Piloto de drones, una profesión con futuro

¿Qué es LIFE?
¿Qué es LIFE?
Piloto de drones, una profesión con futuro. Cursos, licencia, normas y legislación.

En apenas cinco años, los drones han pasado de ser juguetes de radiocontrol, a vehículos profesionales no tripulados utilizados en actividades militares, ingeniería, fotografía, cine o ecología.

Cualquiera puede pilotar un drone recreativo o deportivo, pero para conseguir manejar un drone en una actividad profesional se necesita un piloto de drones con un título cualificado. En España ya hay más de 300, y a final de año superarán el millar. Según la Asociación Internacional de Sistemas de Vehículos no Tripulados, en el año 2019 los drones habrán creado 100.000 puestos de trabajo, sólo en Estados Unidos. La mismísima Amazon ha comenzando a buscar pilotos de drones.

La profesión piloto de drones será una de las más demandadas en los próximos años. Por unos 400€ puedes sacarte el título en las más de 50 academias autorizadas, distribuidas por todo el país. Y a partir de aquí las posibilidades son infinitas, porque los drones tienen una gran cantidad de usos y aplicaciones.

Vamos a echar un vistazo a los diferentes aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de pilotar un drone de forma seria: normas, licencia, academias, salarios y posibilidades.

Piloto de dronesAscTec Falcon 8

No es el drone, son los complementos

Si acudes a cualquier juguetería, tienda de aeromodelismo, eBay o a la propia Amazon, puedes comprar un drone o aeronave multirrotor por menos de 50€. Si acudes a tiendas especializadas como MercadoRC, hallarás drones avanzados por entre 300 y 20.000€. Pero un dron especializado puede costar más de 300.000€.

¿Qué es lo que define un drone profesional? No es su precio ni su tamaño. Se puede usar un drone de 50€ para labores profesionales. Lo que diferencia a un drone y hace que se aplique o no el Reglamento de Aeronaves Civiles Pilotadas por Control Remoto, es su uso. Si el drone se vende y se emplea para un uso recreativo o deportivo, no está sujeto al reglamento profesional.

Las aplicaciones profesionales no suelen estar asociadas al drone en sí, sino a los complementos y sensores que se acoplan. La cámara permite realizar labores de mantenimiento en lugares de difícil acceso, los sensores espectrales permiten realizar mediciones a diferentes alturas, los sensores de contaminación o polen se usan en labores de prevención, los ganchos de transporte para llevar mercancia o medicinas a lugares remotos, etc. Son estos sensores y complementos que se acoplan al drone, y que aumentan dia a día, los que crean nuevos empleos y dan más valor al piloto profesional de drones.

Piloto de dronesLos mandos de control de un RPA profesional

Hay que aclarar que, en el círculo de los pilotos y las academias de pilotaje, apenas se emplea la palabra drone o dron, pues se considera de uso popular, enfocada a los vehículos recreativos. En el ámbito profesional los drones se llaman RPA (por sus siglas en inglés, Remotely Piloted Aircarft o Aeronave Pilotada de Forma Remota) o UAV (por sus siglas en inglés, Unmanned Aerial Vehicle o Vehículo Aéreo No Pilotado).

Parrot presenta 13 nuevos minidrones

¿Por qué un piloto de drones profesional?

Hoy en dia casi todo el mundo ha pilotado algún tipo de drone recreativo o deportivo. Aprendes en unos minutos y el control es sencillo e intuitivo. Eso nos puede dar la falsa idea de que manejar un RPA es fácil y lo puede hacer cualquiera. Nada más lejos de la realidad.

Los drones son peligrosos en sí mismos, incluso lo más pequeños. Que se lo digan a Enrique Iglesias, que sufrió cortes en una mano por las hélices de un drone durante un concierto:

Pilotos de drone

Por otro lado los drones profesionales pueden llegar a pesar 30 o 40 kilos. Si te cae uno encima desde una altura de docenas de metros, puede matarte. Además existen RPAs del tamaño de un avión. Los drones de Google miden 50 metros de envergadura. Y hace poco se estrelló uno:

En tareas profesionales se requiere un piloto cualificado que sea capaz de controlar un RPA o supervisar un UAV en situaciones de fuerte viento, humo, incendios, lugares de difícil maniobrabilidad, etc. Y si cae en picado, que no pierda los nervios y sepa desviarlo a un área segura.

