Así funcionan las búsquedas de Google

Así funcionan las búsquedas de Google

Junto con la fórmula de la Coca-Cola, el algoritmo de búsqueda de Google es, posiblemente, uno de los secretos más celosamente guardados. Sin embargo, y sin que el misterio quede del todo desvelado, Google ha publicado, por medio de una web, cuáles son las fórmulas que siguen sus motores de búsqueda para conseguir dar con los resultados que esperan los usuarios.

Google lo explica en tres pasos, que van desde el proceso de indexación de contenidos hasta la eliminación del spam de forma automática. El paso central es, sencillamente, el que más interesa al público: ¿Qué pasa desde que introduces la consulta hasta que aparece el resultado?

Según Google, hay unos 30 trillones de páginas web, un número que no para de crecer y que Google trabaja para inexar adecuadamente. Sin este proceso previo, el buscador no podría encontrarlos. Googel va explorando la web muy poco a poco, con detenimiento, siguiendo los links de página en página. Esto, de por sí, es un proceso que, aunque automático, es tremendamente laborioso. Luego, se ordenan los contenidos por distintos factores empleando fórmulas matemáticas para facilitar que puedan ser encontrados, uno de esos factores es el de los contenidos. En total maneja más de 100 millones de gigabytes, y recibe más de 100.000 millones de búsquedas mensuales.

Google explica que sus algoritmos cambian continuamente, ya que el trabajo de los ingenieros y técnicos que los crean buscar afinar permanentemente sus resultados para que sea, al final, lo más cercano a lo que el usuario quería encontrar, aunque ni él mismo supiera lo que buscaba con exactitud. Así, cuando se introduce una búsqueda en Google, los algoritmos tratan de seguir las pistas que mejor se adaptan al significado de los términos, de manera que aprende a deletrearlos, conoce posibles sinónimos, sugiere posibilidades de autocompletado, pregunta por posibles interpretaciones, ofrece imágenes y voz y, todo eso, en apenas unos segundos.

Para ofrecer el ranking de resultados emplea más de 200 criterios de clasificación. E, igualmente, los muestra de forma que el usuario tenga, en la primera página, casi la seguridad de localizar lo que quería.

Con el último paso, la eliminación del spam, que se efectúa automáticamente, Google garantiza que los resultados que van a recibir los usuarios, son “limpios” y verdaderamente relevantes. Esto es, no incluyen páginas de spam obstaculizando la visión directa de las posibilidades que arroja Google. Además, aunque la mayor parte del spam se elimina automáticamente, Google asegura que también realizan exámenes de documentos “a mano”, para asegurarse de que, realmente, están eliminando contenidos “indeseables”.