Skip to main content

Amazon se prepara para hacer negocio con la computación cuántica: llega Amazon Braket

Amazon

03/12/2019 - 09:17

La computación cuántica se postula como una de las tecnologías más relevantes de nuestro futuro. Sus resultados y procesos de trabajo mucho más rápidos y eficientes que la computación clásica ofrecen una gran oportunidad para las grandes compañías y el tratamiento de datos.

Los gigantes de la tecnología no quiere dejar pasar esta oportunidad de negocio, grandes como IBM y Google ya se disputan el título del ordenador más potente. A su vez, otras compañías como Microsoft y Amazon también quieren sumarse a este mundo cuántico, aunque por el momento se conforman con un papel algo menos relevante. 

La empresa de Jeff Bezos ha lanzado el servicio Amazon Braket que cumple la función de intermediario dentro del emergente mercado de la computación cuántica. De la misma manera que su servicio de computación en la nube, Amazon propone un servicio AWS totalmente administrado, con seguridad y cifrado para aquellas empresas que quieran probar la computación cuántica y sus beneficios.

Esto implica que los clientes corporativos de Amazon podrán utilizar Amazon Braket para experimentar con esta tecnología, ejecutando simulaciones en un conjunto de computadoras cuánticas perteneciente a los socios D-Wave, IonQ y Rigetti.

La experiencia práctica con qubits y circuitos cuánticos es el enfoque que Microsoft y Amazon han querido darle a esta nueva fase de la computación. Un mundo caro y de difícil acceso que se simplificaría si se pudiera acceder a él a través de internet. Un servicio muy similar es que ha presentado Microsoft hace un mes, es más, IonQ también es socio de Microsoft Azure Quantum.

Al margen de este nuevo servicio, Amazon también planea crear un Centro AWS para la computación cuántica. Un laboratorio físico cerca del Instituto de Tecnología de California (Caltech) desde el que investigar y desarrollar sus propias computadoras cuánticas, el siguiente paso con el que entraría a competir con empresas como Google y IBM.

Tanto el gigante azul como los de Mountain View afirman tener en su poder la primera computadora de 53 qubits y haber conseguido un nuevo récord en procesamiento de datos. Según Google, su máquina tardó 200 segundos en realizar la misma tarea que a una supercomputadora le costaría unos 20.000 años.

Ver ahora: