Consejos para comprar un Dron

como comprar drones

Está claro que siguiendo la tendecia del mercado, los drones serán uno de los juguetes estrella de estas Navidades. Sin embargo, como siempre ocurre en el campo de la tecnología, no es fácil escoger el dispositivo perfecto. La oferta es amplia, y el desconocimento puede hacer que acabemos pagando auténticas barbaridades por un dispositivo que al fin y a la postre no era lo que buscábamos. Y es que la mayoría de la gente no sabe cómo comprar drones.

Por eso vamos a dejaros un par de consejos sencillos, para que si os animáis a comprar un dron como regalo deNavidad sepáis escogerlo. Os resumiremos un par de conceptos clave que debéis tener en cuenta, como el manejo (drones de consumo o profesionales), la usabilidad (de tierra, voladores, con cámara) y por supuesto el precio. 

Lo primero es lo primero: ¿para qué lo vas a usar?

Es lo más importante que debéis plantearos antes de comprar un drone. ¿Es un dron para que un niño juegue? ¿Es para un aficionado a la fotografía? ¿O simplemente es un poco geek? dependiendo de como contestéis a esta pregunta, deberéis escoger el dron en cuanto a precio y funciones. Los niños probablemente preferirán los drones terrestres, como el Sphero o el Jumping Sumo.

En cambio, si pensáis en alguien que suele ir al campo, o que dispone de un sitio apropiado, probablemente decidáis optar por un un dron volador en condiciones. Por supuesto, siempre ajustándose a un presupuesto tendremos bastantes ofertas también en este campo, pero si queréis iros a un tope de gama os recomendamos el Parrot Bebop en la versión con mando. 

¿Es tu primer dron?

La mayoría de los drones son relativamente fáciles de manejar, especialmente si están dedicados al consumo. Sin embargo, nunca está de más haber practicado, y no tiene mucho sentido regalarle a alguien un dron Phantom profesional si nunca lo han usado y les va a durar más bien poco... porque no son baratos. 

Aquí la lista de mejores drones por menos de 50 euros

Por eso, antes os diríamos que comprobáseis el manejo que esta persona tiene de los aparatos radiocontrol antes de comprar un drone. Si se trata de un usuario experimentado y vuestro presupuesto os lo permite, os recomendamos que os mováis entre tres modelos que ahora mismo están dominando el mercado de los drones profesionales: los DJI Phantom e Inspire, o alguno de los de Walkera

En cambio, si lo que están bucando es un dron para aprender a volar, practicar manejo y demás, lo mejor es irse a un dispositivo más sencillo. Os recomendamos que probéis el Dron VCAM HD II, que a pesar de ser bastante más barato, se maneja como un don profesional con mando. 

¿Vas a usar la cámara? ¿Tienes ya una GoPro o similar?

Podréis comprar muchos drones sin cámara, y que vendrán muy bien a la gente que ya tenga una ActionCam. Además, si son aficionados a la fotografía podrán cambiar la que venga por defecto en el dron por una propia. Para eso sólo hay que asegurarse que la cámara que viene en el dispositivo es extraíble, y podemos sustituirla. 

Os dejamos la lista de mejores drones con cámara por menos de 100 euros

Si necesitáis algún accesorio extra para poder utilizar la cámara, casi seguro que os viene incluido en el dron o en el equipamiento de la cámara. Aun en el caso de que no fuera así, las piezas están bastante estandarizadas y no es difícil conseguir lo que nos falte en alguna tienda online. 

¿Eres aficionado a la fotografía?

Hay gente que ve los drones como un aparato para mover la cámara de un lado a otro, y otros que opinan que es un gadget que además graba lo que hace. En ambos casos hay aparatos específicos para buscar. Por ejemplo: si no tienen interéis en la cámara y lo que quieren es más un aparato acrobático, el Parrot Rolling Spider es una muy buena opción. En cambio, si queréis algo que grabe y que lo haga con calidad, en la misma casa está el Parrot Bebop.

Además, dependiendo del dron que escojáis podréis ver en directo las imágenes que está capturando desde vuestro smartphone o desde la pantalla incorporada en el mando (si la hay). Si lo que queréis es verlo en directo, os recomendamos comprar drones de consumo.

¿Qué es lo que define un drone profesional?

Lo que establece que un dron sea profesional o de consumo, no es su precio ni su tamaño. Se puede usar un drone de 50€ para labores profesionales. Lo que diferencia a un drone y hace que se aplique o no el Reglamento de Aeronaves Civiles Pilotadas por Control Remoto, es su uso. Si el dron se vende y se emplea para un uso recreativo o deportivo, no está sujeto al reglamento profesional.

Las aplicaciones profesionales no suelen estar asociadas al drone en sí, sino a los complementos y sensores que se acoplan. La cámara permite realizar labores de mantenimiento en lugares de difícil acceso, los sensores espectrales permiten realizar mediciones a diferentes alturas, los sensores de contaminación o polen se usan en labores de prevención, los ganchos de transporte para llevar mercancia o medicinas a lugares remotos, etc. Son estos sensores y complementos que se acoplan al drone, y que aumentan dia a día, los que crean nuevos empleos y dan más valor al piloto de drones.