análisis Sony Xperia 1
Análisis Sony Xperia 1

Es una pantalla que llama la atención desde el primer momento tanto por el brillo máximo que ofrece como por lo nítido que se ve todo y, sobre todo, el formato y la representación de colores. Los negros son intensos (es OLED) y los colores vivos son muy vivos, pero sin ''tirar'' a la saturación excesiva de otros paneles, como los SuperAMOLED de Samsung. Además, si no os gustan los colores, siempre podéis configurarlos en las opciones de pantalla.

Estas opciones de pantalla cuentan con varias opciones, como la mejora de la imagen en vídeo (con una demo, como en los televisores), la posibilidad de cambiar el balance de blancos y configurar el ''Modo creador'' de manera automática.

El modo creador es el que pone a disposición del usuario toda la potencia de la pantalla. colores BT.2020, profundidad de 10 bits HDR y resolución 4K con una configuración de imagen especialmente creada para la reproducción de vídeo y obtener el máximo rendimiento en la aplicación de cámara de vídeo profesional.

Análisis Xperia 1

Para el resto de ''mortales'', y quienes quieran cuidar la batería (que hace falta), está el modo estándar y el mencionado selector de ''Modo creador automático''. Ya que estamos con la resolución, hay que hablar de un panel imponente en este sentido.

Xperia 1

Tenemos una densidad de 643 píxeles por pulgada que se notan en todo momento gracias a una nitidez espectacular tanto en aplicaciones del día a día como en apps de retoque fotográfico (como Snapseed o Photoshop Express, donde más lo he apreciado), y también en la reproducción de vídeos en Netflix/YouTube, así como los vídeos sin compresión de Gamersyde.

Análisis Sony Xperia 1
Análisis Sony Xperia 1

Hablando de vídeos, la pantalla es espectacular para consumir contenido, pero... ¿qué pasa con el formado 21:9? Evidentemente, es un formato ultrapanorámico, más ''ancho'' que el del resto de móviles del mercado. Donde unos móviles pintan barras negras arriba y abajo en vídeos 21:9, aquí tenemos el formato completo.

Ver películas en este formato es una delicia, así como jugar a ciertos juegos, ya que es el formato para el que se pensó ese contenido. ¿El problema? Es una inmensa minoría, ya que casi todo el tiempo vamos a estar consumiendo vídeos en 16:9, que es a lo que ''va'' casi todo en la red/YouTube.

Podemos pellizcar la pantalla para ver el vídeo a pantalla completa, claro, pero nos perdemos información (y no poca). Para muestra, un botón:

Análisis Xperia 1
Análisis Xperia 1

Algo controvertido es que, si bien es espectacular contar con una pantalla 4K, que vamos a disfrutar de verdad ''solo'' cuando vemos un vídeo 4K sin comprimir, la sensación en el día a día no dista demasiado de lo que ofrece una pantalla QHD+. Y es que, si bien es un logro, cuando pasamos de cierta cantidad de píxeles por pulgada en una diagonal de este tamaño, no se aprecia a simple vista a una distancia normal de uso ese aumento de resolución.

Análisis Sony Xperia 1

Más que la resolución, lo interesante es que alrededor 600 lux de brillo no se quedan cortos. No es la pantalla más brillante del mercado, pero en exteriores y a pleno sol, como se puede apreciar, la pantalla no muestra síntomas de debilidad. De hecho, excepto por el ''subidón'' de brillo en el modo HDR llega a picos de 986 Lux, es una pantalla que sobresale por su uniformidad. Una desviación de solo 1 Lux en el modo Creador, o dos en el modo normal, es una proeza.

Xperia 1

Sí, hay que subir el brillo al máximo, pero en todo momento es algo cómodo y podemos ver el contenido sin tener que forzar. Los ángulos de visión son adecuados y el panel OLED no presenta una variación de color en los blancos.

Análisis Sony Xperia 1

Eso sí, no todo iba a ser perfecto, y hay ciertas apps no optimizadas para el formato 21:9, y juegos, que presentan una gran barra negra en la parte inferior, o lateral derecha, del móvil si lo usamos en modo panorámico.

Análisis Sony Xperia 1

No se trata de una barra de ajustes en juegos, sino simplemente de un espacio ''en blanco'' que el título no aprovecha. No consume batería y es algo que se entiende perfectamente en cierto tipo de títulos, pero que está ahí y, bueno, demuestra que este Xperia es muy, muy singular.

