Skip to main content

Los inventos de Regreso al Futuro que no han llegado en 2015

regreso al futuro

21/10/2015 - 01:57

Futuro, nos has fallado

Corría el año 1989 cuando Regreso al Futuro II puso a una generación entera los dientes largos con las maravillas del futuro. Aeropatines, hologramas gigantescos... hace 26 años, parecía que 2015 iba a ser increíble. 

El caso es que ha resultado que todo era mentira. Regreso al Futuro, Doc, y Marty McFly nos mintieron. No sólo no hay máquinas del tiempo montadas en coches clásicos, sino que tampoco han llegado los demás inventos increíbles. En lugar de eso, sólo tenemos la tecnología de hoy en día. 

Consigue ahora la trilogía completa de Regreso al Futuro

Así que vamos a hacer un repaso por todos esos aparatos, inventos y creaciones que no han llegado a nuestros mercados. Que por más que lanzásemos dinero contra nuestras pantallas, nada servía. 

Tened en cuenta que de lo que veamos, habrá cosas que os parezca que ya está inventado, o de lo que hayáis visto prototipos, pero seguro al 100% que no es como lo vimos en Regreso al Futuro II. 

Y os vamos a dejar el primer detalle en el que Regreso al Futuro II se equivocaba. Sin ir más lejos, así es como pensaban que sería hoy Michael J. Fox en 1989 (izquierda), y así es como es Michael J. Fox en 2015 en realidad (derecha).

michael j fox

Zapatillas Nike con cordones automáticos

zapatillas regreso al futuro

Otro de los inventos que estuvieron cerca de hacerse realidad. Pensábamos que los cordones automáticos iban a ser uno de los prototipos más fáciles de llevar a cabo. La raza humana ha mandado naves al espacio, y está haciendo robots minúsculos. ¿Cómo demonios no hemos sido capaces de fabricar unas zapatillas cuyos cordones se aprieten sólos? Es el primero de nuestros inventos de Regreso al Futuro 2 que no se hicieron realidad.

Y el caso es que Nike lanzó un par de réplicas en 2012, pero nada realmente comercializable. Prometió una versión funcional el año pasado, pero seguimos esperando.

La parte buena es que si estuviesen preparando algún proyecto super-secreto, y tuviesen una presentación sorpresa preparada, obviamente escogerían como fecha de presentación el día 20 de octubre de 2015. El día en el que Marty McFy llega al futuro. 

octubre 12 2015

Así que estad atentos el día 21 a las redes de Nike. Puede que no tardéis demasiado en tener zapatillas auto-ajustables.

Ropa con secado automático

Ropa con secado automático

Aunque la mayoría de los inventos de Regreso al Futuro tenían sentido, había un par de aparatos más bien poco útiles. Entre todos ellos, queremos destacar la chaqueta con la que Marty McFly se hunde en el lago decorativo, que se seca automáticamente con un viento que no se sabe muy bien de donde sale. 

No teníamos muy claro lo que hacía la gente del futuro con sus chaquetas. ¿Se bañaban con ellas? ¿Por qué era necesario incluir un mecanismo de secado? ¿Hasta qué punto se suda en el futuro? A lo mejor se trataba simplemente de un mecanismo de calefacción, algo que tendría mucho más sentido. 

De hecho, si hablamos de ropa calefactada, ahí si que podemos afirmar que nos hemos puesto al día. No sólo existe ya la ropa con calefacción, sino que incluso hemos llegado a desarrollar prendas con refrigeración. 

Lo que no hemos conseguido es hacer que nuestras cazadoras tengan la capacidad de generar aire de una turbina de avión, sin perder ese toque retro pero futurista que tanto nos gusta.

El Holograma de tiburón

El Holograma de tiburón

Vamos a empezar por aclarar que ese holograma era peligroso. Si en vez del lozano Marty McFly se hubiese acercado al cine una señora mañor con el corazón delicado, se hubiese quedado en el sitio. Y eso sin meternos a hablar que este invento de Regreso al Futuro 2 es uno de los spams más agresivos que hemos visto jamás. 

¿Qué clase de publicidad te ataca con forma de tiburón gigante? Y sobre todo: si eso era el anuncio ¿Cómo sería la película? La verdad es que nos alegramos bastante de que no hayan conseguido recrear esta tecnología, porque el mundo no está preparado para recibir el ataque de los hologramas con forma de tiburón gigante. 

Más que nada porque en lugar de tratarse de la película "Tiburón", probablemente hiciesen un holograma gigante de "Sharknado". Y eso no podría acabar bien de ninguna forma. 