Los cursos y la licencia

El Decreto-Ley que regula los drones, publicado el año pasado, exige que los pilotos de drones en labores que no son recreativas o deportivas, tenga una titulación que se obtiene en academias autorizadas.

Todos aquellos que poseean una licencia de piloto de aviones o ultraligeros, pueden pilotar RPAs sin necesidad de documentos adicionales.

Si vas a pilotar drones dentro del alcance visual, se requiere un certificado básico para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto.

Si vas a pilotar fuera del alcance visual (con sistema de seguimiento como el GPS), se requiere un certificado avanzado para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto.

Hay casos con drones menores de 25 kilos que no se necesita una autorización de la AESA, pero sí una declaración firmada del piloto, en donde declara que cumple los requisitos de la ley.

Los certificados los emite la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) a través de las academias que imparten los cursos de piloto. En España hay más de 98 academias autorizadas, de las cuales 56 de ellas forman pilotos de drones. En este documento en PDF puedes consultar la lista completa de academias que imparten cursos autorizados de piloto de RPAs.

Pilotos de drones

Un curso puede costar entre 400 y 1.500€, en función de las clases prácticas o el alcance que desees, pues además del certificado pueden entrenarte en el uso de diferentes tipos de RPAs. Estos cursos no se limitan a ofrecer una nociones de vuelo y al manejo de los mandos de control, sino que incluyen materias de aeronáutica y otras ciencias.

Este es el temario obligatorio que exige la ley:

  • Normativa aeronáutica
  • Conocimiento general de las aeronaves (genérico y específico)
  • Performance de la aeronave
  • Meteorología
  • Navegación e interpretación de mapas
  • Procedimientos operacionales
  • Comunicaciones y Factores humanos para aeronaves civiles pilotadas por control remoto

Los cursos duran entre quince días y dos meses, en función de su intensidad o las prácticas.

¿Y los sueldos?

Es complicado hablar de ingresos porque tratamos con una profesión de reciente creación y que, en muchos casos, es un complemento a un puesto de trabajo estándar. Entre los 335 pilotos de drones profesionales licenciados por la AESA hasta ahora, aproximadamente el 30% son empleados de empresas que reciben formación adicional, y está integrado en su sueldo. Otro 30% son trabajadores que se sacan el título para mejorar su curriculo. El otro tercio son personas en paro que esperan encontrar trabajo. Muchos de estos pilotos son autónomos que son contratados para trabajos esporádicos como revisar un edificio, fotografiar un monumento o una boda, o ayudar en incendios, pero no tienen un sueldo base.

Ya hay perspectivas de puestos de trabajo fijos como pilotos de RPAs en empresas como Amazon, Iberdrola, compañías petrolíferas o de seguridad en labores de vigilancia.

Desde otro punto de vista, la programación de drones también experimentará un auge en el futuro, tanto para guiar a los UAVs (drones autónomos), como para evitar hackeos de los drones convencionales

Piloto de drones, una profesión con futuro

Aplicaciones profesionales de los drones

Casi cada día surgen nuevas tareas que se pueden llevar a cabo con un drone, y para las cuales se requiere un piloto de drones profesional. En algunos casos se usan drones autónomos no pilotados, pero siempre se necesita la presencia de un supervisor cualificado. Estos son algunos ejemplos:

Cine, documentales y fotografía

La cámara incorporada que llevan los drones permite realizar tomas de vídeo y fotografías desde ángulos nunca antes imaginados por el hombre: panorámicas rasantes, cámara aérea móvil, fotos elevadas, etc. Esto abre las puertas a infinidad de aplicaciones asociadas al cine, el rodaje de documentales, fotografía artística y documental, etc. Hace un año se rodó el primer videoclip musical profesional con drones. Incluso la primera película porno. La primera película de Hollywood en la que se han usado drones en el rodaje ha sido Los Mercenarios 3.

Incluso se han estrenado cortos protagonizados exclusivamente por RPAs, como este Armagedrones:

New York City Drone Film Festival es el primer festival de cine con drones. El algunos países las tiendas de fotografía ya ofrecen reportajes de bodas y bautizos rodados con drones.

