Skip to main content

Los grandes nombres de la informática: personas por las que, de no haber existido, no estarías leyendo esto

Wikipedia

07/09/2019 - 07:35

Desde los componentes que debe tener un ordenador, pasando por los principios de la programación, hasta la invención de las páginas web, vamos a hacer un repaso por algunos de los nombres que trazaron el curso de la historia de la informática.

Estás líneas que ahora mismo estás leyendo han sido escritas desde un portátil ultraligero, y tú seguramente lo estés viendo desde un móvil, una tablet o tu PC: pus bien, ninguno de estos dispositivos sería posible sin el trabajo de miles de personas que durante años han contribuido a la evolución de la tecnología tal y como la conocemos hoy en día. Hoy, queremos darles un humilde homenaje.

Yo no podría estar hoy contándote esta historia si no fuera porque otros antes tuvieron una idea que cimentó las bases de la informática actual. Hombres y mujeres que gracias a su trabajo fueron aportando su grano de arena para que hoy tengamos internet, ordenadores e incluso móviles o altavoces inteligentes. 

Algunos de estos nombres son ya muy conocidos por todos, gracias a los innumerables reportajes y documentales que se han encargado de recoger su biografía y logros, pero otros son menos conocidos por la mayoría de la población. 

Programación

La historia de los lenguajes de programación

Repasamos la historia de los lenguajes de programación desde el primero de 1801 a los más recientes. A lo largo de la historia han existido muchos lenguajes de programación y compiladores para ''interpretar'' esos lenguajes, y estos son los más importantes.

También en esta lista se han quedado muchos atrás pues la cantidad de nombres relevantes en la historia de la informática es enorme, aunque poco a poco se les va haciendo justicia a todos. Nosotros intentaremos con esta pequeña selección hacer un repaso de los grandes hitos e inventos que han ido formando la tecnología y transformándola en lo que hoy en día conocemos.

Ada Lovelace y Charles Babbage

Wikipedia

Dos nombres se imponen en los inicios de la informática. Ada Lovelace y Charles Babbage se conocieron en una fiesta, mientras el resto de invitados ignoraban las explicaciones de Babbage, ella fue capaz de ver el potencial de lo que el matemático le contaba

Charles Babbage había diseñado en unos 300 dibujos lo que sería una máquina diferencial destinada a resolver operaciones polinómicas, o dicho de otra manera, una máquina análítica capaz de realizar operaciones matemáticas y que sentaría las bases de las futuras computadoras de cálculo que más adelante mencionaremos, algo así como la prehistoria de los ordenadores. 

Ada Lovelace aportó al trabajo de Babbage el primer sistema de programación, gran conocedora de las ciencias y las matemáticas tradujo un artículo del francés al inglés donde se detallaba la máquina analítica y añadió sus propias conclusiones. Llegó a duplicar la extensión del texto dejando un escrito minucioso de las posibilidades que escondía el invento de Babbage y que nadie más supo ver.

Alan Turing

Wikipedia

Tanto Lovelace, Babbage y Alan Turing forman parte de eso inicios de la computación más teóricos que prácticos, mentes que detallaron cómo debían funcionar los ordenadores para que más adelante otros los pusieran en marcha.

A Turing se le considera el padre teórico del ordenador y el precursor de la inteligencia artificial de la que tanto oímos hablar hoy en día. Uno de los logros que se le atribuyen más estos días se produjo dentro del Proyecto Manhattan donde fue capaz de crear un sistema que descifrara Enigma, los códigos secretos con los que se comunicaban los nazis

Sin embargo, al margen de la guerra, Turing describió la máquina de Turing, en la que explicó en términos matemáticos qué problemas podía o no resolver un algoritmo y para ello diseñó una máquina en la que se podrían programar esos algoritmos. Su teoría debía materializarse en una ordenador programable pero nunca llegó a terminarlo. Sin embargo, también predijo que los ordenadores fallarían, el “halting problem” o lo que hoy conocemos como quedarse colgado y que por el momento sólo podemos resolver reiniciando el sistema.

Tras el conflicto bélico, Turing se empezó a interesar por la posibilidad de crear una máquina que pudiera imitar el cerebro humano, la inteligencia artificial. De sus estudios surgió lo que hoy conocemos como el test de Turing que permite distinguir si un ordenador es inteligente o no comparando las respuestas que da la máquina con las que daría una persona.

