Skip to main content

La PS5 usaría Ryzen, el procesador de última generación de AMD

AMD Ryzen

22/05/2018 - 18:37

Comienzan los rumores sobre PS5, la nueva consola de Sony que sucederá a la actual PlayStation 4 y que ya estaría en desarrollo. Cuando un equipo de desarrollo de hardware, en el caso de una consola, lanza un producto, se pone a idear las revisiones y la siguiente generación. PlayStation 5 llevaría ya un tiempo en desarrollo, pero ahora nos enteramos conocemos el que podría ser el elemento clave, el procesador.

Y es que, AMD Ryzen podría ser el procesador de PS5. En 2017, tras varios años viendo cómo Intel les pasaba por la derecha en cuestión de procesadores, AMD lanzó una nueva arquitectura (Zen) y los procesadores Ryzen. Estos procesadores, aunque con algunos problemas de gestión de memoria, destacaron por la gran cantidad de núcleos y, sobre todo, por la velocidad de reloj de cada uno de ellos.

Tener Ryzen en PS5 no sería nada descabellado, ya que las actuales consolas (tanto Xbox One como PS4 y sus versiones mejoradas, Xbox One X y PS4 Pro) cuentan con una APU de AMD. Es decir, la compañía norteamericana fabrica el chip que combina CPU y GPU en ambas máquinas.

Tanto PS4 Pro como Xbox One X mejoraron las capacidades de dicho chip con gráficas más potentes y con procesadores algo subidos de vueltas, pero estos seguían siendo el punto flaco de las consolas actuales. Xbox 360 y PS3 nos acostumbraron a CPU muy potentes para la época, algo que no mantuvieron las nuevas consolas.

Ahora, sabemos que Ryzen podría ser el procesador de la PS5 gracias a información que el equipo de Digital Foundry ha vertido. Parece ser que Advanced Technology Group, una división de desarrollo de Sony, está experimentando con Ryzen como CPU de PS5 y probando las virtudes del procesador en el LLVM (que viene a ser el Low Level Virtual Machine).

Así es la primera generación de Ryzen

Concretamente, se trataría del hardware ''znver1'', el nombre en clave de la primera generación de Ryzen. Lo cierto es que PS4 está entrando en la recta final de su vida, y hay que pensar en la nueva generación.

Ryzen como procesador de PS5

Hay que dejar claro que esto no significa que Ryzen vaya a ser el procesador de PS5, pero sí tiene bastantes papeletas para ello. Y es que, una plataforma x86 como esta facilitaría mucho el trabajo a los desarrolladores de videojuegos, que podrían crear versiones muy rápidas entre PC y PS5.

También sería una ventaja para los desarrolladores first party de Sony, ya que PS5 mantendría una continuidad con PS4, por lo que conocerían el ecosistema perfectamente, así como el hardware, y les permitiría aprovechar de forma mucho más rápida la potencia de la nueva consola.

Parece que miembros de Media Molecule y Evolution Studios (el desaparecido estudio encargado de Driveclub) están colaborando para dar feedback del nuevo hardware de Sony. Además de por la continuidad entre la generación actual y la siguiente, la elección de Ryzen para PS5 tiene lógica si tenemos en cuenta los procesadores Ryzen G.

Las nuevas APU de AMD doblan los TF de PS4

Se trata de procesadores que combinan CPU y GPU que podemos montar en PC. Son económicos, han demostrado ser potentes y, optimizados en un sistema cerrado, pueden dar muchas alegrías, además de un buen salto generacional gracias a una GPU y, sobre todo, CPU que marquen la diferencia con el hardware actual de consola.

Nada de PS5 en el E3 2018, según Sony

Eso sí, parece que tendremos que esperar para ver algo de PlayStation 5. Y es que, el ciclo de vida de la consola, como señalamos unas líneas más arriba, está tocando a su fin y es el momento de presentar una nueva consola. El E3 2018, la gran feria de la industria de los videojuegos, está a la vuelta de la esquina y muchos pensaban que Sony presentaría PS5 en el E3.

Sin embargo, debemos recordar que la propia compañía afirmó hace unos días que en su conferencia solo profundizarían en cuatro juegos, con Death Stranding y The Last of Us como absolutos protagonistas, y no presentarán nuevo hardware.

Con esto, la compañía japonesa cierra la puerta a la presentación de un nuevo hardware. Eso sí, debemos recordar que el E3 no es la única fecha en la que se puede presentar algo. La Gamescom de agosto también puede ser un buen marco para hacerlo, y hay que señalar que PlayStation 4 Pro se presentó en un evento propio a finales del verano de 2016.

Veremos qué pasa, pero PS5 con un Ryzen como procesador no pinta, a priori, nada mal.

Más:

#Destacado

Ver ahora: