Skip to main content

La Unión Europea cambia su estrategia contra las grandes tecnológicas estadounidenses

union europea

Depositphotos

Redacción Computer Hoy

02/07/2020 - 12:05

En la Unión Europea se está preparando una legislación que ponga límite a las tecnológicas estadounidenses y sus objetivos monopolistas.

El debate sobre el avance de las empresas tecnológicas estadounidenses en la Unión Europea es importante y los frentes para combatir las estrategias monopolistas plantean distintos escenarios. Pero también es cierto que en los últimos tiempos y gracias al trabajo de políticos como Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, se están tomando medidas para frenar el poder de estas multinacionales.

El primer y más importante problema que tiene la Unión Europea es su dependencia de empresas foráneas y la imposibilidad de ser autónoma en el área tecnológica. Pero ahora asoma el momento de tomar medidas a lo que, según El Orden Mundial, surgió "cuando estas empresas desembarcaron en Europa, a principio de los años 2000, los Gobiernos europeos prefirieron no regular ni limitar su tendencia oligopolística".

Según la información de Reuters, la Unión Europea busca una estrategia distinta a la que ha manejado anteriormente, que incluya la creación de una competencia propia dentro de los mercados digitales. Y la clave para lograrlo estaría en la cesión de información.

La nueva Ley de Servicios Digitales en que se trabaja tendría el objetivo de que estas grandes tecnológicas tuviesen la obligación de compartir datos con la competencia europea, aunque esta sea mucho más pequeña. 

Este enfoque práctico evitaría otras medidas cuyos resultados no han sido satisfactorios y que se han basado en las sanciones económicas, como las sufridas por Google en los últimos años. Pero tampoco significaría dejar de investigar a las empresas.

Amazon, Apple, Google y Facebook siguen con prácticas que resultan especialmente polémicas, tanto en ámbitos comerciales y publicitarios como en cuanto a la libertad de expresión de los usuarios. Estos aspectos seguirían siendo investigados sin que les afectasen los términos citados de la Ley de Servicios Digitales.

Se espera que durante este año se dé forma a la nueva legislación y poder votar su aprobación antes de 2021. Será tiempo de sobra para redactarla, pero también para conocer la posición de las tecnológicas o del mismo Donald Trump.