Skip to main content

España da luz verde a la "Tasa Google" y desde Estados Unidos advierten de consecuencias

Google

05/06/2020 - 12:14

Se aprueba la tasa Google en España, aunque todavía será necesario que la Unión Europea regule en todos los países miembro esta medida. Aún así, Estados Unidos se prepara para contraatacar.

El Congreso de los Diputados ha aprobado la tramitación de la conocida como Tasa Google, un impuesto que va dirigido a las grandes empresas tecnológicas como Google, Facebook o Amazon entre otras. La mayoría son empresas de Estados Unidos, un país en el que la medida no ha gustado nada. 

No somos los únicos, este impuesto es una medida que se está aplicando por toda Europa. Reino Unido e Italia también la están estudiando aunque lo han llamado de otra manera. Se busca recaudar impuestos de las empresas tecnológicas que tengan una facturación superior a 750 millones de euros a nivel mundial y 3 millones en nuestro país

La medida ha salido adelante con los votos del PSOE, Unidas Podemos y el resto de formaciones nacionalistas, frente al rechazo de PP, Ciudadanos y Vox. Se gravarán el 3% de los ingresos que estas compañías generen por sus servicios digitales en este país. Pero habrá que esperar, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero ha explicado que esta tasa tendrá "carácter transitorio hasta que se apruebe una normativa a nivel mundial o al menos europeo".

Se estima que con este impuesto el Estado podrá recaudar hasta 1.200 millones de euros, cifra que para voces contrarias a la medida, aseguran es demasiado alta. Su objetivo es que las empresas tecnológicas que evitan tributar en España para hacerlo en países donde obtienen grandes ventajas, como el caso de Irlanda, dejen también parte de sus beneficios en nuestro territorio.

Estados Unidos ha salido en defensa de sus empresas que son las principales afectadas por esta medida. A cada uno de los países que la está aplicando o planteando, el Gobierno de de Donald Trump ha dejado claro que reaccionarán en contra: "Estamos preparados para tomar todas las medidas apropiadas para defender a nuestras empresas y trabajadores contra cualquier discriminación" ha explicado a Reuters, Robert Lighthizer, representante de comercio en EEUU.

La primera consecuencia es que el país americano ha incluido a España en una larga lista de países que están siendo investigados por Estados Unidos en la Sección 301 (Investigations of Digital Services Taxes). En esa lista está Italia, Reino Unido, la propia Unión Europea, Austria e, incluso, Brasil, entre otros.

Francia se queda fuera de esta investigación, a pesar de que llegó a aprobar la tasa, Estados Unidos amenazó con incrementar los aranceles con el país y Francia terminó por dejar el impuesto en suspensión.