¿Te parece una piel bonita? Pues es animación digital

Piel CGI humana

Desde las primeras películas de Star Wars hasta las últimas de Jurassic World las imágenes generadas por ordenador no han dejado de mejorar. Teniendo en cuenta la cantidad de millones de dólares que la industria recauda gracias a ella, no es de extrañar. Los expertos dedican horas a preparar mapas sobre los que construir texturas cada vez más parecidas a la vida real. 

Puede que no entendamos todos los detalles técnicos detrás de los gráficos generados por ordenador, y menos después de lo que hemos visto en Siggraph 2015 esta semana. Lo que sí que tenemos claro es que cada vez nos va a costar más distinguir las imágenes generadas de las de la vida real. 

En esta caso, esta imagen es fruto del trabajo de un grupo de investigadores del Instituto USC de Tecnologías Creativas y el Imperial College de London, que juntos han desarrollado un nuevo método para capturar las deformaciones increíblemente sutiles de la piel humana, y convertirlas a un personaje generado por ordenador. 

La captura de movimiento consiste en recoger los gestos que ha llevado acabo un ser humano fijando algunos puntos clave en su cuerpo y otros como referencia en el ambiente. El ordenador mide la distancia entre los puntos que se mueven y los de referencia, y luego el software los reproduce en tres dimensiones. 

Te contamos todas las claves del CGI, de principio a fin

El caso es que esta técnica también se puede aplicar para la captura de movimiento de la piel. Es bastante complicado, pero algunos expertos en CGI pueden ser capaces de recoger cada arruga y deformación de la piel humana. 

Lo hacen con una nueva técnica que le permite centrarse en pequeños parches de piel de los actores, a una resolución de 10 micrones, y guardar los movimientos en el ordenador. Así que dentro de poco, los actores podrían únicamente digitales.