Análisis Sony Xperia 1

Sony también ha implementado el modo ''Always on'' que muestra ciertas notificaciones y la hora cuando la pantalla está apagada. Es algo que nos permite ahorrar algo de batería para no encender y apagar la pantalla constantemente si queremos solo ver la hora.

Análisis Xperia 1
Análisis Xperia 1

De lejos, la pantalla es el mejor componente de un Sony Xperia que sorprende en otros apartados, pero no tanto como este impresionante panel. Aunque, claro, todos estos píxeles hay que moverlos, y de eso se encarga un hardware no menos modesto.

Sonido impecable con sistema de vibración

Antes de pasar a ver los componentes y el rendimiento, toca detenerse en otro apartado en el que el Xperia sobresale. Sony es especialista en imagen, cámaras y sonido, y en este sentido han dado el do de pecho con un par de altavoces que permiten generar un sonido rotundo y definido.

Así nos encontramos un altavoz en la parte inferior, junto al USB Tipo-C, y también en la parte superior. El auricular de llamadas funciona como altavoz, algo que llevamos viendo en algunos móviles de gama top estos últimos meses, pero en este caso concreto, funciona de manera sobresaliente.

Análisis Sony Xperia 1

El sonido que se obtiene por ambos altavoces es cálido, y aunque la potencia del inferior es mayor, cuando estamos viendo una serie, escuchando música o jugando a un videojuego, la sensación es de que los dos altavoces están ''al mismo nivel''. El sonido estéreo es muy bueno, y lo mejor es que contamos con tecnología Dolby Atmos y un ecualizador que podemos configurar para obtener el tono que queramos en cualquier situación. 

Si nos vamos a los auriculares, echamos en falta el puerto jack 3,5, algo que ya hemos comentado y que, por tamaño, consideramos que debería estar, pero al menos Sony incluye un adaptador de USB Tipo-C a auriculares jack 3,5 mm en la caja. Menos es nada. Con los auriculares tenemos los modos de sonido HD.

mejores auriculares HiFi de gama alta

Sony WH-1000XM3

Sony WH-1000XM3 son unos auriculares Hi-Fi Bluetooth con cancelación de ruido que ofrecen una gran calidad de sonido gracias al códec LDAC que usa su amplia respuesta de frecuencias de entre 4 Hz y 40.000 Hz.

Más allá de la ausencia del conector de auriculares, solo podemos decir que se trata de uno de los móviles que mejor sonido ofrece en estos momentos al que no le falta rotundidad y potencia. Además, la experiencia auditiva se complementa con un modo de vibración ''dinámica'' que podemos ajustar en todo momento cuando presionamos el botón de subir/bajar el volumen.

Se trata de un modo que hace que el móvil vibre cuando suenan diferentes tonos. Podemos regular la intensidad, pero lo cierto es que es algo curioso... y nada más. Lo hemos usado un par de veces para jugar y ver alguna serie, y lo malo es que es algo que hace que el consumo de batería se dispare. Además, realmente no aporta una mayor inmersión.

Análisis Xperia 1

Snapdragon 855, un hardware a la última o casi...

Ahora sí, es el momento de ver cómo se porta el Xperia 1 en el día a día. Un móvil de esta gama debe llevar un hardware a la altura, y lo cierto es que el Xperia 1 cumple con creces. En su interior lleva un Snapdragon 855, el último procesador de Qualcomm que estamos viendo en el resto de terminales de gama alta del año (excepto en algunos modelos de Samsung, los Huawei y los iPhone).

Se trata de un procesador más que solvente en tareas de todo tipo, desde el retoque fotográfico al paso de aplicaciones cotidianas y el uso de juegos, donde se desenvuelve con soltura (siendo una de las tareas más pesadas que podemos dar a un SoC móvil). Además, está acompañado por 6 GB de memoria RAM.

