Skip to main content

Los polvos metálicos sustituirían a los combustibles fósiles

Los polvos metálicos sustituirían a los combustibles fósiles

10/12/2015 - 23:43

Científicos de la Universidad McGill aseguran que los polvos metálicos se pueden usar como fuentes de energía limpia, sustituyendo a los combustibles fósiles. 

Un equipo de científicos de la Universidad McGill en Montreal (Canadá) ha llevado a cabo un estudio que revela que los polvos metálicos podrían ser utilizados en el futuro como fuentes primarias de energía limpia, sustituyendo a los combustibles fósiles

Según los resultados que han obtenido estos investigadores en su estudio, los polvos metálicos son la alternativa más viable a estos carburantes, superando otras opciones como el hidrógeno, los biocarburantes o las baterías eléctricas

La energía solar y la eólica, aunque tienen la capacidad de generar electricidad de forma completamente limpia y no contaminante, no permite obtener suficiente energía para abastecer todas las necesidades que en la actualidad nos proporcionan el gas y el petróleo. Los biocombustibles, por su parte, tampoco pueden satisfacer toda la demanda, el hidrógeno es explosivo y peligroso, y las baterías todavía son demasiado voluminosas y no pueden almacenar electricidad suficiente para algunas aplicaciones. 

Los polvos metálicos sustituirían a los combustibles fósiles

Por todo ello, los investigadores consideran que los polvos metálicos son la mejor alternativa, ya que pueden suministrar energía primaria limpia para propulsar motores de combustión externa. Este tipo de motor utiliza el calor de una fuerte externa para producir el movimiento, como es el caso de las locomotoras de vapor o de algunos tipos de motores modernos que se emplean en la industria. 

Los polvos metálicos han sido empleados tradicionalmente en los fuegos artificiales, y desde mediados del siglo XX también como combustible sólido para los cohetes del transbordador espacial. Sin embargo, hasta ahora su potencial para usarse como combustible reciclable ha pasado desapercibido para los científicos. 

Estos investigadores han demostrado que los polvos metálicos, al quemarse, reaccionan con el aire para formar productos de óxido estables y no tóxicos que se pueden recoger fácilmente para ser reciclados, a diferencia de las emisiones de CO2. Además, el rendimiento de los motores térmicos puede estar cerca de los motores de combustión interna. 

Desarrollan un combustible diésel mucho menos contaminante

El polvo de hierro ha demostrado ser el más adecuado, ya que se producen millones de toneladas anualmente en la industria metalúrgica, química y electrónica. Además, es fácilmente reciclable y las nuevas técnicas pueden evitar las emisiones de CO2 asociadas a su producción. 

Los científicos están trabajando en el perfeccionamiento de su motor de hierro de casi 0 emisiones de CO2 para demostrar que los polvos metálicos son la mejor alternativa a los combustibles fósiles. 

Ver ahora: