Skip to main content

Google despide al ingeniero autor del manifiesto machista

Google despide al ingeniero autor del manifiesto machista

08/08/2017 - 17:47

Sundar Pichai, CEO de Google, justifica en un comunicado a todos los empleados el despido del ingeniero autor del manifiesto machista que indigna a Internet.

Un manifiesto machista (o anti-diversidad, como lo llama eufemísticamente la prensa americana), escrito por un ingeniero senior de Google, que llevaba días circulando por la empresa, ha incendiado las redes sociales este fin de semana.

Hoy Sundai Pichar, CEO de Google, ha interrumpido sus vacaciones para justificar el despido del ingeniero senior de software autor del manifiesto sexista.

El documento dice que las mujeres no sirven para trabajar en tecnología, debido a "causas biológicas". Que "hay pocas mujeres en profesiones de alto estrés" porque son "más propensas al neuroticismo" (más inestables emocionalmente), y que "las mujeres están más interesadas en las personas y la estética, y los hombres en las cosas".

Así continúa durante 10 folios en una serie de definiciones sexistas que se caen por su propio peso cuando explican lo que define al Hombre y lo que define a la Mujer, como si todos los hombres y todas las mujeres fuesen iguales y tuviesen los mismos intereses y motivaciones, dentro de cada género.

Como es lógico, las mujeres que trabajan en Google se han sentido ofendidas por esta declaración que las marca como no capacitadas para trabajar en la compañía. Algunas anunciaron en Twitter que abandonarían la empresa si Google no daba una respuesta:

Google despide al ingeniero autor del manifiesto machista

Ayer domingo Danielle Brown, Presidenta de Diversidad, Integración y Gobernancia, envió una nota a todos los empleados aclarando que "ese no es el punto de vista de la compañía", y que "todo el mundo en Google debe sentirse libre para opinar".

Parece que esta respuesta no ha sido suficiente, porque esta mañana Sundar Pichai se ha visto obligado a enviar un email a todos los empleados de la compañía, titulado "Nuestras palabras importan", en el que anuncia que el ingeniero de Google, ya identificado públicamente, "ha violado el código de conducta de la compañía". Y aunque el email no lo dice, el propio ingeniero ha reconocido que ha sido despedido "por perpetuar estereotipos de género".

"Sugerir que un grupo de nuestros compañeros de trabajo tiene rasgos que los hace menos capacitados biológicamente para ese trabajo, es ofensivo y no está bien", dice Sundar Pichai en su email.

En términos legales, dicho ingeniero no ha sido despedido por dar su opinión, sino por violar el código de conducta de la compañía, que defiende la igualdad y la diversidad, y que está en todos los contratos, así que es un despido procedente.

Ayer escribí que mantener en su puesto al autor del manifiesto machista era, seguramente, la decisión más inteligente, porque despedirlo habría creado un mártir. El despido ya se ha consumado, y como era de esperar, ya es un héroe en algunos sectores americanos.

La herida aún está lejos de cerrarse para Google...

Las mujeres más poderosas del mundo de la tecnología