Antes de continuar, os dejamos la tabla comparativa de los test sintéticos contra algunos dispositivos de la misma gama:

Benchmarks Xperia 1 (SD855) OnePlus (SD855) Mi 9 (SD855) Galaxy S10+ (Exynos 9820) Huawei P30 Pro (Kirin 980)
GeekBench Single 3.361 3.514     3.425 4.007 3.318
GeekBench Multi 10.542 11.127 10.612 9.872 9.921
PCMark 9.284 9.946 8.834 7.694 9.247
3DMark OpenGL 5.081 5.556   5.559 4.353 4.276
3DMark Vulkan 4.423 4.996 4.779 4.459 4.271
Análisis Xperia 1
Análisis Xperia 1

Como se puede ver, la puntuación de estos test sintéticos está por debajo de lo que ofrecen sus ''colegas'' con el Snapdragon 855. Esto es algo curioso, pero hemos llegado a un punto en el que las tareas que realizamos en un móvil no necesitan la increíble potencia de cálculo que estos terminales pueden dar. 

Y es que, en todo momento tenemos una sensación de fluidez manejando el Xperia 1, pese a que, por números, no sea el más potente de todos.

Análisis Sony Xperia 1

Esto depende en gran medida del rendimiento de Android 9, y de la personalización de Sony, de la que hablaremos a continuación, pero también de lo bien que el Snapdragon 855 funciona en cualquier situación. Todas las aplicaciones se abren y cierran como esperamos, sin ningún tipo de retardo, y tenemos incluso un modo juego (con un icono bastante feo en pantalla, todo hay que decirlo) para personalizar ciertos parámetros de la experiencia.

Análisis Sony Xperia 1

Es un móvil que sorprende en todo momento por la velocidad, por lo bien que es capaz de ''tragarse'' contenido a una resolución nativa 4K y, sobre todo, porque teniendo en cuenta la altísima resolución a la que opera, no tenemos una sensación de peor rendimiento que en un terminal QHD+ o FullHD+ (cuatro veces menos resolución).

Calentamiento Xperia 1

Eso sí, es un móvil que se calienta, algo que notamos sobre todo en la cámara. El Snapdragon 855 no es un chip que, precisamente y pese a sus 7 nanómetros, se caliente poco, y es algo que se nota en el Xperia 1.

Es de lo más normal que, si estáis utilizando redes sociales y demás apps livianas, no notéis nada, pero en cuanto cambiáis a un juego, una app que debe hacer muchos cálculos o la propia cámara, la temperatura empiece a elevarse.

De hecho, el aviso de problemas de calentamiento y recorte de funciones en la cámara, nos ha saltado más de una vez, y está claro que si casi todos los fabricantes están implementando elementos de disipación avanzados para evitar el calentamiento del Snapdragon 855, es por algo. Sony parece que ha primado el diseño para conseguir un móvil más delgado y, aunque no se os va a fundir en las manos, sí es algo apreciable que debíamos comentar en este análisis del Xperia 1.

Por lo demás, es un móvil que va muy fluido, y eso se lo debe principalmente al software.

... y un Android 9 muy ''puro'' con extras necesarios

Sony es una compañía que, casi como todas, tenía una capa de personalización muy agresiva en los inicios de Android. Poco a poco, los japoneses fueron quitando elementos superfluos, y ahora han dado con la tecla: un Android prácticamente stock que sí, tiene toques de personalización, pero que no se meten en lo que ya funciona y se centran, únicamente, en mejorar lo que creen que pueden mejorar... y en adaptar características del móvil.

Análisis Sony Xperia 1

No hace falta decir en un tope de gama que estamos ante un móvil con Android 9.0 Pie, y como hemos comentado, el rendimiento es muy bueno en todo momento y la sensación es la de estar ante un Android stock, la versión más pura de Android. Donde más se nota la personalización del sistema es en las opciones únicas que Sony se ha visto ''obligada'' a introducir para intentar paliar el ''problema de la pantalla ultrapanorámica en algunas situaciones.

Con un doble toque en un lateral del dispositivo, aparece un menú rápido con las aplicaciones más usadas, así como con ciertas opciones para adaptar el móvil al manejo con una sola mano o elegir la multitarea. Esta multitarea es especialmente atractiva cuando estamos viendo un vídeo en un lado de la pantalla y una app en el otro, por ejemplo.

Análisis Sony Xperia 1
Análisis Xperia 1

Más allá de eso, la personalización, como decimos, brilla por su ausencia. En el menú de configuración cambian los iconos y hay elementos que en un Android stock estarían en una pestaña y aquí están en otra, pero no hay nada ''superfluo'' que redunde en algo que ya traiga de serie Android 9. 