Top Secret Rosies 

Top Secret Rosies

Del mundo teórico pasamos ahora a la práctica. Adela Katz, Betty Snyder, Jean Jennings, Kathleen McNulty, Marlyn Wescoff, Ruth Lichterman y Frances Bilas, estos son los nombres del grupo de mujeres que trabajaron en uno de los primeros ordenadores programables. Aunque John Presper y John William fueron los encargados de construir el ENIAC y los que se llevaron todo el mérito, ellas fueron las elegidas para dar vida a esta enorme máquina. 

Para que nos entendamos, la computadora ENIAC era prácticamente una habitación entera y dentro de ella se encontraba este grupo de programadoras conectando los módulos mediante cables manguera y poniendo sus interruptores en las posiciones adecuadas. Con ello conseguían que la máquina encadenara los cálculos y pasará datos de un módulo a otro, las famosas computadoras de cálculo que hemos mencionado antes y que dieron paso a otras como el Mainframe que hoy siguen en activo.

Pesaba 27 toneladas y algunos de sus componentes medían 2,7 metros de altura. No tenía sistema operativo ni programa almacenado por lo que la única forma de ponerlo en marcha era conectando cada cable en el interruptor correcto para que la operación surtiera efecto. Además, en lugar de usar el sistema binario actual, usaba el sistema de numeración decimal y sólo podía manejar números de hasta 20 cifras. Puede parecer una castaña, pero en aquella época era un proyecto apasionante que sirvió como avance en la computación del momento. 

John von Neumann

Los Alamos National Laboratory

Los Alamos National Laboratory

Coetáneo de Alan Turing y también uno de los genios que Estados Unidos reclutó para entrar en la Segunda Guerra Mundial armados con la bomba más poderosa que jamás se ha diseñado. Este matemático húngaro fue alumno de Albert Einstein y ambos terminaron como profesores en la Universidad de Princeton, huyendo de la barbarie del régimen nazi. 

Aunque Neumann formara parte del equipo de prodigios que desarrollaron la bomba atómica, su nombre ha quedado ligado a uno de los mayores avances en la historia de la computación.

Durante los años 40, Neumann se cruzó con Herman Goldstine, uno de los principales responsables del desarrollo del ENIAC, el cuál le explicó el proyecto al ver el interés del húngaro. Como ya hemos explicado antes, por aquella época los ordenadores requerían de cambios muy complejos para cambiar de una función a otra, Neumann aportó una solución a este problema elaborando lo que se conoce como la arquitectura de von Neumann, lo que se convertiría en el primer diseño de lo que conocemos como un ordenador moderno. 

Neumman dio con la combinación de componentes básica para el ordenador universal separando el software del hardware, así serviría para cualquier sistema que decidiéramos instalar sin tener que tocar el resto de la máquina. 

La arquitectura de Neumann consta de cuatro bloques funcionales: la CPU ( Unidad central de proceso); la memoria principal donde estaría el software y los datos necesarios para usarlo; los buses, es decir, las conexiones que permiten la comunicación entre los distintos bloques y los periféricos que serían el monitor y el teclado. Este es el esqueleto que todo ordenador de hoy en día debe tener y es obra de John von Neumann, el cual también propuso la adopción del bit como unidad de medida de la memoria de las computadoras.

Grace Murray Hopper

Wikipedia

Seguimos en la época de los años 40 para hablar de la creadora del compilador de los lenguajes de programación, Grace Murray Hopper. Después de doctorarse en Matemáticas por Yale, Hopper terminó trabajando con el Mark I en la Universidad de Harvard

El Mark I fue un proyecto de IBM basado en la máquina analítica de Babbage que medía 15,5 metros de largo y 2,40 de ancho. Usaba tarjetas perforadas y cintas de papel para las instrucciones. Hopper aprendió a usar esta bestia y, además de desarrollar algunas aplicaciones de contabilidad para empresas, elaboró un manual de 500 páginas con los principios básicos de programación para ordenadores

Aunque no fue la inventora, Hopper fue testigo de la creación de la palabra Bug, como fallo técnico que también significa insecto. El Mark I empezó a fallar un día y descubrieron que la causa era una polilla que se había colado en el mecanismo, este fue el origen de los famosos bugs informáticos

Pero si por algo se conoce a Grace Murray Hopper es por la creación del primer compilador de la historia, A-0. Este sistema convertía los símbolos matemáticos descritos por las personas en código binario que le fuera sencillo de entender a la máquina, haciendo mucho más sencilla la comunicación entre desarrolladores y tecnología. Después se dedicó a crear el lenguaje de programación Cobolt que seguramente os suene más.

