Skip to main content

El MIT crea un medidor de consumo eléctrico para ahorrar energía

medidor consumo electrico

02/08/2016 - 16:07

Un sistema del MIT monitoriza el consumo eléctrico para ahorrar en la factura de la luz, reducir las emisiones contaminantes y mejorar la seguridad en el hogar.

En la actualidad, vivimos rodeados de todo tipo de dispositivos electrónicos, por lo que la factura de la luz es uno de los principales gastos en los hogares.

Para que podamos saber cuáles son los electrodomésticos que más consumen y elaborar una estrategia para ahorrar energía, el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha desarrollado un sistema que permite monitorizar el consumo eléctrico, reducir las emisiones contaminantes y mejorar la seguridad en los hogares. 

Se trata de una plataforma compuesta por diversos sensores que presenta algunas ventajas respecto a otros dispositivos de similares características. Por un lado, destaca por no requerir una instalación compleja, ya que no hace falta un cableado complicado: tiene el tamaño de un sello de correos y está diseñado para auto calibrarse. Por otro lado, los sensores registran el consumo de una forma muy rápida, recogiendo suficiente información detallada sobre los patrones y los picos en el voltaje.

Gracias a su software específico, es capaz de identificar y diferenciar los distintos aparatos que están conectados a la red eléctrica del hogar, así como cuáles se encienden y cuáles se apagan en cualquier momento. La plataforma ha sido diseñado para que los datos del consumo no salgan del hogar del usuario, eliminando así los problemas de privacidad que se pueden producir en otros sistemas.

En las pruebas que han llevado a cabo los investigadores, el dispositivo ha demostrado su potencial para ahorrar energía y emisiones de efecto invernadero, así como para mejorar la seguridad.

Trucos para ahorrar con la nueva factura de la luz por horas

Por ejemplo, en una instalación en una base militar utilizada para ejercicios de entrenamiento reveló que algunas tiendas de campaña se estaban calentando durante todo el día en los meses de invierno, a pesar de que la mayor parte del tiempo estaban vacías. Otra de las pruebas, que se llevó a cabo en una vivienda, encontró un patrón de tensión anómalo que permitió detectar un fallo en el cableado.

Los científicos esperan que cuando el sistema esté desarrollado en un producto comercial tendrá un coste que no superará los 30 dólares por hogar. 

Ver ahora:

Te recomendamos