Además de esta personalización para controlar la multitarea, los japoneses han introducido un modo juego que es útil para sacar capturas de pantalla y cambiar ciertos aspectos de la configuración del móvil, como las notificaciones, así como una app de cámara que es algo confusa al principio, pero que no se desenvuelve nada mal.

Tres cámaras y botón físico disparador tradicional

¿Qué tal las cámaras del Xperia 1? Por fin, tenemos buenas noticias. Es curioso, pero Sony, el fabricante de muchos de los sensores que utilizan las cámaras del resto de móviles, y una referencia en el mundo de la fotografía, no era la primera, ni la segunda o tercera, opción de cara a comprar un buen móvil para hacer fotos.

Ni su aplicación ni los resultados del procesado eran acordes al nombre de ''Sony'', pero eso ha cambiado, y esta nueva línea Xperia monta unas cámaras principales que, en buenas condiciones de luz y con el sensor principal, logran unos grandes resultados.

Análisis Sony Xperia 1

Estamos ante una triple cámara de 12 megapíxeles. Sí, todos los sensores tienen 13 megapíxeles, pero hay detalles que distinguen unos de otros. Aquí van los diferentes sensores:

  • Sensor principal: 12 megapíxeles con estabilización óptica, píxeles de 1,4 micras, enfoque Dual Pixel predictivo y apertura f/1.6. Equivalente a un 26 mm.
  • Sensor telefoto: 12 megapíxeles con estabilización óptica, píxeles de 1 micra y apertura f/2.4. Equivalente a un 52 mm.
  • Sensor gran angular: 12 megapíxeles sin estabilización con píxeles de una micra y apertura f/2.4. Equivalente a un 16 mm.
Análisis Sony Xperia 1

Un gran sensor principal con una apertura muy generosa y estabilización óptica es toda una garantía de buenos resultados en según qué situaciones, y lo cierto es que es bastante ''todoterreno''. La aplicación va ''a juego'' con lo visto en el resto del sistema, una app con un manejo muy sencillo ya que cuenta con inteligencia artificial que cambia de modos (balance de blanco, enfoque, modo retrato, modo noche, ráfaga de enfoque predictivo) de forma automática.

Análisis Sony Xperia 1

Tenemos la opción de elegir ciertos parámetros de forma manual (como el modo retrato con su desenfoque de fondo gradual, el modo ''Pro'' y el modo manual, pero muchas veces, lo mejor es ''tirar'' del automático para hacer fotografías. 

Cámara Xperia 1

Algo que debéis tener en cuenta es que, aunque el sensor principal sea mucho más luminoso, si queréis sacar fotos a una distancia de unos 40 centímetros, lo mejor es alejarse un poco y tirar de zoom. Sí, todos los móviles, y cámaras, lo hacen, pero en este caso es más acusado, y por eso lo comentamos.

Como veis en estas dos fotografías (hemos tomado la foto con el Xperia, y luego lo hemos colocado sobre los lápices con la fotografía ampliada en el terminal), en la primera veis una ligera distorsión de las líneas rectas, algo que desaparece completamente en la segunda. En la primera usamos el principal (consiguiendo un mayor nivel de detalle, todo sea dicho) y en la segunda usamos el telefoto.

Análisis Sony Xperia 1
Sensor principal
Análisis Sony Xperia 1
Sensor telefoto

Dicho esto, ¿comparativa entre las diferentes cámaras? A continuación, os dejamos tres fotografías que corresponden a un mismo disparo, pero cambiando entre el principal, el telefoto y el gran angular ojo de pez:

Xperia 1 fotos
Xperia 1 fotos
Xperia 1 fotos

Muchos móviles están incluyendo un sensor gran angular, y aunque vemos esa distorsión en los laterales, algo natural, el efecto es mucho más acusado en el Xperia 1. Oficialmente, es un gran angular, pero nos recuerda, por la deformación de la imagen, más a un ojo de pez.

¿Es bueno o malo? Ni una cosa ni otra, es diferente. Entra más escena en la imagen, y si bien es cierto que no nos agradará el resultado en ciertas situaciones (donde usemos el gran angular porque queramos mostrar una habitación que no ''cabe'' en el sensor principal, por ejemplo), es una herramienta más para un usuario creativo ya que no nos ofrece corregir esa perspectiva, una de las funciones que puede realizar por software sin problema, Sony, toma nota.

