Coches eléctricos cruzan USA gracias a los supercargadores

Dos coches eléctricos Tesla Model S han conseguido cruzar Estados Unidos de costa a costa, desde Los Angeles a Nueva York en sólo tres días, gracias a los supercargadores.

Los coches eléctricos han llegado para quedarse. Todos los fabricantes ya ofrecen algún modelo, sea o no híbrido, y tienen en proyecto nuevos prototipos cada vez más avanzados.

Pero aunque en aspectos como la potencia o la autonomía han mejorado mucho en los últimos años, aún presentan un importante hándicap con respecto a los vehículos de combustible: la recarga.

Cuando un coche estándar se queda sin gasolina, puedes llenar el depósito en un minuto, listo para aguantar cientos de kilómetros.

Si echamos un vistazo al Tesla Model S, uno de los coches eléctricos más avanzados y populares, sabemos que tiene una autonomía de 426 kilómetros... pero se tarda nueve horas en recargar.

Si tienes que hacer un viaje de varios miles de kilómetros, algo habitual en un país tan grande como Estados Unidos, pasarás más tiempo recargando que conduciendo...

Tesla Model S

La solución pasa por usar supercargadores: unas estaciones de recarga de alta velocidad que permiten recargar el Tesla Model S en unos 50 minutos. Un plazo más asumible, pues incluso entra dentro de las recomendaciones de descanso, también para un coche de gasolina (50 minutos cada 400 kilómetros).

El fabricante Tesla Motors sabe que la clave para vender coches eléctricos reside en que sus usuarios puedan recargar rápidamente en viajes largos. Así que ha construido 73 estaciones de supercargadores esparcidas por toda Norteamérica, que cubren el 80% de la población. Y lo mejor de todo: la recarga es gratuita.

Así que, literalmente, puedes cruzar el país en tu coche eléctrico sin gastarte ni un dólar...

Tesla Model S supercargadores

Para el año que viene las estaciones de supercargadores cubrirán el 98% del país. En Europa ya hay instaladas 14 estaciones.

Probamos la pantalla táctil del Tesla Model S

Este fin de semana, dos coches eléctricos Tesla Model S han batido un récord al conseguir cruzar Estados Unidos, de Los Ángeles a Nueva York (4.490 kilómetros) en tan sólo 79 horas, utilizando las estaciones gratuitas de supercargadores.

Algo más del doble de lo que se tarda en un coche de combustible. Todo un logro teniendo en cuenta la enorme distancia y las limitaciones mencionadas.

A muchos conductores no les importaría tardar el doble, si el viaje les sale gratis...

Un paso más hacia la equiparación en rendimiento y costumbres de uso, con respecto a los vehículos de combustible.