La NASA investiga el "sueño profundo" para misión a Marte

nasa sueño marte

Llevar a un astronauta hasta el planeta rojo del sistema solar para investigarlo y conocerlo mucho más de cerca supondría, con la actual tecnología, un viaje de unos 180 días aproximadamente. Evidentemente, amén del largo viaje que el astronauta debería soportar, esto conllevaría una importante cantidad de reservas que deberían viajar con el astronauta, con la consiguiente necesidad de espacio. El viaje resultaría así demasiado caro.

Por lo anterior, la NASA estaría estudiando la posibilidad de dormir de manera profunda al astronauta, para que de esta forma se redujese la cantidad de recursos que necesitaría para el viaje. La idea sería inducirle al sueño al inicio del viaje y que despertase a la llegada a Marte.

Es por todo ello que la NASA ha financiado un estudio que llevaría a cabo la compañía de ingeniería aeroespacial SpaceWorks Enterprises. La investigación podría permitir descubrir cómo llevar a las personas a un estado de letargo - estado de somnolencia profunda y prolongada - en el que su actividad fisiológica y metabólica se ralentizaría.

Controlan una nave abandonada de la NASA con un MacBook

Para conseguir llevarlo al estado de sueño profundo, en primer lugar la persona sería sedada. Seguidamente se reduciría la temperatura del cuerpo de la persona a unos 12 grados centígrados. Finalmente, y ya en estado de sueño profundo, al astronauta se le suministraría todo el alimento por vía intravenosa, usando un gotero.

Con los resultados de la investigación podrían, en la actualidad, dormirlo durante una semana, con lo que todavía resta mucho trabajo por hacer. ¿Lo conseguirán?