Cámara Xperia 1
Análisis Xperia 1

Por otro lado, es un gustazo tener una cámara que hace tantas cosas en automático. Por ejemplo, cuando la cámara nota que no estamos moviendo más de la cuenta, bien porque hace viento o porque tiramos con una mano al caminar, aparece el símbolo de ''eh, te estás moviendo''. Si eso pasa, se activa una ráfaga de cuatro fotos, de las cuales elige una como la mejor.

Nosotros siempre tenemos el control para elegir qué foto es la buena, y podemos revisarlas a posteriori, guardar solo la buena o todas ellas. Y además de con el estabilizador y la ''ráfaga'', se comporta muy bien con el balance de blancos y los ajustes de la imagen en cualquier situación. Para muestra, una galería con imágenes con buenas condiciones lumínicas:

No hay colores saturados, no hay cielos de un color azul radioactivo, y estando acostumbrados a terminales que saturan los colores, lo cierto es que las fotos no tienen ese ''efecto wow'' que sí logramos con otros terminales. Es algo que, obviamente, podemos arreglar en un programa de edición, y en lo personal, aunque me encantan los colores saturados, creo que una fotografía debe mostrar el color lo más realista posible, y es algo que consigue el Xperia 1.

Eso sí, hay un par de segundos de ''procesado'' cuando tomamos la imagen y entramos a la galería inmediatamente para verla, algo que con su Snapdragon 855 no debería ocurrir, pero que está ahí. Sony puebla la mayoría de gamas alta del mercado con sus sensores, sin embargo, el software y procesado siempre ha sido su punto flojo.

Análisis Xperia 1

Además, si hay algún parámetro que no nos guste, siempre podemos tirar del modo manual para conseguir exactamente lo que queremos, con posibilidad de guardar en RAW. Esto también es útil de noche, y recomendable, ya que el modo noche del Xperia 1 nos ha dejado algunas dudas.

Noche Análisis Xperia 1
Noche Análisis Xperia 1
Noche Análisis Xperia 1
Noche Análisis Xperia 1

Uno de los problemas del Xperia 10 en su faceta fotográfica era que el grano en la imagen, así como los lens-flares de farolas, y se nota una bajada evidente de calidad. Eso también pasa, en menor medida, con el Xperia 1. Además, no siempre la foto saldrá a la primera. Con la de los gatos tuve suerte (es cierto que no había ninguna fuente de luz cerca y bastante bien salió), pero intenté repetir y todas salieron movidas o con excesivos ''artefactos'' en la imagen. 

No es un modo noche tan espectacular como en otros teléfonos (ni de lejos es un Pixel o un Huawei tope de gama), y si bien es cierto que se comporta teniendo en cuenta que son circunstancias complicadas, que sea automático a no ser que disparemos en manual (no es un modo noche per se) es algo que ofrece esos resultados desconcertantes en ocasiones... y buenos en otras.

Si hablamos del telefoto, tenemos un zoom 2x que no se comporta nada mal, pero que sí peca, debido a su objetivo, de lavar algo los colores.

Xperia 1 fotos
Xperia 1 fotos

Por último antes de pasar al retrato, hablemos de comida. No nos engañemos, con el móvil hacemos fotos de comida para Instagram, y yo soy uno de ellos. Volvemos a incidir en el hecho de que las fotos no tienen ese modo que llama la atención resaltando colores, pero gracias al sensor principal gozan, con condiciones de luz propicias, de una nitidez impresionante. Como les gusta decir a los anglosajones, los detalles están ''afilados'' y se consiguen texturas muy llamativas.

Ahora bien, si pasamos al retrato del Xperia 1, también hay buenas noticias. Con la cámara frontal y las principales. Es un modo que debemos activar para controlar la profundidad de campo, pero que si dejamos en automático, también funciona (aunque de manera algo más suave).

Tiene seguimiento al ojo, reconocimiento facial y el recorte con la cámara principal es muy bueno sin el problema de otros móviles que procesan en exceso la imagen y dan una textura irreal de la piel.

Retrato Xperia 1

Con la cámara frontal, de 8 megapíxeles f/2.0, el recorte es algo peor y conseguimos una foto más plana, con una peor gestión del color y texturas en la piel. Podemos hacernos un selfie, y no es malo en absoluto, pero los mejores resultados se obtienen con la principal.