Evelyn Berezin

Wikipedia

Mucho le debemos también a Evelyn Berezin, sobre todo los que nos dedicamos a escribir. A lo largo de su trayectoria llegó a crear un programa de reservas de billetes para United Airlines, sistemas de automatización para la banca y calculadoras de trayectorias para el ejército. Era la época en que los ordenadores dieron el salto de la teoría y la investigación al uso empresarial.

Pero el mayor logro de Berezin fue la creación del primer procesador de texto, aunque no lo hizo pensando ni en los escritores, ni periodista, lo hizo para las secretarías de todo el mundo. “El 6% de todos los empleados en Estados Unidos eran secretarías” explicaba Berezin cuando se le preguntaba por el invento. 

En 1929 Evelyn Brezin creó su propia empresa, Redactron Corporation y se dispuso a crear un sistema para secretarias que el que nadie había reparado pero que acabaría por una herramienta imprescindible en los ordenadores que después usarían la mayoría de empleados de todo el mundo y cualquier desde sus casas. 

Tim Berners-Lee

Tim Berners-Lee
Paul Clarke - Wikimedia Commons -

Wikipedia

Damos un salto cualitativo en el tiempo, después de que todos estos avances y otros muchos llevarán a los ordenadores hacía su versión más reciente. Ya eran máquinas mucho más versátiles y potentes, pero faltaba un detalle que revolucionaría la tecnología y nuestras vidas, la invención de la Word Wide Web

El 12 de marzo de 1989, Berners-Lee hizo tangible lo que hasta entonces era un proyecto teórico bautizado como "Manejo de la Información". Ese es el nacimiento oficial de lo que hoy conocemos como World Wide Web, aunque por aquel momento nadie pudiera imaginar la repercusión que iba a tener en nuestras vidas. 

Hasta entonces, lo que se conoce como la red de redes sólo permitía acceder a archivos o correo electrónicos conectando distintos ordenadores, pero no existían las páginas web que realmente impulsaron el uso de esta tecnología entre multitud de usuarios

Durante los primeros años de vida, la WWW consistió en un proyecto dirigido a gestionar de manera conjunta el volumen de información que conectaba a las distintas investigaciones del CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear, donde trabajaba Tim Berners-Lee, físico británico de 55 años que hoy es considerado como el padre de Internet, aunque ésta expresión sea errónea, pues internet no es lo mismo que la WWW. 

En 1990, Berners Lee había diseñado tres protocolos que fueron fundamentales para el desarrollo de la tecnología que construiría el Internet que hoy conocemos. Estos fueron el HTML (Hyper Text Markup Language), es decir el lenguaje con el que se escriben las páginas web; el URL un dirección única para identificar cada página de entre los billones que existen y que comúnmente conocemos como URL; y el HTTP el protocolo de transferencia de hipertexto que permite recuperar los recursos de cada web. 

Gracias a su trabajo, el cual sigue en activo luchando por preservar la esencia de su creación, hoy podemos contaros la vida de todas estas personas desde la web de Computer Hoy.

Richard Stallman 

Wikipedia

Wikimanía

Terminamos con otro nombre que ya forma parte de la historia de la informática. No
podíamos terminar esta lista sin mencionar la aportación de Stallman a la tecnología moderna. Stallman, es el creador del proyecto GNU y fundador de la Free Software Foundation, organizador del software libre.

En los inicios de la informática todo el software era libre. Los ordenadores, esas máquinas pesadas de las que hemos hablado antes, sólo se encontraban en las Universidades y centros de investigación. Sin embargo, los programadores mantenían el código abierto y colaboraban entre sí a través de Internet, construida toda ella con software libre. Sistemas como UNIX, propiedad de ATT, eran usados por todos.

Sin embargo, en los años 80, la ley antimonopolio estadounidense obligó a ATT a dividirse y ésta empezó a comercializar UNIX. La guerra comercial y el software propietario habían comenzado. Los ordenadores se abarataron, se simplificaron y comenzaron a invadir los hogares. El software se comercializó y las empresas obligaron a sus programadores a firmar acuerdos de confidencialidad.

Stallman no era el único que veía con rechazo esa comercialización y añoraba la época del código libre, el éxito de GNU demostró que había muchos más desarrolladores esperando esa oportunidad. Pero sólo Stallman se atrevió a ir en contra del sistema y abandonar el laboratorio de Inteligencia Artifical del MIT donde había trabajado hasta ese momento. 

Esta opción permite a los programadores de todo el mundo colaborar para mejorar un software: solucionando los errores del código; actualizando el código con nueva tecnología y creando nuevas funciones para muchos de los sistemas operativos y aplicaciones que hoy utilizamos y que se sustentan en estos sistemas de código abierto.