Skip to main content

La vuelta del Nokia 3310 resumida en cinco puntos

El Nokia 3310 nuevo, ¿por qué tenemos tantas ganas de que llegue?

16/02/2017 - 14:28

Estos días han ardido las redes con el regreso de un nuevo Nokia 3310. La compañía finesa ahora está en manos de otra empresa llamada HMD Global, pero eso no impide que pueda traer de vuelta algunos de los móviles más míticos de su catálogo. De hecho, eso es precisamente lo que se dice que harán los de Nokia este mismo mes.

Los rumores no se andan con rodeos, y todo apunta a que Nokia hará un homenaje a su mítico 3310 durante el próximo evento tecnológico del Mobile World Congress 2017 que se celebra a finales de este mes de febrero. Lo hará al mismo tiempo que introduce el Nokia 6 en Europa, e incluso se dice que la marca -tras, recordemos, desprenderse de su lazo con Microsoft- dará el golpe definitivo sobre la mesa presentando otros dos móviles con Android, el Nokia 3 y el Nokia 5. En total, cuatro anuncios para una compañía sobre la que se pensaba que ya había desaparecido del mapa.

Este es el Nokia 6, el primer móvil con Android de la nueva Nokia

Pero es evidente que, de estas cuatro sorpresas, el protagonista de todas las miradas será el Nokia 3310 "nuevo". Lo de "nuevo" está todavía por ver, porque en ningún momento está confirmado que realmente vayamos a ver una versión actualizada de este teléfono en el MWC 17'; quizás, lo único que veamos sea un homenaje en forma de algún emotivo vídeo con la historia de esta compañía. Hay que estar también preparados para lo peor.

En cualquier caso, de la ilusión vive el hombre, y nosotros queremos pensar que sí habrá un nuevo Nokia resistente a todas las adversidades. Tan resistente que podamos meterlo en la lavadora sin echarnos las manos a la cabeza pensando en lo que nos costará comprar un teléfono nuevo. Tan resistente que la pantalla no se rompa ni con un martillo. Y, puestos a pedir, tan resistente que aguante una caída desde casi 300 metros.

Precisamente por ello hemos querido hacer una lista de las 5 cosas que explican por qué todo el mundo tiene tantas ganas de ver el regreso de este mítico teléfono. Vivimos en una época en que tenemos a nuestra disposición teléfonos inteligentes con las mismas -o incluso más- características que un ordenador de sobremesa, pero aún así queremos ver un Nokia 3310 en pleno 2017. ¿Por qué? Pulsa sobre el botón "Siguiente" para ver nuestra explicación.

Ningún móvil ha igualado la resistencia del Nokia 3310

El móvil más resistente de Nokia

Es así de simple: no ha habido ningún smartphone capaz de igualar la resistencia del Nokia 3310. Por mucha resistencia a los golpes de la que puedan presumir los teléfonos actuales (incluyendo esos que se hacen llamar todoterreno), la realidad es que un teléfono inteligente no tiene forma alguna de igualar la verdadera resistencia a los golpes que sí tenía la carcasa del móvil de Nokia.

El motivo es muy sencillo: en un móvil moderno hay demasiados componentes susceptibles de acabar rompiéndose con cualquier pequeña caída. Para empezar, raro es el teléfono que en pleno año 2017 todavía mantiene una carcasa de plástico, y lo más habitual es encontrarse con cada vez más modelos que tienen carcasa de cristal. El cristal, por mucho Gorilla Glass que tenga, se rompe con mucha facilidad a partir de cierta altura de caída.

A día de hoy, lo más resistente que puedes encontrar son estos móviles acuáticos

1. La resistencia a los golpes definió el éxito del Nokia 3310

El Nokia 3310 fue un éxito de masas en su día porque su diseño era ideal para todo el mundo: desde el banquero que necesitaba un teléfono discreto para la oficina hasta el albañil que iba a utilizar el móvil en medio de una montaña de ladrillos, yeso y calor. Fuera cual fuera el destino del terminal, nadie podía quejarse de que el móvil no resistía el uso que se le estaba dando.

Eso, en buques insignia de la talla del Galaxy S7 o del Moto Z, es impensable. La carcasa de cristal no está pensada para resistir caídas desde varios metros de altura, y ningún otro diseño de alta gama de los móviles que hay en las tiendas soportaría las caídas con la misma integridad que lo hacía el 3310.

Es una cuestión de materiales: en el mítico teléfono de Nokia todo era plástico, un plástico fabricado en una época en la que todavía ninguna compañía se paraba a pensar si su dispositivo era un milímetro más o menos grueso. Hoy en día, nadie perdonaría que Apple lanzará un iPhone con un milímetro más de grosor en su diseño.

Por lo tanto, si hay una nueva versión del Nokia 3310 estamos seguros de que se tratará de un móvil con un robusto diseño de plástico que dejará de lado todos los complejos de diseño del mercado actual de teléfonos para apostar por una construcción resistente, duradera y apta para cualquier entorno. Y el que quiera móviles bonitos y elegantes va a seguir teniendo alternativas para aburrir.

Las mejores fundas para proteger tu móvil en Amazon

2. Eso sí era resistencia al agua de verdad

La resistencia al agua de los Nokia

Pero por encima de todo, si había algo que caracterizaba a la resistencia del 3310 eso era su buena relación con el agua. Todos hemos escuchado la historia de algún familiar que metió por error este móvil en la lavadora y, tras un ciclo completo con su respectivo centrifugado, se sorprendió al comprobar que el terminal funcionaba perfectamente. El aquí firmante, mismamente, tuvo una experiencia idéntica -con final feliz, por supuesto- con este Nokia.