Ganadores del concurso Dronestagram 2015: fotografías con drones

Labores de mantenimiento

Los drones permiten llegar a lugares de difícil acceso de forma sencilla, gracias a su pequeño tamaño y extraordinaria estabilidad. Una vez allí pueden hacer fotos o grabar vídeo. Actualmente son muy utilizados en labores de revisión de postes telefónicos, puentes, oleoductos, monumentos en mal estado, molinos de viento, etc. Uno de los modelos más populares para estas tareas es el drone AscTec Falcon 8, que destaca por su enorme estabilidad incluso con fuernte viento. Su precio es de 18.000€.  En este vídeo puedes verlo en plena acción:

 

Ingeniería

UAVs de vuelo programado como el MAVinci SIRIUS se usan para mapear el terreno antes de iniciar una obra, calcular alturas y distancias, entre otras tareas de ingeniería en construcción de carreteras. También en airmapping, cartografía, edificios, etc. Empresas como Airestudio se han especializado en el uso de RPAs y UAVs.  En este vídeo puedes ver cómo el MAVinci SIRIUS realiza un reconocimiento aéreo y mapeado:

 

Labores de vigilancia y persecución

En Alemania, la empresa de ferrocarriles Deutsche Bahn emplea drones para vigilar los trenes y localizar a los grafiteros que pretenden dejar "su firma". En Sudáfrica se utilizan para localizar cazadores furtivos de rinocerontes. En China incluso los programan para evitar que los estudiantes copien en los exámenes. También para combatir la contaminación ilegal.

Piloto de drones

Transporte de mercancias

Existen drones especializados que pueden transportar una determinada carga. Los más pequeños apenas pueden con pesos de uno o dos kilos, pero hay drones que transportan 40 o 50 Kg sin problemas. El pequeño tamaño y la maniobrabilidad de los RPAs los hace ideales para llevar mercancias a lugares de difícil acceso, desde desfibriladores en mitad de un atasco cuando se ha producido un ataque al corazon a medicamentos. La compañía BioCarbon usa drones para transportar semillas con las que pueden plantar 36.000 árboles al día.

Desde un punto de vista más comercial, Amazon los quiere utilizar para entregar paquetes:

El servicio de correos suizo los empleará este verano para entregar el correo. Google también planea hacer entregas en lugares remotos a través de su Project Wing.

Mediciones científicas

Los sensores de todo tipo instalados en los drones permiten realizar mediciones de carácter científico: meteorología, contaminación, temperaturas, control del nivel del polen, recogidas de muestras, tratamiento de plagas, etc. Microsoft, por ejemplo, usa UAVs para cazar mosquitos e impedir la propagación de enfermedades.

Tecnologia punta

La versatilidad de los drones promete infinitas aplicaciones en el campo de la tecnología, para las que se requerirán pilotos y controladores. Facebook tiene pensado usar UAVs para llevar Internet a África:

La profesión pilotos de drones

Google también dispone de un proyecto similar.

La empresa Star Solutions ha creado la primera red de telefonía móvil con drones, que se puede colocar en cualquier lugar. Por ejemplo, en labores de emergencia o zonas remotas.

Tareas de riesgo y emergencia

Un drone es pequeño, rápido y maniobrable, y no se ve afectado por el humo, el veneno, o la radiación. Ya se usan en labores de extinción de incendios, salvamento, rescate, gestión de residuos en centrales nucleares, etc.

Drones policiales y militares

Pilotos de drones

No es ningún secreto que el sector profesional en donde más se emplean los drones y mejores perspectivas laborales tienen es el ejército. Los drones militares son un soldado más en labores de espionaje, topografía, transporte de material e incluso misiones de ataque. Se usan indistintamente tanto RPAs como UAVs.

No obstante los militares rara vez contratan pilotos de drones civiles, prefieren entrenar a sus propias tropas en la tarea.

Debate: Drones en los cielos, ¿son de fiar?

La normativa

Si compras un drone para uso recreativo o deportivo, dentro de los modelos que las tiendas venden con este fin, no necesitas licencia. Pero si adquieres un drone profesional o pretendes utilizarlo para una actividad profesional, tienes que poseer una licencia de uso y cumplir unas reglas. Ya se han tramitado 75 expedientes sancionadores por uso no autorizado de drones, principalmente por volar sobre zonas con población.