Retrato Xperia 1

Hay una diferencia en cómo las cámaras del Xperia tratan al sujeto en el modo retrato dependiendo de si estamos en el modo selfie o en una foto con las cámaras principales, pero hay algo que no cambia: cuando cambiamos al retrato, el cielo se sobreexpone. Es decir,e stá completamente quemado, algo que no pasa, en el mismo escenario, si ''tiramos'' una fotografía de paisaje.

Análisis Xperia 1

En la grabación de vídeo del Xperia 1, tenemos opciones interesantes. Para empezar, podemos grabar vídeo estabilizado a 4K y 60 frames por segundo gracias a la estabilización óptica tanto del sensor principal como del telefoto, y lo interesante es que podemos grabar a cámara lenta 960 fps a 720p.

Cámara Xperia 1

Es una cámara lenta ''de verdad'', no con frames intercalados artificialmente como hacen otros móviles, y el restultado es curioso:

Además de la aplicación de cámara desde la que podemos grabar vídeo, también podemos acceder al modo profesional, una aplicación independiente que es de lo más interesante. Con una interfaz muy sencilla, podemos controlar el color de la luz, el balance de blancos, la exposición, el objetivo con el que disparamos y si queremos grabar en manual o en automático. 

En manual es interesante, ya que podemos controlar el punto de enfoque con un dial que dará a los más creativos bastantes alegrías.

Cámara Xperia 1
Cámara Xperia 1

La app ''profesional'' es una virguería, pero hay que dedicar mucho tiempo, y ganas, para conocerla y, sobre todo, dominarla. Tenemos diferentes filtros de película de Sony que quedan de maravilla, pero hay que dedicar un tiempo a aprender cómo utilizamos la aplicación. No es un ''aquí te pillo, aquí te mato'', para eso está el modo de vídeo normal.

Tenemos una cámara que se comporta de maravilla tanto en interiores como en el modo retrato y, sobre todo, en exteriores con una buena iluminación. Las tres lentes dan versatilidad y ese ojo de pez, pese a no ser convencional, está claro que es una herramienta muy interesante para los ''artistas''. Eso sí, el modo noche, pese a no ofrecer malos resultados, es un quiero y no puedo constante. Nunca sabemos cómo va a quedar la foto hasta que pasa por el posprocesado.

Cámara Xperia 1

Y, sí, también está el comentado tema del calentamiento de la batería. Ya hemos dicho que el móvil se calienta, y si está muy caliente, por ejemplo, nos podemos olvidar de disparar a 4k60.

Batería justita en el día a día

En el análisis del Xperia 1, hay elementos que sorprenden, pero otros, realmente, no. Y la batería es uno de esos apartados. Y es que, sobre el papel tenemos una batería que se queda corta, y en las pruebas es algo que se ha demostrado.

3.300 mAh es una capacidad extraña en un gama top como este Xperia 1, sobre todo teniendo en cuenta que monta una pantalla con una resolución bestial y un brillo máximo muy acusado, dos elementos que drenan la batería.

Análisis Sony Xperia 1

Sony ha destacado por la batería estos últimos años, y por su modo Stamina, pero en esta ocasión nos obliga más de la cuenta a pasar por ese modo de ahorro energético que sí, funciona de maravilla, pero que no es grato activar en un móvil de casi 1.000 euros para poder llegar al final del día.

Batería Xperia 1

Y es que, si no activamos el modo ahorro, que repetimos, funciona muy bien y casi no se nota en el rendimiento del terminal, llegamos rezando a la noche, y desesperados buscando un enchufe. En el día a día, no sobrepasamos las cinco horas de pantalla con un uso moderado (nada de programas como Snapseed o juegos), y aún así llegamos justos. De hecho, en el test sintético alcanzamos algo más de seis horas y media de batería, y suele ser más generoso que el uso a diario:

Batería Xperia 1

Y la carga rápida... tampoco es tan rápida. Obtenemos el 50% en unos cuarenta minutos y, aunque a partir de ahí notamos un bajón en la carga, llegando hasta las dos horas la carga completa, al menos sabemos que su cargador de 18 W USB-PowerDelivery funciona bien.

Xperia 1

Eso sí, hay que tener en cuenta que 18 W, por muy USB-PD que sea, es algo más propio de la gama media que de la gama premium, pero realmente, para llenar 3.300 mAh de batería, no se necesita más.

