De compras, gratis, en un coche sin conductor de Google

Patente de Google ofrece transporte gratis en coche sin conductor de Google, para llevarte a tiendas o locales de ocio

La mente colectiva de Google no descansa nunca. Docenas de miles de mentes individuales trabajando de forma coordinada para idear nuevos servicios, y sacar provecho a los ya existentes.

Todo ello registrado bajo notario, claro, para que nadie copie la idea sin pasar por caja...

La última patente de Google intenta sacar provecho a cuatro servicios ya consolidados: Google Maps, Google StreetView, Google AdWords y los nuevos coches sin conductor de Google.

El nuevo servicio aún no tiene nombre, pero se ha podido ver en un documento que Google ha tramitado en la oficina de patentes estadounidense, obtenido a través de TechCrunch.

Básicamente, consiste en recibir transporte gratuito o con un gran descuento, desde un taxi a un coche sin conductor de Google, que vendrá a recogerte a tu casa y te llevará a un comercio, centro comercial o de ocio especificado.

Desde tu tablet o smartphone, solicitas transporte gratuito a un determinado sitio, o recibes ofertas de anunciantes:

Coche sin conductor de Google

También se instalarán pantallas públicas que te permitirán realizar la petición en la calle, si no tienes un móvil a mano:

Patente de Google transporte gratis coche Google

Una vez que realices la petición, Google examinará tu agenda y otros datos que le permitas (por ejemplo, tus acompañantes, así como su edad), y con ellos utilizará Google Maps y Google Street View para calcular la ruta óptima a un destino, así como los lugares cercanos a los que puedes ir en transporte gratuito.

Patente Google en transporte gratuito

Audio Google y NVIDIA se alían para llevar Android al coche

La patente de Google da preferencia al transporte personal en taxi, o incluso en un coche Google sin conductor, pero se ofrecerán otras opciones más mundanas, como el pago del billete de metro o autobús.

El acceso consentido a tus datos serviría para proponerte ofertas de ocio con transporte gratis en tus horas libres, o en función de la edad de los miembros de tu familia. Por ejemplo, si tienes hijos, una sesión de cine familiar los sábados por la tarde.

El transporte lo paga el comercio, así que quizá tenga algunas condiciones. Por ejemplo, que hagas una consumición, o que acudas a la presentación de un producto.

También puede aplicarse a otro tipo de negocios más allá de las tiendas, como cines, casinos, restaurantes, etc.

Tal como ocurre con cualquier patente, es posible que nunca se haga realidad, o tarde bastante tiempo en ponerse en práctica. Pero es una idea sencilla de llevar a cabo e interesante para ambas partes (comprador y empresario), así que no descartes verla pronto entre los anuncios de Google Maps o el buscador de Google...