Las normas que regulan el uso de drones se aprobaron en el Real Decreto Ley 8/2014 del pasado 4 de julio de 2014. Es una legislación temporal, para controlar el boom de los drones, que se anulará cuando se termine de elaborar la legislación final. Este Decreto-Ley cubre las aeronaves civiles de un peso menor de 150 Kg, y las que superen ese peso destinadas a extinción de incendios y salvemento. El resto se rigen por las normas establecidas por la Unión Europea.

Profesión con futuro piloto de drones

Puedes consultar la normativa completa en este documento en PDF. Aquí resumimos sus puntos básicos:

  • Para pilotar un drone profesional (RPA) es necesario haber cumplido 18 años y superar una revisión médica
  • Los operarios que poseen una licencia de piloto privado (PPL) y ultraligero, necesitan realizar un doble curso de adaptación teórico/práctico para poder pilotar un RPA. 
  • Si no se dispone de licencia de piloto, entonces es necesario disponer de un certificado básico para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto (drones menores de 25 Kg y vuelo dentro del alcance visual) o certificado avanzado para el pilotaje de aeronaves civiles pilotadas por control remoto (vuelo fuera del alcance visual)
  • Las aeronaves civiles pilotadas por control remoto con una masa mayor de 25 Kg, deben estar inscritas en el Registro de matrícula de aeronaves y disponer de certificado de aeronavegabilidad
  • Todas las aeronaves civiles pilotadas por control remoto deberán llevar fijada a su estructura una placa de identificación en la que deberá constar, de forma legible a simple vista e indeleble, la identificación de la aeronave, mediante la designación específica y, en su caso, número de serie, así como el nombre de la empresa operadora
  • Sólo se pueden pilotar drones de día, y en condiciones meteorológicas visuales. A una distancia mínima de 8 Km de cualquier aeropuerto
  • Los drones (RPA) con menos de 2 Kg sólo pueden operar en zonas fuera de aglomeraciones de población, a una altura máxima de 120 metros, a cualquier distancia, mientras se pueda hacer un seguimiento, y tras cursar una notificación NOTAM para informar al resto de usuarios del espacio aéreo, y una petición a la Agencia Estatal de Seguridad Aérea con una antelación mínima de cinco días al día del inicio de la operación
  • Los drones de entre 2 y 25 Kg siguen la anterior regla, pero sólo pueden volar a una distancia visual del piloto, un máximo de 500 metros
  • Las aeronaves mayores de 25 Kg exigen un permiso de aeronavegabilidad para cada vuelo
  • El operario debe disponer durante el vuelo de la documentación de la aeronave, manual, informe de vuelo de pruebas, estudio previo de seguridad de la operación, y programa de mantenimiento del drone
  • El operario tiene que tener una póliza de seguro que cubra daños a terceros
  • Para hacer fotos o grabar en vídeo, se requiere un permiso adicional. No se puede hacer fotos o grabar vídeo en zonas de aglomeración de personas: pueblos, ciudades o reuniones al aire libre
  • El operario puede volar bajo su responsabilidad, sin cumplir alguna de las anteriores normas, en casos de accidentes, auxilio a personas, o desastres, si se requiere su ayuda

Si has leído este articulo hasta el final te habrás dado cuenta de las enormes espectactivas laborales de los pilotos de drones. La versatilidad de los drones y los sensores y complementos asociados a ellos son una garantía de futuro, porque ofrecerán muchas oportunidades laborales en diferentes áreas.

El Real Decreto definitivo que se está redactando permitirá volar sobre zonas pobladas con medidas de seguridad adicionales, lo que abrirá las puertas a nuevas oportunidades de empleo.

Pero también hay que tener en cuenta que obtener el certificado no es caro ni requiere mucho tiempo, así que el número de pilotos de drones va a aumentar rápidamente. Ahora mismo hay más de 300, 67 de los cuales pueden realizar vuelos de demostración e investigación, y sólo 2, vuelos más allá del alcance visual. La mayoría de ellos, para labores fotográficas. Pero para final de año los pilotos de drones cualificados alcanzarán el millar, según la propia AESA. Si estás pensando dedicarte a la profesión de piloto de drones, es hora de ponerse en marcha, antes de que se sature...