Pepsi Perfect

Pepsi Perfect

¿Qué hace perfecta a esta Pepsi? ¿Será su forma? ¿El hecho de que la pajita venga incluida en el envase? No lo tenemos muy claro. Lo que sí que sabemos es que debía de ser un puntazo para tener su propia plataforma elevadora que salía de la nada. Pepsi ya ha anunciado que lanzará esta edición en la Comic Con de San Diego, a los visitantes disfrazados de Doc o de Marty. 

El caso es que no sabemos qué tenemos ni idea de qué tiene este envase de especial. No es nada que no hayamos encontrado antes, pero sí que es cierto que un envase de usar y tirar como los que ya tenemos con pajita y cierre incluidos, vendido así a pie de calle... Hemos cambiado de opinión Pepsi, sí lo queremos. 

Y si es vuestro caso... como siempre, sólo los podréis conseguir en Estados Unidos, y no sabemos si tienen planes de distribución para Europa. No lo parece. 

Fruta sembrada que baja del techo

Fruta sembrada que baja del techo
La fruta no podría estar más fresca... que recién cogida. El frutero de Regreso al Futuro baja del techo en forma de pequeño macetero en el que los comensales pueden alargar la mano y coger lo que más les apetezca. Sí, es muy chic y muy new age, pero no sabemos por donde comenzar enumerando problemas. 

Por ejemplo: ¿de dónde le llega el sol a la fruta si vive en el techo? ¿Cuánta fruta puede crearse en un sólo techo? ¿Y nos la comemos sin lavarla ni nada? Algo falla en este plan, por muy tentador y escénicamente impactante que resulte. 

Así que no lo olvidéis: un huertecito en la parte trasera del jardín, es una buena idea. Lo que no está bien pensado es un mecanismo hidráulico que baje del techo cargado de fruta.

Coches voladores

Coches voladores

Esto es un imprescindible. De hecho, no nos entra en la cabeza que aún no haya coches voladores. Aceptaríamos incluso los tubos de transporte de Futurama... pero seguir dependiendo así de los combustibles fósiles, cuando somos capaces de hacer tantas cosas con energías renovables... no tiene mucho sentido. 

Pero no perdamos el hilo. Es cierto que hemos visto algunos prototipos que más que coches voladores parecían aviones rodantes. Nada de ruedas que se doblan sobre si mismas para ayudar a cualquier vehículo a alzar el vuelo. En su lugar, tenemos alas plegables y hélices que se esconden en un vehículo que parece un transformer en medio de un estornudo. 

¿Cuántas veces has querido salir de un atasco volando? ¿Pulsar un botón y que a tu coche le saliesen alas? Ya puedes dejar de soñar y echar un vistazo al prototipo de Aeromobil, el coche volador que circula por carretera con total normalidad, alcanzando y superando los 160 kilómetros por hora mientras pisa tierra, y rebasando los 200 cuando alza el vuelo. 

Aquí tenéis el vídeo de demostración. Y preparáos porque el último elemento de la lista es el más clásico de la serie, el que más ha pasado a la historia y lamentablemente, también el que más nos ha decepcionado. 

El maldito Hoverboard

hobverboard

Si buscas en YouTube Monopatín Regreso al Futuro u Hoverboard, verás docenas de vídeos de gente que ha fabricado supuestos monopatines voladores o flotantes. Incluso te hablamos de uno de ellos hace unos meses. Todos son fakes, falsos, un montaje.

La trilogía cinematografíca de Regreso al Futuro marcó a toda una generación, y como ocurrió con los inventos de Star Trek o Star Wars hace unas décadas, sus gadgets futuristas despertaron la imaginación de unos niños que ahora se han convertido en científicos dispuestos a convertir esos juguetitos del cine, en realidad.

De entre todos los inventos divertidos que aparecen en Regreso al Futuro, el Hoverboard, el monopatín flotante o volador, es sin duda el más memorable:

Como hemos dicho, muchos presumen de haberlo inventado en Youtube, pero todos son montajes realizados por ordenador.

Lo más cercano que hemos encontrado es el Hendo Hoverboard. Es es un monopatín flotante, de verdad. Sin trampa ni cartón. Levita un centímetro por encima del suelo y te permite desplazarte como si estuvieses flotando. Varios medios, como Gigaom, lo han probado. Podrá ser tuyo el 21 de octubre de 2015, cuando se ponga a la venta... si tienes 10.000 dólares.