Pagan 1400 euros por pillar a un pirata grabando en el cine

Pagan 1400 euros por pillar a un pirata grabando con el móvil en el cine.

El daño que supuestamente hace la piratería a las productoras y distribuidoras de cine es directamente proporcional a la premura con la que la copia pirata se lleva a cabo, en el ciclo de vida de la película. Como más pronto se haga esa copia desde el día del estreno (e incluso antes), más perjudica económicamente a los creadores del filme.

No es lo mismo una copia del blu-ray, cuando ya mucha gente ha visto la película, que una copia grabada en el cine, a pocos días del estreno.

Ya sabemos que los cines prohíben grabar o sacar fotos de los filmes durante la proyección, una acción que puede terminar con la expulsión del recinto, y una multa.

En el Reino Unido van un paso más allá. La Federación Contra el Robo de Copyright (FACT) paga una recompensa de hasta 1000 libras (unos 1400€), a los empleados de los cines que descubran a un espectador grabando la película con su móvil, los conocidos cammers. Al parecer, estas recompensas varían en función del interés de la película.

En los últimos seis meses se han denunciado 11 casos durante la proyección de películas como 50 Sombras de Grey y La Teoría del Todo, en los que tuvo que intervenir la policía. En el Reino Unido las multas por grabar con el móvil en el cine ascienden a cerca de 700€.

Teniendo en cuenta que los sueldos de un taquillero o un acomodador no suelen ser precisamente altos, 1400€ de recompensa es una cantidad que fácilmente puede superar el sueldo de todo un mes.

Recompensa por pillar a piratas en el cine

Siete películas malditas. ¿Qué fue lo que pasó?

Lógicamente, tanto las distribuidoras como los cines están en su derecho de vigilar y denunciar a los piratas, pues la ley los ampara. Pero estas recompensas tan suculentas pueden suponer un exceso de celo por parte de los empleados de los cines.

En diciembre pasado un grupo de niñas de 12 años fueron arrestadas por la policía cuando un empleado las denunció por grabar la película Los Juegos del Hambre (una de la que más recompensas ofrecía) en plena proyección. La policía no encontró nada en sus móviles, pero habían sido expulsadas del cine y detenidas, y sus padres tuvieron que ir a recogerlas entre lágrimas. Una desagradable experiencia que no olvidarán en la vida...

[Fuente: TorrentFreak]