Ministros británicos usarán coches oficiales eléctricos

Ministros británicos usarán coches oficiales eléctricos

Hace unos días, un informe medioambiental certificaba el alto índice de contaminación de la ciudad de Londres, situada entre las capitales más contaminadas del mundo.

El Gobierno Británico está poniendo en marcha planes para reducir la contaminación, y uno de los más ambiciosos consiste en fomentar el uso de coches eléctricos entre la ciudadanía.

Para predicar con el ejemplo, ha destinado una partida de cinco millones de libras para renovar su flota de vehículos oficiales con 150 coches electricos.

En la actualidad, los departamentos gubernamentales y otras agencias británicas disponen de 25.000 coches y furgonetas oficiales. Sólo el Ministerio de Defensa tiene en su garaje 9000 vehículos. La Agencia de Medio Ambiente, irónicamente, más de 5.000, y el Ministerio de Defensa, alrededor de 1.500 coches.

El Servicio de Vehículos del Gobierno, que suministra los coches oficiales a los ministros y al Primer Ministro, posee una flota de 85 vehículos. Aquí van a ir destinados los primeros 150 coches eléctricos.

En una segunda fase se adquirirán otros 135 vehículos eléctricos, para los ayuntamientos y fuerzas de la policía.

No se ha comunicado oficialmente cuáles son las marcas y modelos elegidos, pero la prensa local, como el periódico The Telegraph, da por hecho que serán el Nissan Leaf, Vauxhall Ampera, y furgonetas Nissan E-NV200. La gama alta estará cubierta por el Tesla Model S.

Ministros británicos usarán coches oficiales eléctricos

Coches eléctricos cruzan USA gracias a los supercargadores

Junto a la compra de vehículos, también se van a instalar nuevos puntos de recarga. Uno de ellos estará en Downing Street, la calle en donde residen el Primer Ministro David Cameron, y el Ministro de Hacienda. El Gobierno ha confirmado que los ministros sí usarán los coches eléctricos, pero no ha aclarado si el Primer Ministro hará lo mismo, debido a las mayores medidas de seguridad.

No obstante, los ministros acuden a menudo a Downing Street a reunirse con el Primer Ministro, así que parece lógico instalar un punto de recargar allí, incluso aunque David Cameron no lo utilice.