V-Charge permite aparcar el coche sin necesidad de conductor

V-Charge permite aparcar el coche sin necesidad de conductor

¿Eres de los que no se le da bien aparcar o no le gusta perder tanto tiempo en ello? El proyecto V-Charge propone una solución factible para ello.

Este sistema nace con el propósito de hacer que tu coche tenga autonomía suficiente como para que te olvides de aparcar, pues será capaz de aparcar solo.

V-Charge propone un sistema de coche inteligente, lo que permite que, además de una conducción autónoma en áreas designadas (como el aparcamiento de un centro comercial), un control avanzado en entornos urbanos.

Los principales socios que están apostando por este sistema son Volkswagen y Bosch, así como varias universidad que están detrás del desarrollo.

La idea toma como principal elemento la disminución de producción de CO2 y está destinado a coches eléctricos y autónomos.

El funcionamiento es sencillo: El conductor llega a un lugar y coloca el coche en un el lugar designado, baja del vehículo y éste aparca solo.

Se le puede indicar que vaya directamente a una plaza de aparcamiento vacía o que vaya a una con cargador eléctrico antes de ello.

En caso de ir a recargar baterías luego la dejaría libre para ir a una plaza típica de aparcamiento.

V-Charge permite aparcar el coche sin necesidad de conductor

Al no hacer uso de GPS, realiza una precarga de los mapas para conocer el entorno.

Esto junto a un conjunto de sensores ultrasónicos hacen tener un control absoluto sobre el entorno, lo que evitaría cualquier problema con éste.

Una vez terminada nuestro paseo, sólo tendríamos que avisar a través de nuestra app al propio coche para que venga hacia el lugar en el que nos encontramos.

Ministros británicos usarán coches oficiales eléctricos

Se trata sin duda de uno de los avances más interesantes en cuanto a coches autónomos que hemos visto hasta entonces.

Aunque no hay una fecha prevista de lanzamiento, teniendo firma europea podría estar disponible muy pronto para el consumidor final.

Lo único que esperamos es que no coche contra un arbol mientras estamos en el probador de alguna tienda de ropa.

O mejor, que se le olvide activar el frenado autónomo de emergencia como ocurrió con Volvo

 
[Fuente: V-Charge]