Esto no lo ofrece ningún teléfono actual por mucho certificado IP que tenga: las etiquetas de IP67 o IP68 no dejan de ser un recurso de emergencia, y están más bien pensadas para que al dispositivo no le pase nada si entra en contacto con el agua durante algunos segundos. Hay tantas situaciones en las que estos certificados pierden su eficacia (demasiada profundidad, agua salada, carcasa mal cerrada...) que son pocos los que se atreven a entrar en la piscina con su smartphone.

Si el Nokia 3310 mantiene su diseño original, y si la marca certifica que es resistente al agua, ¿quién no lo utilizará para hacer llamadas con total tranquilidad desde el agua?

Esta es la letra pequeña del iPhone y su resistencia al agua

3. Ligero y compacto, ¿qué otro móvil encaja tan bien en el bolsillo?

Nokia 3310

Ni los móviles Android más compactos del mercado consiguen igualar a las que en su día fueron las medidas del 3310. La popularización de los phablets nos ha hecho creer que un dispositivo como el Xiaomi Redmi 4 (5") es "compacto" (141,3 x 69,6 milímetros, con un peso de 156 gramos), pero si de verdad queremos saber lo que es un teléfono compacto tenemos que remontarnos a las medidas de este Nokia: 113 x 48 milímetros, con 133 gramos de peso.

No hay bolsillo que se resista a un terminal de estas dimensiones. Los amantes de los dispositivos compactos tendrían por fin una alternativa en condiciones para dejar de preocuparse por si los pantalones que se van a comprar tienen un bolsillo lo suficientemente grande como para que quepa el teléfono. Así que, diseño robusto, resistencia al agua y tamaño compacto serían las tres palabras con las que definiríamos nuestra expectación por el regreso de este mítico aparato.

Pero estos no son todos nuestros motivos para esperar el Nokia 3310, el modelo nuevo que está llamado a aprovechar nuestra nostalgia para hacerse un pequeño hueco en el mercado. Hemos dicho que teníamos cinco motivos en total para esperar el regreso de este terminal, y pulsa sobre el botón "Siguiente" para ver los otros dos restantes.

Esa batería, y ese precio... ¿quién no querría de vuelta el 3310?

La batería del Nokia 3310 nunca se acababa

Pero, ¿cómo nos íbamos a olvidar de otra de las características del Nokia 3310 que se ha ganado por méritos propios ocupar un espacio en nuestra memoria? Hablamos, como no podía ser de otra forma, de la autonomía.

¿Alguien recuerda cuáles eran las cifras de batería oficiales que Nokia certificaba para este terminal? Estaban muy, muy lejos de las cuatro o cinco horas de pantalla que ofrece de media - y eso en el mejor de los casos- un smartphone de hoy en día. Lo que traía este modelo era una batería de 900 mAh de capacidad que, para sorpresa de los más jóvenes del lugar, ofrecía una autonomía certificada de hasta 260 horas en reposo. Eso, si lo trae la nueva versión, va a convencer de la compra a más de uno.

La batería, si es igual a la del Nokia 150 ya será un éxito

La batería del Nokia 150

Es importante recordar que la "nueva Nokia" (nueva en el sentido de que ya no es de Microsoft) ya ha presentado su primer teléfono básico, el Nokia 150. Es un móvil básico orientado principalmente hacia los mercados emergentes (aunque se puede comprar en Amazon por menos de 40 euros), y destaca precisamente por su autonomía: la marca dice que es capaz de aguantar encendido durante 25 días si tenemos dos tarjetas SIM metidas... ¡y hasta 31 días sin pasar por el cargador utilizando una única tarjeta SIM!

Ahora imaginemos esa misma autonomía en el Nokia 3310. 15, 20 o 30 días sin necesidad de buscar el cargador por casa. Puestos a pedir, queremos pensar en un móvil que además tenga la capacidad de utilizar alguna de las aplicaciones de mensajería más populares del mercado. Esas dos cosas, WhatsApp por un lado y 15-20 días de autonomía por el otro, son más que suficientes para soñar con el regreso de esta joya del mercado de la telefonía.

De momento, estos son los trucos que funcionan para ahorrar batería en el móvil

El precio: por 59 euros será un teléfono ideal para las emergencias

Está previsto que la nueva versión de este histórico teléfono cueste alrededor de 59 euros. Para ponerlo en perspectiva, basta con recordar que el Nokia 3310 original aterrizó en las tiendas de las operadoras con un precio que rondaba los 100-150 euros. Es difícil comparar ambos precios, ya que por esa época este teléfono se distribuía a través de diferentes tarifas de la compañía telefónica Amena y, por lo general, su compra venía acompañada de saldo para las llamadas.

En cualquier caso, ¿a quién le podría parecer caro pagar 59€ por este mítico móvil? A día de hoy, en este limitado rango de precio no encontramos más que modelos como el Nokia 216 por 34,90 euros, el Microsoft 105 por un precio similar y algún que otro Alcatel básico. Puede que sean igual de prácticos que el 3310, pero desde luego no son lo mismo.

De momento, la única información más o menos concreta que ha disparado todas las alarmas sobre el nuevo Nokia 3310 proviene en realidad de @evleaks, el popular usuario de Twitter que acostumbra a acertar de forma bastante certera en sus informaciones acerca de los teléfonos que están por llegar al mercado. La presentación de Nokia será el día 26 de febrero a partir de las 16:30, y ahí conoceremos hasta qué punto se ve recompensada nuestra nostalgia con la realidad.