Google arrenda campo aviación y hangares de NASA por 60 años

Moffett Field

Google ha firmado un acuerdo para arrendar el campo de aviación Moffett Field de la NASA por los próximos 60 años, después de varios meses de negociaciones.

Según los términos del acuerdo, Google pagará a la NASA un estimado de 1.160 millones de dólares en alquiler, durante la vigencia del acuerdo, sin contar con una inversión adicional en la restauración de un hangar de más de 80 años, conocido como Hangar Uno, que se encuentra dentro de la propiedad.

Google podrá utilizar Hangar Uno, así como otros dos hangares con nombres secuenciales en el campo de aviación, como un espacio para la investigación, desarrollo, montaje y pruebas de tecnología relacionadas con la robótica, aviación, exploración espacial y otros campos nuevos.

El acuerdo se hizo a través de la filial inmobiliaria de Google Planetary Ventures, que ganó la capacidad de negociar por el campo de aviación en febrero. Desde entonces, Google y la NASA han estado puliendo los detalles del acuerdo.

Era poco probable que las negociaciones no salieran bien dado el gran interés de Google en la propiedad y el gran interés de la NASA en tener algún socio que se hiciera cargo del cuidado de ella.

"A medida que la NASA amplía su presencia en el espacio, estamos haciendo progresos para reducir nuestra huella aquí en la Tierra", el administrador de la NASA, Charles Bolden, dijo en un comunicado. "Queremos invertir los recursos de los contribuyentes en el descubrimiento científico, en el desarrollo tecnológico y la exploración del espacio, no en el mantenimiento de infraestructura que ya no necesitamos", añadió.

Google celebra 25 Aniversario de la Caída del Muro de Berlín.

El campo de aviación Moffett se encuentra hacia el sur de la Bahía de San Francisco e incluye cerca de 1.000 hectáreas de terreno con tres hangares, un edificio de operaciones de campo, y dos pistas de aterrizaje. También hay un campo de golf privado.

Google también planea invertir otros 200 millones de dólares en mejoras a la propiedad. Esto incluye trabajos en los tres hangares y la creación de un centro educativo en el sitio que permite que el público aprenda sobre el papel del campo de aviación en la historia de la tecnología y Silicon Valley.

De momento no hay fecha específica para cuando Google asumirá el control del campo de aviación, y la NASA dice que aún tiene que finalizar un plan con la EPA y la Junta de Control de la Calidad del Agua Regional de California para asegurar que el medio ambiente en los alrededores seguirá estando protegido.

Una vez que Google se haga con el terreno, no hay detalles específicos de qué planea hacer con el. Y posiblemente nunca los haya.

"Esperamos poder remangar nuestras camisas para restaurar el Hangar Uno, que durante años ha sido considerado uno de los sitios históricos en mayor peligro de extinción en los Estados Unidos", dijo David Radcliffe, vicepresidente de bienes raíces de Google, en un comunicado.

Por supuesto, hay algunas conjeturas obvias que se pueden hacer, sobre todo si tomamos en cuenta el creciente interés de Google en la robótica, los drones, globos, y todo lo que pueda transmitir Internet desde el cielo.