¿Qué móvil carga más rápido?

Es un punto flaco en este Xperia 1 que, además de en capacidad de batería, recorta en algo que, por su gama, debería tener, como es la carga inalámbrica. Y e s que, no, aunque la trasera es de cristal, no hay ni rastro de la carga por inducción.

NFC y conectividad casi redonda

En términos de conectividad, estamos ante un dispositivo casi perfecto. Si hablamos de conectividad inalámbrica, tenemos Bluetooth 5.0 y lo típico (GLONASS, GALILEO, BDS y GPS).

También contamos con sonido LDAC para transferir datos a auriculares inalámbricos con un mayor ancho de banda, algo que se traduce en una mejor calidad de sonido al pasar de los convencionales 328 kbps a 990 kbps y algo que es casi seña de identidad de Sony, el NFC.

Análisis Sony Xperia 1

Aparece el logo de NFC, algo que a la compañía japonesa le encanta, y lo cierto es que es un chip que funciona realmente bien. Es algo que podemos utilizar, por ejemplo, para emparejar dispositivos, pero también para pagar en comercios sin utilizar la tarjeta de crédito.

Tener NFC no garantiza una buena experiencia en este sentido  (ya lo vimos en el análisis del LG Q60...), pero aquí tenemos un reconocimiento instantáneo por parte del datáfono.

Análisis Xperia 1

¿Por qué decimos que la conectividad es ''casi redonda''? Fácil, en un móvil con este tamaño, sin una batería que justifique usar mucho espacio interior, ¿por qué no tenemos un conector de auriculares?

El Xperia 1 es un móvil que está diseñado para consumir contenido, y aunque sabemos que es algo que terminará desapareciendo, y que Sony está apostando fortísimo por los auriculares y cascos inalámbricos, es pronto para que este modelo en concreto de el salto hacia la eliminación del puerto de 3,5 mm.

Un móvil top, en características... y precio

¿Vale la pena el Sony Xperia 1? Es una pregunta con difícil respuesta, ya que se trata de un móvil que está dirigido a un público muy concreto. Y, precisamente, por ese motivo el gran público puede sentirse decepcionado, ya que hay un apartado clave en el que falla estrepitosamente.

Y es que, seguimos sin entender por qué contamos con una batería de solo 3.300 mAh. No da para el día entero con un uso moderado, y con un uso intensivo, más nos vale salir con una batería externa en la mochila. 

Análisis Sony Xperia 1

En términos de rendimiento, sin ser el móvil Android más potente, tenemos un funcionamiento extremadamente fluido. Sony se ha quitado de encima lo superfluo del sistema para ofrecer una experiencia casi stock que hace que, básicamente, el móvil vuele, con una multitarea perfecta y una gran experiencia de usuario.

Podemos jugar a cualquier tipo de juego sin problemas y, además, disfrutar de películas y series gracias a una pantalla incomparable. Por poner un ''equivalente'', diría el Galaxy S10, pero debido a la saturación de colores del terminal de Samsung, en lo personal opto por la del Xperia 1.

De verdad, es un panel imponente que siempre opera a resolución 4K y que ofrece una gran uniformidad de brillo y un muy buen contraste y representación de colores.

Análisis Sony Xperia 1

Las cámaras redondean un móvil muy interesante, y es algo en lo que Sony que había flaqueado en los últimos años. Tres cámaras que ofrecen versatilidad y, aunque con resultados irregulares de noche, una representación muy realista de lo que estamos viendo (en lo que a colores se refiere).

¿Es recomendable el Xperia 1? Depende. Debéis tener muy claro si sois el tipo de usuario que ve muchas películas/series en el móvil y si os vale la pena sacar el jugo al modo creador de vídeo.

Es para consumir, y crear, multimedia, por lo que, si se adapta a vosotros, adelante. Si no, está claro que es una bestia, pero no para todo el mundo. Y es que, hay que ''pagar'' esa pantalla 4K, y 950 euros está claro que es una cantidad nada despreciable.

Nuestra valoración

Diseño

9/10

Pantalla

10/10

Hardware

10/10

Software

9/10

Cámara

9/10

Batería

6/10

Conectividad

9/10

Sonido

9/10

Nota técnica

89

Relación calidad/precio

Ver ahora: